PGR no investigó posibles vínculos de mando militar y Guerreros Unidos tras ataque a normalistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

PGR no investigó posibles vínculos de mando militar y Guerreros Unidos tras ataque a normalistas

Entre los días 12 y 29 de octubre de 2014, la PGR recibió al menos cinco denuncias anónimas, en las que se identifica a un capitán del Ejército, como parte del grupo que dirige al cártel Guerreros Unidos
Cuartoscuro
Por Paris Martínez @paris_martinez
29 de junio, 2017
Comparte

A pesar de que las autoridades mexicanas han negado que exista evidencia de presuntos vínculos entre el Ejército y el grupo delictivo Guerreros Unidos, –al que las autoridades atribuyen el rapto y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa–, la Procuraduría General de la República (PGR) tiene varias denuncias sobre la presencia de un militar en la cúpula que dirige este cártel, que fueron recibidas semanas después del ataque contra los estudiantes en Iguala, Guerrero.

En el tomo 64 de la averiguación previa federal, iniciada tras la desaparición de los 43 normalistas, se señala que entre los días 12 y 29 de octubre de 2014, la PGR recibió al menos cinco denuncias anónimas en las que se identifica a José Alfredo Casarrubias Salgado, capitán segundo de Infantería del Ejército Mexicano, como parte del grupo que dirige al cártel Guerreros Unidos.

Leer también: Líder criminal tiene un hermano en el Ejército; Sedena e INAI reservan su expediente

Según estos reportes, también formaban parte del cártel el papá de José Alfredo, Rafael Casarrubias, y sus hermanos Mario, Ángel, Adán, Rafael y Sidronio.

La misma averiguación previa de la PGR revela que, tras recibir estas denuncias anónimas –de las cuales Animal Político posee una copia no censada–, se imputó y capturó a Sidronio y Adán Casarrubias Salgado, por el ataque contra los jóvenes estudiantes; mientras que Rafael y Ángel fueron considerados prófugos; el hermano Mario Casarrubias había sido detenido meses antes.

En el caso del capital de Infantería, José Alfredo Casarrubias Salgado, no solo se omitió investigar sus presuntos nexos con el grupo criminal, sino que, en enero de 2015, el entonces procurador Jesús Murillo Karam declaró que no existía !una sola evidencia de que haya intervenido el Ejército” en las actividades de Guerreros Unidos, ni en el ataque contra los normalistas.

En mayo de 2017, el Ejército y el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública clasificaron el expediente del capitán José Alfredo Casarrubias como “confidencial”, es decir, que quedará en secreto a perpetuidad.

Amarres

En abril de 2014, cinco meses antes del ataque contra los normalistas de Ayotzinapa, las autoridades mexicanas capturaron en el Estado de México a Mario Casarrubias Salgado, a quien identificaban, ya desde entonces, como líder del cártel Guerreros Unidos.

Según una de las denuncias recibidas en octubre de 2014, pocos días antes de que Mario Casarrubias fuera capturado, toda la cúpula directiva de Guerreros Unidos se reunió en Teloloapan, para definir quién sería el próximo presidente municipal de dicho ayuntamiento.

La denuncia recabada por la PGR señala que en esa reunión participó el capitán José Alfredo Casarrubias, al que identifica con el alias de “El Militar”, junto con el resto de sus hermanos.

“Unos días antes de que detuvieran a Mario Casarrubias Salgado –señala una de las denuncias anónimas–, éste, junto con Ángel Casarrubias, Adán Casarrubias, Rafael Casarrubias padre y Rafael hijo, también El Militar, José Alfredo Casarrubias Salgado, y toda la plana mayor de Guerreros Unidos, bajaron a Los Sauces, municipio de Teloloapan, Guerrero (…) ahí fueron a hacer los amarres, para poner de presidente a Pablo Segura Valladares, para cuando termina(ra) Ignacio de Jesús Valladares”.

Otra de las denuncias, enviada a través de correo electrónico a la PGR, e integrada a la averiguación previa por la desaparición de los normalistas, señala que en la dirección de Guerreros Unidos “anda bien metido El Chuky, Sidronio Casarrubias Salgado, con Mario Casarrubias Salgado, con su padre de éstos, Rafael Casarrubias, y también anda bien metido el capitán José Alfredo Casarrubias Salgado, (y) Adán Casarrubias Salgado”, a los cuales, la denuncia atribuye “matazón de personas, no de ahora, sino desde hace como tres años, en diferentes áreas (de Guerrero), como son San Miguelito, Cerro Gordo, Teloloapan, Ahuahuepan, Cocula, etcétera”.

Investigación simulada

En el tomo 65 de la averiguación previa integrada por la PGR, a casi un mes del ataque contra los normalistas, el día 22 de octubre de 2014 el agente del Ministerio Público Federal, César Iván Pilares Viloria, solicitó formalmente a la Policía Federal Ministerial de la PGR, que designara agentes “a fin de que se avoquen a la investigación de los hechos”, en los que se acusa al capitán José Alfredo Casarrubias de ser parte de Guerreros Unidos.

Sin embargo, la investigación realizada no incluyó ninguna indagatoria formal, de ningún tipo, tal como revela el reporte elaborado por el agente investigador asignado al caso.

En este reporte, el agente informó solo la siguiente acción: “Me apersoné a la localidad de Teloloapan, Guerrero, con la finalidad de indagar en relación a Mario Casarrubias Salgado, Ángel, Adán, Sidronio, Rafael hijo, Rafael Casarrubias Padre y José Alfredo ‘El Militar’ (…) lográndonos entrevistar con algunas personas de esta localidad”, pero, se destaca, “la gente entrevistada ignora los hechos que se investigan”, por lo cual, el agente investigador se retiró y declaró formalmente la “investigación cumplida”.

La averiguación previa del caso Iguala señala, hasta la fecha, ese recorrido por Teloloapan (de cuya realización no existen pruebas, salvo un oficio en papel membretado) es la única acción concreta emprendida por la PGR para determinar si el capitán del Ejército José Alfredo Casarrubias forma parte, o no, del cártel Guerreros Unidos.

Animal Político consultó a la Secretaría de la Defensa Nacional si a nivel interno existía alguna investigación en contra de este militar (que permanece activo) por su presunta vinculación con el cártel Guerreros Unidos, sin embargo, el Ejército declaró esta información como “confidencial”, junto con el expediente de servicio de este uniformado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Infusión de anticuerpos, nueva terapia que salva la vida de pacientes con COVID grave

Los anticuerpos monoclonales, aplicados por medio intravenoso, reducen el riesgo de muerte de aquellos que tuvieron que ser hospitalizados por la enfermedad, así como su tiempo de internamiento o la probabilidad de necesitar un respirador.
16 de junio, 2021
Comparte

Exactamente un año después de que se descubriera que un fármaco esteroide barato podía evitar las muertes por covid-19, los investigadores afirman haber encontrado otra terapia que salva vidas.

Esta, sin embargo, es costosa. Se trata de una potente infusión de anticuerpos que se aplica de manera intravenosa para neutralizar el virus, en lugar de amortiguar la respuesta inflamatoria del cuerpo ante la enfermedad.

Los resultados logrados por el llamado Recovery trial (un ensayo clínico internacional que busca tratamientos que puedan ser beneficiosos para pacientes hospitalizados con covid-19) sugieren que podría ayudar a una de cada tres personas hospitalizadas con covid-19 grave.

El tratamiento redujo la mortalidad de personas hospitalizadas cuyo sistema inmunológico no ha generado una respuesta de anticuerpos, denominados seronegativos.

En vista de los resultados del ensayo, los expertos estiman que por cada 100 pacientes seronegativos tratados, se salvaría la vida de seis.

Tratamiento revolucionario

Pero sólo aquellos que todavía no han desarrollado sus propios anticuerpos para combatir el virus deberían recibir el tratamiento, que cuesta entre US$1.400 y US$2.800.

Kimberley Featherstone, de 37 años, una de las participantes, dijo: “Me siento muy afortunada que el ensayo ya estaba en marcha para cuando me internaron en el hospital con covid-19 y pude recibir este tratamiento revolucionario”.

“Estoy feliz de que con mi participación jugué un papel en que se pudiera concluir que este tratamiento es exitoso”.

Médicos asisten a un paciente con covid severo en el hospital Queen Alexandra en Portsmouth, sur de Inglaterra, marzo 2021

Getty Images
Los resultados sugieren que el tratamiento podría ayudar a una de tres personas hospitalizadas con covid severo.

El tratamiento de anticuerpos monoclonales, producido por la farmacéutica Regeneron, se adhiere al virus para evitar que continúe infectando y duplicándose.

En el ensayo, que se realizó con casi 1.000 pacientes hospitalizados en Reino Unido, se encontró que reducía significativamente:

  • el riesgo de muerte
  • el tiempo de hospitalización, cuatro días en promedio
  • la probabilidad de necesitar un respirador artificial

“Cuando se les da esta combinación de dos anticuerpos por infusión intravenosa las probabilidades de muerte realmente se reducen en una quinta parte”, explicó uno de los expertos que dirigió la investigación, Martin Landray.

“Lo que descubrimos es que ahora podemos usar un tratamiento antiviral, en este caso de anticuerpos, en pacientes que tienen una probabilidad de tres de morir sin tratamiento y podemos reducir ese riesgo para ellos”.

Gran incertidumbre

Peter Horby, epidemiólogo. Foto tomada en enero de 2004

Getty Images
El epidemiólogo Peter Horby fue codirector de investigación del ensayo del nuevo tratamiento.

A los que se sometieron al ensayo, además del fármaco esteroide se les aplicó el antiinflamatorio dexametasona, que reduce el riesgo de muerte de los pacientes más graves de covid-19 hasta en un tercio.

Peter Horby, el otro director de investigación, dijo que hubo gran incertidumbre sobre si las terapias de anticuerpos eran la estrategia adecuada, cuando otros estudios no habían encontrado beneficios.

El uso de plasma sanguíneo de pacientes que se han recuperado —que contiene anticuerpos que deberían reconocer y combatir el virus— no ha resultado efectivo como terapia contra la covid-19, por ejemplo.

Pero el tratamiento de anticuerpos usado en los ensayos de Recovery contiene grandes dosis de dos anticuerpos específicos, producidos en el laboratorio, que son efectivos en adherirse al virus de la pandemia.

“Es fantástico saber que aun con la covid-19 muy avanzada, apuntar al virus puede reducir la mortalidad en pacientes que no han podido una respuesta propia de anticuerpos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XnqDBGPK3Xg&t=10s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.