Policías de Yucatán torturan a joven detenido y luego torturan al agente que los denunció
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tomada de YouTube.

Policías de Yucatán torturan a joven detenido y luego torturan al agente que los denunció

Siete policías municipales de Yucatán torturaron a Miguel Antonio Bacab Ku, otro agente municipal que grabó y divulgó un video en el que muestra la forma en que sus compañeros torturan a un joven para que reconozca ser autor de un delito que no cometió.
Tomada de YouTube.
Por Paris Martínez
31 de mayo, 2017
Comparte

En julio de 2016, policías municipales de Tekax, Yucatán, secuestraron y torturaron a uno de sus compañeros, como escarmiento por haber grabado a escondidas y luego divulgado un video en el que se ve a integrantes de esa corporación mientras torturan a un joven en  una casa de cultura.

Tras 11 meses de investigación, la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán determinó que, el 8 de julio de 2016, al policía municipal Miguel Antonio Bacab Ku se le asignó la vigilancia de la Casa Mágica de las Artesanías de Tekax, un recinto cultural manejado por el municipio y ubicado en las cercanías de la comisaría de policía.

Ese mismo día, cinco agentes de la Policía Municipal detuvieron a un joven por el delito de robo de ganado, lo condujeron primero a la comisaría, y minutos después a la Casa Mágica de las Artesanías, donde lo torturaron con el fin de que aceptara incriminarse.

Al percatarse de la situación, Bacab Ku grabó la tortura contra el detenido hasta que los policías agresores se llevaron a su víctima de vuelta a la comisaría, por lo que Bacab Ku envió el video a un medio informativo local, que lo difundió ese mismo día.

El video, grabado con un teléfono celular, y que inmediatamente se viralizó en redes sociales, muestra a cuatro uniformados cuando golpean, realizan palancas en las articulaciones y asfixian a un joven, al que mantienen con las manos atadas a la espalda y con la cabeza totalmente cubierta con una bolsa plástica.

Las anomalías son del conocimiento hasta del presidente municipal de Tekax[/animalp-quote-highlight]

Además, muestra cómo, entre lamentos y súplicas de piedad, el joven acepta incriminarse del delito que le indiquen, así como incriminar a supuestos cómplices.

Según el testimonio del policía Bacab Ku, joven también, de 30 años al momento de los hechos, tomó la decisión de grabar a escondidas y luego divulgar los abusos cometidos por los otros policías, “al ver tanta saña con que torturaron” al joven detenido, “y fastidiado de ver tantas anomalías que se cometen en la corporación”.

Lee: Las quejas por tortura se quintuplican; PGR resuelve menos del 1% de los casos.

Por esta razón, abundó, “es que decidí contactar a un periodista, para ver si me ayudaba a dar a conocer (el video), para que se castigue a los responsables”, ya que, subrayó, “las anomalías que se cometen dentro de la corporación policiaca son del conocimiento hasta del presidente municipal de Tekax, Josué Couoh Tzec, quien solapa todas las irregularidades y no dice nada”.

Según las investigaciones de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán, horas después de que se dio a conocer el video, y mientras el policía Bacab Ku continuaba su jornada laboral, a la Casa Mágica de las Artesanías llegó una patrulla tripulada por el subdirector de la Policía Municipal, Gabriel Puc Maldonado, y otros seis policías, quienes “me subieron a la camioneta como un criminal, a punta de golpes y patadas, lastimándome el estómago y la columna”.

Sin informarle la razón de su detención, el agente Bacab Ku fue conducido por los otros policías a la comisaría e introducido en una celda, donde lo desnudaron y abandonaron así, por una hora. Luego, “en la misma celda donde me encontraba recluido, fui golpeado y pisoteado por los policías Cina, Matye, Najor, Sergio Uitz, (que son agentes) tácticos municipales, por órdenes del director de la Policía Municipal, Juan Alberto Golib Moreno”.

Los nombres completos de los policías que participaron en el ataque son Sergio Alejandro Uitz Caamal, Najor Efraín Puerto Yamá, Jesús Israel Mayte López, Benjamín Barrientos Ponce, Fernando de Jesús Sánchez Ponce, Diego Ortiz Chablé y Salvador Rivera González.

Mientras era sometido a tormentos, señala el testimonio de la víctima, “me decían ‘¿por qué lo enviaste, hijo de puta? Todo lo que hiciste me lo vas a pagar’”.

Luego de varias horas, durante las cuales la familia del agente Bacab Ku interpuso una denuncia formal por la desaparición forzosa del uniformado, la Policía Municipal de Tekax presentó al agente ante autoridades médicas del Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS).

Las revisiones médicas confirmaron que, mientras se encontraba detenido, había sufrido lesiones y contusiones en abdomen y extremidades, que le causaban “arcos de movilidad limitada”, así como excoriaciones en pecho, espalda, brazos, antebrazos, tobillos y piernas.

Lee: Jóvenes en situación de pobreza, los más vulnerables ante la tortura en México.

Pese a estas evidencias, el director de Seguridad y Tránsito Municipal de Tekax, Juan Alberto Golib Moreno, notificó oficialmente que Bacab Ku “no se encontraba privado de su libertad y mucho menos había sido golpeado, sino al contrario, el señor se encontraba cubriendo un servicio en comisarías (…) De igual forma, para desmentir lo mencionado por el señor en su queja, que fue víctima de golpes (…) al señor se le llevó al hospital del IMSS, de la ciudad de Oxkutzcab, Yucatán, donde fue valorado por el médico IJG, quien le suministró suero, mismo doctor que pudo valorar que no se trababa de lesiones físicas, sino de un cólico”.

Sin embargo, la versión oficial del jefe de la policía municipal, que señala que entre el 8 y el 10 de julio de 2016 el agente Bacab Ku estaba “cubriendo un servicio en comisarías”, queda desmentida por la misma documentación de la Policía Municipal de Tekax, según la cual, Bacab quedó formalmente “bajo arresto administrativo” desde el 8 de julio de 2016, es decir, el mismo día que difundió el video que mostraba a sus compañeros de corporación torturando a un joven.

Según esta documentación interna, el “arresto” de Bakab Ku, durante el cual fue torturado, fue autorizado de forma escrita por el comandante Diego Ortiz Chablé y por el suboficial Salvador Rivera González.

Luego de que concluyó el “arresto”, el 10 de julio de 2016, Bacab Ku fue oficialmente presentado ante el Ministerio Público, acusado del delito de “tortura”, pero este trámite sólo se simuló, ya que tal como revelan los registros del mismo Ministerio Público, el agente fue directamente llevado al Centro de Reinserción Social del Sur, en Tekax, donde quedó formalmente preso, con la anuencia de un juez de control.

Junto con él fueron presentados ante el juez otros cuatro policías, aquellos que aparecen en el video torturando al joven detenido.

Los nombres de estos policías, que usaron la casa de cultura de Tekax como sala de tortura, son Josué Betuel Tziu Ek, José Manuel Puch Uc, Román Edilberto Montalvo Vega y Rudy Humberto Novelo Tuz.

Gracias al testimonio del joven torturado (cuya inocencia también fue comprobada por las autoridades), se pudo comprobar que Bacab Ku no participó en los actos de tortura a los que dicho joven fue sometido dentro de la casa de tortura, gracias a lo cual el agente que grabó y difundió el video fue liberado, mientras que los otros cuatro policías permanecieron en prisión.

No obstante, tal como denunció la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán, contra aquellos otros siete policías que secuestraron y torturaron a Bacab Ku, por difundir el video que captó con su celular, no existió ninguna acción disciplinaria.

De hecho, al frente de la Policía Municipal de Tekax permanece hasta la fecha Juan Alberto Golib Moreno, el mismo funcionario que mintió para encubrir el secuestro de Bacab Ku, y quien aseguró también que el agente nunca fue torturado, sino que sólo había sufrido un “cólico”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: 4 factores que incrementan el riesgo de contraer COVID después de vacunarse

Varios expertos exponen los factores que contribuyen a aumentar el riesgo de que una persona que ha recibido la vacuna contra el coronavirus sufre una infección.
20 de septiembre, 2021
Comparte

Dos semanas después de la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19, los efectos protectores de la misma estarán en su punto más alto.

Ahí es cuando una persona puede decir que está completamente vacunada. Si después de eso contrae COVID-19, entonces ha sufrido una llamada “breakthrough infection” o infección en vacunados.

En términos generales, son infecciones similares a las de personas no vacunadas, pero existen algunas diferencias.

Esto es lo que debe tener en cuenta si una persona ya está completamente vacunada (una o dos dosis, según la fórmula recibida).

Los síntomas son diferentes

Según el Estudio de Síntomas de COVID-19, las cinco dolencias más comunes de una infección en vacunados son dolor de cabeza, secreción nasal, estornudos, dolor de garganta y pérdida del olfato.

Algunos de estos son los mismos síntomas que experimentan las personas contagiadas que no se han vacunado. Tres síntomas en particular: dolor de cabeza, dolor de garganta y secreción nasal.

Sin embargo, los otros dos síntomas más comunes en los no vacunados son fiebre y tos persistente.

Estos dos síntomas son “típicos” de la COVID-19, pero se vuelven mucho menos comunes una vez que se ha recibido la vacuna.

Mujer enferma

Getty Images
Las personas vacunadas tienen síntomas más leves que los no vacunados si se contagian de coronavirus.

Un estudio concluyó que las personas con infecciones en vacunados tienen un 58% menos de probabilidades de tener fiebre, en comparación con las personas no vacunadas. Para muchos, la COVID-19 se siente como un resfriado después de la vacunación.

Esas personas también tienen menos probabilidades de ser hospitalizadas si desarrollan la enfermedad. También es probable que tengan menos síntomas durante las etapas iniciales del contagio y es menos probable que padezcan la enfermedad a largo plazo.

Las razones por las que la enfermedad es más leve en las personas vacunadas podría deberse a que las vacunas, si bien no bloquean la infección completamente, pueden hacer que la persona infectada tenga menos partículas de virus en su cuerpo.

Sin embargo, esto aún no se ha confirmado.

¿Qué aumenta el riesgo?

En Reino Unido, la investigación concluyó que el 0,2% de la población, o una persona de cada 500, experimenta una infección una vez que está completamente vacunada.

Vacunas

BBC

Pero no todos corren el mismo riesgo.

Cuatro factores parecen contribuir a cuán protegido está alguien tras ser vacunado:

1. Tipo de vacuna

El primero es el tipo específico de vacuna que alguien recibe y la reducción relativa del riesgo que ofrece.

La reducción del riesgo relativo es una medida de cuánto disminuye el riesgo de que alguien desarrolle COVID-19 en comparación con alguien que no se vacunó.

Los ensayos clínicos mostraron que la vacuna Moderna redujo el riesgo sintomático en un 94%, mientras que la vacuna Pfizer en un 95%.

Las vacunas Johnson & Johnson y AstraZeneca tienen porcentajes más bajos, reduciendo este riesgo en aproximadamente un 66% y 70%, respectivamente, (la protección ofrecida por AstraZeneca pareció aumentar al 81% si se dejaba un intervalo más largo entre dosis).

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

2. Tiempo transcurrido desde la vacunación

Las cifras de riesgo relativo no son el único factor.

Es cada vez más evidente que el tiempo transcurrido desde la vacunación también es importante. Y es una de las razones por las que el debate sobre una dosis extra, de refuerzo, está aumentando en el mundo.

Las primeras investigaciones, que aún deben ser revisadas por otros científicos, sugieren que la protección de la vacuna Pfizer disminuye durante los seis meses posteriores a la vacunación.

Es demasiado pronto para saber qué sucede con la eficacia de la vacuna más allá de los seis meses, pero es probable que se reduzca aún más.

3. Variantes

Otro factor importante es la variante del virus a la que se está expuesto.

Las reducciones de riesgo mencionadas anteriormente se calcularon en gran medida probando vacunas contra el primer tipo del virus SARS-CoV-2.

Gráfico de cómo aparecen las variantes

BBC

Pero cuando se enfrenta a la variante alfa, los datos del Instituto de Salud Pública de Inglaterra sugieren que dos dosis de la vacuna Pfizer ven reducida su efectividad al 93%. Y contra la delta cae al 88%.

La vacuna AstraZeneca también se ve afectada de forma similar.

El Estudio de Síntomas de COVID-19 respalda todo lo anterior.

Sus datos sugieren que de dos a cuatro semanas después de que alguien reciba una segunda dosis de Pfizer, tiene alrededor de 87% menos probabilidades de tener síntomas de COVID-19 al exponerse a la variante delta.

Después de cuatro a cinco meses, esa cifra cae al 77%.

4. Tu sistema inmunitario

Es importante recordar que las cifras anteriores se refieren a la reducción promedio del riesgo en una población.

El riesgo individual de una persona dependerá de sus propios niveles de inmunidad y de otros factores específicos (como su grado de exposición al virus, lo que podría estar determinado por cosas como dónde trabaja).

El buen estado inmunitario generalmente se reduce con la edad.

Una mujer recibe una vacuna

Getty Images
A mayor edad, la respuesta inmunitaria natural tiende a ser menor.

Las condiciones médicas a largo plazo también pueden afectar nuestra respuesta a la vacunación. Por lo tanto, las personas mayores o las personas con sistemas inmunitarios comprometidos pueden tener niveles más bajos de protección inducida por la vacuna, o pueden ver que su protección disminuye más rápidamente.

También vale la pena recordar que los más vulnerables desde el punto de vista clínico recibieron sus vacunas primero, posiblemente hace más de seis meses, lo que puede aumentar su riesgo de experimentar una infección debido a la disminución de la protección.

¿Hay por qué preocuparse?

Aun considerando lo anterior, las vacunas reducen enormemente las posibilidades de contraer COVID-19. También protegen en un grado mayor contra la hospitalización y la muerte.

Sin embargo, es preocupante ver infecciones en vacunados, y la inquietud es que podrían aumentar si la protección de la vacuna, como se sospecha, cae con el tiempo.

Por lo tanto, los gobiernos están considerando ofrecer una dosis de refuerzo a los más vulnerables y también están considerando si deberían extenderse a otros.

Francia y Alemania ya están planeando ofrecer dosis adicionales a grupos que se considera que tienen un mayor riesgo.

Pero incluso si no se ofrecen, esto no debe interpretarse como que las vacunas no funcionan.

Y, mientras tanto, es esencial promover la vacunación entre todas las personas que aún no han recibido sus dosis.


*Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Common:. puedes leer la versión original (en inglés) haciendo clic aquí.


*Los autores son académicos de la Universidad de Anglia Oriental, Reino Unido.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&t=1402s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.