Roberto Sandoval se va del gobierno de Nayarit sin cumplir con obra estrella de infraestructura
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Nayeli Roldán

Roberto Sandoval se va del gobierno de Nayarit sin cumplir con obra estrella de infraestructura

El Canal Centenario de Nayarit que beneficiaría a 7 mil campesinos, en abandono.
Foto: Nayeli Roldán
Por Nayeli Roldán
28 de mayo, 2017
Comparte

El Canal Centenario, la principal obra de infraestructura en Nayarit prometida por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de la entidad, Roberto Sandoval, está detenida, pese a los contratos contraídos con cuatro empresas, y sin que haya alguna sanción por los retrasos.

Aunque la obra se inició desde 2014 y su conclusión, que beneficiaría a productores de cuatro municipios de Nayarit, está prevista para diciembre de este año, el avance hasta el momento es de 11%.

El presupuesto del Canal asciende a 7 mil 574 millones de pesos, equivalente a la mitad del presupuesto del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y proviene sólo de partidas federales.

Dicha obra, según el proyecto, beneficiaría a más de siete mil 500 productores de los municipios Santiago Ixcuintla, Rosamorada, Tuxpan y Ruiz, toda vez que en la zona enfrentan exceso de agua entre mayo y octubre y escasez en el resto del año, lo que impacta en una menor producción de alimentos.

Por tanto, el canal Centenario sería una solución, un sistema de riego que aprovecharía las aguas del río Santiago de Nayarit en una longitud de 60 km para 43 mil hectáreas. Además, una red de canales laterales (320 km) y como obra de complemento, una red de drenaje y caminos para las labores de operación y mantenimiento.

Sin embargo, a un mes de concluir el mandato del gobernador, el proyecto sigue en papel. Pese a que se iniciaron las obras, el proyecto está prácticamente abandonado, según establecen las bitácoras de obra.

La plataforma Méxicoleaks, de la que forma parte Animal Político, recibió documentos a partir de los cuáles desarrolló una investigación que comprueba el retraso de la obra estrella de Nayarit.

La megaobra de papel

La Comisión Nacional del Agua de Nayarit, a través de su titular, Hugo Villagrán Bernal, presentó el proyecto del Canal Centenario que, según explicaba el costo-beneficio era positivo.

Con esa obra se podría alcanzar una producción neta excedente de maíz grano por 212.2 mil toneladas, 12.2 mil toneladas de frijol y 61.1 mil toneladas arroz, eso significaría disminuir las importaciones que generaría un ahorro y al mismo tiempo fomentaría la autosuficiencia alimentaria.

El 4 de noviembre de 2013, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la obra durante una gira en Nayarit, porque dijo, buscaba que el sector agropecuario en el país fuese “uno nuevo, de mayor dignidad, mayor orgullo, y sobre todo que muestre prosperidad y desarrollo de nuestro país”.

El exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, también presumió el Canal Centenario como una de las megaobras impulsadas por el gobierno Federal. En la comparecencia ante la Cámara de Diputados, le preguntaron sobre las obras de infraestructura por las cuales el gobierno federal había adquirido deuda.

En su respuesta, Videgaray mencionó al Canal Centenario como una obra “de gran calado”. Las obras “están ahí, son obras que se están construyendo”, dijo.

Pero la realidad es otra. Aunque la inversión anunciada era de más de 7 mil millones de pesos, el presupuesto ejercido entre 2014 y lo que va de 2017 asciende a 1,243 millones de pesos.

En tanto, el gobernador Roberto Sandoval, incluyó al Canal Centenario como parte de sus acciones de gobierno en sus últimos tres informes y en spots, se refería a este como “la obra más grande del país”, pero no aportó ni un peso. 

Los retrasos

La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) lanzó cuatro licitaciones entre junio de 2014 y agosto de 2015 para cuatro distintos tramos de la obra, cuyas ganadoras fueron Supercate, S. A. de C. V.; Operadora de Contratos Internacionales RR, S. A. de C. V.; Innovaciones Técnicas en Cimentación, S.A. y Acciona Infraestructura México, S. A. de C. V.

Sin embargo, de acuerdo con la bitácora de la obra, obtenida vía transparencia, los trabajos tuvieron retrasos y están detenidos.

Por ejemplo, Innovaciones Técnicas en Cimentación, S.A. recibió 173 millones de pesos para la construcción del tramo 20+900 al km 28+575.85, municipio de Santiago Ixcuintla a partir del 26 de noviembre de 2014, pero, según los reportes, en marzo de 2016 se advierte “el 100% de abandono de la obra”.

Innovaciones Técnicas en Cimentación es una filial de Grupo TRADECO, que en septiembre de 2016 fue inhabilitada por 2 años y 6 meses para recibir contratos con la administración pública, según una circular publicada en el Diario Oficial de la Federación, aunque no se explica el motivo de la sanción.

La CONAGUA seleccionó esta empresa aún cuando había incumplido con obras en el país, como el nuevo puente vehicular “La Unidad”, que conecta Isla del Carmen con Isla Aguada, en Campeche, por 860 millones de pesos; tres ductos marinos en el Campo Ku Maloob Zaap para Pemex Exploración y Producción.

Méxicoleaks consultó a la empresa y a través de un correo electrónico, Grupo TRADECO negó que haya abandonado la obra. Se trató, dijo, de una “terminación anticipada de contrato”, sin que dieran más detalles.

De acuerdo con la Ley de Obras Públicas y Servicios, habría una terminación de contrato bajo “causas justificadas que le impidan la continuación de los trabajos, y se demuestre que de continuar con las obligaciones pactadas se ocasionaría un daño o perjuicio grave al Estado”. E incluso, una intervención de oficio emitida por la Secretaría de la Función Pública, o por resolución de autoridad judicial.

Aunque el organismo responsable de las licitaciones y la obra es la CONAGUA, se negó a otorgar alguna entrevista o emitir cualquier información que pudiera explicar los retrasos argumentando que el gobierno estatal se encuentra en “veda electoral”, por la la elección de gobernador el próximo 4 de junio. Aún cuando la Comisión depende de la administración pública federal y no del gobierno estatal.

En tanto, la oficina del gobernador Sandoval se deslindó por completo de la obra y sus retrasos porque se trata de una obra federal, según dijo el área de comunicación.

En el tramo del Km 13+380 al 28+575, en el municipio de Santiago Ixcuintla y Ruiz, ganó la empresa Consultoría Integral en Ingeniería, S. A. de C. V.

Aunque la fecha probable de inicio estaba pactada para el 26 de noviembre de 2014 y tendría 401 días para concluirla, es decir, en diciembre de 2015, no ocurrió. El 11 de marzo de 2016 hubo un convenio modificatorio para ampliar el plazo debido al retraso en la autorización del cambio de uso de suelo en la zona.

Se aumentaron 96 días naturales al plazo de término y se dio una nueva fecha: 30 de mayo de 2016, pero tampoco se cumplió. Hasta noviembre de 2016, según el reporte de actividades diarias, se estableció un importe programado acumulado de 174 millones 979 mil pesos pero el avance de obra acumulado equivalía a 93 millones de pesos.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Hacienda, el avance de la obra sólo es de 11%. 

Desde 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) había alertado sobre los retrasos en la revisión realizada a la obra Canal Centenario como parte del informe de Cuenta Pública.

Hasta ese año se había ejercido 237 millones de pesos, pero al realizar la verificación física, comprobó que la obra se encontraba “sin fuerza laboral y sin realizarse ningún tipo de trabajo”.

En otros tramos sí se había avanzado y pudieron finiquitarse los contratos; sin embargo, la Auditoría también señaló que la CONAGUA entregó los anticipos con meses de retraso, pese a tener suficiencia presupuestaria.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 razones por las que puedes estresarte cuando tratas de relajarte (y qué hacer para evitarlo)

Si alguna vez has tratado de relajarte y eso te ha puesto aún más ansioso, no te alarmes, es algo más común de lo que te imaginas y hay medidas que puedes adoptar para que esto no te ocurra.
2 de abril, 2022
Comparte

¿Alguna vez has tratado de relajarte, y en cambio has acabado estresado y con pensamientos negativos? Resulta que muchos de nosotros experimentamos esto, por ello ha surgido el término “stresslaxing” (una palabra en inglés que en español podríamos traducir como estrelajarse”, una mezcla de estrés y relajación).

Pero, aunque estrelajación es un término nuevo, describe la ansiedad inducida por la relajación que se ha estudiado durante años.

Se ha demostrado que esto le sucede a entre el 30% y el 50% de las personas cuando intentan hacer cosas relajantes, lo que causa síntomas de estrés (como latidos cardíacos rápidos o sudoración).

Es paradójico, dado que las personas que experimentan “estrelajación” pueden necesitar hacer algo relajante para desestresarse. Esto puede convertirse en un círculo vicioso destructivo en el que estas personas no pueden aliviar el estrés que sienten, lo que podría resultar en tener más emociones negativas y ataques de pánico.

No todos experimentarán “estrelajación”. Algunas investigaciones incluso sugieren que las personas que tienen ansiedad pueden ser más propensas a ello.

Las siguientes son solo algunas de las otras razones por las que sucede, y lo que puedes hacer para superarlo.

1. Estás negando que estás estresado

Pretender que un problema no existe -también conocido como negación- es una de las estrategias de afrontamiento menos efectivas para el estrés. En el caso de la “estrelajación”, esto podría ser negar que estás estresado para empezar.

Los períodos breves de negación pueden ayudarnos a adaptarnos al cambio.

Mujer recibiendo un masaje

Getty Images

Por ejemplo, la negación puede ayudar a una persona a sobrellevar sus emociones después de experimentar la muerte de alguien cercano. Pero cuando la negación se usa con frecuencia para lidiar con los factores estresantes diarios, puede hacer que las personas se sientan perpetuamente atrapadas en una rutina.

Cuando estás en negación, tu cuerpo continúa enviando señales de estrés para incitarte a tomar medidas y resolver tus problemas. Es por eso que intentar (sin éxito) relajarte en lugar de abordar las causas de tu estrés puede hacer que te sientas más estresado.

Así puedes resolverlo:

  • Reconoce que los síntomas del estrés pueden ser útiles. Tu cuerpo está tratando de alertarte de que es necesario solucionar un problema, por lo que está activando todos sus recursos fisiológicos para ayudarte a lograrlo. Por ejemplo, una mayor frecuencia cardíaca ayuda a tu cuerpo a transportar más sangre oxigenada a tu cerebro, de modo que pueda encontrar una solución rápida a los problemas que te están causando estrés.
  • Escribe tus pensamientos y sentimientos más profundos asociados con tu estrés. Esto te ayudará a entender la fuente de tu estrés para que puedas abordarlo. Por ejemplo, no tiene mucho sentido hacer meditación todos los días para desestresarte si la causa de tu estrés es el exceso de trabajo. En este caso, hablar con un gerente o colega para ajustar tu carga de trabajo ayudaría más a aliviar tu estrés que las actividades relajantes.
  • Piensa de forma creativa. Cuando estamos estresados, es posible que solo pensemos que ciertas actividades (como la meditación o el ejercicio) pueden ayudarnos a relajarnos. Pero hablar con amigos o familiares, o usar una aplicación o un recurso de internet, podría ser una mejor manera de abordar tu estrés y ayudarte a sentirte mejor.

2. Te preocupas por lo que dirán los demás

La mayoría de nosotros tenemos algo que nos apasiona, ya sea nuestro trabajo o incluso un pasatiempo. Pero la razón por la que estás motivado para hacer estas cosas es importante.

Algunas personas persiguen su pasión porque quieren, ya sea para mejorar o aprender una nueva habilidad. Pero otros solo persiguen su pasión porque quieren el reconocimiento de otras personas. Las personas con ciertos tipos de personalidad pueden ser más propensas a obsesionarse con su pasión.

Otros pueden simplemente seguir una determinada actividad para obtener elogios de sus colegas o incluso para demostrar su valía a amigos o familiares.

Mujeres listas para nadar

Getty Images
Tener un pasatiempo siempre ayuda, pero es importante entender por qué lo haces.

El problema de perseguir una pasión por la razón equivocada es que puede hacer que una persona se esfuerce hasta el límite, lo que podría significar trabajar a pesar de estar enfermo o no tomarse un tiempo libre para desestresarse.

Esto puede hacer que sea difícil y estresante relajarse, como si estuvieras perdiendo el tiempo que podrías dedicar a tu pasión cuando tratas de hacer cosas relajantes. Incluso podrías estar preocupado de que la gente piense mal de ti por tomarte un tiempo libre. En última instancia, esto puede afectar negativamente tu bienestar.

Para las personas que se sienten así, puede ser útil tomar un breve “descanso mental” de lo que les apasiona. El descanso no tiene que ser largo, ni tiene que implicar hacer algo que necesariamente te parezca relajante.

Pero tomar descansos incluso breves puede ayudarte a sentir que está bien tomarse un tiempo lejos de tu pasión de vez en cuando para desestresarte y relajarte.

3. No puedes decidirte

Al tomar una decisión, algunas personas no pueden evitar explorar todas las opciones posibles disponibles para ellos, lo que se conoce como maximizar los pensamientos.

Esto incluso puede suceder cuando se trata de elegir algo relajante para hacer. Incluso después de elegir algo, es posible que pienses en las otras opciones y te preguntes si algo más te habría ayudado a sentirte más relajado. Entonces, en lugar de relajar tu mente, te estás estresando aún más.

Mujer dubitativa

Getty Images

Desafortunadamente, la maximización conduce al arrepentimiento, sin importar la opción que elijamos. A veces también se asocia con un menor bienestar.

Una persona que tiene el hábito de maximizar puede estar pensando en todas las otras cosas que tiene que hacer ese día en lugar de relajarse, lo que puede generar sentimientos de estrés.

Esto es lo que puedes hacer para evitarlo:

  • Limita la cantidad de decisiones que debes tomar el día que deseas hacer algo relajante. O incluso planifica cuándo vas a hacer algo relajante (como ver una película o meditar) y cuánto tiempo vas a hacerlo. Esto puede hacer que sea más fácil relajarse cuando llegue el momento, ya que sabrás que no estás postergando otras cosas.
  • Recuerda por qué estás tratando de relajarte. Tu salud es importante, por lo que recordar esto puede ayudarte a sentirte menos estresado mientras intentas realizar una actividad relajante.

Lo bueno es que, incluso si la relajación causa ansiedad, aún puede tener un efecto positivo en la salud mental e incluso puede ayudarte a crecer como persona.

Lo más importante es encontrar una actividad relajante que disfrutes. Ya sea cocinando, haciendo jardinería o corriendo, es importante que te ayude a desconectar del estrés del día.

*Jolanta Burke es profesora del Centro de Psicología y Salud Positivas, en Dublin, Irlanda.

*Esta nota se publicó en The Conversation y fue reproducida aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original en inglés.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.