Alejandro Hernández Cárdenas, el médico mexicano que rehidrata a los muertos para identificarlos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alicia Fernández

Alejandro Hernández Cárdenas, el médico mexicano que rehidrata a los muertos para identificarlos

El doctor Alejandro Hernández trabaja como médico forense en la oficina de la Fiscalía en Ciudad Juárez y es inventor de una técnica especial para rehidratar cadáveres.
Alicia Fernández
Por Irene Caselli* // BBC Mundo
17 de junio, 2017
Comparte

Rosa María Apodaca ha pasado los últimos seis años buscando a su hija mayor.

Patricia Jazmín Ibarra tenía 18 años cuando el 7 de junio de 2011 salió de su casa para ir a trabajar en una tienda de teléfonos móviles en el centro de Ciudad Juárez.

“Se la robaron”, dice su madre, quien renunció a su trabajo para buscar a Patricia Jazmín.

Apodaca sabe que muchas jóvenes que han desaparecido en Ciudad Juárez han sido encontradas muertas.

La ciudad, en la frontera de México con Estados Unidos, está ubicada en una ruta clave del tráfico de drogas y de humanos.

En los 1990, Ciudad Juárez se hizo conocida por el enorme número de jóvenes mujeres que desparecían, y entre 2008 y 2011 la ciudad ocupó el turbio título de capital mundial de los asesinatos.

“Nunca las encontraron vivas. Encontraban sólo huesos. Así era como las entregaban a sus familias”, cuenta Apodaca sobre las muchas mujeres que desaparecieron.

“Nunca tenías la certeza de que se trataba de tu propia hija”.

Identificando a las muertas

Es a estas personas, a los padres de las desaparecidas, como Rosa María Apodaca, a quien el doctor Alejandro Hernández Cárdenas está tratando de ayudar.

Trabaja como médico forense en la oficina de la fiscalía y ha desarrollado una técnica especial para rehidratar cadáveres para ayudar a su identificación.

La técnica es tan innovadora que el año pasado el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial le otorgó una patente para su fórmula secreta.

Durante más de un siglo, los expertos forenses han utilizado inyecciones de glicerina para reconstituir los dedos del cadáver para poder obtener huellas dactilares.

Pero esa técnica no funciona con todo el cuerpo.

Los análisis de ADN pueden ayudar. Pero para poder identificar un cadáver, se necesita tomar muestras de dos familiares directos del desaparecido para poder hacer una comparación.

Con la técnica de rehidratación, el cadáver puede volver a su condición original para que las familias puedan identificarlo.

“Creo que hago este trabajo porque me sentí afectado por la idea de que estos cadáveres vayan a la fosa común o de que sus familias no sean capaces de llorar su muerte apropiadamente”, dice Alejandro Hernández.

Nuevas pistas

La técnica de rehidratación también ha ayudado para obtener pistas importantes en las investigaciones criminales.

Cuando el doctor Alejandro Hernández rehidrató un cadáver en el estado de Querétaro, en el centro de México, descubrió lesiones inusuales en la piel, y eso condujo a un arresto.

Su ayuda ha sido clave para llevar a los asesinos ante la justicia.

Alejandro Hernández, de 59 años, cuenta que la primera vez que pensó en convertirse en experto forense fue cuando tenía 18 años.

Estaba estudiando odontología mientras manejaba una ambulancia para ayudar a mantener a su familia.

Una noche en 1977, lo llamaron a un accidente de tren en el que habían muerto 35 personas y la mayoría de las víctimas habían quedado irreconocibles.

“Cuando el médico forense llegó, nos dijo que revisáramos sus dientes”, recuerda Hernández.

Entonces empezó a ayudar en la morgue durante cuatro o cinco días, mientras los familiares de las víctimas esperaban noticias afuera.

Aunque esa tarea les podría parecer repelente a algunos, inspiró en Hernández el deseo de ayudar a identificar a las víctimas de crímenes.

Piel de cerdo y dedos humanos

Después de graduarse como dentista y eventualmente unirse al laboratorio forense, Alejandro Hernández comenzó a experimentar con su técnica de rehidratación.

Recipientes con restos humanos en el laboratorio del dr. HernándezALICIA FERNANDEZ
La misión del doctor Hernández es identificar cadáveres que de otra manera terminarían en las fosas comunes y sin un nombre.
Piel disecadaALICIA FERNANDEZ
A menudo no hay mucho con qué comenzar la identificación, como esta pieza de piel disecada.

Utilizaba piel de cerdo y dedos humanos que mantenía en recipientes de vidrio y los revisaba diariamente.

Un día en 2004 estaba inspeccionando siete recipientes. Cuando tomó uno de los dedos del cuarto frasco, parecía perfecto.

“Era como un dedo nuevo. No podía creerlo”, señala.

Al principio pensó que era demasiado bueno para ser verdad y sospechó que sus colegas le habían jugado una broma. Pero cuando les preguntó, uno le dijo: “Nunca los tocamos, huelen horrible”.

Alejandro Hernández y la fórmula mágica

Había encontrado la fórmula mágica y cuatro años más tarde logró rehidratar un cuerpo entero.

En años recientes, el doctor Alejandro Hernández ha estado aplicando su técnica en cada vez más migrantes encontrados muertos en la zona fronteriza.

Carteles en Ciudad JuárezGETTY IMAGES
Los carteles de personas desaparecidas son comunes en Ciudad Juárez

Ciudad Juárez es uno de los principales puntos de cruce hacia Estados Unidos.

Más de 6.000 cadáveres han sido recuperados a lo largo de la frontera desde los 1990.

Los cuerpos a menudo son encontrados en fosas comunes y a veces es difícil identificarlos porque han sido mutilados o están momificados debido a las extremas condiciones del clima.

Ya que no hay una unidad de investigaciones en el laboratorio forense donde trabaja el doctor Alejandro Hernández, él ha estado financiando su investigación, pagando los compuestos químicos y trabajando en su tiempo libre.

Espera que alguien se interese en sus estudios pero al final lo que desea, dice, es menos trabajo, no más.

“No es que yo sea flojo, es que esto significa que si tengo mucho trabajo es porque mucha gente ha muerto”, explica.

“Hubiera preferido no encontrar esta fórmula -dice- a cambio de que esas personas nunca hubiera muerto”.

*Irene Caselli estuvo en Ciudad Juárez como parte de la Iniciativa Adelante de Reportajes Latinoamericanos de la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios (IWMF).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID-19: qué puedes hacer y qué no tras recibir la vacuna, según la ciencia

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué puede cambiar su vida luego de recibir las inmunizaciones.
Getty Images
2 de abril, 2021
Comparte

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué pueden cambiar sus vidas luego de recibir las inmunizaciones.

Y es que desde que el coronavirus comenzó a propagarse por el mundo, las autoridades y la comunidad científica subrayan que la vacuna es una de las principales vías para terminar con la pandemia.

Ahora que millones de personas reciben dosis cada día, gobiernos, universidades y agencias de salud pública también han comenzado a publicar sus recomendaciones de lo que pueden hacer y lo que no los que han sido vacunados.

Estas recomendaciones, no obstante, pueden cambiar a medida que se conozca más de las vacunas o de las actuales variantes del coronavirus.

También pueden cambiar de un lugar a otro. De hecho, puede que en tu país aún no se apliquen, dada las restricciones que cada nación ha impuesto para controlar la pandemia por las circunstancias específicas de cada lugar.

También, en numerosos lugares, la flexibilización tras la vacunación ha sido limitada de momento, ya sea porque la cantidad de población que ha sido inmunizada es muy pequeña o ante temores de que dar una mayor libertad a personas vacunadas pueda llevar a discriminar a los que no han podido inmunizarse.

Los expertos también señalan que, más allá de las recomendaciones generales, cada persona debe evaluar sus riesgos individuales y hacer un análisis bien meditado de lo que es seguro hacer no solo para uno mismo, sino también para los que lo rodean.

Recuerda que aún estamos descubriendo cómo funciona el virus y las vacunas, por lo que te recomendamos que, ante la duda, consultes también con tu médico y visites las páginas oficiales sobre el tema de tu país.

¿Cuándo una persona puede considerarse completamente vacunada?

De acuerdo con los Centros para el Control de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), se considera que las personas están completamente vacunadas:

  • dos semanas después de recibir la última inyección de las vacunas que se administran en una serie de dos dosis, como las de Pfizer o Moderna;
  • dos semanas después de recibir una vacuna de dosis única, como la de Johnson & Johnson.

“Si han pasado menos de dos semanas desde su primera dosis, o si aún necesita recibir su segunda dosis de una vacuna de dos dosis, NO está completamente protegido”, alertan los CDC.

¿Puedo visitar amigos o reunirme con otras personas en grupos?

Aunque depende de las regulaciones vigentes en tu país, los científicos coinciden en que no supone un riesgo reunirte con otras personas en pequeños grupos si estas ya están también vacunadas.

Una reunión con un pequeño grupo de personas vacunadas, según la Universidad de Harvard, es considerada de bajo riesgo, ya sea en espacios abiertos o cerrados, y no es necesario el uso de mascarillas.

La situación es diferente si se visita a alguien que no ha sido vacunado, dado que existe una posibilidad de que, aunque tengas la vacuna, todavía puedas portar el virus y trasmitírselo a alguien que aún no tienen inmunidad.

Sin embargo, los CDC aseguran que es posible visitar personas no vacunadas que tengan un riesgo bajo de contraer una enfermedad grave debido al COVID-19 si tomas medidas de protección, como el uso de mascarillas y la distancia física de al menos dos metros.

La Universidad de Harvard señala que los riesgos son mayores si una persona vacunada visita a otra mayor de 60 años que no ha recibido aún la vacuna, dado que el COVID-19 suele ser más grave en edades avanzadas.

“Si es posible, realice la visita al aire libre o en un espacio bien ventilado para reducir el riesgo de contagio”, indica la universidad en ese último caso.

Algo semejante debe hacerse, indica, en caso de una reunión con personas que provengan de diferentes hogares o diferentes lugares.

¿Puedo viajar por placer o irme de vacaciones?

Este viernes, los CDC aseguraron que era seguro para las personas que estaban vacunadas viajar, siempre que mantuvieran la mascarilla en los medios de transporte público, incluidos aviones.

Según los CDC, investigaciones recientes sugieren que las personas vacunadas pueden viajar sin necesidad de hacer cuarentenas o presentar pruebas de COVID-19, dado que para ellos el riesgo es bajo.

Esto solo aplica a Estados Unidos y es posible que en tu país todavía no sea posible.

A excepción de los CDC, la mayoría de las recomendaciones señalan que, de momento, no es prudente viajar, aunque te hayas vacunado.

“Viajar en avión, autobús o tren te pone en contacto con muchas personas y aumenta el riesgo de transmisión”, indica la Universidad de Harvard.

Playa de Miami Beach

Reuters
Los viajes y las vacaciones de momento no son recomendables.

Los expertos de la Universidad de Harvard explican que esto se debe a que las vacunas no ofrecen una protección del 100% y apuntan a la amenaza de nuevas cepas.

“Debemos mantener la cautela, especialmente a medida que aprendemos más sobre las variantes que nos preocupan y cuánto protege la vacuna contra estas”, indican.

¿Puedo ir a restaurantes o conciertos?

De nuevo, siempre dependerá de lo que tu país haya regulado en su estrategia para contener el coronavirus.

No obstante, lo que la ciencia ha averiguado hasta ahora es que el riesgo de infección durante actividades sociales públicas, como cenar en el interior de un restaurante o ir al gimnasio, es menor para las personas completamente vacunadas.

“Sin embargo, aún se deben tomar precauciones ya que el riesgo de transmisión en estos entornos es mayor y probablemente aumenta con la cantidad de personas no vacunadas presentes”, indican los CDC.

The Shady Maples Smorgasbord bufé

Getty Images
Aún no es recomendable comer en el interior de restaurantes.

Por lo tanto, señalan que las personas completamente vacunadas que participan en actividades sociales en entornos públicos deben continuar siguiendo todas las pautas de protección, incluido el uso de mascarillas bien ajustadas, mantener la distancia física, evitar multitudes o espacios mal ventilados y lavarse las manos con frecuencia.

¿Qué pasa si, después de la vacuna, entro en contacto con alguien que da positivo por coronavirus?

De acuerdo con los CDC, si ya te has vacunado y has estado cerca de alguien que tiene covid-19, no es necesario que hagas cuarentena ni que te hagas la prueba a no ser que presentes síntomas.

Sin embargo, la situación es diferente si vives con otras personas que no están vacunadas.

En ese caso se recomienda mantenerse alejado de los demás durante 14 días y hacerse la prueba, incluso si no tienes síntomas.

¿Qué más no debo hacer?

Cada país puede tener recomendaciones diferentes basadas en sus propias medidas para contener el virus.

Las diferentes recomendaciones publicadas hasta la fecha sugieren que las personas vacunadas deben seguir evitando aglomeraciones, ya sean medianas o grandes, y también visitar espacios cerrados donde haya muchas personas.

Un hombre inocula una vacuna a otro

Getty Images
Como las vacunas no son efectivas al 100% debemos protegernos aunque estemos vacunados.

Si las situaciones anteriores son inevitables, se recomienda el uso de mascarilla y mantener la distancia física de ser posible.

Los CDC recomiendan que en los lugares de trabajo también se mantengan las medidas de distanciamiento, aunque el personal esté vacunado.

También que las personas vacunadas estén atentas ante cualquier síntoma de coronavirus y evitar contacto con otros en caso de presentar alguno.

¿Qué debo tener en cuenta tras ser vacunado?

Los expertos insisten en que cada persona debe realizar una profunda evaluación de riesgos y tomar en cuenta que:

  • ninguna vacuna es totalmente efectiva;
  • no sabemos aún cuánto dura su protección;
  • no sabemos tampoco del todo cómo responden a las nuevas variantes;
  • se deben atender factores de riesgo personal que puedan colocarte a ti u a otras personas a tu alrededor en mayor riesgo;
  • no sabemos cuán bien protegen las vacunas de que propaguemos el virus a otras personas, aunque no nos afecte a nosotros;
  • y, por tanto, se deben mantener otras medidas de prevención que ayudan a detener la propagación del coronavirus incluso aunque estemos vacunados.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5JIm2fDK1es

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.