Silvio Greco, el biólogo marino italiano que explica por qué deberíamos empezar a comer medusas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Silvio Greco, el biólogo marino italiano que explica por qué deberíamos empezar a comer medusas

La medusa de aguijón malva, Pelagia noctiluca, es comestible y se encuentra en todos los océanos templados y cálidos del mundo.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
18 de agosto, 2017
Comparte

Para un bañista en la playa, la visión de un grupo grande de medusas flotando cerca de la orilla puede resultar abrumadora.

Unos años, la cantidad de estos animales marinos disminuye en ciertas áreas del planeta mientras que, en otras, aumenta dramáticamente y da la impresión de que hay más ejemplares de lo normal.

En algunos casos, las aguas malas que se acercan a la playa son especies peligrosas para los humanos, como las medusas de aguijón malva.

Enfrentarte a ellas suele ser una batalla perdida. Por esta razón un biólogo marino cree que, si no podemos vencerlas, deberíamos comerlas.

¿Te atreverías a probarlas?

Sabor a sal

Estoy en una cocina improvisada, viendo a uno de los biólogos marinos más reconocidos de Italia comportándose alegremente como se fuera un chef.

El profesor Greco sosteniendo algunas medusas.

El profesor Silvio Greco está concentrado en el contenido burbujeante de una olla grande.

Vestido de blanco como un cocinero —con sombrero y delantal— el experto enconservación sostenible es perfecto para el papel.

“En esta agua he puesto jugo de limón y vinagre a hervir unos minutos”, dice y explica cómo el agua caliente esteriliza, elimina las bacterias y destruye el veneno de las medusas.

Lo que para algunos podría ser el infierno de la comida hace que mis papilas gustativas salten con emoción curiosa: estamos a punto de comer medusas.

Medusas

Para Greco no es la primera vez. “Me encantan los mariscos”, dice.

“Las medusas me recuerdan a las ostras, cuando las comes experimentas una explosión del mar en tu lengua. Después de todo, son 90% de agua de mar“.

Greco cuenta hoy con la ayuda profesional del chef Marco Visciola, quien confiesa que nunca ha cocinado medusas antes.

Él va a freírlas en una pasta de tempura hecha de papas, harinas de trigo y arroz, mezclada con agua gasificada.

“¿Sin sal?”, pregunto. “Cero”, me dice. “La medusa ya tiene el sabor salado del mar, por lo que he dejado que la masa sea neutral, para que se manifieste su sabor.

Este no es el reto de un chef perverso, sino parte de una campaña que Greco está promoviendo en el festival Slow Fish.

Este evento se realiza cada dos años en el Porto Antico de Génova, Italia, para fomentar la pesca sostenible y el consumo responsable.

Ricas en proteínas

Actualmente hay al menos cuatro veces más medusas en el Mediterráneo que en 2004, a causa principalmente del cambio climático, la contaminación y la sobrepesca.

Medusas

El mensaje que esta demostración de cocina está enviando es que si no puedes derrotar a las medusas, cómetelas.

“El mar está lleno de ellas y son un gran problema para la biodiversidad”, dice Greco, que describe a las medusas como especies oportunistas que ocupan inmediatamente cualquier espacio vacío en el agua.

Explica cómo su propagación es devastadora para las cadenas alimenticias marinas y los ecosistemas, y cómo la pesca ilegal de los depredadores naturales de las medusas, como el atún y las tortugas les han dejado la costa libre para que se multipliquen.

“Ahora el hombre”, concluye, “debe ser el nuevo depredador de las medusas”.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) también apoya esta idea.

Durante años, los pescadores han venido recogiendo sus redes cada vez más cargadas de medusas indeseadas, que simplemente lanzan de nuevo al mar.

Greco espera que esto cambie y dice que lejos del tema de la sostenibilidad marina, las medusas son realmente buenas para las personas: ricas en proteínas y colágeno, y bajas en calorías y libres de grasa.

Un tazón con medusas

En Slow Fish descubro que el enfoque de “comer para vencer” no se limita al Mediterráneo.

Hay una delegación del Caribe de pescadores, investigadores y biólogos marinos aquí para reunir ideas sobre cómo luchar contra su peor especie invasora: el pez león.

El grupo está tratando de introducirlo en los menús de restaurantes desde México a Honduras y de Costa Rica hasta Barbados.

Su carne tierna ciertamente se ve más apetecible que las medusas.

Esponjosas

Pero la demostración de cocina de medusas es, sin lugar a dudas, la mayor atracción de todo el festival.

A medida que la bandeja de medusa frita circula, dedos ávidos agarran los pedazos calientes. Escojo mi pieza.

El tempura es exquisito y cruje seductoramente entre mis dientes. Las medusas son esponjosas.

Puede que sea porque tengo hambre, pero me gustan mucho.

La masa es buena, pero la medusa no sabe a nada y es resbaladiza
Hombre que la probó por primera vez

Una mujer joven exclama que es el plato es “sorprendentemente agradable”, mientras que una señora taiwanesa me dice que las medusas son un antipasto común en su país y que ella tenía curiosidad por ver lo que los italianos harían con ellas.

El hombre a mi lado no está impresionado. “La masa es buena, pero la medusa no sabe a nada y es resbaladiza“, refunfuña.

Le pregunto a una niña de tres años lo que piensa. “¡Sabroso!”, exclama sonriente, masticando alegremente. Probablemente también tenía hambre.

Una multitud curiosa prueba medusas

Marco Visciola también ha preparado una ensalada de medusa hervida con vinagre de arroz, aceite de sésamo, zanahoria y pepino, una receta tradicional que le dio un colega japonés.

Una vez más estoy impresionado, aunque creo que el sabor neutro de las medusas —o la falta de gusto— podría prestarse para cualquier sabor fuerte.

Ensalada de medusa hervida

“Para mí, fue una experiencia nueva y había mucha gente curiosa”, dice Marco entusiasmado y agrega que ahora planea ofrecer medusas en el menú de verano de su restaurante.

“Es una novedad que un chef puede ofrecer a los comensales. Creo que se hará popular”, señala.

No estoy totalmente convencido. Pero si usted no quiere que otro día de playa sea arruinado por una invasión de medusas, quizás sea hora de dejar de quejarse y empezar a freír.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

EU autoriza combinar vacunas Pfizer, Moderna y J&J como refuerzos contra la COVID

La agencia que regula los medicamentos en EU aprobó que quienes recibieron las vacunas Pfizer, Moderna o J&J reciban otra dosis como refuerzo.
Cuartoscuro
20 de octubre, 2021
Comparte

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó el miércoles el uso de una vacuna contra la COVID-19 diferente a la recibida en primera instancia como dosis de refuerzo, informó la agencia en un comunicado.

También aprobó las vacunas de refuerzo de Johnson & Johnson para todas las personas mayores de 18 años, y las de Moderna para determinadas poblaciones de riesgo, entre ellas los adultos mayores.

“La FDA ha determinado que los beneficios conocidos y potenciales del uso de una sola dosis de refuerzo distinta pesan más que los riesgos conocidos y potenciales de su uso en poblaciones elegibles”, explicó en el comunicado.

Lee: EU prevé vacunar a niños de 5 a 11 años contra COVID desde noviembre

Las vacunas Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson están autorizadas en Estados Unidos. Ahora se puede usar una sola dosis de cualquiera de ellas como refuerzo de la vacunación primaria, aunque sea de un laboratorio diferente al de la vacunación recibida inicialmente.

“Los datos disponibles sugieren una disminución de la inmunidad en algunas poblaciones que están completamente vacunadas. La disponibilidad de estos refuerzos autorizados es importante para la protección continua contra la enfermedad COVID-19 ”, agregó la FDA.

De acuerdo con la nueva decisión, las personas que recibieron dos inyecciones de Moderna inicialmente y tienen 65 años o más, los mayores de 18 con alto riesgo, o mayores de 18 con alta exposición por su trabajo, ahora pueden recibir un refuerzo.

“La dosis de refuerzo única de Moderna COVID-19 es la mitad de la dosis que se administra para una primera dosis y se administra al menos seis meses después de completar una serie primaria de la vacuna”, detalla la agencia.

Todos los adultos que recibieron la vacuna J&J, de una sola inyección, hace más de dos meses también son elegibles para un refuerzo.

Entérate: Comité de expertos en EU autoriza el refuerzo de la vacuna de Johnson & Johnson

La autorización para el uso de emergencia de una dosis única de refuerzo de la vacuna Janssen COVID-19 se basa en la evaluación de la FDA de los datos de respuesta inmune en 39 participantes de un ensayo clínico que incluyó a 24 participantes que tenían entre 18 y 55 años de edad y 15 participantes que eran 65 años o más.

“Los participantes del estudio recibieron una dosis de refuerzo aproximadamente 2 meses después de su primera dosis y los resultados demostraron una respuesta de refuerzo”, explica la agencia.

Anteriormente, solo las personas inmunodeprimidas o las personas que pertenecían a grupos de edad avanzada o de alto riesgo, y que habían recibido la vacuna Pfizer, eran inicialmente elegibles para un refuerzo.

Los datos que respaldan las decisiones provienen de investigaciones emergentes revisadas por la FDA.

La declaración también advirtió sobre los efectos secundarios inusuales asociados con las vacunas.

Las vacunas de ARN mensajero, Pfizer y Moderna, se han asociado con un mayor riesgo de afecciones cardíacas inflamatorias, miocarditis y pericarditis, especialmente en hombres jóvenes.

La vacuna J&J se ha relacionado con un tipo de coágulo sanguíneo grave y poco común en combinación con niveles bajos de plaquetas una o dos semanas después de la administración. El riesgo es mayor entre las mujeres de 18 a 49 años.

Con información de AFP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.