close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Sedema

Pese a orden de un juez, Secretaría de Medio Ambiente de CDMX incumple con reforestar Xochimilco

Por cada día que la Secretaría de Medio Ambiente se retrasara en entregar el plan de restauración de Xochimilco, se haría acreedora a una multa de 30 mil salarios mínimos, pero a más de un año la sentencia aún no se cumple y las sanciones nunca se aplicaron.
Foto: Sedema
Por Paris Martínez
11 de julio, 2017
Comparte

En junio de 2014, el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil emitió una sentencia histórica en contra de las autoridades de la Ciudad de México: les ordenó reparar el daño ambiental ocasionado en el área natural protegida Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, desatendida por décadas, y advirtió que de no hacerlo se estaría violando el derecho de la ciudadanía al bienestar, y a un medioambiente sano. 

La sentencia ordenó crear “un conjunto de políticas, planes, programas, normas y acciones de detección, rescate, saneamiento y recuperación, destinadas a asegurar que se mantengan las condiciones que hacen posible la evolución de las especies y de los ecosistemas” adecuadas a la región lacustre de Xochimilco.

Leer también: Ayuden a los ajolotes

Esta resolución judicial, que cobró firmeza total en febrero de 2016, concedía a las autoridades capitalinas un plazo de 90 días (que venció el 16 de mayo del año pasado) para presentar el proyecto general de restauración y el cronograma de actividades a corto, mediano y largo plazo.

Sin embargo a un año y un mes de que venció el plazo, la sentencia permanece sin ser acatada por el gobierno de la Ciudad de México. Y hay algo aún peor: el juez que la emitió se negó a hacerla cumplir.

Esa es la conclusión a la que llegó un segundo juez que revisó el caso, ahora de amparo federal, y quien confirmó que, por un lado, “la autoridad (la Secretaría de Medio Ambiente) no está procurando el cumplimiento de la condena decretada en su contra”, y por otro, que el juez cuarto se limitó a “descartar” las denuncias por desacato a la sentencia presentadas por grupos ambientalistas, sin cumplir su obligación de imponer la multa que él mismo había fijado.

Tal como establecía la sentencia 129/2012, por cada día que la Secretaría de Medio Ambiente se retrasara en entregar el plan de restauración de Xochimilco, se haría acreedora a una multa de 30 mil salarios mínimos (2 millones 401 mil 200 pesos).

Si se toma en cuenta que entre el 16 de mayo de 2016 y el 30 de junio de 2017 transcurrieron 412 días, eso equivaldría a una multa acumulada de 989 millones 929 mil 400 pesos. Sin embargo, el juez cuarto de distrito encargado de imponer dichas multas nunca lo hizo, por lo que violó el “principio de congruencia y exhaustividad de las resoluciones jurisdiccionales”.

El Juzgado Décimo Primero de Distrito ordenó al juez cuarto de la Ciudad de México “pronunciarse respecto del incumplimiento en que ha incurrido la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno de la Ciudad de México”, así como determinar la multa que amerita.

De forma paralela, el Juzgado Décimo Primero consideró que por más de un año la Sedema ha mostrado “evidente desinterés” en acatar la sentencia, ya que, en vez de cumplir sus puntos exactos, se ha dedicado “a realizar gestiones que, hasta este momento, han resultado infructuosas para reparar el daño ecológico” de la zona lacustre de Xochimilco.

Por esta razón, el Juzgado Décimo Primero refrendó la sentencia que obliga a la Secretaría de Medio Ambiente a presentar un programa de obras y actividades para la restauración ambiental en Xochimilco.
También le pide “un conjunto de políticas, planes, programas, normas y acciones de detección, rescate, saneamiento y recuperación”.

Por último, la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México debe emprender “medidas de mitigación para atenuar los impactos negativos de obras o actividades que generaron daños al ecosistema”.

Debido a “la actitud indiferente de la autoridad demandada (la Sedema) para proteger el medio ambiente”, el juez décimo primero le ordenó también “reportar semanalmente los avances obtenidos”, para que así se pueda “constatar la existencia de acciones efectivas”. 

Animal Político solicitó una entrevista con un representante de la Secretaría de Medio Ambiente, para saber la razón del desacato a la sentencia. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta favorable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

ReSet, el youtuber condenado a 15 meses de cárcel por una broma cruel a un mendigo

Difundió en su canal -con 1.2 millones de suscriptores- un video en el que engaña a un mendigo para que se coma una galleta rellena de pasta de dientes. Por orden de una jueza, deberá cerrar su canal, pagar una multa y pasar un tiempo en prisión.
3 de junio, 2019
Comparte
Canal de Reset

ReSet/YouTube
El youtuber gastó una broma pesada a un mendigo rumano que vivía en Barcelona.

Una broma extremadamente cruel a un mendigo le costó a Kanghua Ren, el conocido ‘youtuber’ ReSet, una condena a 15 meses de prisión y más de US$22,000 de multa.

Ren, de 21 años y que tenía 1.2 millones de suscriptores en YouTube, publicó en 2017 un video en que se ve cómo le da a un mendigo un paquete de galletas Oreo que había rellenado de pasta de dientes.

Un juzgado de Barcelona, noreste de España, consideró que ReSet “violó la integridad moral” de la víctima con su broma a Gheorghe L., de 52 años, quien vivía en las calles de la capital catalana.

Ren, de 21 años, que probablemente no ingrese en prisión, sí verá cerrado su canal de YouTube. Y no podrá crear uno nuevo.

Lo novedoso de este fallo judicial es que traspasa las fronteras del mundo virtual como escenario de un delito.

Broma pesada

Ren creó su canal en YouTube a finales de 2014 y se convirtió en uno de los “influencers” más conocidos de España, con 124 millones de visualizaciones en su contenido.

Fue en enero de 2017 cuando hizo la “broma” que le costó la condena, que se conoció a finales de mayo.

Desafiado por algunos de los suscriptores de su canal, Ren se grabó quitándole la crema blanca del interior de una galleta Oreo para reemplazarla con pasta de dientes.

Según la jueza que dictó la sentencia, Ren aceptó el reto y “para captar de forma más efectiva la atención morbosa de sus seguidores con el correlativo y apetitoso incremento de ingresos que ello comportaría, decidió focalizarlo en personas sin hogar, aprovechándose además para su ejecución de la gran vulnerabilidad derivada de su extrema pobreza y exclusión social”.

Así, le ofreció varias galletas a un mendigo junto con un billete de 20 euros (poco más de US$20).

Página web de YouTube

Getty Images
Su canal de YouTube será cerrado y no podrá subir videos hasta 2024 por orden judicial.

“A lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo: esto le ayudará a limpiarse los dientes. Creo que no se los limpia desde hace un par de días o que se volvió pobre“, se le puede ver diciendo en el video.

“La verdad es que se siente bien cuando ayudas a una persona”, agrega con sorna.

Tras comer la galleta, su víctima se encontró mal y estuvo vomitando, señaló la jueza en la sentencia.

Varios medios españoles informaron que Ren ganó alrededor de US$2,000 por los anuncios que acompañaron al video de la broma.

Canal de Reset

ReSet/YouTube
En el polémico video, Ren muestra cómo introdujo pasta de dientes en las galletas.

“No fue un hecho aislado”

Varios youtubers criticaron a Ren por la crueldad de sus bromas y su “falta de sentido común”.

AuronPlay, quien tiene más de 16 millones de suscriptores en la plataforma de videos, se refirió a él en 2017, cuando saltó la polémica, como un “payaso” y un “miserable”.

Ren, explicó AuronPlay, de 30 años y cuyo nombre real es Raúl Álvarez Genes, “tiene toda una saga en su canal maltratando animales“.

“A cierta edad, uno puede hacer tonterías, pero… ¿hacer eso? ¿qué tipo de educación te dieron en tu casa?”, se pregunta el youtuber.

“Yo soy el primero que dice que hay que saber perdonar, pero en este caso es diferente porque mete la pata una y otra vez y no tiene intenciones de parar“, añadió.

Canal de Reset

ReSet/YouTube
ReSet tenía más de un millón de suscriptores.

De hecho, según la jueza, el revuelo que produjo el video y el temor a las consecuencias legales lo llevó a borrar el video y a buscar al lugar en que se había encontrado al mendigo para ofrecerle dinero a cambio de que no presentara una denuncia.

Además, la sentencia señala que le ofreció al hombre pasar una noche con él en la calle para grabar la experiencia y hacer un nuevo video para tratar de limpiar su imagen.

A pesar de lo cual, según la sentencia, no fue la última ocasión en que vejó a personas indefensas o vulnerables pues en otra ocasión rellenó pan con excrementos de gato y se lo ofreció a un anciano y un menor, que lo rechazaron.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jI2y6ZORado

https://www.youtube.com/watch?v=e7iqwokK-xg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.