Pariente de un funcionario de Capufe ayuda a un sindicalista a ganar contratos millonarios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Pariente de un funcionario de Capufe ayuda a un sindicalista a ganar contratos millonarios

Capufeleaks: Una red de empresas ligadas a un líder sindical recibió en cuatro años contratos por más de 1,200 millones de pesos en 30 dependencias federales.
Especial
Por Raúl Olmos / Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
6 de julio, 2017
Comparte

Una red de empresas ligadas a un líder sindical que ha traficado información reservada del Gobierno recibió en cuatro años contratos por más de 1,200 millones de pesos en 30 dependencias federales.

Marco Antonio Reyes Saldívar, cuya familia ha controlado durante décadas el sindicato de trabajadores de limpieza, negoció contratos con la cuñada de un funcionario federal, quien actúa como gestora ante dependencias gubernamentales, de acuerdo con una red de correos electrónicos a la que se tuvo acceso.

El mayor monto de asignaciones lo recibió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), en donde el líder sindical presuntamente incurrió en tráfico de influencias, de acuerdo con los mensajes que intercambió con Estela Vega Montaño, cuñada del número dos de Caminos y Puentes Federales (Capufe), Mauricio Sánchez Woodworth.

Reyes y su familia han estado ligados a la Asociación Sindical de Obreros y Empleados de Mantenimiento, Conservación, Limpieza, Seguridad y Servicios en General, Similares y Conexos de la República Mexicana, pertenece a la sección 15 de la CTM.

En los correos, Reyes le solicitó ayuda a Estela para concretar contratos en el IPN, que entre 2015 y 2017 sumaron más de 440 millones de pesos.

REISCO Operadora de Servicios SA de CV es la principal empresa que maneja el líder sindical, aunque además está ligado a Kasper, Claver y Ocram Seyer SA de CV (esta última es su nombre al revés: Marco Reyes).

Vega y Reyes Saldívar también habían participado en la red de tráfico de información confidencial en Capufe, que fue revelada en mayo de 2017 por la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el llamado CapufeLeaks, que derivó en contratos irregulares por 770 millones de pesos. Cuando ese reportaje se dio a conocer, Capufe informó que solicitaría a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Secretaría de la Función Pública (SFP), que investigaran la denuncia periodística. Nada más se ha informado al respecto y Sánchez Woodworth sigue en su puesto.

Correo electrónico enviado por el líder sindical a la gestora de contratos en el Gobierno y cuñada de un alto funcionario de Capufe, en el que le comparte un documento confidencial del contrato otorgado por el IPN.

Los contactos

Estela Vega no sólo intervino en negociar contratos en el Gobierno federal, como muestra este correo enviado el 30 de noviembre de 2015 a un contacto de nombre Mariana Trueba, a quien le pide ayuda para prospectos de clientes en la ciudad de México: “Amiga, los lugares que nos interesa entrar es en la PGJDF (Procuraduría capitalina), en el Tribunal Superior de Justicia y en las líneas del metro de la 1 a la 9. Besoooos”.

 

La gestora también buscó contactos en la ciudad de México para obtener contratos en la Procuraduría, en el Metro y en el Tribunal.

Unos meses después, en otro correo fechado el 16 de marzo de 2016, Estela Vega le escribió a otro contacto, para negociar un posible contrato de servicios en la Procuraduría de Justicia.

La misma gestora realizaba tareas de cobradora ante dependencias federales, por contratos obtenidos por el líder sindical.

“Síster, buenas tardes. El día de ayer ingresamos este escrito solicitando el pago en el INBA. Me ayudas haciendo llegar copia a nuestra amiga por favor”, le escribió Reyes Saldívar a Estela el 3 de agosto de 2016.

En el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), la empresa REISCO obtuvo entre 2014 y 2017 contratos por 60 millones 426 mil pesos.

 

La gestora ante el Gobierno ya negociaba en marzo de 2016 un posible contrato en la Procuraduría capitalina.

 

Marco Antonio Reyes también recurría a Estela Vega para pedirle que gestione cobros de contratos, como en este caso ante el INBA.

En este correo, Estela Vega menciona los fundamentos legales mediante los cuales lograron obtener contratos por asignación directa en Sedesol, Inapam, Liconsa y Fonart. En todas esas dependencias, el líder sindical tiene contratos de limpieza.

Ajustan licitación

El 4 de febrero de 2016, Reyes pidió el apoyo de la gestora para la negociación de un contrato de limpieza en el Hospital General de México.

 

En este correo electrónico, el líder sindical le confía a la gestora de contratos en el Gobierno que tiene como contacto en el Hospital General de México al Director de Recursos Materiales, con quien se había reunido el día de su cumpleaños. “Si en verdad va a apoyar este amigo será necesario que nos indique el techo financiero, nos dé anticipadamente un juego de las bases ya definitivas (para ver si cumplió con apoyar) y (…) que nos dejen ver las propuestas y muestras que entregue la competencia”.

Según los correos electrónicos a los que se tuvo acceso, el líder sindical hizo ajustes a las prebases de la convocatoria, para adaptarlas a los requerimientos de sus empresas, y luego se las entregó al Director de Recursos Materiales del hospital el día de su cumpleaños.

“Anexo encontrarán las Prebases que desde el año pasado le fueron entregadas al Dr. Jorge Bolaños de manera directa en sobre cerrado, de acuerdo a lo establecido en la reunión del 5 de noviembre (era su cumpleaños). Es importante saber si van a considerar los puntos que les marcamos en color verde”, dice el mensaje.

Los ajustes que habían marcado en las prebases hacían referencia al cumplimiento de normas avaladas por la Secretaría del Trabajo, certificación de calidad en servicios hospitalarios y constancias de capacitación en desinfección de áreas de internamiento.

“Les pediría que se insista en que esto sea considerado, (el Dr.) podría argumentar que estamos cambiando las bases y que no se lo van a permitir, esto no es cierto pues como notarán las sugerencias se hacen sobre el mismo documento que ellos publicaron el año pasado y el fundamento jurídico (además de las múltiples justificaciones prácticas y de servicios) que lo dejarían sin justificación alguna para no incluir lo solicitado”, añade el correo.

Reyes Saldívar menciona que cuenta con cuatro empresas que cumplen con lo requerido en las prebases, con lo que simularía competencia. Con ellas –agrega el correo-, el Hospital puede “soportar su estudio de mercado que posteriormente servirá para justificar lo solicitado si es verdad que alguien se lo observa”.

Casi al final del correo, pide a Estela valorar el apoyo que otorgará el contacto que tienen en el hospital, para determinar si se inscriben o no en la licitación.

“Además de saber si en verdad va a apoyar este amigo será necesario que nos indique el techo financiero si es con o más IVA, nos dé anticipadamente un juego de las bases ya definitivas (para ver si cumplió con apoyar) y nos indique si podremos participar en la evaluación de las muestras y propuestas (que nos dejen ver las propuestas y muestras que entregue la competencia). Con esto y dependiendo sus reacciones y justificaciones podremos conocer qué tan real es el apoyo que el Dr. brindará, si no lo consideran sólido es importante saberlo para entonces analizar el si vamos o no a la licitación y en qué condiciones”, concluye el correo enviado por el líder sindical.

 

El representante sindical Marco Antonio Reyes subrayó con verde los puntos de las bases de licitación del Hospital General de México que pedía que se ajustaran para adaptarlas a los requerimientos de sus empresas.

Negociación en el IPN

El 15 de abril de 2015, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) le quitó el contrato de limpieza a la empresa Fejastec SA de CV, y se lo entregó al día siguiente a REISCO Operadora de Servicios SA de CV, manejada por el líder sindical Marco Antonio Reyes Saldívar.

Las negociaciones para obtener el contrato habían iniciado desde el 27 de marzo de 2015, según reveló el propio Reyes Saldívar en un correo electrónico en el que anexó la copia de un oficio en papel membretado del IPN, mediante la cual le ofrecían asignarle sin licitación el servicio de limpieza.

El contrato fue otorgado en forma idéntica, en las mismas condiciones, en que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le había asignado ese mismo mes otro contrato de limpieza por 36 millones de pesos.

“La adjudicación directa que nos hacen en el IPN tiene su fundamento en la licitación que REISCO gana en la SCT. Es un documento confidencial por lo que te pido no se vaya a estar circulando, ya que podrían hacer mal uso de él o enviarlo a lugares como el SAT o el IMSS”, pidió el líder sindical a Estela Vega Montaño, quien ha fungido como gestora de contratos en el Gobierno federal.

El servicio de limpieza en el IPN le redituó en 2015 ingresos por 147 millones de pesos a REISCO, de acuerdo con documentos consultados para esta investigación.

Modelo de la carta de invitación enviada en papel membretado del IPN a la empresa del líder sindical, 20 días antes de que las autoridades decidieran otorgarle el contrato de limpieza del Politécnico.

 

Embargo del SAT… con más contratos

Justo en la víspera de que el IPN le asignara el contrato a REISCO, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ejecutó un aseguramiento precautorio en las instalaciones de la empresa, en la colonia Magdalena Mixhuca, en la ciudad de México, por un adeudo de impuestos de 15 millones 645 mil pesos.

El embargo se realizó luego de que el SAT detectó que REISCO había omitido su declaración anual del ejercicio 2013, cuando tuvo operaciones comerciales por 28 millones 929 mil pesos y recibió depósitos bancarios por 69 millones.

El embargo se realizó el 13 de abril de 2015 y tres días después el IPN asignó en forma directa el contrato.

La gestora Estela Vega intervino para tratar de encontrar una solución al problema fiscal, según consta en este otro mensaje enviado a uno de sus contactos: “Amiga, te mando toda esta info para que la Chabe nos pueda ayudar en carácter de urgente”.

En el mensaje, Estela refiere que el aseguramiento a REISCO ocurrió “casualmente debido a que el 16 de abril nos asignan la cuenta del IPN”.

 

Estela Vega, gestora de contratos ante el Gobierno, escribió a un contacto para que le ayudara a resolver un conflicto fiscal de la empresa REISCO, del líder sindical Marco Antonio Reyes. Justo en la víspera de que el IPN le otorgara el contrato de limpieza, el SAT realizó un aseguramiento precautorio en las instalaciones de la compañía por adeudos de impuestos.

La empresa no sólo libró sus líos fiscales, sino que un año después, la misma gestora y el líder sindical volvieron a maniobrar para tratar de obtener de nuevo el contrato en el IPN.

En un mensaje enviado el 3 de febrero de 2016 desde su correo [email protected], Reyes Saldívar se dirigió a Estela con extrema confianza para urgirla a que se moviera para conseguir el contrato, y le hizo llegar la siguiente nota para una reunión de negociación que tendría al día siguiente con autoridades del IPN:

“En este contrato se ejerce un presupuesto anual de 250 millones de pesos con IVA. La empresa con la que actualmente préstamos el servicio es REISCO. El contrato tuvo vigencia del 16 de abril al 31 de diciembre de 2015, fue ampliado (20%) de acuerdo con la ley para el periodo 1 de enero al 22 de febrero de 2016”.

Al final, el líder sindical enlistó los nombres de los funcionarios de los que dependía la asignación del contrato: Dr. Enrique Fernández Fassnacht, director de la institución; Francisco Javier Ayala, secretario de administración y el maestro Juan Vera Romero, director general de Recursos Materiales.

 

En este mensaje, el líder sindical apura a la gestora ante el Gobierno a que se esfuerce por conseguir el contrato de limpieza en el IPN para el 2016.

A los 17 días de ese correo, uno de los funcionarios enlistados (Juan Vera) firmó el fallo mediante el cual se asignó a REISCO el contrato de limpieza del IPN, por 148 millones 800 mil pesos.

El 5 de marzo de 2017, por tercer año consecutivo, el IPN volvió a asignar otra vez el contrato a REISCO, por un monto superior a los 150 millones de pesos.

 

Correos en los que el líder sindical gestiona facturas con un despacho.

Estela Vega también gestionaba a favor de las empresas de limpieza del líder sindical, como muestra estos correos compartidos con funcionarios de Puebla.

Grupo de empresas que el líder sindical Marco Antonio Reyes recomendó para un estudio de mercado para posible contrato gubernamental.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las ‘Soñadoras afganas’, el equipo adolescente de robótica que recibió asilo en México

Las llaman las "Afghan Dreamers" y eran vistas como una de las promesas de la ciencia y la tecnología en Afganistán. Esta es su apasionante historia llena de desafíos.
26 de agosto, 2021
Comparte

Las llaman las “Afghan Dreamers” (las soñadoras afganas) y eran vistas como una de las promesas de la ciencia y la tecnología en su país.

Son un grupo de unas 20 adolescentes de entre 13 y 18 años que formaron el primer equipo femenino de robótica de Afganistán, una nación donde el desarrollo de la ciencia nunca fue una aspiración generalizada (y mucho menos hecha por mujeres).

Si lo lograron fue porque muchas de ellas nacieron -y todas crecieron y estudiaron- en un país que, de alguna forma, ya no existe.

El pasado 15 de julio, los talibanes -que gobernaron Afganistán con mano férrea y restringieron los derechos de las mujeres en la década de 1990- regresaron al poder, luego de que el gobierno huyera y el Ejército no ofreciera prácticamente resistencia a los militantes islámicos.

Desde entonces, miles de personas como las “soñadoras afganas” han tomado la difícil decisión de abandonar su país y buscar refugio por temor a represiones o ajustes de cuentas de los talibanes.

No todos han logrado escapar y las imágenes del caos en el aeropuerto de Kabul se repiten día tras día.

Sin embargo, después de cruzar por seis países y tras numerosos trámites consulares y burocráticos, las cinco adolescentes que formaron el equipo de robótica en sus inicios (Fatemah Qaderyan, Lida Azizi, Kawsar Roshan, Maryam Roshan y Saghar Salehi) recibieron este martes asilo temporal en México.

“Un mundo con igualdad de género”

Ellas fueron las primeras de un numeroso grupo de refugiados afganos que llegará a México y a otros países de América Latina en los próximos días mientras continúan los vuelos de evacuación y se resuelve su paradero final.

“Recibimos a las primeras solicitantes de estatus humanitario en México provenientes de Afganistán, ellas forman parte del equipo de robótica de ese país y defienden un sueño: un mundo con igualdad de género. Bienvenidas”, tuiteó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Según informó el gobierno, las jóvenes recibieron un visado por razones humanitarias con el cual podrán permanecer en el país por 180 días, con posibilidad de extensión.

Asimismo, indicó que recibirán alojamiento y alimentación gratis gracias al apoyo de varias organizaciones.

Grupos de derechos humanos agradecieron la iniciativa pero criticaron cómo la bienvenida a las jóvenes afganas contrasta con el trato que reciben otros migrantes en la frontera sur de México, que en ocasiones son retornados a sus países y muchos denuncian ser víctimas de abusos, malos tratos y violencia.

Esta madrugada, México recibió a otro grupo de 124 personas procedentes de Afganistán compuesto por periodistas y sus familiares.

Quiénes son las jóvenes

El grupo de “soñadoras afganas” fue creado hace cuatro años por Roya Mahboob, una emprendedora tecnológica que dirige el Digital Citizen Fund, un grupo que imparte clases para niñas en ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y robótica.

El proyecto, que tuvo como centro la provincia de Harat, en el oeste de Afganistán, tenía como objetivo promover la ciencia y empoderar a las menores afganas en una nación donde el rol de las mujeres estuvo limitado al hogar durante los años del poder talibán.

Poco después de la creación del grupo, en 2017, las adolescentes comenzaron a recibir atención internacional cuando ganaron el Premio Especial en el Campeonato Internacional de Robótica celebrado en Washington DC.

Refugiados afganos en México

Getty Images
México recibió este miércoles a otro grupo de refugiados afganos, en su mayoría periodistas y sus familiares.

Su premio sorprendió no solo por tratarse de adolescentes que llegaban de un país donde las mujeres y niñas carecían de derechos elementales hasta hacía poco, sino también porque tuvieron que sortear numerosas odiseas para llegar a EE.UU.

Tras ser aceptadas para la competencia -la primera vez que alguien de Afganistán lo conseguía- recorrieron más de 800 kilómetros por carretera desde sus hogares en Harat hasta la embajada estadounidense en Kabul.

Al llegar allí, sin embargo, les negaron la visa. Lo intentaron otra vez y le fue denegada de nuevo.

Solo una intervención especial del entonces presidente Donald Trump permitió el viaje, aunque la visa no fue el final de sus peripecias.

Poco antes de del vuelo, el gobierno afgano les confiscó los materiales de robótica con los que pensaban presentarse a la competencia.

No obstante, lograron finalmente llegar hasta Washington donde captaron la atención de la prensa estadounidense tras todos los obstáculos vividos en su viaje.

En época de coronavirus

Después de esto, las adolescentes ganaron también renombre en Afganistán.

Cuando comenzó la pandemia el año pasado, fueron convocadas junto a un grupo de médicos, ingenieros y académicos para intentar buscar soluciones a un desafío.

Harat, la provincia donde vivían, estaba sufriendo los embates del covid-19 por una creciente escasez de respiradores artificiales.

Las jóvenes propusieron entonces un proyecto para tratar de ayudar a su comunidad: construir unos respiradores utilizando un diseño de ingenieros del MIT de EE.UU. y piezas de repuesto de autos Toyota Corolla.

Tras contactar a los expertos estadounidenses para usar el prototipo se pusieron manos a la obra. Muchas trabajaban en ayunas por encontrarse entonces en el mes de Ramadán, en el que los creyentes islámicos no comen hasta la puesta del Sol.

Las cuarentenas las obligaban además a trabajar de manera individual. Algunas incluso se reunían solo enel momento de ensamblar las piezas en la que trabajaba cada una (varias se enfermaron de covid en esos meses).

La huida

Con el paso del tiempo y al hacerse reconocidas internacionalmente, al grupo se le fueron sumando otras miembros nacidas casi todas después de 2001, cuando el Talibán perdió el poder tras la invasión de EE.UU.

Con el regreso del grupo islámico hace 10 días, muchas temieron ser víctimas de represalias. Tras varios intentos fallidos, lograron volar inicialmente a Qatar, donde las primeras cinco integrantes del grupo supieron que México les había aprobado el asilo.

“No solo salvaron nuestra vida sino también nuestros sueños, que buscamos se hagan realidad (…)”, dijo una de las jóvenes en una conferencia de prensa este martes tras llegar al aeropuerto de Ciudad de México.

Jóvenes afganas en México

AFP
Las jóvenes agradecieron a México por recibirlas.

La joven explicó que, dado que los talibanes retomaron el poder la situación ya no estaba “a nuestro favor”.

“En este régimen, las niñas nos vemos con dificultades (…) por eso agradecemos estar aquí”, dijo.

También indicó que, bajo la interpretación de la ley islámica que hace el grupo, sería muy difícil para ellas seguir dedicándose a la ciencia.

“Nuestra historia no terminará triste por los talibanes”, aseguró la joven.

Según reportes de medios de EE.UU. algunas ya han recibido ofertas de becas para estudiar en algunas universidades estadounidenses.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.