close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Ellas y ellos son las madres y padres asesinados por buscar a sus hijos desaparecidos

No sólo tenían en común el ser familiares de víctimas de desaparición, todos sus casos también convergen en el mismo problema de impunidad, desatención de las autoridades e, incluso, complicidad con grupos criminales
Especial
Por Paris Martínez
15 de mayo, 2017
Comparte

El pasado 10 de mayo de 2017, Día de las Madres, fue asesinada en Tamaulipas la señora Míriam Rodríguez, madre de una joven raptada por el crimen organizado y quien no sólo se encargó de investigar y dar con el paradero de la fosa en donde el cadáver de su hija fue ocultado, sino también con la identidad de los plagiarios y asesinos.

Míriam, lamentablemente, es sólo la más reciente de una larga lista de familiares directos de víctimas de desaparición, que han sido asesinados en los últimos siete años en México, en represalia por las denuncias e investigaciones que han encabezado, para dar con el paradero de sus seres queridos, y de las personas que se los llevaron.

Se trata de padres, madres, hermanos, que no sólo tenían en común el ser familiares de víctimas de desaparición. Todos sus casos también convergen en el mismo problema de impunidad, desatención de las autoridades e, incluso, complicidad entre los grupos criminales que desaparecieron a sus seres queridos y las instituciones que, supuestamente, debían garantizar sus derechos básicos a la vida y a la seguridad.

A continuación, te presentamos un breve resumen de los al menos once casos de familiares de desaparecidos que han sido asesinados de 2010 a la fecha, elaborado a partir de la recopilación de expedientes recabada por la organización civil Cauce Ciudadano.

Marisela


Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada el 16 de diciembre de 2010, frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, en donde mantenía un plantón para denunciar la impunidad en la desaparición y asesinato de su hija, Rubí, ocurrido en 2008.

El asesino confeso, quien informó dónde enterrado de forma clandestina el cadáver de la joven, fue liberado por falta de pruebas, según la conclusión a la que arribó el Poder Judicial.

Dos años después del asesinado de Marisela, su supuesto homicida fue detenido por las autoridades.

Don Nepo


Nepomuceno Moreno Núñez buscaba a su hijo, Jorge Mario, desde el 1 de julio de 2010, cuando el joven de 17 años fue secuestrado, junto con otros dos amigos, por policías municipales y estatales en la carretera que va de Guaymas a Obregón, en Sonora.

Los policías secuestadores exigieron el pago de un rescate, pero luego secuestraron a dos los jóvenes que acudieron a pagarlo.

De los cinco secuestrados, uno fue hallado muerto y otro vivo, con graves lesiones, al día siguiente. El hijo de Nepomuceno y dos más nunca fueron liberados.

En 2011, Nepomuceno se integró al Movimiento por la Paz y, por esa vía, en octubre de ese año, logró presentar su caso ante el entonces presidente de la República, Felipe Calderón, quien públicamente le ofreció revisar su caso.

Un mes después de esa promesa, el 28 de noviembre de 2011, Nepomuceno, Don Nepo, como se le conocía cariñosamente en el Movimiento por la Paz, fue asesinado cuando conducía su camioneta en el centro histórico de la capital sonorense. Los atacantes huyeron.

Sandra Luz


Sandra Luz Hernández buscaba a su hijo, Edgar García, un joven que fue secuestrado en 2012 cuando trabajaba como mensajero en la oficina del entonces procurador de justicia sinaloense, Marco Antonio Higuera.

Dos años después, en 2014, tras denunciar la falta de investigaciones, la señora Sandra Luz fue citada por una persona desconocida, quien supuestamente le proporcionaría información sobre el paradero de su hijo.

El 11 de mayo de 2014, al llegar al punto de encuentro, en el centro de Culiacán, capital de Sinaloa, la señora Sandra Luz fue asesinada, por un un sujeto encapuchado que le disparó 15 veces.

Una semana después, las autoridades estatales presentaron al supuesto homicida, quien confesó el crimen y reveló el lugar donde había escondido el arma y la ropa que había quedado manchada de sangre.

Las prendas y el arma fueron halladas donde el detenido había dicho que estarían.

El 13 de marzo de 2015, sin embargo, el juez Sergio Valdez Meza liberó al homicida confeso, argumentando falta de pruebas.

Luis Abraham


Luis Abraham Cabada Hernández buscaba desde el 30 de junio 1996 a su hermano Jorge y a sus familiares, Juan Emerio y Abraham Hernández. Los tres jóvenes fueron desaparecidos de manera forzada, luego de salir de una fiesta en Culiacán.

El cuerpo de Luis Abraham fue encontrado en una zona rural, el 19 de octubre de 2015, con varios disparos de arma de fuego.

Bernardo

Bernardo Carreto González buscaba a sus tres hijos, desaparecidos en Chilapa desde mayo de 2015, cuando un grupo armado invadió la cabecera municipal de Chilapa, y secuestró al menos a 30 habitantes, entre ellos los jóvenes Miguel, Juan y Víctor Carreto.

Siete meses después del rapto masivo y de denunciar que no había acciones de búsqueda por parte de las autoridades, el 22 de diciembre de 2015, el señor Bernardo Carreto fue interceptado cuando conducía una camioneta por un camino de terracería, por un grupo de hombres armados que lo acribilló.

Los atacantes sólo dispararon contra el señor Bernardo, y perdonaron la vida a tres personas más que lo acompañaban en la camioneta. Luego huyeron.

Doña Coni


La señora Cornelia San Juan Guevara Guerrero, conocida como “Doña Coni”, buscaba a su hijo Oswaldo Espejel Guevara desde el 7 de agosto de 2012, cuando fue secuestrado de su domicilio en Santa María Ajoloapan, Estado de México.

Por Oswaldo, un pequeño comerciante de 35 años y con tres hijos, los secuestradores exigieron un millón de pesos como rescate, dinero que la familia, de escasos recursos, nunca pudo reunir.

A cuatro años de iniciar la búsqueda de su hijo, desconocidos ingresaron al domicilio de la señora Cornelia y la asesinaron a tiros, para luego darse a la fuga.

Medio año después, las autoridades informaron sobre la captura del presunto asesino, quien confesó haber realizado el ataque junto con otros dos cómplices.

José Jesús

José Jesús Jiménez Gaona buscaba a su hija, Jenny Isabel, de 23 años, quien fue desaparecida de manera forzada en mayo de 2011, cuando se dirigía a un restaurante en Poza Rica, Veracruz.

José Jesús formaba parte de la Brigada Ciudadana de Búsqueda de Personas Desaparecidas, integrada por familiares de víctimas, que desde 2015 comenzó a rastrear fosas clandestina en el estado de Veracruz.

El papá de Jenny fue atacado, junto con su esposa, el 23 de junio de 2016, por un grupo de desconocidos que les disparó con una metralleta AK47, desde un auto en marcha. José Jesús murió, y su esposa quedó gravemente herida.

Los agresores escaparon.

Heriberto

Heriberto López Gastélum buscaba a su hijo, Heriberto de Jesús, de 22 años, quien fue raptado y desaparecido en julio de 2016, en Navojoa, Sonora, luego de acompañar a su casa a una amiga.

Dada la inacción de las autoridades, el señor Heriberto López se dedicó a investigar el paradero de su hijo durante los cuatro meses posteriores a la desaparición, hasta que fue asesinado, el 30 de noviembre de 2016, por gente armada que le disparó desde el interior de una camioneta, en Ciudad Obregón, cuando él se encontraba en la vía pública.

Los agresores huyeron.

Emma Gabriela

Emma Gabriela Molina Canto buscó durante dos años a sus hijos, raptados en 2012 por el progenitor, un político priista acusado de corrupción en Tabasco, de nombre Alberto Medina Sonda.

Luego de dos años de denunciar el rapto, y de sufrir constante acoso por parte de la familia Medina Sonda, la señora Emma Gabriela logró ubicar el lugar en donde retenían a sus tres hijos y, con intervención policiaca, los niños fueron recuperados y el padre fue detenido y procesado por el delito de secuestro y, ya en la cárcel, fue procesado también por desvío de recursos públicos.

Emma Gabriela vivió dos años más con sus tres hijos, ante los cuales fue asesinada, el 27 de marzo de 2017, por dos hombres que abordaron a la madre de familia en la puerta de su casa y la degollaron.
Gracias a la intervención vecinal, los asesinos pudieron ser identificados, luego detenidos y actualmente están bajo juicio. La hipótesis de las autoridades apunta a una venganza del progenitor de los niños en disputa, pero también se investiga si con el asesinato, Medina Sonda buscaba impedir que Emma Gabriela revelara información sobre las redes de corrupción de las que éste formaba parte.

Gerardo

Gerardo Corona Piceno buscaba a su hermano Álvaro desde el 3 de agosto de 2012, cuando fue desaparecido en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco.

Álvaro fue jefe de la policía municipal, y fue raptado luego de obtener el pago por la venta de un terreno particular.

Luego de cinco años de buscar a su hermano, y de denunciar amenazas directas de la Fiscalía General de Justicia de Jalisco, Gerardo Corona fue asesinado, el 19 de abril de 2017, en la puerta de su casa, cuando estacionaba su vehículo.

El atacante, quien le disparó con un arma de fuego, escapó.

Míriam

Durante dos años, entre 2012 y 2014, la señora Míriam Elízabeth Rodríguez Martínez buscó a su hija, Karen Alejandra Salinas, secuestrada en San Fernando, Tamaulipas.

Las investigaciones realizadas por esta madre permitieron no sólo encontrar la fosa en la que fue ocultado el cuerpo de su hija, sino también la identidad de sus homicidas, quienes fueron capturados.

A partir de su experiencia de rastreo, la señora Míriam se convirtió en representante del colectivo de familias de desaparecidos en San Fernando Tamaulipas.

El pasado Día de las Madres, un grupo de hombres armados allanó la vivienda de la señora Miriam y la asesinó a tiros, para luego escapar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cuál sería el impacto económico si desapareciera la mitad de la población como quiere Thanos?

¿Cuál sería el impacto económico si desaparece la mitad de la población como en la película Avengers? Dos investigadores analizan este panorama.
10 de mayo, 2019
Comparte

AVISO DE SPOILERS: Esta nota contiene algunos detalles de las películas de Avengers.

Es interesante darle una mirada a las ideas de quien es quizás, uno de los más famosos economistas del universo: Thanos Mad Titan, el villano de la película Avengers: Infinity War.

Como sabrán los que han visto el film, Thanos, como cualquier buen economista, está muy interesado en la disponibilidad de los recursos escasos en un universo sobrepoblado.

Entonces se propone aniquilar a la mitad de la población. Y, ya advertimos que aquí había spoilers, lo consigue.

En la siguiente película, Avengers Endgame, se desarrolla el tema de cómo revertir el daño y los 4.000 millones de sobrevivientes están de luto por los caídos.

¿Pero queremos realmente regresar a una población de 8.000 millones?

Avengers

Disney/Marvel
Los Avengers tienen la misión de revivir a la mitad de la humanidad.

Lee a continuación dos entrevistas realizadas por el periodista Tim Harford sobre los potenciales efectos económicos de las ideas del supermalvado Thanos.


Sharon DeWitte, antropóloga de la Universidad de Carolina del Sur.

Estamos frente a esta extraordinaria situación de perder a la mita de la población. ¿Hay algún precedente histórico?

Sí, a mediados del siglo XIV, se produjo la pandemia de la peste negra y mató entre un 30% a un 60% (o incluso más) de la población en Asia, el Medio Oriente, África y Europa.

Eso se acerca entonces a la mitad de la población. Esto nos da un punto de referencia histórico para evaluar la política de Thanos. ¿Cuáles fueron los efectos de la peste negra?

La mayor parte de mi investigación está focalizada en el análisis de los restos humanos de aquella época.

Al menos por algunas generaciones después de la muerte negra, hubo mejorías en las tasas de sobrevivencia, es decir una persona promedio llegó a vivir más tiempo que antes de la pandemia.

La salud entonces, mejoró, al menos temporalmente.

Esto no considera la salud mental u otros aspectos de la vida. Pero quizás incluso hasta 200 años después del evento, la gente vivió más años.

Restos de la época de la peste negra

Getty Images
La peste negra a mediados del siglo XIV hizo desaparecer a cerca de la mitad de la población mundial.

¿Por qué?

Hay muchas razones. La peste negra produjo una gran escasez de mano de obra y como resultado, los sobrevivientes tuvieron oportunidades económicas que no habían tenido anteriormente.

En Inglaterra, por ejemplo, los salarios se incrementaron enormemente.

Para los agricultores, el salario real aumentó 50%. La gente de todos los estratos sociales tuvo acceso a más y mejor comida.

¿Te simpatiza la política de Thanos?

Bueno… algunos días sí y otro no. Pero la mayor parte del tiempo diría que hay otros mecanismos para mejorar el bienestar de la mayor parte de las personas en el planeta, en vez de matar a la mitad.


Entrevista con Zachary Feinstein, profesor de ingeniería de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, y autor del blog Fictionomics.

Usted tiene una postura controvertida, argumentando que hay efectos económicos negativos de perder a la mitad de la población mundial. ¿Cuáles serían esos efectos?

Pensemos primero en los efectos sobre una persona o una empresa en particular.

Hay una expresión conocida como el “factor bus”, que se refiere a cuántos de tus empleados podrían ser atropellados por un bus, antes de que tus proyectos se paralicen, antes de que pierdas el conocimiento institucional y la especialización que requieres para funcionar como una compañía.

Si perdiéramos a la mitad de la población de un segundo a otro, virtualmente cada empresa que requiere cierto nivel de especialización, excedería su “factor bus”.

Los gigantes como Google, Facebook, Amazon, tendrían problemas significativos.

Y en otros casos quizás nadie sabría las claves para entrar a los correos corporativos, por ejemplo. Me refiero a conocimiento básico que se perdió con los que ya no están…

Exacto.

Diseño de ciudad destruida

Getty Images
Si desaparece la mitad de la población, las empresas con mayor grado de especialización no podrían funcionar.

Tenemos el “factor bus”. Imaginemos que logramos lidiar con eso, es decir, se produce un shock, pero logramos ajustarnos. ¿Qué más podría ocurrir?

Mis estudios están focalizados en crisis financieras. La crisis de que vivimos en 2008 es la mayor que hemos tenido en nuestra historia reciente.

Comenzó en Estados Unidos por el colapso del mercado inmobiliario. Si miramos lo que pasó, en el contexto de perder la mitad de la población mundial, tendrías más oferta en el mercado.

Hoy tenemos a la mitad de la gente que necesita casas, pero en ese escenario, habría menos demanda por viviendas.

Habría menos personas interesadas en comprar. Los precios caerían al suelo.

Los millennials deben estar pensando que esto es una gran noticia…

Si vives en Nueva York o Londres, podrías comprar una vivienda. Pero esta crisis generaría masivos procesos de ejecución hipotecaria, incumplimientos en el pago de créditos hipotecarios. Como vimos en 2008, esto se expandió por todo el sistema financiero y provocó una gran recesión.

Thanos pareciera seguir las teorías del economista Thomas Malthus. ¿Cuáles son las similitudes de pensamiento entre Thanos y Malthus?

La economía malthusiana parte de la idea de que hay recursos limitados y por lo tanto, el crecimiento de la población siempre estará limitado por estos recursos, es decir, siempre estaremos en un nivel de subsistencia.

Como podemos ver en países como Estados Unidos o Reino Unido, esa no es la manera en que la economía de los países ricos funciona en estos tiempos.

Thanos estaba preocupado porque la sobrepoblación provocaría una catástrofe, mientras que Malthus pensaba que sin necesidad de una catástrofe, el sistema nos mantendría en este permanente nivel de subsistencia. Estaba equivocado…

Estaba equivocado y Thanos también está equivocado.

Este artículo fue adaptado a partir de un programa de radio de la BBC.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&t=53s

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.