close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Gobierno de Peña gasta 20 veces más en seguridad y además oculta en qué invierte los recursos

En lo que ha sido el año más violento de la gestión de Peña Nieto, el gasto en la partida 33701 “Gastos de seguridad pública y nacional” pasó de 796 millones a 18 mil 539 millones, sin que haya forma de conocer cómo se ejerció ese gasto millonario.
Cuartoscuro Archivo
Por Tania L. Montalvo
8 de mayo, 2017
Comparte

El gobierno federal tiene una partida “secreta” a la que año con año se le asignan miles de millones de pesos, sin justificación y sin que la autoridad explique en qué se usan esos recursos públicos.

La partida 33701 “Gastos de seguridad pública y nacional” creció veinte veces sólo en 2016, el año más violento de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto.

Aunque el Congreso le asignó sólo 796 millones de pesos, el gobierno federal terminó gastando 18 mil 539 millones.

Pero este aumento discrecional del gasto no es exclusivo de 2016, en realidad es una constante en la gestión de Peña Nieto, pues desde 2013 se ha inflado la bolsa sin que se rindan cuentan sobre cómo se gastan esos recursos. 

El gobierno federal asegura que, como esta partida es sobre “seguridad pública y nacional”, está impedido legalmente para transparentar su uso o detallar a qué se destinan los recursos. Pero bajo ese argumento tampoco explica por qué a lo largo de cada año los recursos de la bolsa aumentaron entre diez y veinte veces, alejándose del monto asignado por la Cámara de Diputados tras una propuesta del mismo gobierno federal sobre cuántos recursos son necesarios para “seguridad pública y nacional”.

Según la Secretaría de Hacienda, la partida 33701 debe destinarse a “a la realización de programas, investigaciones, acciones y actividades en materia de seguridad pública y nacional, en cumplimiento de funciones y actividades oficiales, cuya realización implique riesgo, urgencia o confidencialidad”.

Pero aunque en cuatro años de gestión el gobierno de Enrique Peña Nieto tuvo 2 mil 915 millones de pesos para esos fines, terminó gastando 40 mil 545 millones de pesos; lo que implica un aumento presupuestal de 1,291% en términos nominales.

Los recursos de esta bolsa se han dividido entre ocho instancias de gobierno federal: Presidencia, Gobernación, Defensa Nacional, Marina, Hacienda, la Procuraduría General de la República, Función Pública y la Comisión Federal de Competencia Económica.

Entre 2013 y 2015, la Secretaría de Gobernación fue quien reportó más recursos ejercidos de esta partida, unos 7 mil millones de pesos cada año.

Pero en 2016, la Secretaría de la Defensa Nacional superó a Gobernación y gastó 9 mil 200 millones de pesos pese a que sólo tenía presupuestados 400 millones.

En la revisión de la Cuenta Pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación auditó un monto asignado al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social a través de Gobernación.

Los hallazgos de la auditoría indican que los recursos de la partida 33701 se usan sin justificación y sin que se cumpla con las premisas de “urgencia, riesgo y confidencialidad extrema” que indica la definición de Hacienda.

Los únicos datos disponibles sobre el uso de esta partida es la descripción del gasto por dependencia que entrega la Secretaría de Hacienda en la Cuenta Pública entre las que se encuentran “Inhibición y sanción de las prácticas de corrupción”, “justicia militar, “defensa de la integridad, la Independencia y la soberanía del territorio nacional”, “servicios de inteligencia” u “operativos para la prevención y disuasión del delito”.

En ningún caso se detalla el destino de las compras o el uso específico que tienen estos recursos millonarios.

Estas modificaciones presupuestarias las realiza el gobierno federal sin dar cuenta al Legislativo que, a su vez, tampoco le da seguimiento a los cambios para exigir que se justifiquen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La cantidad de CO2 en la atmósfera supera récord: Qué consecuencias tiene para el planeta

Los niveles atmosféricos de dióxido de carbono, el principal gas causante del cambio climático, superaron las 415 partes por millón por primera vez en la historia de la humanidad. ¿Qué implica haber cruzado ese umbral?
Getty Images
16 de mayo, 2019
Comparte

Jugando con fuego.

¿Es eso lo que está haciendo la humanidad?

La noticia fue recibida por algunos con profunda frustración, por otros con alarma.

El pasado 11 de mayo los niveles atmosféricos de dióxido de carbono o CO2, el principal gas causante del cambio climático, pasaron el nivel de 415 partes por millón (ppm) por primera vez en toda la historia evolutiva de los seres humanos.

La medición de 415,26 ppm fue realizada por una de las principales estaciones de monitoreo del calentamiento global en el mundo, el observatorio de Mauna Loa en Hawái que pertenece al Instituto Scripps de Oceanografía en Estados Unidos.

¿Qué significa para todos nosotros haber cruzado ese umbral?

Tres reconocidos expertos en cambio climático dieron su opinión para los lectores de BBC Mundo.


CHRIS RAPLEY, profesor de ciencia climática en University College London y exdirector del Instituto Antártico Británico

Es la primera vez que los seres humanos hemos inhalado aire con tanto CO2. Es un gas transparente y sin olor y no lo percibimos, pero está teniendo un enorme impacto en el planeta porque ha alterado su balance energético.

El CO2 adicional que hemos lanzado a la atmósfera está causando que la Tierra acumule energía del Sol más rápido de lo que la irradia.

Gráfico que muestra el efecto de invernadero

Getty Images
Debido a las emisiones de CO2, la Tierra acumula energía del Sol más rápido de lo que la irradia.

La medición de 415 ppm indica que aún estamos emitiendo dióxido de carbono hacia la atmósfera al nivel máximo de lo que se consideraba posible hace 20 años.

Si seguimos este curso de acción llegaremos a un aumento de la temperatura global de 3, 4 o 5 grados Celsius para fin de siglo, y eso tendrá consecuencias desastrosas para nuestros hijos y nietos y generaciones futuras durante miles de años.

No tendríamos que agregar mucho más dióxido de carbono para calentar el planeta lo suficiente como para que el hielo de Groenlandia y partes de Antártica atraviesen un punto de no retorno. Y en ese caso cualquier cosa que hagamos no impedirá el derretimiento de grandes sectores de hielo.

Si eso ocurre el aumento en el nivel del mar afectará a grandes ciudades en el mundo y desplazará a cientos de millones de personas, veremos olas de calor tan intensas que partes del planeta serán inhabitables y habrá migraciones que desestabilizarán a un planeta ya aquejado por problemas.

Desprendimiento de hielo

Getty Images
“No tendríamos que agregar mucho más dióxido de carbono para calentar el planeta lo suficiente como para que el hielo de Groenlandia y partes de Antártica atraviesen un punto de no retorno”, señaló Rapley.

Así que hay muchas formas en las que haber pasado 415 ppm es una noticia extremadamente mala y desesperadamentenecesitamos hacer algo al respecto.

El hecho de que llegamos a 415 ppm cuando el nivel natural de la Tierra ha sido durante millones de años de 280 ppm nos dice que hemos cambiado al planeta en formas que son casi inimaginables.


MICHAEL MANN, profesor del Departamento de Meteorología y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Pensilvania

Cuando mis coautores y yo publicamos hace 20 años por primera vez el gráfico llamado “del palo de hockey” con la curva empinada de aumento de CO2, los niveles eran de cerca de 365 ppm. Ahora son de 415 ppm.

Eso significa que hubo un aumento gigantesco de 50 ppm en dos décadas y estamos incrementando las concentraciones atmosféricas a una tasa de 3 ppm al año.

Gráfico que muestra la Curva de Keeling

BBC
La llamada Curva de Keeling muestra claramente el aumento de las concentraciones atmosféricas de CO2.

Si haces los cálculos, superaremos los 450 ppm en poco más de una década, y eso implica un peligroso aumento del calentamiento planetario de más de 2 a 3,5 grados Celsius.

Esto significa que debemos hacer cambios dramáticos, ahora, para bajar las emisiones globales de CO2 en un nivel de 5 a 10% al año. Solo así evitaremos impactos catastróficos del cambio climático.

No sabemos exactamente cuáles son los niveles de ppm que llevarán a puntos de no retorno, como por ejemplo el derretimiento de grandes partes de hielo en Antártica que lleve a aumentos del nivel del mar de 3 a 4 metros, o el colapso de la circulación oceánica del Atlántico Norte, la desestabilización del metano atrapado en el permafrost u otros mecanismos amplificadores.

Fábricas emitiendo CO2

Getty Images
“La única estrategia razonable es dejar de quemar combustibles fósiles que emiten CO2 y calientan el planeta”, afirmó Michael Mann.

Algunos de estos mecanismos tal vez ya pueden haber sido disparados, otros podrían estar cerca de esa situación.

La única estrategia razonable es dejar de quemar combustibles fósiles que emiten CO2 y calientan el planeta.

Los impactos del cambio climático ya no son sutiles.Los estamos viendo en tiempo real en formas profundas.


JAMES DYKE, profesor de Sistemas Globales del Departamento de Geografía de la Universidad de Exeter

En términos de cómo ha venido cambiando el clima nada sucederá como consecuencia de haber llegado a 415 ppm en comparación con 414 o 412 ppm.

La razón por la que haber llegado a 415 ppm es significativo es que la última vez que la Tierra experimentó concentraciones de CO2 de este nivel fue probablemente hace 2,6 o incluso 3 millones de años.

Es decir, antes de la evolución de la especie humana.

Hombre con el agua a la altura del pecho en Carolina del Sur tras el huracán Florence en setiembre de 2018

Getty Images
El cambio climático está intensificando fenómenos climáticos como huracanes y olas de calor.

Y es importante recordar que no tenemos razones para creer que el aumento de CO2 se estabilizará en 415 ppm.

Los aumentos anuales han sido de uno o dos por ciento y no sabemos cuando se detendrán.

Hay algo que la gente debe entender cuando se habla de estabilizar el aumento de temperatura global a no más de 1,5 grados Celsius: en mi opinión, nadie cree que en realidad eso sea posible.

Los gobiernos internacionales y la cumbre de París de 2015 hablaron de limitar el calentamiento a no más de 2 grados, con una aspiración de hacerlo a no más de 1,5 grados.

Pero cuando hablas con los que deciden las políticas nadie piensa que eso sea posible, porque limitar el calentamiento global a 1,5 grados significa que el uso de combustibles fósiles debe acabar en un par de décadas y no hay evidencia ni siquiera de que vayamos en la dirección correcta.

Ilustración de continentes

Getty Images
James Dyke: “No creo que la mayoría de las personas sepan que estamos dependiendo esencialmente de que se invente nueva tecnología para salvarnos del colapso climático”.

Creo que la gente se sorprendería de saber que por un lado los gobiernos hablan de limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados, y al mismo tiempo esos gobiernos piensan que no podremos detener el uso de combustibles fósiles.

Los gobiernos pueden mantener esa posición porque asumen que podremos inventar tecnología de emisiones negativas, que extraigan enormes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera de la Tierra para mediados de este siglo y los siglos subsiguientes.

No creo que la mayoría de las personas sepa que estamos dependiendo esencialmente de que se invente esta nueva tecnología para salvarnos del colapso climático.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.