EU investigó durante 15 años a Yarrington; tiene preferencia para extradición
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

EU investigó durante 15 años a Yarrington; tiene preferencia para extradición

Según los once cargos que enfrenta en Estados Unidos el exgobernador de Tamaulipas, desde 1998 como candidato del PRI a la gubernatura y hasta 2013 que arrancó el proceso legal, Yarrington tuvo actividades delictivas con dinero público.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
11 de abril, 2017
Comparte

La justicia de Estados Unidos tiene preferencia sobre la de México en el caso de extradición de Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, pues los cargos que le imputan dos cortes de Texas son mayores que los del formulados en México.

En México, Yarrington tiene una orden de aprehensión librada por el juzgado segundo de distrito de procesos penales federales en Tamaulipas, por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Sin embargo, en dos cortes distintas del Distrito de Texas, Estados Unidos, Yarrington está acusado – desde 2013 – fraude, asociación delictuosa, vínculos con el crimen organizado, robo de dinero público, lavado de dinero y evasión de la justicia.

De acuerdo con el artículo 15 de la Convención Interamericana sobre Extradición, cuando hay más de un país solicitando la extradición de una persona por delitos diferentes “se dará preferencia al Estado que reclame a la persona por el delito que sea sancionado con pena más grave según la ley del Estado requerido. Si se tratare de hechos diferentes que el Estado requerido considera de igual gravedad, la preferencia será determinada por la prioridad del pedido”.

El historial delictivo de Yarrington en EU es largo.

Tras haber sido detenido este domingo en Florencia, Italia, tras una petición e investigación de la justicia estadounidense, de concretarse la extradición a Estados Unidos —y no a México, en donde también tiene un proceso pendiente—, el exgobernador de Tamaulipas tendría que responder a la investigación que ha conducido desde 2013 la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), el Departamento de Seguridad Interna, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el Buró de Investigación Criminal (FBI).

De 1998, cuando fue candidato del PRI a la gubernatura por Tamaulipas y hasta 2013 que se le acusó formalmente en Estados Unidos de diversas violaciones a la ley, Yarrington acumula once cargos en su contra.

Según el documento, en 1998 y como candidato a la gubernatura, Tomás Yarrington comenzó a recibir sobornos por parte de las organizaciones del narcotráfico que operaban en Tamaulipas. Aunque se desconoce el monto exacto que recibió como candidato, la demanda estadounidense señala que fueron “millones de dólares” que fueron cobrados por la policía estatal que después controlaría Yarrington para permitir actividades delictivas.

A partir de ese año, y todavía sin tomar protesta como gobernador de la entidad, Yarrington adquirió un condominio de lujo en South Padre Island en Texas que le costó 450 mil dólares y que puso en manos de un prestanombres que fue parte de la red que conspiró con el crimen organizado y en operaciones de lavado de dinero y robo de recursos públicos.

Todos los gastos adicionales que tuvo Yarrington de este departamento de lujo como mantenimiento o reparaciones fueron pagados por alguno de los conspiradores que participaron en esta red de lavado de dinero, indica la demanda.

Los gastos del exgobernador —que fueron en promedio 900 dólares mensuales, y según los registros disponibles se efectuaron cada mes desde que adquirió la propiedad en 1998 y al menos hasta marzo de 2012— fueron pagados con dinero ilícito.

A ello se suma la información disponible de que durante toda la gestión de Yarrington —febrero de 1999 a diciembre de 2004— siguió recibiendo una cuota de parte del crimen organizado para permitir distintas actividades delictivas.

“Durante ese tiempo el Cártel del Golfo importó y distribuyó varias toneladas de cocaína y mariguana”, cita el texto.

Según información de autoridades mexicanas y estadounidenses, en esos años ocurrió el mayor crecimiento de las actividades del Cártel del Golfo desde la década de 1970.

Lee: NarcoData. 40 años de expansión del crimen organizado

Antes de dejar el cargo, más crimen

Tomás Yarrington se hizo de más propiedades a través de prestanombres meses antes de dejar el cargo. En Puerto Isabel, Texas compró otra propiedad en febrero de 2004 y como hizo con la que adquirió meses antes de ser gobernador, se encargó que el mantenimiento, reparaciones y otros gastos se hicieran hasta 2012 a través de terceros.

Pero a partir de ese año —tras presuntamente haber efectuado un robo al erario de Tamaulipas por varios millones de pesos— inició con Fernando Alejandro Cano Martínez, el principal contratista durante su gobierno, la apertura de empresas en Estados Unidos para realizar diversos fraudes bancarios.

Lee: Empresa investigada en EU y ligada a Yarrington recibió 1,473 mdp en contratos públicos

Los préstamos que recibieron unas ocho empresas creadas en Estados Unidos y ligadas a Yarrington y en las que Cano Martínez fungía como aval recibieron montos que van desde los 3 millones de dólares, hasta 6 millones 650 mil dólares, cada una.

El dinero se obtuvo entregando información falsa que derivó en un fraude bancario millonario.

Ese contratista que lideró el fraude fue detenido en febrero pasado en Nuevo León, México, pero horas después fue liberado pese a la investigación que existe en su contra en Estados Unidos.

Lee: Liberan a presunto prestanombres de Tomás Yarrington

Y así como las empresas fachadas recibían préstamos en Estados Unidos, diversas cuentas en México en instituciones como Bancomer, ScotiaBanck, Banamex y Banregio “recibieron decenas de millones de pesos” sin origen lícito comprobable que luego eran trasladados a una cuenta en el banco Monex.

De la cuenta en Monex, los fondos se transferían de nuevo a una cuenta en McAllen, Texas.

Sólo en junio de 2008 se hicieron transferencias bancarias entre México y Estados Unidos por 545 mil 887 dólares.

Pero además del lavado de dinero y red de fraude bancario que encabezó Yarrington con el contratista Fernando Alejandro Cano Martínez, en Estados Unidos lo acusan de haber negociado con el Cártel del Golfo y el cártel de los Beltrán Leyva para facilitar el trasiego de droga por el Golfo de México.

Los registros de la DEA muestran que desde 2007 y al menos hasta 2009, Tomás Yarrington acordó con esas organizaciones del narcotráfico el acceso “sin obstáculos” de grandes cantidades de cocaína desde y hacia el Puerto de Veracruz, México, “a cambio de un porcentaje por cada carga”.

Los once cargos que deberá enfrentar Yarrington en caso de extradición son parte de una demanda disponible desde mayo de 2013 que lo señalan como responsable de delitos graves que acumuló a lo largo de quince años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Remdesivir: la polémica compra de EU de casi toda la existencia mundial del prometedor fármaco contra el COVID

En una transacción con la farmacéutica Gilead Sciences, Estados Unidos compró casi toda la existencia mundial del fármaco que combate el COVID-19 para los próximos tres meses.
2 de julio, 2020
Comparte

El gobierno de Donald Trump logró un polémico acuerdo para hacerse con todo el suministro mundial de los próximos tres meses de remdesivir, uno de los medicamentos más prometedores en el tratamiento del covid-19.

El medicamento, producido por la farmacéutica Gilead Sciences, es el primero en ser aprobado por las autoridades en EE.UU. para el tratamiento de la enfermedad.

Según el anuncio del Departamento de Salud y Servicios Humanos, el acuerdo con Gilead garantiza 500.000 tratamientos, equivalente al 100% de la producción de julio, 90% de la producción en agosto y 90% de la producción en septiembre.

La compra sucede cuando EE.UU. registra un alarmante repunte de nuevas infecciones de coronavirus. Es el país con más casos y con más muertes y lo expertos alertan de que el control total de la pandemia está lejos.

El acuerdo ha suscitado críticas por el acaparamiento del medicamento por un solo país que, además, cuenta con la mayor capacidad económica del planeta. Y hace pensar qué podría pasar cuando se descubra la vacuna contra la pandemia.

¿Qué es remdesivir?

Paciente tratado de covid-19

Getty Images
Se estima que remdesivir acorta la recuperación de covid-19 en cuatro días.

Remdesivir es un fármaco antiviral que ha sido utilizado contra el ébola. Actúa atacando una enzima que el virus necesita para replicarse dentro de nuestras células.

Su tratamiento ha sido aprobado en pacientes con covid-19 en Estados Unidos y Reino Unido, entre otros países.

Los resultados iniciales de pruebas clínicas indican que puede reducir el período de recuperación de la infección por unos cuatro días, pero todavía no hay evidencia que puede salvar más vidas.

Corea del Sur es uno de los países que ha empezado a distribuir sus existencias del medicamento para tratar pacientes con covid-19.

Según un comunicado de la agencia de control de enfermedades del país, la aplicación del tratamiento está “limitado a pacientes en estado severo de neumonía y que requieren terapia con oxígeno”.

¿Quién fabrica remdesivir?

Gilead

Getty Images
Gilead Sciences es una empresa farmacéutica estadounidense.

La empresa estadounidense Gilead Sciences produce el fármaco y tiene acuerdos con otras farmacéuticas en el sur de Asia para ampliar el suministro.

Gilead ha firmado pactos con cinco compañías de fármacos genéricos en India y Pakistán para producir dosis para 127 países.

Un tratamiento con remdesivir vale unos US$3.200 y consta de unas seis ampolletas en promedio.

La farmacéutica había donado el equivalente a 120.000 tratamientos del fármaco a Estados Unidos que empezaron a ser distribuidos el 29 de junio.

También donó cantidades de remdesivir a Corea del Sur, aunque no se sabe exactamente cuántas dosis. Según las autoridades surcoreanas, el gobierno está en negociaciones con la firma para comprar suministros en agosto.

El “increíble acuerdo” que logró Trump

Donald Trump hablando de remdesivir en abril de 2020

Getty Images
En abril, Trump declaró que los resultados clínicos de remdesivir eran “muy buena noticia”.

Este lunes, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS, por sus siglas en inglés) anunció un acuerdo para garantizar grandes suministros del fármaco remdesivir para el país hasta fines de septiembre.

El HHS declaró que el presidente Trump había logrado “un increíble acuerdo para asegurar que los estadounidenses tengan acceso al primer tratamiento terapéutico de covid-19”.

Los hospitales podrán comprar el fármaco en cantidades que han sido asignadas por el HHS, que se encarga de distribuirlo a los departamentos estatales de salud según la carga de pacientes de covid-19.

El tratamiento se cobrará a los pacientes al costo, dicen las autoridades, y pagado a través de Medicare -el sistema de salud estatal para mayores de 65- o a través de seguro privado.

Una ampolleta de remdesivir

Getty Images
El tratamiento completo de remdesivir cuesta alrededor de US$3.200.

“Hasta donde sea posible, queremos asegurar que cada paciente estadounidense que necesite remdesivir pueda tenerlo”, dijo el HHS en su comunicado.

“La administración Trump está haciendo todo en su poder para aprender más sobre terapias contra covid-19 que puedan salvar vidas y asegurar el acceso a estas opciones del pueblo estadounidense”, añadió.

¿Qué reacciones ha habido?

La compra de EE.UU. de casi todo el suministro mundial de remdesivir ha generado preocupaciones de tipo ético sobre el comportamiento de gobiernos durante la crisis.

“En parte, era de esperarse”, expresó a la BBC el profesor Peter Horby, científico de la Universidad de Oxford, ya que la farmacéutica Gilead es una compañía comercial estadounidense que estaría bajo “ciertas presiones políticas locales”.

Trabajadora en un laboratorio en Egipto hace una prueba con remdesivir

Reuters
Muchos países colaboraron en las pruebas clínicas de remdesivir, dijo el profesor Horby.

No obstante señaló que el asunto “plantea dos preguntas muy importantes: ¿qué es el precio justo de un fármaco y qué es un acceso justo a un fármaco?

“Esos dos son asuntos comunes pero particularmente importantes en una crisis global como esta”, añadió.

El profesor Horby destacó que las pruebas clínicas que habían permitido que remdesivir saliera al mercado incluyeron la participación de pacientes en otros países.

Que EE.UU. ahora compre todo el suministro aborda serias consideraciones en caso de que se encuentre una vacuna contra el coronavirus.

“La empresas comerciales están hechas para comportarse así y necesitamos un marco mucho más fuerte si vamos a desarrollar estos productos y los vamos a usar para emergencias nacionales”, concluyó el académico.

Una boticaria sostiene una caja con el medicamento dexametasona

Getty Images
Reino Unido acaparó las existencias de dexametasona cuando se comprobó que beneficiaba a los pacientes graves de covid-19.

Por su parte, Nadhim Zahawi, subsecretario de Comercio en Reino Unido, manifestó que los gobiernos y las empresas deberían cooperar para garantizar el acceso a los tratamientos contra el virus.

El gobierno británico acaparó existencias de dexametasona, otro fármaco que ha probado ser efectivo en los pacientes más graves con covid-19, pero Zahawi indicó que la cooperación, en lugar de la competencia, debería ser el camino a seguir.

“El mejor resultado para todo el mundo es que trabajemos conjuntamente”, dijo el subsecretario.

“Al tratar de competir, creo que al final debilitamos todas nuestras estrategias”, afirmó.

¿Qué está pasando en EE.UU.?

Antony Fauci

Getty Images
El doctor Fauci dice que no le sorprendería ver 100.000 casos de coronavirus al día en EE.UU.

Estados Unidos se encuentra entre un grupo de países que enfrenta un auge alarmante de nuevas infecciones de coronavirus.

Los estados de Texas, Florida, Arizona y California son los más recientes epicentros del virus, aunque los líderes estatales y los funcionarios de las salud no concuerdan en la causa de los brotes.

Cuando este martes EE.UU. alcanzó un nuevo récord de infecciones diarias el principal experto en enfermedades infecciosas del país, manifestó su preocupación.

El doctor Anthony Fauci dijo que las cifras de más de 40.000 casos nuevos reportados cada día ponían a “todo el país en riesgo”.

Cuando se le preguntó cuántos casos se podrían esperar en EE.UU., dijo: “No estaría sorprendido si llegáramos a 100.000 al día”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=yWqYCytyQS8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.