Sin fiscal ni magistrados e incompleto: Así arrancará el Sistema Nacional Anticorrupción
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sin fiscal ni magistrados e incompleto: Así arrancará el Sistema Nacional Anticorrupción

A menos de dos semanas de que concluya el plazo para el arranque del Sistema Nacional Anticorrupción, hay estados que no han empezado con las reformas, mientras que en otros la sociedad civil ha encontrado resistencias para poder participar.
Cuartoscuro
Por Ernesto Aroche Aguilar
7 de julio, 2017
Comparte

El 19 de julio México se despertará con un Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) con fallas estructurales: no tendrá fiscal anticorrupción ni se tendrán magistrados especializados ratificados, ni la totalidad de los sistemas locales estarán en funcionamiento.

El plazo de ley para la entrada en vigor del SNA vencerá sin que se haya concluido la instalación en los estados, puesto que hay entidades en las que ni siquiera han empezado con las reformas de ley, como Tabasco o Campeche, o que recién recibieron la iniciativa, como Chihuahua.

También hay estados en los que hay resistencia política a permitir la intervención de la sociedad civil, como ha sucedido en Coahuila, o se ha excluido a personajes incómodos, como se ha denunciado en Puebla.

Los problemas en los estados, dice Luis Manuel Pérez de Acha, integrante del Comité de Participación Ciudadana (CPC) en el Sistema Nacional Anticorrupción “evidencian una falla estructural del sistema nacional, porque los sistemas locales son una pieza fundamental”.

“A esto hay que sumarle dos hechos adicionales que hablan de un incumplimiento generalizado del mandato constitucional: falta que se nombre al fiscal anticorrupción y la ratificación de los magistrados anticorrupción del Tribunal Federal”, agregó.

Pero el inicio atropellado del Sistema Nacional Anticorrupción no tendrá un costo real ni para los legisladores federales ni para los estados, pues en la ley, explica Fernando Alcanzar, quien forma parte del equipo que desde el Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO) han dado seguimiento a la implementación del SNA, no se establecen sanciones o medidas de apremio para las entidades que no cumplan.

“No sabemos qué va a suceder el 19 de julio, pero en los casos similares en los que también se instaló un sistema nacional, como el penal acusatorio o el de transparencia, pues se impuso un plazo que no se cumplió y lo que pasó es que la autoridad federal estableció prórrogas”, recuerda.

SNA: no confundir el mapa con el territorio.

Un sistema a diferentes velocidades

El IMCO es más optimista sobre el escenario estatal, pues, a pesar de los graves retrasos detectados en Chihuahua y Tabasco, también hay entidades como Chiapas, Nayarit y Querétaro que ya tienen un gran avance no solo en lo legislativo sino también en la instalación de su Comité de Participación Ciudadana.

“A partir de mayo vimos un aceleramiento legislativo”, dice Fernando Alcazar, quien alerta: “una cosa son los avances legislativos y otra la evaluación de la calidad, y aún no calificamos calidad”.

De acuerdo con Edna Jaime, presidenta de México Evalúa e integrante de la comisión que valoró y calificó a los aspirantes a integrar el Comité de Participación Ciudadana del sistema Nacional Anticorrupción, “lo que estamos viendo es una resistencia de los poderes absolutos, los gobernadores no quieren contrapesos. Y el SNA es eso, es fortalecer los contrapesos y los mecanismos de rendición de cuentas”.

La presidenta de México Evalúa señala que la presión de la sociedad civil organizada será lo que haga la diferencia tanto en el cumplimiento de los plazos de instalación como de la calidad de los sistemas estatales:

Resistencia de la clase política

Analistas como Darío Ramírez, exdirector de la organización Artículo 19, y la actual presidenta del Comité de Participación Ciudadana, Jaqueline Peschard, acusaron que los medios y los políticos que critican la selección de ciudadanos para el CPC buscan debilitar a un sistema que podría ser un contrapeso y que aún no termina de nacer.

La presidenta de Fundar —otra de las organizaciones que integró el comisión seleccionadora—, Haydee Pérez, explica: “veo cierto temor de la clase política a la participación ciudadana sustantiva y eso es bien preocupante en todos los niveles”, pues, advirtió, se corre el riesgo de que algunos sistemas locales nazcan capturados por los grupos de poder.

Coahuila y Puebla son un ejemplo reciente. Las organizaciones que integran la Alianza Anticorrupción Coahuila, un grupo de 109 organizaciones que se conformó para darle seguimiento al proceso, han denunciado la opacidad con la que el Congreso estatal aprobó la ley estatal anticorrupción que propuso el gobernador Rubén Moreira sin considerar a la sociedad civil.

De acuerdo con Patricia Villareal, las organizaciones de Coahuila se acercaron a diputados de oposición desde noviembre del año pasado para trabajar en el Sistema Estatal Anticorrupción y la respuesta que les dieron fue que había instrucciones para que el Congreso no tocara ese tema hasta pasadas las elecciones del 4 de junio.

Y así fue, dos semanas después de la jornada electoral la iniciativa del gobernador llegó al Congreso, donde los diputados aprobaron el dictamen de ley, sin considerar los puntos que propusieron las organizaciones, que solicitaron abrir espacios de discusión para la sociedad civil.

En 24 horas los diputados aprobaron el dictamen y lo votaron en el pleno, dejando fuera a la sociedad civil. “Lo que hicieron fue un blindaje para los Moreira, tenemos 12 años de un gobierno que no ha cambiado, siguen siendo los mismos. Oímos que en otros estados hay deuda, que hay empresas fantasmas, que hay actos de corrupción muy visibles, bueno, en Coahuila los hemos tenidos todos”, dijo Villareal.

Para la alianza, la iniciativa aprobada en Coahuila “no garantiza la plena autonomía e independencia de puestos públicos claves, indispensables para combatir efectivamente la corrupción, pues establece la designación y remoción directa de figuras clave como el fiscal General, el fiscal Especial Anticorrupción, el auditor Superior del Estado y los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa por parte del Ejecutivo Estatal y el Congreso del Estado, lo que permitirá encubrir hechos de corrupción y legitimar la impunidad”.

Por lo pronto, las organizaciones de Coahuila preparan un amparo para tratar de combatir la ley de transparencia y abrir el sistema a la participación ciudadana. Pero mientras eso sucede, Coahuila será uno de los estados que no logrará concluir a tiempo el proceso para la instalación del Sistema Nacional Anticorrupción.

Al respecto, dice Haydee Pérez: “Creo que la clase política no ha terminado de entender que la sociedad civil organizada es un actor que tiene derecho a participar sustantivamente, que alza la voz, que es especialista, que se ha profesionalizado, y está reaccionando contra eso”.

¿Cómo va la implementación del SNA?

Excluyen a los incómodos

En Puebla, uno de los estados con mayor avance en la implementación de las reformas de acuerdo con los semáforos de IMCO y de la organización Opciona, también hay señales de la resistencia del grupo en el poder, que encabeza el exgobernador Rafael Moreno Valle, para permitir que la sociedad civil, especialmente la crítica, se involucre en el proceso.

Primero, el nombramiento del fiscal Anticorrupción fue decidido por el actual titular de la Fiscalía General del Estado, Víctor Carrancá Bourguet, sin que los diputados o los grupos de la sociedad civil que han acompañado el proceso tuvieran injerencia en el asunto.

La responsabilidad recayó en Enrique José Flota Ocampo, quien hasta antes del nombramiento se encargaba de la Fiscalía de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos.

Luego, cuando el Congreso de Puebla definió a los integrantes de la comisión seleccionadora, donde se valorarán a los perfiles de los aspirantes a integrar la Comisión de Participación Ciudadana, dejaron fuera a los dos rectores de las escuelas privadas, Ibero y UPAEP, que han sido más críticos al grupo en el poder. En su lugar, integraron a personas de las que no se conoce públicamente trayectoria o acciones relacionadas con el combate a la corrupción.

Al respecto, Lilia Vélez, directora del Departamento de Humanidades de la Ibero y representante de esa institución en el proceso, dijo: “Ahí es donde se prenden un poco los focos, pues son personas que no sabemos bien a qué grupos obedecen y podemos pensar que no son tan independientes y actúen por consigna”.

La académica, vinculada también a organizaciones que trabajan por el derecho a la información, expuso la necesidad de que el Congreso de Puebla transparente la documentación del proceso para eliminar dudas. “Hasta ayer no eran públicos los acuerdos de las comisiones legislativas, tampoco se han hecho públicos los expedientes de las personas elegidas por los diputados”, dijo.

Para la académica, será difícil que Puebla consiga concluir con todo el procedimiento para instalar su Sistema Estatal Anticorrupción en el plazo definido por la ley para el arranque del Sistema Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacunas COVID: qué pasó con las millones de dosis de AstraZeneca que México y Argentina prometieron producir

Los presidentes de México y Argentina anunciaron en 2020 que empresas privadas en sus países producirían hasta 250 millones de vacunas de Oxford-AstraZeneca para inocular a la región en el primer semestre de este año, pero aún no se dispone de una sola dosis.
29 de abril, 2021
Comparte

Entre 150 y 250 millones. Esa era la cantidad de vacunas de AstraZeneca que supuestamente iban a estar disponibles para combatir el coronavirus en América Latina en el primer semestre de 2021.

Al menos eso es lo que habían anunciado en agosto pasado los presidentes de Argentina y México, tras dar a conocer que empresas privadas en sus países producirían en conjunto la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica con sede en Reino Unido.

El proyecto, financiado por la fundación del millonario mexicano Carlos Slim, tenía como objetivo producir y distribuir las vacunas en toda América Latina (con excepción de Brasil, que tiene su propio acuerdo).

Sin embargo, llegando a mayo, todavía no está disponible ni una sola dosis de este preciado antiviral.

La ausencia de este elemento clave en la lucha contra el covid-19 se está sintiendo particularmente en Sudamérica, que vive un rápido aumento de casos por la segunda ola de la pandemia.

Uno de los más presionados por la falta de esta vacuna es el mandatario argentino, Alberto Fernández, quien contaba con el antiviral producido por su país y México como la principal arma en su estrategia de vacunación.

A finales de 2020 el gobierno de Fernández firmó con AstraZeneca su primera y más grande compra de vacunas: 22,4 millones de dosis.

Las primeras 2,3 millones de inoculaciones debían estar disponibles en marzo pasado, y otras 4 millones en abril. Sin embargo, hasta el momento el país -que vive un récord de contagios diarios- no recibió una sola dosis de ese contrato.

Alberto Fernández (izq.) y Andrés Manuel López Obrador

BBC
Alberto Fernández (izq.) y Andrés Manuel López Obrador anunciaron la producción conjunta de la vacuna en agosto pasado.

Esto llevó a que muchos criticaran al gobierno por haber priorizado el acuerdo con AstraZeneca por sobre otras opciones, como la vacuna de Pfizer-BioNtech, farmacéuticas con las que las autoridades argentinas no lograron llegar a un acuerdo, como sí lo hicieron varios de sus vecinos, incluyendo a Uruguay y Chile.

Algunos incluso acusaron al gobierno de haber ninguneado a Pfizer-BioNtech para favorecer al Grupo Insud, responsable de la “pata argentina” de la producción de la vacuna de Oxford- AstraZeneca, algo que las autoridades negaron.

En medio de los rumores y las tensiones, el empresario farmacéutico argentino Hugo Sigman, dueño del Grupo Insud, acudió a las redes sociales para rechazar las acusaciones y explicar por qué se ha retrasado la producción de la vacuna.

¿Qué pasó?

Sigman, cuyo laboratorio, mAbxience, es el que fabrica el principio activo de la vacuna de AstraZeneca, aseguró a través de una serie de tuits que el problema no tiene que ver con ese proceso, que se realiza en Argentina, sino con el que viene después: el envasado, que se realiza en México.

“Envasar cada tipo de vacuna requiere una serie de equipos e insumos específicos que, por la alta demanda global, hoy resultan imposibles de conseguir rápidamente“, escribió en su cuenta de Twitter el pasado 19 de abril.

“Este es, de hecho, el problema que enfrentó en México el laboratorio Liomont, quien formula, fracciona y envasa el principio activo que mAbxience produce en Argentina y que determinó una demora en el inicio de la producción”.

De esta forma Sigman se desmarcó completamente de los retrasos.

Incluso aclaró que “al día de hoy mAbxience ha cumplido y fabricado el principio activo al que nos habíamos comprometido, tanto en tiempo como en cantidad”.

Planta de mAbxience en Garín, provincia de Buenos Aires

Grupo Insud
El laboratorio argentino mAbxience ha producido decenas de millones de dosis del principio activo de la vacuna AstraZeneca, pero los problemas de envasado han retrasado el proceso.

BBC Mundo se comunicó con Liomont en México, que hasta ahora no ha realizado declaraciones públicas sobre el retraso en la producción de vacunas, pero hasta el momento de publicación de este artículo no obtuvo respuesta.

Fuentes del laboratorio sí aseguraron que el proceso continúa “en tiempo y forma”. Sin embargo, el propio gobierno de México ya reconoció el retraso existente con el envasado de las vacunas de AstraZeneca en el país.

Qué dicen en México

El corresponsal de BBC Mundo en ese país, Marcos González Díaz, señaló que las demoras fueron reconocidas recientemente por quien es considerado el “zar del coronavirus” y principal cara del gobierno mexicano frente a la pandemia, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Consultado el pasado 22 de abril, durante su conferencia de prensa diaria sobre el covid, sobre cuándo estarían listas estas vacunas en México, el funcionario admitió que es un tema “que causa inquietud”.

“El proceso de envasado ha requerido varios elementos de calibración para que esté en los estándares de calidad más altos posibles”, explicó.

“Durante un tiempo, un pequeño retraso de aproximadamente unos 10 y 12 días que tuvo que ver con la escasez mundial de unos filtros, de un componente muy específico del proceso de fabricación. Esto ya fue solventado hace varias semanas, más de un mes y medio, y ahorita ya se está en el proceso de envasado”, señaló.

No obstante, aclaró que aún falta la última parte del proceso: “La verificación sanitaria (…) que dura 18 días”.

López-Gatell agregó que “todavía hay un paso adicional”.

“La empresa, no Liomont, sino la empresa Astra(Zeneca), en su matriz en Oxford, está planteando que se necesitan unos días más para un proceso específico técnico que tiene que ver con la calidad del envasado”.

Logo de AstraZeneca

Reuters
La farmacéutica sueco-británica difundió un comunicado este miércoles en el que lamentó los retrasos, pero aseguró que se entregarán 150 millones de dosis “en la primera mitad del año”.

“En síntesis”, concluyó, “aún tenemos retraso y no hay una fecha precisa de liberación“, reconoció.

Por su parte, este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también se refirió al retraso: “El comunicado oficial que tenemos es que son dificultades en insumos, ajustes en sus fórmulas respecto a la sustancia activa, pero en resumen, que en mayo se regularizaría la entrega de esta vacuna para México”, sostuvo.

Comunicado de AstraZeneca

Las declaraciones de Ebrard coincidieron con la publicación de un comunicado por parte de AstraZeneca en Argentina.

Tras un encuentro con la ministra de Salud de ese país, representantes de la farmacéutica sueco-británica difundieron un mensaje en el que reconocen un retraso, pero garantizan la pronta entrega de las vacunas.

Lamentamos confirmar un retraso en nuestra intención de iniciar envíos antes para América Latina a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”, indicaron.

No obstante, aseguraron que “AstraZeneca continúa en camino de suministrar 150 millones de dosis de la vacuna de covid-19 en América Latina, excluyendo Brasil, en este año”.

“Estamos entregando nuestra vacuna, sin ninguna utilidad financiera para nosotros durante la pandemia, a partir de la primera mitad del año tal como lo anunciamos en agosto pasado“, resaltaron.

¿Sputnik latinoamericana?

A pesar de los problemas en la fabricación de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, México y Argentina podrían volver a colaborar en la fabricación de otra vacuna contra el coronavirus: la Sputnik V de Rusia.

“Tras una reunión en Moscú entre el canciller Ebrard, y su homólogo ruso Sergei Lavrov, este miércoles se anunció que México comenzará a envasar la vacuna rusa Sputnik en mayo”, informó el corresponsal de BBC Mundo en México.

“Ebrard dijo que será el laboratorio de propiedad estatal Birmex el que produzca la vacuna en el país, en colaboración con el Fondo Ruso de Inversión Directa”, detalló.

La semana última, el laboratorio argentino Richmond anunció que producirá la sustancia activa de la vacuna rusa en Buenos Aires.

Así, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la Sputnik V.

Alberto Fernández recibiendo la vacuna Sputnik V en enero de 2021

Reuters
El presidente argentino, Alberto Fernández, se vacunó con la Sputnik V en enero pasado. Ahora la vacuna se producirá en su país.

El Fondo Ruso de Inversión Directa anunció que la empresa farmacéutica argentina ya produjo un primer lote de la vacuna, que será enviado al Centro Gamaleya (creador de la Sputnik V) para que realice el control de calidad.

La producción a gran escala en Argentina está prevista para junio, y Richmond anticipó que comenzará con 1 millón de dosis, aunque planea aumentar la producción mensual a 5 millones.

La agencia EFE reportó que el gobierno mexicano ve con “simpatía” la posibilidad de importar el biológico desde Argentina para envasarlo en el país.

“La pregunta ahora es saber si alguna de las causas del retraso en el envasado de AstraZeneca en México podría afectar también a este nuevo plan con la vacuna rusa”, señaló González Díaz.

“¿De qué podría depender? Pues de equipos que no tengamos en México, que haya que conseguir en el mercado internacional”, respondió Ebrard sobre la posibilidad de que el envasado de Sputnik también sufra retrasos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.