Policía de Australia acusa de pederastia al cardenal George Pell, el número tres del Vaticano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Policía de Australia acusa de pederastia al cardenal George Pell, el número tres del Vaticano

George Pell es el primer cardenal de la Iglesia Católica en ser acusado de formalmente de abuso sexual de menores y es requerido en Australia para responder por varios incidentes. El jerarca católico dice ser inocente y que quiere regresar a su país para probarlo.
AFP
Por BBC Mundo
29 de junio, 2017
Comparte

El cardenal George Pell, el actual tesorero del Vaticano, fue acusado de varios cargos de delitos sexuales este jueves por la policía de su natal Australia.

Es el primer cardenal y más alto miembro del clero en ser formalmente acusado de pederastia.

En 2013, un cardenal escocés, Keith O´Brien, renunció tras ser acusado de conducta sexual inapropiada y depredadora por un diario británico. El Vaticano lanzó una investigación interna pero O´Brien nunca enfrentó la justicia.

La denuncia contra George Pell está relacionada con incidentes “del pasado”, indicó Shane Patton, comisario adjunto de la policía del estado de Victoria.

El funcionario se limitó a decir que más de una persona presentó las acusaciones, pero no reveló más detalles de los casos específicos.

Pell debe presentarse ante el Tribunal de Magistrados de Melbourne el 18 de julio para responder a estos cargos.

Y el cardenal George Pell, quien asegura ser inocente, ya recibió permiso del Vaticano para regresar a su país a limpiar su nombre.

“Estoy deseando finalmente comparecer ante la corte. Soy inocente de estas acusaciones. Son falsas”, dijo Pell durante una conferencia de prensa en Roma este jueves.

“La sola idea de abuso sexual me es aborrecible”, aseguró el prelado.

Las acusaciones

El cardenal George Pell es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80) y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001), ambas en Victoria, según un reporte de la agencia EFE.

El clérigo de 76 años, quien estuvo considerado entre los posibles sucesores del papa Benedicto XVI, es prefecto de la Secretaría de Economía del Vaticano desde 2014 por designación del papa Francisco.

George PellAFP
Pell dijo que ha mantenido informado al papa Francisco en todo momento.

Los cargos en su contra de este jueves se producen en las etapas finales de una larga investigación australiana iniciada en 2012 sobre las respuestas de las instituciones a las denuncias de abuso sexual infantil.

Aunque, según George Pell, esas investigaciones se caracterizaron por “constantes difamaciones”.

El australiano fue ordenado sacerdote en Roma en 1966 y con los años se convirtió en el principal líder católico de Australia.

Y su puesto de tesorero lo convierte en la tercera persona más poderosa del Vaticano.

Para el corresponsal de la BBC en Australia, Hywel Griffith, esto hace que sea difícil exagerar la importancia de la decisión de las autoridades australianas de acusar al prelado.

“Cuando (Pell) regrese a enfrentar los cargos en una corte australiana, cada segundo va a ser cuidadosamente escrutado no solo por la prensa australiana, sino también por miembros de congregaciones católicas de todo el mundo”, valoró Griffith.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Donald Trump y su esposa Melania dan positivo a COVID-19

El presidente estadounidense y su mujer se encuentran en cuarentena tras dar positivo por coronavirus. Todavía no se sabe cómo afectará este contagio al próximo debate presidencial, programado para el 15 de octubre.
2 de octubre, 2020
Comparte

Donald Trump y su esposa Melania dieron positivo por covid-19, así lo anunció el presidente de Estados Unidos en la madrugada de este viernes, poco después de que se conociera que una de sus ayudantes más cercanas resultó contagiada.

Apenas unas horas antes de conocerse la noticia se supo que Hope Hicks, de 31 años y una de las asistentes de mayor confianza del mandatario, contrajo el nuevo coronavirus.

Ambos viajaron juntos el martes en el avión presidencial rumbo al primer debate presidencial realizado en la ciudad de Cleveland (estado de Ohio) frente al candidato demócrata Joe Biden.

El presidente, que tiene 74 años y por tanto pertenece al grupo de alto riesgo, anunció la noticia en su cuenta de Twitter.

Según el examen físico más reciente de Trump pesaba a principios de este año110,7 kg. Esto se considera obeso para su altura de 1,9 metros.

Cuarentena

“Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!”, escribió en su red social.

Todavía no está claro cómo afectará este contagio a la organización del segundo debate presidencial, programado para el 15 de octubre en Miami, Florida.

El médico de Trump, Sean Conley, emitió un comunicado en el que dijo que el presidente y la primera dama “están bien en este momento” y “planean quedarse en la Casa Blanca durante su convalecencia”.

Trump casi nunca usa mascarilla y, a menudo, no mantiene el distanciamiento social con sus ayudantes u otras personas durante los compromisos oficiales.

Estados Unidos acumula ya 208.000 fallecidos por coronavirus, la cifra más alta de muertes en el mundo.

Trump y Bolsonaro

EPA
Trump y Bolsonaro son dos de los mandatarios mundiales contagiados con coronavirus.

El presidente de Estados Unidos se suma a la lista de mandatarios que se vieron contagiados en los últimos meses, como el de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de Reino Unido, Boris Johnson.

Minimizar la pandemia

Durante meses Trump dio a entender públicamente que la gripe común es más peligrosa que la covid-19 y se mostró escéptico sobre la gravedad de la enfermedad.

“No podemos dejar que el remedio sea peor que el problema”, tuiteó Trump el 23 de marzo, al cuestionar el cierre de la economía por la pandemia y las medidas de distanciamiento social.

“Va a desaparecer. Un día, como un milagro, desaparecerá“, dijo también sobre el virus.

Sin embargo, antes de que el coronavirus llegara al país, el presidente de Estados Unidos ya sabía que era más letal que la gripe, pero según le dijo al periodista Bob Woodward quería minimizarlo para evitar el pánico.

Woodward, quien destapó el escándalo de Watergate y es uno de los periodistas más respetados de EE.UU., entrevistó a Trump 18 veces entre diciembre y julio.

La cuestión ahora es cómo afectará la convalecencia de Trump a la campaña electoral.


¿Cuán trascendental es esto?

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC para Norteamérica

Una semana después de que Donald Trump les dijera a los estadounidenses que no se preocuparan por la covid-19 porque “prácticamente no afecta a nadie”, excepto a los ancianos y a las personas con afecciones cardíacas, el propio presidente dio positivo por el virus.

Es difícil decir exactamente cuán trascendental es esto a tan solo 32 días de las elecciones estadounidenses, sobre todo ahora que el mandatario tuvo que ponerse en cuarentena para recibir tratamiento.

Los mítines de campaña están cancelados y en dos semanas debería celebrarse el próximo debate presidencial.

El habitual mensaje del presidente, de que la nación está “dando la vuelta” a la pandemia, se ha visto socavado por su propia enfermedad.

Hace solo dos días, durante el primer debate, Trump menospreció al oponente demócrata Joe Biden por usar con frecuencia mascarillas y no dar mítines de campaña del mismo tamaño que los suyos.

Ahora, la Casa Blanca y la campaña tendrán que responder por qué el presidente adoptó una actitud aparentemente tan arrogante, y cuántos altos cargos en la Casa Blanca pueden haberse vistos expuestos.


Hicks

Getty Images
Hicks es señalada de ser una de las asistentes de mayor confianza de Trump.

Hicks

Según el portal informativo Bloomberg, Hicks ya experimenta síntomas del coronavirus y fue puesta en cuarentena desde el viaje de regreso de Minnesota.

La funcionaria era la última reciente persona de la Casa Blanca en contagiarse. La secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence, Katie Miller, dio positivo en mayo.

El consejero de seguridad Robert O’Brien, varios agentes del Servicio Secreto, un piloto del helicóptero presidencial y un trabajador de la cafetería de la Casa Blanca también dieron positivo en los últimos meses.

Ahora también el matrimonio presidencial.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.