Cómo nuestro cerebro es capaz de aprender nueva información mientras estamos durmiendo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
GETTY IMAGES

Cómo nuestro cerebro es capaz de aprender nueva información mientras estamos durmiendo

Un nuevo estudio señala que el cerebro es capaz de aprender nueva información en la fase de movimientos oculares rápidos (conocida como MOR o REM, por sus siglas en inglés).
GETTY IMAGES
Por BBC Mundo Ciencia
15 de agosto, 2017
Comparte

Para unos es un placer inmenso, para otros, una pérdida de tiempo.

Independientemente de si nos gusta o no, el sueño ha demostrado ser según diversos estudios una actividad fundamental que nos ayuda a recomponernos y a sentirnos plenos al día siguiente.

¿Pero puede servirnos también para incorporar información nueva a nuestro cerebro?

De acuerdo a un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Nature Communicationsel cerebro es capaz de aprender nueva información, pero sólo durante la fase de movimientos oculares rápidos (conocida como MOR o también REM, por sus siglas en inglés).

Proceso automático

Para evaluar esta habilidad, Thomas Andrillon, investigador de la Universidad de Investigación PSL en París, Francia, monitoreó el sueño de un grupo de 20 individuos, a quienes hizo escuchar una serie de patrones de sonido mezclados con ruido blanco cuando estaban despiertos y luego cuando dormían.

A la mañana siguiente, Andrillon y su equipo les pidieron identificar estos patrones de sonido. Los que recordaron mejor fueron los patrones de sonido que escucharon durante la fase REM.

Sonido blancoGETTY IMAGES
El experimento hizo a los participantes escuchar secuencias de sonido interpuestas en medio de sonido blanco cuando estaban despiertos y cuando atravesaban distintas fases del sueño.

“Lo que hicimos fue usar una forma peculiar de aprendizaje llamada aprendizaje de sonido acústico. Es una forma de aprender bastante compleja porque el material que aprendes es ruido blanco acústico, que es completamente aleatorio”, le explicó Andrillon a la BBC.

“Diferenciar entre uno y otro por lo general es muy difícil. Pero, para nuestra sorpresa, es el tipo de aprendizaje que la corteza auditiva puede hacer de forma casi automática “, añade el investigador.

“Cuando presentamos un fragmento de sonido blanco de forma repetida, el cerebro empieza automáticamente a aprenderlo y a individualizarlo”.

Teoría inclusiva

Los resultados del estudio, dice Andrillon, reconcilia las dos teorías prevalentes sobre el papel del sueño en la memoria.

Actividad cerebralGETTY IMAGES
La teoría de Andrillon reconcilia las dos visiones opuestas sobre el papel del sueño en la memoria.

Mientras que un grupo de científicos propone que el sueño ayuda a consolidar la memoria, reactivando los caminos neuronales involucrados en los procesos de aprendizaje mientras estamos despiertos, otros sostienen que al dormir, el cerebro se deshace de las conexiones neuronales más débiles para permitir fijar las asociaciones más fuertes.

Esta nueva teoría aúna estas dos visiones opuestas porque plantea que, mientras dormimos, el cerebro hace las dos cosas, cada una de ellas en una fase diferente del sueño.

Andrillon aclara que aunque el estudio aporta evidencia sobre la capacidad de nuestro cerebro de adquirir información nueva mientras dormimos, esto no quiere decir que seamos capaces de procesar información compleja como puede ser el aprender un nuevo idioma o recordar un texto académico.

Lo más promisorio de aprender durante el sueño, dice, “es usar la naturaleza implícita de este tipo de aprendizaje”.

“Durante el sueño, se podría usar esta forma implícita de aprendizaje para reprogramar algunos recuerdos. Por ejemplo se podrían borrar fobias o recuerdos traumáticas del cerebro”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Salud registra 47.5% de exceso de muertes; más de 600 mil fallecidos durante la pandemia

En octubre, la Secretaría de Salud percibió 47.5% más muertes de las esperadas antes de la pandemia.
Cuartoscuro
4 de noviembre, 2021
Comparte

La Secretaría de Salud actualizó sus cifras de exceso de mortalidad, y según lo reportado, hay 47.5% más muertes de las esperadas antes de la pandemia por COVID-19.

Desde inicios de 2020 hasta el 9 de octubre de 2021 hubo 621 mil 043 muertes acumuladas en el país. Es decir, de 1 millón 307 mil 500 defunciones esperadas para este punto del año, se observaron 1 millón 928 mil 543 muertes.

Sin embargo, la Secretaría de Salud señaló que del total de muertes, solo 283 mil 954 fueron – al menos en el registro – confirmadas por la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2.

Pero hubo 436 mil muertes asociadas a COVID-19 pero por otros padecimientos, según su acta de defunción, que representan un 70.4%.

En el informe técnico de este miércoles, la dependencia señaló al menos 288 mil 887 defunciones reconocidas por la enfermedad desde el inicio de la pandemia, para un acumulado de 3 millones 814 mil 453 personas que han enfermado por el virus.

Lee al respecto: Salud reporta 2,660 casos de COVID y 154 muertes; van 126 millones de vacunas

En mayo, Animal Político reportó que en 2020 hubo una baja significativa en la identificación de nuevos casos de los padecimientos con mayor prevalencia entre la población mexicana.

Las 184 mil 108 defunciones restantes del exceso de mortalidad, quitando las asociadas con COVID, podrían ser provocadas por causas indirectas derivadas de la crisis sanitaria, como saturación hospitalaria, subdiagnóstico de enfermedades, entre otras.

Por ejemplo, la enfermedad isquémica del corazón, para la que se hicieron 38 mil 024 diagnósticos, contra los 71 mil 049 de 2019, un 46.4% menos; o la obesidad, una condición que está ligada a otras enfermedades graves, entre ella los casos más severos de COVID, que tuvo una disminución de 43.7%.

El exceso de mortalidad representa las muertes no esperadas, según la tendencia de fallecimientos de los años anteriores. 

En cada región ocurren prácticamente el mismo número de muertes de acuerdo con las condiciones de salud de su población, pero cuando sucede una guerra – o en este caso una pandemia – además de las muertes esperadas, se registran fallecimientos adicionales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.