Cómo nuestro cerebro es capaz de aprender nueva información mientras estamos durmiendo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
GETTY IMAGES

Cómo nuestro cerebro es capaz de aprender nueva información mientras estamos durmiendo

Un nuevo estudio señala que el cerebro es capaz de aprender nueva información en la fase de movimientos oculares rápidos (conocida como MOR o REM, por sus siglas en inglés).
GETTY IMAGES
Por BBC Mundo Ciencia
15 de agosto, 2017
Comparte

Para unos es un placer inmenso, para otros, una pérdida de tiempo.

Independientemente de si nos gusta o no, el sueño ha demostrado ser según diversos estudios una actividad fundamental que nos ayuda a recomponernos y a sentirnos plenos al día siguiente.

¿Pero puede servirnos también para incorporar información nueva a nuestro cerebro?

De acuerdo a un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Nature Communicationsel cerebro es capaz de aprender nueva información, pero sólo durante la fase de movimientos oculares rápidos (conocida como MOR o también REM, por sus siglas en inglés).

Proceso automático

Para evaluar esta habilidad, Thomas Andrillon, investigador de la Universidad de Investigación PSL en París, Francia, monitoreó el sueño de un grupo de 20 individuos, a quienes hizo escuchar una serie de patrones de sonido mezclados con ruido blanco cuando estaban despiertos y luego cuando dormían.

A la mañana siguiente, Andrillon y su equipo les pidieron identificar estos patrones de sonido. Los que recordaron mejor fueron los patrones de sonido que escucharon durante la fase REM.

Sonido blancoGETTY IMAGES
El experimento hizo a los participantes escuchar secuencias de sonido interpuestas en medio de sonido blanco cuando estaban despiertos y cuando atravesaban distintas fases del sueño.

“Lo que hicimos fue usar una forma peculiar de aprendizaje llamada aprendizaje de sonido acústico. Es una forma de aprender bastante compleja porque el material que aprendes es ruido blanco acústico, que es completamente aleatorio”, le explicó Andrillon a la BBC.

“Diferenciar entre uno y otro por lo general es muy difícil. Pero, para nuestra sorpresa, es el tipo de aprendizaje que la corteza auditiva puede hacer de forma casi automática “, añade el investigador.

“Cuando presentamos un fragmento de sonido blanco de forma repetida, el cerebro empieza automáticamente a aprenderlo y a individualizarlo”.

Teoría inclusiva

Los resultados del estudio, dice Andrillon, reconcilia las dos teorías prevalentes sobre el papel del sueño en la memoria.

Actividad cerebralGETTY IMAGES
La teoría de Andrillon reconcilia las dos visiones opuestas sobre el papel del sueño en la memoria.

Mientras que un grupo de científicos propone que el sueño ayuda a consolidar la memoria, reactivando los caminos neuronales involucrados en los procesos de aprendizaje mientras estamos despiertos, otros sostienen que al dormir, el cerebro se deshace de las conexiones neuronales más débiles para permitir fijar las asociaciones más fuertes.

Esta nueva teoría aúna estas dos visiones opuestas porque plantea que, mientras dormimos, el cerebro hace las dos cosas, cada una de ellas en una fase diferente del sueño.

Andrillon aclara que aunque el estudio aporta evidencia sobre la capacidad de nuestro cerebro de adquirir información nueva mientras dormimos, esto no quiere decir que seamos capaces de procesar información compleja como puede ser el aprender un nuevo idioma o recordar un texto académico.

Lo más promisorio de aprender durante el sueño, dice, “es usar la naturaleza implícita de este tipo de aprendizaje”.

“Durante el sueño, se podría usar esta forma implícita de aprendizaje para reprogramar algunos recuerdos. Por ejemplo se podrían borrar fobias o recuerdos traumáticas del cerebro”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

México mejora calificación en índice de corrupción pero sigue como el peor de la OCDE

En la edición 2020, el Índice de Percepción de la Corrupción se centró en el manejo de la emergencia sanitaria por COVID.
Cuartoscuro
28 de enero, 2021
Comparte

Con 31 puntos, México ocupa el lugar 124 de 180 naciones evaluadas en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2020, y se mantiene en el último lugar (37) entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para su edición 2020, el IPC se centró en lo ocurrido en materia de corrupción a partir de la emergencia sanitaria por COVID-19.

El estudio, realizado por Transparencia Internacional, señala que la corrupción afecta negativamente
al acceso de la población a servicios sanitarios de calidad. Además de que “un alto nivel de corrupción suele estar asociado a un bajo nivel de cobertura sanitaria universal, mayor mortalidad infantil y
materna y más muertes de cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias y cardiovasculares”.

Lee: COVID-19 ‘vino como anillo al dedo’ para combatir la corrupción, dice titular de Función Pública

En otra parte, el texto indica que “los países con mayor grado de corrupción, independientemente de su desarrollo económico, suelen invertir menos en sanidad”. Esto se debe a que “la corrupción desvía los fondos destinados a servicios públicos”.

Los países calificados por debajo de los 36 puntos presentan una mayor vulneración de la democracia durante su respuesta al COVID.

Ligera mejora

En el caso de México, la calificación fue de 31 puntos y aunque nuestro país mejoró dos puntos y seis lugares respecto al índice de 2019, se mantiene en el último lugar de los países integrantes de la OCDE, y en el lugar 18 de 19 de las naciones que conforman el G20.

A nivel mundial, con sus 31 puntos, México comparte el lugar 124 con Bolivia, Kenia, Kirguistán y Pakistán.

Algunos países de América que tienen una mejor calificación que México son: Panamá (35 puntos), El Salvador (36), Perú (38), Brasil (38), Ecuador (39), Colombia (39) y Trinidad y Tobago (40).

Las naciones mejor calificadas son Dinamarca y Nueva Zelanda con 88 puntos, seguidas de Finlandia, Singapur, Suecia y Suiza, todas con 85 puntos.

Noruega tiene 84 puntos, Países Bajos 82, Alemania 80 y Luxemburgo 80.

Por su calificación, se considera que en todas estas naciones la corrupción es inexistente.

En contraparte, los países peor calificados son: Sudan del Sur y Somalia (12 puntos cada uno), Siria (14), Yemen (15) y Venezuela (15).

Recomendaciones para México

Transparencia Mexicana señaló que si bien nuestro país mejoró con relación a 2019, aún debe recuperar su mejor evaluación que fue de 35 puntos en 2014.

Lee: La Estafa Maestra en Diconsa: FGR investiga desvío de 400 mdp

La organización señala que algunas de las razones por las que México tiene esta calificación son: la falta de sanciones a los casos y las redes de descubiertas gracias al periodismo de investigación.

Agrega que de 2016 a 2019 ninguno de los casos de corrupción transnacional que involucran empresas y funcionarios mexicanos fue sancionado.

“El riesgo de impunidad, tras conocerse estos casos y no haber identificado sanciones firmes por parte de las autoridades, sigue latente”, se lee.

Ante este contexto, las recomendaciones hechas a las autoridades mexicanas para mejorar la situación son:

  • Fortalecer las instituciones del sistema anticorrupción, especialmente a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y al Instituto Nacional de Transparencia (INAI).
  • La ASF debe fiscalizar el gasto público en tiempo real, particularmente el de gasto en salud, programas sociales y de reactivación económica.
  • El INAI debe asegurar el principio de máxima publicidad en acciones de salud pública, educación y reactivación económica vinculadas con los efectos de la emergencia sanitaria.
  • La FGR debe dar resultados concretos: sentencias a redes de corrupción, recuperación de recursos desviados y asegurar la reparación de daño a víctimas de corrupción.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.