¿Qué es el jet lag social y cómo puede afectar a tu salud?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Qué es el jet lag social y cómo puede afectar a tu salud?

El jet lag social se da cuando hay grandes diferencias entre el horario de sueño del fin de semana (o de los días libres), y el horario de días laborales.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
7 de junio, 2017
Comparte

Todos sufrimos cierto jet lag cuando viajamos entre países con zonas horarias muy diferentes.

Si la diferencia de horas es grande tu cuerpo puede pasarse unos días “confundido” con los nuevos horarios de las comidas, el sueño y hasta la hora de ir al baño.

Pero hay un jet lag para el que no hace falta ir muy lejos: el jet lag social, que se produce cuando hay grandes diferencias entre el horario de sueño del fin de semana (o de los días libres) y el horario de los días laborales.

Los expertos que lo investigan creen que la interrupción regular de los patrones de sueño puede “confundir” al reloj del cuerpo, es decir, al ritmo circadiano, que regula nuestro metabolismo.

¿Cómo se miden las horas de jet lag social?

Madre despierta con bebé dormidoGETTY IMAGES
Para algunas personas no hay distinción entre días laborales y fines de semana.

Los académicos que investigan el jet lag social suelen comparar el punto medio de sueño de una persona durante los días laborales y los días libres.

Por ejemplo, si una persona duerme durante la semana desde las 23 hasta las 7 de la mañana, el punto medio de sueño son las 3 de la madrugada.

El fin de semana, si la persona duerme de 1 a 11 el punto medio serían las 6 de la mañana.

Por tanto su jet lag social sería de 3 horas.

¿Cómo puede afectar a la salud?

Varios estudios científicos han encontrado una relación no causal entre un gran jet lag social y varios indicadores metabólicos de una salud pobre.

Un estudio de 2015 con más de 800 trabajadores que hacían horarios de trabajo regulares encontró que quienes tenían un mayor jet lag social tenían más probabilidades de tener obesidad y otros marcadores no saludables de salud que los trabajadores cuyo patrón de sueño apenas cambiaba durante toda la semana.

Hombre durmiendoGETTY IMAGES
No es que dormir más el fin de semana cause obesidad, pero la obesidad sí parece ser más frecuente entre las personas con un mayor jet lag social.

Los investigadores, de varias universidades británicas y estadounidenses, dijeron que “vivir en contra de nuestro reloj biológico puede contribuir a la aparición de disfunciones metabólicas y de sus consecuencias”.

Una diferencia de jet lag social de dos horas es el límite a partir del cual se empiezan a observar esos biomarcadores poco saludables, según los autores del estudio financiado por el Consejo de Investigación Médica de Reino Unido y el Instituto Nacional para el Envejecimiento de Estados Unidos.

Otra investigación muy reciente del Programa de Investigación sobre Sueño y Salud de la Universidad de Arizona, en EE.UU., acaba de concluir que el jet lag social es un marcador circadiano importante para la salud, independientemente de la duración de las horas de sueño y de problemas como el insomnio.

Según las conclusiones del estudio, liderado por Michael A. Grandner y publicado en la revista Sleep, el jet lag social está asociado “con una salud más pobre, enfermedades de corazón, peor estado de humor y una mayor fatiga y somnolencia“.

Los investigadores sugieren que, no solo la duración del sueño sino también la regularidad en el horario, juega un papel importante para nuestra salud.

Varios estudios científicos e instituciones de la salud recomiendan que los adultos deberíamos dormir regularmente como mínimo siete horas al día para estar descansados y en un estado óptimo de salud.

Y según el servicio británico de salud pública, el NHS, los expertos concuerdan en que mantener horarios regulares de sueño durante la semana y los fines de semana ayuda a prevenir problemas de sueño.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

La ASF exhibe irregularidades y negativas de la Secretaría de la Función Pública en el combate a la corrupción

Entre otras negativas, la Secretaría de la Función Pública se negó dar acceso al equipo auditor a sus instalaciones.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
21 de febrero, 2021
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó en su tercera entrega de la Cuenta Pública 2019, que la Secretaría de la Función Pública (SFP), dirigida por Irma Eréndira Sandoval, mantuvo resistencias que obstaculizaron el desempeño de su trabajo.

El documento señala que “durante la realización de la auditoría, se mostró resistencias y, en algunos casos, negación para el desarrollo de las operaciones de fiscalización planteadas por la ASF”. 

Si no se trata de una auditoría forense, las dependencias cuentan con un lapso de 30 días, desde que son notificadas, para aclarar y solventar las observaciones. De no hacerlo, la Auditoría procederá con la interposición de denuncias penales en contra de quien resulte responsable, según la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

La ASF informó que la SFP se negó dar acceso al equipo auditor a las instalaciones del órgano, “desde el inicio de los trabajos de fiscalización, la SFP manifestó que no ofrecería las facilidades para que el equipo auditor pudiera asistir a sus oficinas para realizar entrevistas o recorridos de prueba”, se lee en el documento.

Lee: Estafa Maestra: Juez ordena otra vez a FGR buscar a Robles y negociar posible acuerdo

El argumento fue que las actividades en las instalaciones gubernamentales estaban suspendidas a raíz de la contingencia sanitaria por COVID-19, sin embargo, la SFP como instancia revisora mantuvo la continuidad de estas, como lo indicaron los diversos acuerdos que publicó la SFP durante 2020 en el Diario Oficial de la Federación.

La ASF también solicitó entrevistas a los Órganos de Vigilancia y Control (OVC), a propósito de contar con narrativas y descripciones más precisas sobre las acciones relacionadas con los cargos que ocupaban, correspondientes al ejercicio 2019 y para acreditar las actividades y funciones de la oficina a su cargo.

Empero, el ente fiscalizador se negó y argumento, nuevamente, que la pandemia era un impedimento para llevarlas a cabo. 

La ASF volvió a solicitar en un segundo momento la asistencia de los titulares de los OVC; no obstante, “estos fueron omisos en asistir a las entrevistas de auditoría”, de acuerdo con el documento.

Otra de las resistencias denunciadas por la ASF fue la negativa a la entrega de información y documentación que se solicitó, en específico, la correspondiente a los expedientes generados por las quejas, denuncias y peticiones ciudadanas por presuntas faltas administrativas presentadas del 1° de enero al 31 de diciembre de 2019 ante los Órganos Internos de Control  (OIC) y los informes de presuntas responsabilidades administrativas que formularon dichos órganos desde el 1° de enero al 31 de diciembre de 2019 como autoridades investigadoras.

No te pierdas: Refinería Dos Bocas: 75 mdp perdidos y en riesgo de inundación y rentabilidad, dice la ASF

La respuesta de la SFP de nuevo fue negar la información al señalar que el universo de los expedientes y de los informes de presuntas responsabilidades administrativas, se encontraban plasmadas en una cifra estimada de más de 30,000 expedientes.

“Por lo que se encontraba impedida materialmente para remitir la documentación, además del breve término que fue concedido para la atención del requerimiento de 11 días hábiles, siendo imposible llevar a cabo el escaneo de toda la documentación requerida”, escribió la ASF.

Otro requerimiento no atendido fue el correspondiente al expediente de las investigaciones realizadas a un líder sindical por presuntas inconsistencias, anomalías e incongruencias en su patrimonio, sobre el cual la SFP argumentó que “el expediente fue remitido a la Unidad de Asuntos Jurídicos de la misma secretaría, a fin de que se procediera con sus atribuciones, por lo que no se encontraba en el acervo físico o electrónico”.

A las inconsistencias se sumaron irregularidades y deficiencias en el proceso de contratación y gestión profesional de seis de los 50 servidores públicos que ocuparon las 29 plazas de la estructura de la Coordinación General de Órganos de Vigilancia y Control (CGOVC). 

“La SFP proporcionó 49 curriculum vitae, de los cuales se comprobó que en 21 casos no estaban actualizados al momento de la revisión; y se verificó que un servidor público que ocupó el cargo de Coordinador General; dos servidores públicos que ocuparon los cargos de delegados y comisarios públicos propietarios en los sectores de Economía y de Salud, Trabajo y Seguridad Social, y tres servidores públicos que ocuparon el cargo de subdelegados y comisarios públicos suplentes en los sectores de Desarrollo Económico, de Energía y de Educación y Cultura, no contaron con los años de experiencia requeridos en los perfiles de puesto”, señala el documento. 

Asimismo, la ASF indicó que analizó los perfiles de puesto de los titulares de los OIC en 24 entidades y dependencias seleccionadas, en los que se constató que “la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano no definió un perfil del puesto y 2 entidades no estipularon los años de experiencia con los que debieron contar para ocupar dichos cargos”. 

Por lo que la ASF concluyó que la SFP no mantuvo “una política, lineamiento o metodología que estableciera las bases y justificara la selección de los servidores públicos sujetos a investigación”.

Es por todo ello que la ASF concluyó que: “la posición adoptada por la SFP durante el proceso de fiscalización resultó ser incongruente con la estricta aplicación de los principios de transparencia, rendición de cuentas, y combate a la corrupción y a la impunidad que la propia dependencia federal impulsa en el ámbito de sus facultades”.

Si no se trata de una auditoría forense, las dependencias cuentan con un lapso de 30 días, desde que son notificadas, para aclarar y solventar las observaciones. De no hacerlo, la Auditoría procederá con la interposición de denuncias penales en contra de quien resulte responsable, según la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.