Robo de combustible en Puebla: Suman 13 enfrentamientos entre pobladores y militares desde 2016

Cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional muestran que Puebla es el estado con el mayor número de enfrentamientos desde 2013; sólo en el primer trimestre del año ya suman seis hechos.

Puebla
Más de 200 habitantes del municipio de Palmarito bloquearon la autopista Puebla-Orizaba luego del enfrentamiento que sostuvieron huachicoleros y elementos del ejército en el que al menos 8 personas perdieron la vida. Cuartoscuro

Puebla es la entidad del país en la que se han registrado más enfrentamientos entre militares y pobladores en los últimos cuatro años, durante el resguardo de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En esa entidad han ocurrido trece enfrentamientos distintos, entre los que destacan dos ocurridos en abril y mayo de este año en el municipio de Palmar de Bravo, cuando ocho militares resultaron heridos y otro más en el que tres civiles y cuatro militares fallecieron.

Sobre éste último caso se difundieron imágenes sobre una presunta ejecución extrajudicial. La PGR informó que 30 militares están bajo investigación.

Pero aunque los registros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sobre esta clase de enfrentamientos son desde 2013, los casos en Puebla son recientes.

En 2016, ocurrió en Puebla el primer enfrentamiento armado entre pobladores y militares de este sexenio, según cifras oficiales. Ese año hubo cuatro eventos en el municipio Palmar de Bravo, otro más en Quecholac y uno más en La Esperanza.

Y en los primeros meses de este 2017 ya se superó el número de enfrentamientos registrados en todo el año anterior: cuatro en Palmar de Bravo, dos en Quecholac y uno más en Tecamachalco. Además de que este año los casos han sido mucho más violentos con víctimas civiles y militares.

En todo el país, desde 2013, hay registro de 37 enfrentamientos armados en ductos de Pemex. Después de Puebla, el estado con más eventos es Tamaulipas, con diez en cuatro años, en los municipios de Matamoros y Reynosa.

El aumento en los enfrentamientos en Puebla entre militares y pobladores ha coincidido con el hallazgo de tomas clandestinas para el robo de combustible.

De 2015 a 2016 se duplicó el número de tomas clandestinas. En ese periodo se pasó de 784 a 1,533; pero para este año sólo en el primer bimestre ya había registro de 229 tomas ilegales.

El 22 de mayo pasado se publicaron videos y fotografías en los que se ve a personas llenando cubetas, garrafas y otros objetos con combustible que se derramó por una toma clandestina en la comunidad de San Francisco Tláloc, en el municipio poblano de San Matías Tlalancaleca.

El Grupo de Coordinación Puebla Segura informó que policías estatales, municipales, así como militares resguardaron la zona, pero decidieron no intervenir ante la recolección del combustible para evitar un enfrentamiento con pobladores.

“Ante la presencia de gente, presuntamente de la comunidad, que irresponsablemente llevó niños al lugar, se tomó la decisión de evitar cualquier tipo de enfrentamiento con la población y evitar así el riesgo que representa cualquier fricción con el combustible.

“Ante esta situación, fue imposible detener a los habitantes, entre los que se encontraban mujeres y niños, para evitar que robaran el combustible”, señaló el Grupo.

Petróleos Mexicanos perdió al menos 97 mil millones de pesos en los primeros cuatro años del sexenio de Enrique Peña Nieto por fugas y robo de combustible, cifra 55% superior a las pérdidas registradas en los últimos cuatro años del sexenio anterior, de acuerdo con una investigación publicada por Animal Político en febrero pasado.

Close
Comentarios