PGR no investigó posibles vínculos de mando militar y Guerreros Unidos tras ataque a normalistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

PGR no investigó posibles vínculos de mando militar y Guerreros Unidos tras ataque a normalistas

Entre los días 12 y 29 de octubre de 2014, la PGR recibió al menos cinco denuncias anónimas, en las que se identifica a un capitán del Ejército, como parte del grupo que dirige al cártel Guerreros Unidos
Cuartoscuro
Por Paris Martínez @paris_martinez
29 de junio, 2017
Comparte

A pesar de que las autoridades mexicanas han negado que exista evidencia de presuntos vínculos entre el Ejército y el grupo delictivo Guerreros Unidos, –al que las autoridades atribuyen el rapto y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa–, la Procuraduría General de la República (PGR) tiene varias denuncias sobre la presencia de un militar en la cúpula que dirige este cártel, que fueron recibidas semanas después del ataque contra los estudiantes en Iguala, Guerrero.

En el tomo 64 de la averiguación previa federal, iniciada tras la desaparición de los 43 normalistas, se señala que entre los días 12 y 29 de octubre de 2014, la PGR recibió al menos cinco denuncias anónimas en las que se identifica a José Alfredo Casarrubias Salgado, capitán segundo de Infantería del Ejército Mexicano, como parte del grupo que dirige al cártel Guerreros Unidos.

Leer también: Líder criminal tiene un hermano en el Ejército; Sedena e INAI reservan su expediente

Según estos reportes, también formaban parte del cártel el papá de José Alfredo, Rafael Casarrubias, y sus hermanos Mario, Ángel, Adán, Rafael y Sidronio.

La misma averiguación previa de la PGR revela que, tras recibir estas denuncias anónimas –de las cuales Animal Político posee una copia no censada–, se imputó y capturó a Sidronio y Adán Casarrubias Salgado, por el ataque contra los jóvenes estudiantes; mientras que Rafael y Ángel fueron considerados prófugos; el hermano Mario Casarrubias había sido detenido meses antes.

En el caso del capital de Infantería, José Alfredo Casarrubias Salgado, no solo se omitió investigar sus presuntos nexos con el grupo criminal, sino que, en enero de 2015, el entonces procurador Jesús Murillo Karam declaró que no existía !una sola evidencia de que haya intervenido el Ejército” en las actividades de Guerreros Unidos, ni en el ataque contra los normalistas.

En mayo de 2017, el Ejército y el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública clasificaron el expediente del capitán José Alfredo Casarrubias como “confidencial”, es decir, que quedará en secreto a perpetuidad.

Amarres

En abril de 2014, cinco meses antes del ataque contra los normalistas de Ayotzinapa, las autoridades mexicanas capturaron en el Estado de México a Mario Casarrubias Salgado, a quien identificaban, ya desde entonces, como líder del cártel Guerreros Unidos.

Según una de las denuncias recibidas en octubre de 2014, pocos días antes de que Mario Casarrubias fuera capturado, toda la cúpula directiva de Guerreros Unidos se reunió en Teloloapan, para definir quién sería el próximo presidente municipal de dicho ayuntamiento.

La denuncia recabada por la PGR señala que en esa reunión participó el capitán José Alfredo Casarrubias, al que identifica con el alias de “El Militar”, junto con el resto de sus hermanos.

“Unos días antes de que detuvieran a Mario Casarrubias Salgado –señala una de las denuncias anónimas–, éste, junto con Ángel Casarrubias, Adán Casarrubias, Rafael Casarrubias padre y Rafael hijo, también El Militar, José Alfredo Casarrubias Salgado, y toda la plana mayor de Guerreros Unidos, bajaron a Los Sauces, municipio de Teloloapan, Guerrero (…) ahí fueron a hacer los amarres, para poner de presidente a Pablo Segura Valladares, para cuando termina(ra) Ignacio de Jesús Valladares”.

Otra de las denuncias, enviada a través de correo electrónico a la PGR, e integrada a la averiguación previa por la desaparición de los normalistas, señala que en la dirección de Guerreros Unidos “anda bien metido El Chuky, Sidronio Casarrubias Salgado, con Mario Casarrubias Salgado, con su padre de éstos, Rafael Casarrubias, y también anda bien metido el capitán José Alfredo Casarrubias Salgado, (y) Adán Casarrubias Salgado”, a los cuales, la denuncia atribuye “matazón de personas, no de ahora, sino desde hace como tres años, en diferentes áreas (de Guerrero), como son San Miguelito, Cerro Gordo, Teloloapan, Ahuahuepan, Cocula, etcétera”.

Investigación simulada

En el tomo 65 de la averiguación previa integrada por la PGR, a casi un mes del ataque contra los normalistas, el día 22 de octubre de 2014 el agente del Ministerio Público Federal, César Iván Pilares Viloria, solicitó formalmente a la Policía Federal Ministerial de la PGR, que designara agentes “a fin de que se avoquen a la investigación de los hechos”, en los que se acusa al capitán José Alfredo Casarrubias de ser parte de Guerreros Unidos.

Sin embargo, la investigación realizada no incluyó ninguna indagatoria formal, de ningún tipo, tal como revela el reporte elaborado por el agente investigador asignado al caso.

En este reporte, el agente informó solo la siguiente acción: “Me apersoné a la localidad de Teloloapan, Guerrero, con la finalidad de indagar en relación a Mario Casarrubias Salgado, Ángel, Adán, Sidronio, Rafael hijo, Rafael Casarrubias Padre y José Alfredo ‘El Militar’ (…) lográndonos entrevistar con algunas personas de esta localidad”, pero, se destaca, “la gente entrevistada ignora los hechos que se investigan”, por lo cual, el agente investigador se retiró y declaró formalmente la “investigación cumplida”.

La averiguación previa del caso Iguala señala, hasta la fecha, ese recorrido por Teloloapan (de cuya realización no existen pruebas, salvo un oficio en papel membretado) es la única acción concreta emprendida por la PGR para determinar si el capitán del Ejército José Alfredo Casarrubias forma parte, o no, del cártel Guerreros Unidos.

Animal Político consultó a la Secretaría de la Defensa Nacional si a nivel interno existía alguna investigación en contra de este militar (que permanece activo) por su presunta vinculación con el cártel Guerreros Unidos, sin embargo, el Ejército declaró esta información como “confidencial”, junto con el expediente de servicio de este uniformado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Diego Fedele/Getty Images

Novak Djokovic: el tenista es deportado de Australia tras perder su batalla judicial

Luego de dos cancelaciones de visa y dos órdenes de detención, el tenista serbio Novak Djokovic perdió su última apelación para defender su intención de jugar el Abierto de Australia sin haberse vacunado contra la COVID.
Diego Fedele/Getty Images
16 de enero, 2022
Comparte

El tenista Novak Djokovic perdió su último intento judicial para quedarse en Australia y fue deportado este domingo del país en un vuelo con destino a Dubái.

Tres jueces del Tribunal Federal de Australia desestimaron por unanimidad su apelación, dándole la razón al gobierno australiano para cancelarle la visa al serbio, que había ingresado al país sin vacunarse contra la covid-19.

El gobierno argumentó que el deportista de 34 años representaba una amenaza para la salud pública.

Mientras se preparaba para marcharse, el organismo rector del tenis masculino, la ATP, dijo que el fallo del tribunal este domingo marca el final de “una serie de eventos muy lamentables”.

Durante la audiencia judicial de este 16 de enero, la defensa de Djokovic argumentó sin éxito que los motivos dados por el gobierno para deportarle eran “inválidos e ilógicos“.

Djokovic se había estado hospedando en un hotel de detención de inmigrantes en Melbourne, el mismo lugar al que lo llevaron después de que le revocaran la visa por primera vez tras su llegada al país el 6 de enero.

Novak Djokovic caminando en el aeropuerto de Melbourne antes de abordar

Reuters
Novak Djokovic caminando en el aeropuerto de Melbourne, donde tomó un vuelo a Dubái.

Debía jugar su primer partido este lunes, pero ahora no podrá defender su título del Abierto de Australia en Melbourne y conquistar su título número 21 de Grand Slam, un récord a batir cuyo único aspirante es ahora el español Rafael Nadal.

“Extremadamente decepcionado”

Djokovic ha dicho que está “extremadamente decepcionado”, pero respeta la decisión, tomada en la víspera de su primer partido.

“Cooperaré con las autoridades para mi salida del país”, había dicho el domingo en un comunicado.

Los jueces han dicho que explicarán su razonamiento en una fecha posterior.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, aplaudió “la decisión de mantener nuestras fronteras fuertes y mantener seguros a los australianos“.

“Los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia y con razón esperan que se proteja el resultado de esos sacrificios”, dijo el político.

Un grupo de partidarios del tenista serbio que aguardaban a las puertas de la sala del tribunal quedaron en silencio cuando se anunció la decisión de su deportación. Uno de ellos le dijo a la BBC que su verano estaría “vacío” sin el tenista de 34 años compitiendo en Melbourne.

Varios seguidores de la estrella del tenis serbio se reunieron a las puertas del tribunal el domingo.

Reuters
Varios seguidores de la estrella del tenis serbio se reunieron a las puertas del tribunal el domingo y siguieron la noticia con atención.

Djokovic presentó el caso judicial después de que el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, usara sus poderes ministeriales para cancelar su visa, argumentando que la presencia en el país del deportista podría avivar el sentimiento antivacunas.

Era la segunda vez que se revocaba su visa, después de que otro juez anulara una primera cancelación por no cumplir las reglas de entrada al país establecidas con la pandemia.

“Nadie está por encima de la ley”

La decisión del domingo marca el final de una polémica trama de 10 días sobre la visa australiana de Djokovic.

Ha habido mucha conmoción pública en Australia por el intento del jugador de ingresar al país sin vacunarse contra la covid.

El gobierno federal ha dicho repetidamente que las personas deben cumplir con las estrictas leyes vigentes para hacer frente a la pandemia y que “nadie está por encima de la ley”.

Novak Djokovic el 13 de enero de 2022.

Getty Images
El tenista Novak Djokovic es el número uno del mundo.

Djokovic, quien actualmente es el tenista número uno del mundo, recibió originalmente una exención médica para ingresar en Australia por dos paneles de salud independientes: uno gestionado por Tennis Australia, el otro, por el gobierno estatal de Victoria.

El motivo de esa exención, según sus abogados, fue que había dado positivo por coronavirus a mediados de diciembre.

Sin embargo, la Fuerza Fronteriza de Australia lo detuvo el 5 de enero por no cumplir con los requisitos federales del coronavirus.

Posteriormente, un juez anuló esa decisión, pero el gobierno intervino el viernes pasado para revocar la visa nuevamente, diciendo que hacerlo era de interés público.

Una batalla política

Pese a que Djokovic no está vacunado contra el covid-19, no ha promovido activamente la desinformación contra las vacunas.

Sin embargo, los antivacunas australianos han estado usando el hashtag #IStandWithDjokovic (yo apoyo a Djokovic) en las redes sociales.

Djokovic había estado entrenando en Melbourne para el Abierto de Australia

Getty Images
Djokovic había estado entrenando en Melbourne para el Abierto de Australia.

La batalla judicial por la visa de Djokovic se ha convertido también en una disputa política en el país.

En su declaración del domingo, Morrison dijo que el gobierno estaba “preparado para tomar las decisiones y acciones necesarias para proteger la integridad de nuestras fronteras“.

Por otra parte, la opositora australiana Kristina Keneally dijo que Morrison se había convertido en un “hazmerreír” al manejar mal el caso de Djokovic, y cuestionó por qué al jugador no vacunado se le otorgó una visa en primer lugar.

Morrison y su gobierno también enfrentaron los comentarios negativos del presidente serbio, Aleksandar Vucic.

“Él llegó a Australia con una exención médica y luego lo trataron mal durante 10 días. ¿Por qué lo hicieron? ¿Por qué hicieron una cacería de brujas así contra él? Esto es algo que nadie puede entender”, dijo el político serbio.

La estrella del tenis británico Andy Murray, quien conoce a Djokovic desde que eran niños y ha competido contra él por los premios más importantes de ese deporte, dijo que la situación “no era buena” para nadie.

“Parece que todo esto sucedió en el último momento y por eso se convirtió en un desastre“, le dijo Murray a la BBC.

En su declaración del domingo, Djokovic dijo que estaba “incómodo” con la atención puesta en él por la revocación de la visa.

“Espero que ahora todos podamos concentrarnos en el juego y el torneo que amo”, dijo.

El italiano Salvatore Caruso, que ocupa el puesto 150 en el ranking mundial, reemplazará a Djokovic en su partido contra el serbio Miomir Kecmanovic de este lunes.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e4xWoH-aijs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.