Suben a siete los sospechosos detenidos por atentado de Manchester
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Suben a siete los sospechosos detenidos por atentado de Manchester

La policía británica señaló que el atentado en la Manchester Arena tras el concierto de Ariana Grande fue un trabajo de equipo, y no de un hombre solo.
AFP
Por AFP
24 de mayo, 2017
Comparte

La policía británica detuvo a una séptima persona en relación con el atentado de Manchester que dejó 22 muertos.

El último arresto fue el primero que se realiza fuera del área de Manchester.

“Esta noche estuvimos realizando registros en una dirección en Nuneaton, en la cuidad de Warwickshire, y arrestamos a un hombre”, dijo la policía de Manchester en un comunicado.

“Hasta el momento, seis hombres y una mujer han sido detenidos en relación a la investigación y siguen arrestados para ser interrogados”, indicaron las autoridades.

Detienen al padre y al hermano del hombre señalado como responsable del ataque en Manchester

El hermano y el padre del hombre señalado como ejecutor del atentado de Manchester fueron detenidos en Libia, se supo el miércoles, mientras la policía británica estrechaba el cerco sobre la célula que lo arropó con 5 arrestos en total.

El Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado que dejó 22 muertos y 59 heridos en un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, el lunes por la noche.

Las autoridades británicas señalaron a Salman Abedi, de 22 años, británico de origen libio, como el hombre que colocó la bomba en el Manchester Arena, muriendo en el acto.

Su hermano Hachem Abedi, nacido en 1997 en el Reino Unido, fue detenido por la Fuerza de disuasión, una milicia que ejerce como policía leal al gobierno de unión nacional (GNA) instalado en Trípoli, explicó a AFP un allegado bajo anonimato.

Aparentemente Hachem estaba al corriente de los planes de su hermano. Posteriormente, un portavoz de la fuerza informó a AFP del arresto de Ramadan Abedi, padre del kamikaze.

Según el allegado que habló a AFP, Salman Abedi se encontraba en Libia cuatro días antes del atentado. “Su padre quería que su hijo se quedara en Libia. Pero Salman insistió en regresar a Manchester”, dijo.

Poco antes, la policía británica despejó dudas y estimó que el atentado fue un  trabajo de equipo, y no de un hombre solo.

“Está claro que estamos investigando una célula”, dijo a la prensa el comandante de la policía de Manchester, Ian Hopkins, cuando le preguntaron si estaban buscando específicamente al hombre que fabricó la bomba que mató a 22 personas e hirió a 59 al final de un concierto de Ariana Grande.

La policía anunció la quinta detención en relación al caso, en Wigan, en las inmediaciones de Manchester. “Cuando el hombre fue arrestado llevaba un paquete que estamos examinando”, precisó en un comunicado.

Un minuto de silencio y reanudación de la campaña

La ministra de Interior británica, Amber Rudd, dijo que Salman Abedi había estado bajo el radar de los servicios de inteligencia.

“Era alguien que los servicios de inteligencia conocían y estoy segura de que cuando esta investigación concluya sabremos más”, dijo Rudd.

El ministro francés de Interior, Gerard Collomb, declaró que, según información procedente de los investigadores británicos, Abedi pasó por Libia y “probablemente” también por Siria.

Unos mil soldados se desplegaron por el país, principalmente en Londres, después de que el gobierno activara el máximo nivel de alerta terrorista, “crítico”, que significa que un atentado es inminente.

El gobierno decretó un minuto de silencio el jueves en honor de las víctimas, tras lo cual los partidos políticos reanudaron la campaña de las elecciones del 8 de junio.

El país se encuentra en el máximo nivel de alerta terrorista, y este miércoles se desplegaron unos mil soldados ante los principales centros del poder, del palacio de  Buckingham a Downing Street y el Parlamento.

El Chelsea anunció que anulaba el desfile para celebrar el título de la liga inglesa de fútbol, previsto en Londres el domingo, por el atentado de Manchester. Por su parte, el futbolista del Manchester City Yaya Touré donó 100,000 libras (115,000 euros) para ayudar a las víctimas.

“Cantar con los ángeles”

La policía anunció que había concluido el proceso de identificación de todas las víctimas y que ya se había puesto en contacto con todas las familias.

En cuatro o cinco días, cuando concluyan totalmente los exámenes forenses, “estaremos en posición de comunicar formalmente los nombres” de los muertos, afirmaba el comunicado policial.

Nick Lewis, padre de una de las muchachas heridas, explicó que su hija había sido “cosida, atornillada, perforada, vendada” y finalmente recompuesta por los médicos. “Será un camino largo, pero hemos dado el primer paso”, explicó.

En total, han trascendido aproximadamente los nombres de la mitad de los 22 muertos.

Charlotte Campbell, que el martes apareció en las principales televisiones británicas pidiendo ayuda para encontrar a su hija Olivia, de 15 años, anunció este miércoles que había muerto.

“RIP mi querida hija preciosa linda Olivia Campbell llevada lejos, lejos, prematuramente, ve a cantar con los ángeles y sigue sonriendo. Mamá te quiere”, escribió apesadumbrada en Facebook, junto a una foto de la chica.

También se confirmó la muerte de un hombre y una mujer polacos que vivían en el Reino Unido, y de dos amigas británicas de 45 y 47 años. Los cuatro habían ido al concierto a buscar a sus hijos.

La víctima más joven sigue siendo la niña de 8 años Saffie Rose Roussos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "agua muerta", el fenómeno que atrapa a los barcos en medio del océano

Un estudio realizado en Francia explica un fenómeno que ha dejado perplejos a los oceanógrafos desde que fue observado por primera vez en 1893 por el explorador noruego Fridtjof Nansen.
1 de agosto, 2020
Comparte

En 1893, el explorador noruego Fridtjof Nansen comenzó una expedición al Polo Norte que le daría fama mundial por conseguir romper el récord de latitud norte.

Esa travesía también lo convertiría en la primera persona en observar un extraño fenómeno que ha desconcertado a los oceanógrafos por más de un siglo.

Cuando navegaba por las aguas del Ártico, al norte de Siberia, Nansen notó que de pronto su barco, el Fram, comenzó a detenerse, a pesar de que sus motores andaban a toda máquina.

El aventurero describiría la anomalía como una “fuerza misteriosa” que retenía a su embarcación, haciendo que casi no pudiera maniobrar.

“Hicimos bucles en nuestro curso, a veces dimos vueltas, probamos todo tipo de estrategias para evitarlo, pero con muy poco éxito”, relató luego.

Nansen se convirtió así en el primero en observar este fenómeno, al que le dio el nombre de “agua muerta”.

Capas

Once años más tarde, en 1904, el físico y oceanógrafo sueco Vagn Walfrid Ekman logró identificar qué causaba esta anomalía.

Ekman demostró en un laboratorio que olas formadas en esta parte del océano Ártico debajo de la superficie, entre capas de agua salada y dulce -que tienen distinta densidad- interactuaban con un barco, generando resistencia.

Ártico

Getty Images
En el agua del Ártico se mezclan capas de diversa salinidad.

Lo atribuyó a los glaciares que se derretían, formando una capa de agua dulce sobre el mar, más salado y denso.

Sin embargo, en sus pruebas de laboratorio, Ekman vio que las olas de arrastre generaban oscilaciones en la velocidad del barco.

Esto difería de las observaciones de Nansen, cuyo barco se detuvo a una velocidad constante y anormalmente baja.

Hasta ahora nadie había podido explicar estas diferencias, ni tampoco entender exactamente cómo funciona el efecto que genera el agua muerta.

Pero un equipo interdisciplinario del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS), la institución de investigación más importante de Francia, y de la Universidad de Poitiers, cree haber develado ambos misterios.

“Cinta transportadora”

El grupo de físicos, expertos en mecánica de fluidos y matemáticos franceses utilizó una clasificación matemática de diferentes olas internas y un análisis de imágenes experimentales a escala de subpíxel para estudiar el fenómeno.

En un trabajo que publicaron a comienzos de julio en la revista científica PNAS concluyeron que las variaciones de velocidad descritas por Ekman se deben a la generación de olas que actúan como una especie de “cinta transportadora ondulante”.

Cinta transportadora con valijas en un aeropuerto

Getty Images
El agua muerta atrapa a los barcos y hace que se muevan hacia adelante y hacia atrás, como si estuvieran en una cinta transportadora ondulante, descubrieron los científicos franceses.

Esta “cinta” hace que las embarcaciones se muevan hacia adelante y hacia atrás.

Los científicos también lograron unificar las observaciones de Ekman con las de Nansen, afirmando que el efecto oscilante es solo temporal.

Finalmente “el barco termina escapando y alcanza la velocidad constante que describió Nansen“, publicaron en su estudio.

Los expertos resaltaron que el fenómeno no solo se da en lugares con glaciares, sino en todos los mares y océanos donde se mezclan aguas de diferentes densidades.

“También se encuentra en lagos fríos de montaña en verano porque hay estratificación de la temperatura, y por lo tanto, existe el riesgo de que los nadadores se ahoguen”, advirtió el coautor del estudio Germain Rousseaux, en declaraciones al diario ABC de España.

Rousseaux agregó que el fenómeno ocurre además en la desembocadura de ríos como el Orinoco, en América del Sur, debido al flujo de los ríos con sedimentos sobre el agua salada del mar.

Cleopatra

Curiosamente, este estudio no se realizó con el fin de develar el misterio de lo que le ocurrió a Nansen hace más de un siglo, sino para desentrañar una incógnita mucho más antigua.

Ilustración de la Batalla de Accio

Getty Images
¿Quedó la flota de Cleopatra y Marco Antonio atrapada en agua muerta durante la Batalla de Accio?

El trabajo forma parte de un gran proyecto que investiga por qué durante la Batalla de Accio o Actium (en el año 31 a. C.), en la Grecia antigua, las grandes naves de Cleopatra y Marco Antonio perdieron cuando se enfrentaron a los buques más débiles de César Octavio.

¿Podría la bahía de Accio, que tiene todas las características de un fiordo, haber atrapado a la flota de la reina de Egipto en agua muerta?

Eso fue en realidad lo que se preguntaron los científicos franceses.

“Ahora tenemos otra hipótesis para explicar esta rotunda derrota, que en la antigüedad se atribuía a rémoras, ‘peces lechón’ adheridas a los cascos, según decía la leyenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SON0H-nAbZw

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.