Menores sufrían violencia y castigos en albergue a cargo de religiosos en Guanajuato: informe
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Zona Franca

Menores sufrían violencia y castigos en albergue a cargo de religiosos en Guanajuato: informe

Organizaciones y testigos documentaron violaciones a derechos humanos e irregularidades en las adopciones en el albergue La Ciudad de los niños en Salamanca.
Foto: Zona Franca
Por Redacción Animal Político
26 de julio, 2017
Comparte

En los albergues La Ciudad de los Niños en Salamanca, Guanajuato los menores vivían violencia, había castigos corporales, irregularidades en el registro de actas de nacimiento y adopciones, de acuerdo al informe “Institucionalización y Violencia en la Ciudad de los Niños”, hecho por el Centro de Promoción de los Derechos Humanos, de Niñas, Niños y Adolescentes en Guanajuato (NIMA).

Estas irregularidades ocurrían, señala la organización por la falta de supervisión de las autoridades municipales y estatales.

El informe señala que el sacerdote Pedro Gutiérrez, encargado de los albergues registró como sus propios hijos a 134 niñas y niños.

No importó que este tipo de adopción fuera ilegal, según el código penal de Guanajuato, que considera el acto como una usurpación de filiación. Según el informe, el sacerdote tenía tal impunidad

 

Según algunos testimonios de menores que vivieron en el albergue recopilados en el informe, también había irregularidades en los procesos de adopción.

“Los productos de los embarazos de las adolescentes eran dados en adopción a personas de Estados Unidos, por lo que se hace fundamental revisar la legalidad de las adopciones realizadas por La Ciudad de los Niños”.

 

Los testigos señalan que gracias a la ayuda de exfuncionarios estatales y federales, se ocultaron las denuncias de abusos sexuales, torturas y maltratos, durante varios años.

Leer también: Niños en albergues dirigidos por un sacerdote acusan maltratos y abuso sexual

El sacerdote castigador

Pedro Gutiérrez se ganó el apodo de “El Castigador”, entre quienes se albergaban en La Ciudad de los Niños. Pero él no era el único que ha sido señalado como agresor. También se señala a al menos cuatro religiosas y otros colaboradores del albergue, según el informe de NIMA.

Según una investigación de Zona Franca, las denuncias fueron ignoradas hasta el 11 de marzo de 2016, cuando se inició una carpeta de investigación, a raíz de una denuncia anónima, presentada por golpes y abusos sexuales hacia los menores que viven en la casa hogar Ciudad de los Niños, Asociación Civil y desvío de fondo por parte de los encargados.

Ese mismo año, el DIF estatal realizó una visita al centro y tuvo conocimiento de que “una monja quemó en una estufa las manos de una niña de siete años por haber robado una plastilina”, denunció en Zona Franca. Pero meses más tarde, el sacerdote obtuvo un amparo “en representación de la niña” ante la Unidad Especializada en Combate a la Trata de Personas y Corrupción de Menores, para evitar que la víctima saliera de la Ciudad de los Niños, lugar en el que tenía dos años.

La jueza no dejó el caso y sentenció improcedente la medida de amparo, pero además hizo una serie de observaciones para proteger a la niña, en las que pidió que se atiendan a los otros cien niños de los cinco albergues.

“No es benéfico para los menores permanecer viviendo en los centros de asistencia social a cargo de la asociación civil Ciudad de los Niños Salamanca”, dice la sentencia.

Según el informe de NIMA, el pasado 27 de abril, la regidora de San Luis de la Paz, Leticia Martínez, denunció que dos niñas que vivían en La Ciudad de los Niños, desaparecieron desde febrero.

Aunque la directora del Centro Multidisciplinario para la Atención Integral de la Violencia (CEMAIV), Aida Benítez, tomó conocimiento del caso, y la Procuraduría estatal inició una investigación, aún no localizan a las jóvenes; siguen en calidad de desaparecidas.

Organizaciones piden a PGR detener protección del clérigo

“Por repetir el mismo patrón del caso de “Mamá Rosa” en Zamora, Michoacán”, la Red por los Derechos de la Infancia, así como el Centro de Promoción de los Derechos Humanos, de Niñas, Niños y Adolescentes en Guanajuato, pidieron a la Procuraduría General de la República (PGR) que atrajera la investigación, y así autoridades locales no protejan al sacerdote.

“Las omisiones y complicidades en el gobierno de Guanajuato con la jerarquía católica, apuntan a la revictimización de niñas, niños y adolescentes, a través de un pacto de impunidad frente a este grave descubrimiento, que antepone la palabra y las relaciones políticas de los abusadores y pederastas sobre el Interés Superior de la Niñez”, advirtieron las organizaciones.

Además solicitaron que se dé una protección especial a todos los niños y niñas que han sido víctimas de los abusos, para que se atrevan a denunciar. Pidieron que se instale una mesa de trabajo, “para diseñar, implementar y dar seguimiento a los planes de restitución de derechos de cada una de las víctimas”.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) atraerían el caso “de acuerdo a sus competencias”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El mercado clandestino donde los bebés robados se venden por unos cientos de dólares

Una periodista de la BBC logró infiltrarse en la próspera red clandestina de bebés activa en Kenia, que vende niños robados al mejor postor.
19 de noviembre, 2020
Comparte

Si no puedes ver el video haz clic.

Cada vez que ve a un niño, a Susan Wanjiku se le caen las lágrimas.

El suyo se le robaron en 2016 en las calles de Nairobi, la capital de Kenia, cuando su hijo tenía tan solo 3 años y pocos meses.

Ahora, dice: “preferiría enterrarlo sabiendo que está muerto, antes de saber que se lo robaron”.

A Rebecca Wanjiru, una mujer sin hogar, le robaron su bebé mientras dormía con sus hijos por la calle.

Nunca más volvió a saber de él.

Se estima que solo en Nairobi viven en la calle unos 60,000 niños, que en los últimos años se han convertido en los principales objetivos de los traficantes de niños.

Después de un año de investigación, la periodista Njeri Mwangi y el equipo Africa Eye de la BBC descubrieron pruebas irrefutables de una próspera red clandestina de bebés activa en el país africano.

Los implicados en este tráfico arrebatan los bebés a sus madres y los venden incluso por pocos centenares de dólares.

A raíz de esta investigación, la policía de Kenia arrestó a tres médicos que presuntamente dirigían una parte de este tráfico.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.