Expertos que investigaron el caso Ayotzinapa acusan que también fueron víctimas de espionaje

Roberto Campa Cifrián dijo que sí habrá expertos para acompañar la investigación sobre la presunta intervención de la comunicaciones privadas de periodistas y activistas, pero no serán especialistas internacionales e independientes, como han pedido las organizaciones de la sociedad civil.

Expertos que investigaron el caso Ayotzinapa acusan que también fueron víctimas de espionaje
Expertos que investigaron el caso Ayotzinapa acusan que también fueron víctimas de espionaje Foto: Twitter @Cencos

Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que podrían haber sido víctimas de los ataques de mensajes espías, presuntamente emitidos del software espía Pegasus, que el gobierno mexicano compró.

El GIEI explicó ante la comisión que mientras investigaron la desaparición y ataque de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014, recibieron mensajes semejantes a los denunciados por periodistas, activistas e incluso políticos del PAN para ser espiados.

The New York Times publicó el pasado 19 de junio un informe en que organizaciones ciudadanas, periodistas y activistas, documentaron intentos de espionaje hechos a varios dispositivos móviles,  a través de un software espía llamado Pegasus, que la empresa NSO Gruop vendía exclusivamente a gobiernos para investigar actos terroristas o que

Leer también: ¿Qué gobiernos tienen software espía? ¿De qué empresas? Esto es lo que sabemos hasta ahora 

La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) informó que al menos tres dependencias del gobierno federal cuentan con el software espía Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

Tras los señalamientos en contra de su gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto rechazó las acusaciones y prometió una investigación del caso.

“El gobierno estuvo entretenido en espiarnos y a nuestros representantes y no en encontrar a nuestros hijos”, dijo Cristina Bautista, mamá de Bejamín Ascencio, uno de los jóvenes que siguen desaparecidos durante la audiencia de la CIDH realizada en Lima, Perú.

“Venimos a denunciar que el GobiernoEspía en vez de investigar el paradero de los 43 normalistas”, reclamó, Mario Patrón, Director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

 


Esmeralda de Troitiño, comisionada especial para México y titular del Mecanismo de Seguimiento del GIEI cuestionó al Subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno Federal, Roberto Campa, sobre la ilegalidad de los intentos de espionaje. Detalló que ha entregado al Estado Mexicano un segundo cuestionario para dar seguimiento a temas puntuales.


Francisco José Eguiguren Prael, presidente de la CIDH advirtió que existe “preocupación” porque el malware haya sido usado en contra de los expertos del GIEI, que dependen del organismo internacional.

Habrá expertos en la investigación pero no extranjeros: Roberto Campa

Durante la audiencia “Justicia e impunidad en México” en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), las organizaciones sociedad civil como Fundar y Artículo 19 reprocharon la falta de respuesta por parte del gobierno a la exigencia de que la investigación sea llevada por grupo independiente de expertos internacionales.

Roberto Campa Cifrián dijo que sí habrá expertos para acompañar la investigación sobre la presunta intervención de la comunicaciones privadas de periodistas y activistas, pero no será internacionales como han pedido las organizaciones de la sociedad civil.

 


Campa Cifrian retrasó hasta el último minuto la respuesta, “reitero la posición, estamos en un proceso de diálogo, lo estuvimos desde la visita del Alto Comisionado de la ONU, quisiera solamente destacar que la recomendación del Alto se refiere a expertos, alguien ha comentado acá que se trata de expertos internacionales, no, la recomendación solo dice expertos”, contestó a la Comisionada Esmeralda de Troitiño.

El titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) Ricardo Sánchez Pérez, explicó ante la CIDH que el organismo a su cargo invitó a “un grupo de expertos técnicos especiales: la unión internacional de telecomunicaciones, el Instituto Politécnico Nacional y otro tipo de expertos que pudieran ayudarnos a identificar este tipo de software y de equipo que se utilizan para este tipo de intervenciones”.

Y recordó que se pidió a las personas que han denunciado la intervención ilegal de sus conversaciones que entreguen sus equipos de cómputo y autoricen el acceso a sus sábanas de llamadas.

Con información de Ernesto Aroche… 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios
  1. Mauricio Jaramillo

    Que poca toda que se vienen a robar el dinero de México con un trabajo que no hicieron y que todavía se fueron de mala manera porque ya no les renovaron su contrato para que les dieran mas millones para que siguieran con un caso que no quieren cerrar por que perderían su negocio, se ponen dignos y le quieren echar la culpa otros diciendo que fueron espiados, que tontería.

  2. Omar Garcia Bahena

    ¿Cuáles experto?, que yo sepa solo vinieron los inexpertos del GIEI, y por cierto solo vinieron a vacacionar, porque durante su estadía jamás hicieron nada, la situación sigue como estaba, pero ahora resulta que los estuvieron espiando, si esto hubiera sido verdad, no hubieran cumplido ningún contrato, ya que el gobierno mexicano se hubiera percatado que solo estaban aquí perdiendo el tiempo.

  3. Oliver Campos Olmos

    ¿Y ese fu motivo por el cual no cumplieron con sus obligaciones mientras estuvieron en México o como? Déjenme recordarles que se les estuvo pagando bastante bien por su servicio, además que varias veces salieron del país y se iban de vacaciones a Europa, es mas este Cox ya tenia trabajo en otro país, y aun así seguía cobrando.