La constructora del Paso Exprés triplica el monto de sus contratos durante el gobierno de Peña
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La constructora del Paso Exprés triplica el monto de sus contratos durante el gobierno de Peña

La constructora ha recibido 9.3 mil millones de pesos en esta administración; la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le han dado la mayoría de los contratos.
Cuartoscuro
Por Ernesto Aroche
19 de julio, 2017
Comparte

En 2013,  la constructora de capital español Grupo Aldesa, parte del consorcio constructor del Paso Exprés de Cuernavaca, dijo a sus accionistas que el próximo año iniciaba “una importante etapa de inversiones destinadas a grandes proyectos públicos” en México.

Textualmente la constructora presumió: “El Grupo se ha convertido en una referencia en el desarrollo de infraestructuras, consiguiendo en solo seis años estar presente, a través de sus obras, en veinte estados del país. Si bien 2013 ha sido un año marcado por la demora en las licitaciones, entre los hechos relevantes cabe citar la firme evolución de la contratación en el área de carreteras, donde destaca la construcción y explotación de la Autopista Siglo XXI, una de las obras más importantes licitadas por la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) en los últimos años, y la fuerte apuesta por el desarrollo de proyectos energéticos, consiguiendo entrar en el mercado de generación”.

A más de 4 años de este reporte, Grupo Aldesa, que dirige Alejandro Fernández Ruiz, ha logrado contratos de obra pública federal por 9 mil 334 millones de pesos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, cifra que casi triplica los 3 mil 800 millones que obtuvo en el gobierno de Felipe Calderón.

Los contratos, en todos los casos, han sido por licitación pública, a excepción de uno que le otorgó Caminos y Puentes Federales de Ingresos (Capufe) para estabilizar un tramo de la carretera escénica Tijuana-Ensenada, obra que colapsó en 2013 por una falla geológica, según explicó la SCT.

De los 21 contratos obtenidos en la presente administración, 14 fueron otorgados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la SCT, de acuerdo con información del portal Compranet.

Leer más: Dos personas mueren al caer auto en socavón de vía en Cuernavaca, inaugurada por EPN en abril

Aunque el gobierno federal ha sido el principal cliente del Grupo, no es el único. También han ganado contratos con gobiernos locales como el de la Ciudad de México, que le asignó la ampliación de la Línea 12 del Metro y la construcción del Centro de Transferencia Modal (Cetram) de Chapultepec.

También ha construido hoteles en Baja California Sur y la Riviera Maya, y ha participado en la construcción de edificios corporativos en la capital del país.

Aunque la obra pública parece ser su fuerte, la constructora también tiene presencia en el mercado de generación de energía. En junio de 2014, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) le autorizó a su subsidiaria Aldesa Energías Renovables, la instalación de un parque eólico en Yucatán, con 30 aerogeneradores. De acuerdo con el permiso otorgado, la central debió iniciar operaciones en febrero del año pasado.

Los cálculos no le fallan a la constructora

En 2013, la facturación neta de Grupo Aldesa se dividía a la mitad entre los mercados internacionales y el español con un porcentaje 56-44, respectivamente. Tres años después el porcentaje cambio a 80-20, en números cerrados.

En ese periodo, el volumen del negocio de la constructora en México pasó de 268.5 a 476.3 millones de euros y la participación de los contratos que obtuvieron las filiales mexicanas de Aldesa en la facturación total del grupo pasó de 34.9 al 56.2%, de acuerdo con los reportes anuales de la compañía.

El mercado mexicano representó por si solo más de la mitad de los ingresos de la constructora española durante el año pasado.

Para 2017, el panorama no ha cambiado. El primer reporte trimestral de la empresa dice que México mantiene prácticamente el mismo porcentaje en la facturación neta en ese periodo, y representa 81% de sus ganancias (EBITDA).

En este año, la constructora tiene registrado al menos un contrato con el gobierno federal, el que le otorgó Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México para la construcción de la Torre de Control del nuevo aeropuerto, por 1 mil 242 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Por qué se sigue cayendo internet?

Los colapsos de Facebook y su familia de aplicaciones están provocando una interrupción significativa para las empresas de todo el mundo. Y algunos problemas se remontan al mismo inicio de internet.
13 de octubre, 2021
Comparte

Dudo que Mark Zuckerberg lea los comentarios que la gente deja en sus publicaciones de Facebook.

Pero, si lo hiciera, le tomaría aproximadamente 145 días, sin dormir, para abrirse paso entre la avalancha de comentarios que le enviaron después de que se disculpara por el colapso de los servicios la semana pasada.

“Perdón por la interrupción de hoy”, publicó el fundador y director ejecutivo de Facebook, luego de casi seis horas de Facebook, WhatsApp e Instagram sin conexión.

La compañía culpó a un trabajo de mantenimiento de rutina de la interrupción: sus ingenieros habían emitido un comando que desconectaba involuntariamente los centros de datos de Facebook de internet en general.

Alrededor de 827,000 personas respondieron a la disculpa de Zuckerberg.

Los mensajes iban desde lo divertido: “Fue terrible, tuve que hablar con mi familia”, comentó un usuario italiano, hasta lo confundido: “Llevé mi teléfono al taller pensando que estaba roto”, escribió alguien de Namibia.

Y, por supuesto, los hubo muy molestos y enojados: “No puedes hacer que todo se cierre al mismo tiempo. El impacto no tiene precedentes”, publicó un empresario nigeriano. Otro de India pidió una compensación por la interrupción de su negocio.

Lo que está claro ahora, si no era ya obvio, es cuán dependientes se han vuelto miles de millones de personas de estos servicios, no solo para diversión, sino también para la comunicación esencial y el comercio.

Ilustración de WhatsApp, Facebook e Instagram

Getty Images

Lo que también está claro es que esto está lejos de ser una situación única: los expertos sugieren que los cortes generalizados se están volviendo más frecuentes y más perturbadores.

“Una de las cosas que hemos visto en los últimos años es una mayor dependencia de una pequeña cantidad de redes y empresas para entregar grandes porciones de contenido de internet“, dice Luke Deryckx, director técnico de Down Detector.

“Cuando uno de esos, o más de uno, tiene un problema, no solo los afecta a ellos, sino a cientos de miles de otros servicios”, agrega.

Facebook, por ejemplo, ahora se usa para entrar a una variedad de servicios y dispositivos diferentes, como televisores inteligentes.

“Y entonces, ya sabes, tenemos este tipo de ‘cierres por nieve’ en internet que ocurren ahora”, dice Deryckx. “Algo pasa todos nos miramos como diciendo ‘bueno, ¿Qué vamos a hacer?'”.

Deryckx y su equipo en Down Detector supervisan los servicios web y los sitios web en busca de interrupciones.

Dice que las interrupciones generalizadas que afectan a los principales servicios son cada vez más frecuentes y más graves.

“Cuando Facebook tiene un problema, crea un impacto tan grande en internet, pero también en la economía y, ya sabes … en la sociedad. Millones, o potencialmente cientos de millones, de personas están simplemente sentadas esperando que un pequeño equipo en California arregle algo. Es un fenómeno interesante que ha crecido en los últimos años”.


Derrumbes significativos

  • Octubre de 2021: un “error de configuración” derribó Facebook, Instagram y WhatsApp durante casi 6 horas. Otros sitios como Twitter también se vieron interrumpidos debido al aumento de nuevas visitas a sus aplicaciones.
  • Julio de 2021: más de 48 servicios, incluidos: Airbnb, Expedia, Home Depot, Salesforce estuvieron inactivos durante aproximadamente una hora después de un error con el sistema de nombres de dominio (DNS) en la empresa de entrega de contenido Akamai. Siguió a una interrupción similar en la empresa un mes antes.
  • Junio de 2021: Amazon, Reddit, Twitch, Github, Shopify, Spotify, varios sitios de noticias estuvieron inactivos durante aproximadamente una hora después de que un cliente del proveedor de servicios de computación en la nube activara accidentalmente un error previamente desconocido.
  • Diciembre de 2020: Gmail, YouTube, Google Drive y otros servicios de Google cayeron simultáneamente durante unos 90 minutos después de que la compañía dijera que encontró un “problema de cuota de almacenamiento interno”.
  • Noviembre de 2020: un problema técnico con una de las instalaciones de Amazon Web Service en Virginia, EE.UU., afectó a miles de servicios en línea de terceros durante varias horas, principalmente en América del Norte.
  • Marzo de 2019: Facebook, Instagram y WhatsApp cayeron o sufrieron graves interrupciones durante unas 14 horas después de un “cambio de configuración del servidor”. Algunos otros sitios, incluidos Tinder y Spotify, que usan Facebook para entrar, también se vieron afectados.

Inevitablemente, en algún punto, durante una gran interrupción de los servicios a la gente le preocupa que el colapso sea el resultado de algún tipo de ciberataque.

Pero los expertos sugieren que, la mayoría de las veces, se debe a un caso más mundano de error humano, agravado, dicen, por la forma en que internet se mantiene unida con un conjunto complejo de sistemas obsoletos y complicados.

Durante la interrupción de Facebook, los expertos bromearon en Twitter, diciendo que algunos de los sospechosos habituales o las razones de los problemas de interrupción son “más antiguos que las Spice Girls” y están “diseñados en el reverso de una servilleta”.

El profesor Bill Buchanan, científico de internet, está de acuerdo con esta caracterización: “Internet no es la red distribuida a gran escala que DARPA (la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa), los arquitectos originales de internet, intentaron crear, que podría resistir un impacto nuclear”.

“Los protocolos que utiliza son básicamente los que se redactaron cuando nos conectamos a computadoras centrales desde terminales tontas. Una sola falla en su infraestructura central puede hacer que todo se derrumbe”.

El profesor Buchanan dice que se pueden hacer mejoras para hacer que internet sea más resistente, pero que muchos de los fundamentos de la red están aquí para quedarse para bien o para mal.

“En general, los sistemas funcionan y no se pueden ‘apagar’ ciertos protocolos de internet por un día para intentar rehacerlos”, señala.

comunicación global

Getty Images
Los expertos dicen que los servicios de internet se han vuelto demasiado centralizados.

En lugar de intentar reconstruir los sistemas y la estructura de internet, el profesor Buchanan cree que debemos mejorar la forma en que lo usamos para almacenar y compartir datos, o arriesgarnos a más interrupciones masivas en el futuro.

Sostiene que internet se ha vuelto demasiado centralizado, es decir, cuando demasiados datos provienen de una sola fuente.

Esa tendencia debe revertirse con sistemas que tienen múltiples nódulos, explica, para que ninguna falla pueda detener el funcionamiento de un servicio.

Hay un lado positivo aquí. Aunque las interrupciones importantes de internet afectan la vida de los usuarios y las empresas, en última instancia, también pueden ayudar a mejorar la resistencia de internet y los servicios web conectados a éste.

Por ejemplo, Forbes estima que Facebook perdió US$66 millones durante la interrupción de seis horas por la suspensión o el éxodo de los anunciantes en el sitio.

Es probable que ese tipo de pérdida concentre las mentes de los altos ejecutivos en evitar que vuelva a suceder.

“Perdieron una gran cantidad de dinero ese día, no solo en el precio de sus acciones, sino también en sus ingresos operativos”, según Deryckx.

“Y si nos fijamos en las interrupciones causadas por las redes de entrega de contenido como Fastly y Cloudflare, también perdieron una gran cantidad de clientes frente a la competencia”.

“Entonces creo que estos operadores están haciendo todo lo posible para mantener las cosas en línea”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=evVGBKvH4m8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.