Quiénes son los voluntarios que estafan a los estafadores de internet
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Quiénes son los voluntarios que estafan a los estafadores de internet

Hay redes de expertos en tecnología (scam baiters) que trabajan para atrapar a los estafadores de internet. Conoce cuál es su labor.
BBC Mundo
Por Nick Raikes y Hannah Morrison / BBC Mundo
12 de junio, 2017
Comparte

Cada año, decenas de personas en el mundo son engañadas por estafadores en internet. Pero las autoridades no son las únicas en tomar medidas: hay redes de voluntarios expertos en tecnología que trabajan para atraparlos.

”Les hacemos perder el tiempo; gastamos sus recursos y les hacemos pensar que no son tan buenos como ellos se creen”, le dijo a la BBC una de las voluntarias, que usa el nombre ficticio de Jill.

Ella es parte de una red global que se hace llamar scam baiters (término inglés que puede traducirse al español como “atrapa-estafadores”) y que pasa su tiempo libre tratando de manipular a los estafadores haciéndoles creer que cayeron en su trampa.

Los estafadores usan diferentes técnicas, desde decirles por email que han ganado la lotería hasta asegurarles que sus parientes lejanos les dejaron una herencia. Pero son ellos quienes acaban siendo engañados.

“Siempre va a haber estafadores, pero si podemos bajarles un poco los humos y alejar de ellos a alguna de sus víctimas, estaremos haciendo algo bueno”, añade Jill.

Una de las principales técnicas que usan, dice Wayne -otro “atrapa-estafadores” que suele trabajar con Jill- es filtrar detalles sobre los timadores y sus conversaciones en internet.

Wayne May
Wayne decidió tomar cartas en el asunto cuando unos estafadores le hicieron perder a su madre $5,000.

El objetivo es filtrarlos en los resultados de los motores de búsqueda para que las víctimas potenciales estén sobre aviso si escriben el nombre del estafador.

Wayne dice que la policía y otras instituciones también usan los datos.

Los scam baiters dicen que no reciben dinero a cambio por llevar a cabo su actividad y que tienen otras razones para luchar contra los estafadores.

Un hombre en Estados Unidos que prefiere permanecer en el anonimato decidió actuar después de que unos hackers engañaran a su madre, quien terminó perdiendo cerca de US$5,000.

Para Wayne, la única motivación es la emoción que siente al saber que puede ayudar a alguien.

Asegura que algunas personas que le contactaron estaban al borde del suicidio.

Sin embargo, aún quedan dudas sobre si los scam baiters están más equipados o preparados que las autoridades para lidiar con los criminales.

Las advertencias oficiales señalan que hay que denunciar cualquier acción fraudulenta a la policía y a los centros de cibercrimen que se dedican a gestionar medidas preventivas y concientizar a la sociedad.

Wayne dice que los scam baiters aconsejan a la gente que lo denuncie cuando se sienten desbordados.

hombre usando laptopISTOCK
Los “scam baiters” aseguran que no cobran dinero por atrapar a los estafadores.

Pero Jill afirma que juegan un papel importante y que los avances tecnológicos y el hecho de que muchos de los timadores vivan en países extranjeros dificulta la labor de las autoridades a la hora de atrapar a estos criminales.

Y ambos rechazan la palabra “justiciero”. “Los justicieros trabajan fuera de la ley”, dice Wayne.

Humor “retorcido”

La forma en la que actúa Wayne es rudimentaria. Trabaja con varios alias, la mayoría de ellos inspirados en dibujos que veía en la televisión cuando era niño.

A menudo aparenta ser vulnerable -y potencialmente crédulo- pretendiendo haber pasado por una ruptura amorosa reciente.

“Para atraparlos necesitas tener un sentido del humor algo retorcido”, bromea.

estafadoresISTOCK
Para atrapar a los estafadores usan todo tipo de técnicas y aparentan ser vulnerables y crédulos.

Tanto Wayne como Jill esperan siempre a que los estafadores se acerquen a ellos, y no al revés.

Pero la espera no suele durar mucho.

Sus nombres figuran en una lista, una base de datos de gente fácil de estafar que circula en la red entre los timadores.

Uno de los últimos que se puso en contacto con Jill es un hombre que le manda emails diciéndole que ha ganado la lotería en África.

Pretendiendo ser un matrimonio, Jill y Wayne hicieron una llamada conjunta para hacerle perder tiempo, haciéndole preguntas para saber cuánto dinero habían ganado y quién de los dos lo recibirá.

Mientras hacen la llamada, a menudo suelen tener a otros estafadores “en espera” con quienes juegan otros papeles para confundirlos y despistarlos durante un buen rato.

Amenazas de muerte

Jill dice que su mayor éxito fue cuando recibió una amenaza de muerte por parte de uno de los hackers a quien había pillado.

“Si te amenazan de muerte significa que realmente lograste fastidiar a alguien”, declara.

Jill
Jill dice que los estafadores “merecen ser tratados como criminales”.

“Una vez hice que un estafador se pusiera a dar vueltas con el auto por Madrid (España) tratando de buscar a ‘Lynn’ , quien , estaba en esa ciudad”.

“Por supuesto, yo no me había ido a Madrid, estaba en mi casa. Él se sintió enojado y me dijo: ‘Te buscaré y te encontraré. No me importa cuál es la pena por asesinato en Reino Unido. Te voy a encontrar’“.

Jill lo cuenta como una anécdota divertida. Pero lo cierto es que sabe que hay peligros.

“Me esfuerzo mucho en proteger mi identidad digital”, explica.

“Utilizo direcciones de correo electrónico que no puedan ser rastreadas y no uso absolutamente nada de mi información de la vida real. Todos mis personajes están basados a más de 150 kilómetros de donde yo vivo”.

Cuando le preguntamos si piensa que está llevando su causa demasiado lejos, niega rotundamente.

“Ninguno de nosotros está yendo demasiado lejos. Esta gente son criminales. No merecen nuestra simpatía”.

“Roban a nuestros mayores, así que merecen ser tratados como criminales. Si pudiéramos arrestarlos, lo haríamos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Gobiernos estatales y SNTE pagaron 79.6 mdp a Juan Collado por servicios inexistentes

Este caso es paralelo al que se le sigue a Collado a nivel federal. La Fiscalía de Chihuahua es la única autoridad estatal que judicializó una investigación contra el litigante por las contrataciones amañadas para desviar fondos públicos.
Cuartoscuro
13 de octubre, 2021
Comparte

En el sexenio pasado, cuatro gobiernos estatales, en su mayoría priistas, y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) hicieron pagos por casi 80 millones de pesos al abogado Juan Collado por supuestas asesorías jurídicas de las que no existen contratos ni evidencia de que se hayan realizado, por lo que autoridades ministeriales locales presumen que se trató de un desvío de recursos públicos.

De acuerdo con documentación fiscal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) a la que Animal Político tuvo acceso, entre 2013 y 2016 los gobiernos de Nuevo León, Chihuahua, Sinaloa y Aguascalientes, así como el sindicato magisterial, depositaron 79 millones 685 mil 670 pesos a cuentas de Collado, quien desde 2019 se encuentra detenido en el Reclusorio Norte acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero.

A través del Sistema Nacional de Transparencia, este medio envió solicitudes de información a varias instituciones de dichos estados y al SNTE para pedirles los contratos que ampararan los pagos millonarios hechos con recursos públicos, pero todos los sujetos obligados respondieron que no contaban con esa documentación. En las solicitudes se pidió información de contrataciones a favor tanto de Collado como de su despacho, Collado y Asociados SC, y de su financiera, Caja Libertad (oficialmente llamada Libertad Servicios Financieros S.A. de C.V.).

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua abrió en 2020 una carpeta de investigación en contra del abogado y consiguió que fuera vinculado a proceso en esa entidad por el delito de peculado. De acuerdo con la denuncia, Collado recibió depósitos por 13 millones 780 mil pesos del gobierno del priista César Duarte en 2013 y 2014. Esta información fue corroborada con la documentación fiscal del SAT.

Este caso es paralelo al que se le sigue a Collado a nivel federal. La FGE de Chihuahua es la única autoridad ministerial estatal que judicializó una investigación contra el litigante por las contrataciones amañadas para desviar fondos públicos en contubernio con gobiernos estatales, principalmente del PRI.

El mayor año de los presuntos desvíos fue 2014, cuando se malversaron 42.4 millones de pesos; en 2013 el desvío fue de 22.5 millones; en 2015, de 10.4 millones, y en 2016, de 4.1 millones.

El mal ejercicio de fondos públicos estatales ocurrió en las administraciones de los priistas César Duarte, en Chihuahua; Rodrigo Medina, en Nuevo León; Carlos Lozano de la Torre, en Aguascalientes, y Mario López Valdez, en Sinaloa (este último renunció en 2010 a su militancia en el PRI para poder ser gobernador por la alianza del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano). En el caso del SNTE, el dirigente nacional era Juan Díaz de la Torre, quien colaboró estrechamente con la administración peñista en la implementación de la reforma educativa. 

El abogado Juan Ramón Collado Mocelo tiene fuertes vínculos con políticos priistas y personajes acusados de corrupción. Fungió como defensor de Enrique Peña Nieto en su proceso de divorcio de la actriz Angélica Rivera. También fue representante legal de Raúl Salinas de Gortari cuando fue acusado del homicidio de José Francisco Ruiz Massieu. Lo mismo defendió al exgobernador priista de Quintana Roo Mario Villanueva —acusado de lavado de dinero y narcotráfico—que al empresario Carlos Ahumada, ejecutor de los videoescándalos de René Bejarano.

A raíz de una investigación de la FGR por delincuencia organizada y lavado de dinero, Collado fue detenido en julio de 2019 mientras departía en un restaurante de la Ciudad de México con Carlos Romero Deschamps, entonces dirigente del sindicato de Pemex y amigo personal del abogado.

La investigación en Chihuahua 

El 30 de agosto de 2020, Collado se encontraba privado de la libertad en el Reclusorio Norte cuando se le cumplimentó una orden de aprehensión girada por un juez de Chihuahua por un peculado de 13.7 millones de pesos, como parte de la causa penal 778/2020.

De acuerdo con el expediente abierto por la Fiscalía estatal durante el sexenio del panista Javier Corral, al que tuvo acceso este medio, la administración de César Duarte, a través de la Secretaría de Hacienda, simuló la contratación de Collado para supuestas asesorías en materia de deuda pública, derechos humanos, fideicomisos y controversias constitucionales, entre otros servicios. 

Para ello, funcionarios públicos habrían confeccionado documentación ad hoc para justificar los pagos millonarios. No obstante, la FGE halló irregularidades administrativas en el papeleo y ausencia de comprobantes de la prestación de servicios, y obtuvo el testimonio de exfuncionarios que colaboraron en la simulación, confirmaron fuentes de la Fiscalía.

“Diversos servidores públicos y personas externas, repartiéndose roles y actividades, del mes de enero de 2013 al mes de marzo de 2014, concertaron y efectuaron la distracción de $13,780,000.00 del erario, destinado a fines públicos. Para lo cual, simularon la realización de un procedimiento administrativo de contratación de servicios profesionales de asesoría jurídica con el imputado (…) que nunca fueron prestados, fingiendo para ello el contrato y un convenio modificatorio con sus respectivos pagos y facturación, además de documentación, a efecto de integrar un expediente como proveedor, efectuándose los pagos mediante transferencias bancarias desde cuentas de la Secretaría de Hacienda a la del imputado”, dice el expediente de la FGE.

“En particular (Juan Collado) fue el encargado de concertar el desvío del recurso en cuestión, de aportar su despacho jurídico para fingir la prestación del servicio profesional, de facilitar el material de facturación y documentos personales a fin de integrar un expediente como proveedor, así como de operar el trámite administrativo de contratación simulada con los funcionarios involucrados, y posteriormente, recibir el dinero público desviado”.

Según la indagatoria, el gobierno de Chihuahua transfirió a Collado los 13.7 millones de pesos en cinco depósitos efectuados el 26 de julio, el 25 de octubre, el 24 de diciembre y el 30 de diciembre de 2013, y el 26 de marzo de 2014.

Una fuente de la FGE señaló a Animal Político que la simulación de contratos de servicios personales fue el mismo mecanismo utilizado en la “Operación Safiro”, mediante la que fueron desviados 246 millones de pesos de fondos federales a través de la Secretaría de Educación de Chihuahua del gobierno de Duarte para financiar campañas del PRI.

Al indagar las transferencias a Collado, los fiscales de Chihuahua encontraron que más autoridades le hicieron depósitos presuntamente usando el mismo tipo de contratos amañados. 

“La utilización de servicios profesionales era la forma más utilizada para distraer recursos, porque era la que mayores facilidades les daba a la hora de justificar una adjudicación directa”, afirmó la fuente.

Los otros desvíos

El gobierno de Rodrigo Medina en Nuevo León es el que más recursos públicos transfirió a cuentas de Collado por servicios sin comprobar.

De acuerdo con la documentación fiscal del SAT consultada por este medio, la administración estatal pagó al abogado 42 millones 860 mil pesos: 8.5 millones en 2013 y 33.3 millones en 2014.

La cifra pagada por la administración del priista Medina representa más de la mitad del total de los desvíos efectuados a las cuentas del abogado, conforme los registros fiscales del SAT.

Animal Político envió solicitudes de información a seis dependencias de Nuevo León para solicitar los contratos o convenios celebrados con Collado que justificaran los pagos realizados.

Todas las dependencias estatales refirieron a la Secretaría de Administración, que funge como una Oficialía Mayor que centraliza las compras de todo el gobierno. Esa institución respondió, a su vez, que no tenía entre sus archivos registro de contrato alguno con Collado, su despacho o su financiera.

Por su parte, el gobierno de Aguascalientes, con el priista Carlos Lozano de la Torre como mandatario, transfirió 9 millones de pesos a las cuentas del abogado: 2 millones en 2013 a través de la Secretaría de Finanzas y 7 millones a través del Instituto de Educación de Aguascalientes en 2014 y 2015.

Ninguna de estas dos instituciones proporcionó los contratos que justificaran esos pagos. Únicamente el Instituto de Educación proporcionó la copia de un convenio de colaboración celebrado con Libertad Servicios Financieros S.A. de C.V. (Caja Libertad) en 2019, es decir, en una administración diferente a la de Lozano de la Torre, que es la que efectuó los depósitos a Collado. 

Dicho convenio fue para que Caja Libertad otorgara créditos a los trabajadores de la educación. El convenio no generó un costo para el gobierno estatal, pues la empresa de Collado se beneficiaría de los intereses cobrados a los deudores mediante descuentos vía nómina.

El gobierno de Mario López Valdez en Sinaloa pagó 1.5 millones de pesos a Collado. Este medio envió solicitudes de información a cuatro instituciones estatales y ninguna reconoció tener contratos que respaldaron las transferencias de recursos públicos al abogado.

Por último, el SNTE le hizo depósitos por 12 millones 545 mil 670 pesos en tres años, según la documentación fiscal del SAT. El sindicato que dirigía Juan Díaz de la Torre pagó a Collado 1.2 millones de pesos en 2014, 7 millones 90 mil pesos en 2015 y 4.1 millones de pesos en 2016.

En respuesta a una solicitud de información, la organización sindical precisó que no halló contratos que hubieran sido cubiertos con recursos públicos, pero dejó abierta la posibilidad de que existieran pagos de servicios efectuados con cargo a las cuotas de los trabajadores, las cuales “no son susceptibles de ser informadas”, indicó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.