Lee Jae-yong, el heredero de Samsung condenado a prisión por sobornar a la Rasputina surcoreana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Lee Jae-yong, el heredero de Samsung condenado a prisión por sobornar a la Rasputina surcoreana

El heredero de la compañía acaba de ser condenado por corrupción y tráfico de influencias por parte de las autoridades surcoreanas, en medio de un escándalo que sacó del poder a la presidenta.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
25 de agosto, 2017
Comparte

Lee Jae-yong (o Jay Y. Lee, como algunos lo llaman), el heredero de Samsung -el mayor fabricante de teléfonos del mundo y uno de los principales grupos industriales de Asia- acaba de ser condenado a cinco años de cárcel.

Este viernes, la justicia de Corea del Sur lo encontró culpable de soborno en el escándalo de corrupción política que sacó del poder a la presidenta Park Geun-hye.

Lee, quien niega los cargos, se enfrentaba a una sentencia máxima de 12 años y todavía puede apelar la sentencia.

Lo que significa que el caso -que ha atizado los cuestionamientos a la forma de operar de las grandes compañías surcoreanas, conocidas como chaebols– está lejos de haber terminado.

Lee Jae-yongDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl multimillonario heredero de Samsung ha sido condenado a cinco años de prisión.

Divorciado, de 48 años y con dos hijos, Lee Jae-yong todavía ejerce el cargo de vicepresidente de Samsung.

Y en octubre del año pasado había sido nominado por los accionistas para que se uniera al consejo de administración y asumiera el puesto de director operativo, preparando así el camino para suceder a su padre en la presidencia.

Pero ahora todo está en el aire.

Jefe “de facto”

El abuelo de Jae-yong, Lee Byung-chul, fundó Samsung a partir de un negocio familiar que, con el paso de los años, llegaría a convertirse en el motor económico de Corea del Sur.

Y al frente de la empresa, su padre, Lee Kun-hee, se convirtió en el hombre más rico de la nación asiática.

Kun-hee, de 74 años, sufrió sin embargo un ataque cardíaco en 2014 y desde entonces su hijo era considerado el jefe de facto del gigante tecnológico.

Según la revista Forbes -que ubicó a Lee Jae-Yong en el puesto número 40 de la lista de los más ricos del mundo de la tecnología– el joven heredero aspira a encontrar nuevos negocios de alto crecimiento para su empresa.

A su favor cuenta con más de dos décadas de experiencia: comenzó su carrera en Samsung en 1991.

Y ha mostrado un interés especial en el sector sanitario, las finanzas y los autos sin conductor, iniciativas en las que la firma ya se comenzó a involucrar.

Aunque hace tiempo que las cosas se estaban poniendo feas.

Cartel con imagen de Kun-hee y Jae-yong en unas protestas.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionJae-yong es el el jefe de facto del gigante tecnológico, fundado por su padre, Kun-hee, quien sufrió un ataque cardíaco en 2014.

2016 fue un año especialmente complicado, teñido por una crisis empresarial que se inició con la explosión de las baterías del Galaxy Note 7 y terminó con el desplome del precio de las acciones y la llamada a que los usuarios devolvieran el producto defectuoso.

La llamada a revisión de 2,8 millones de lavadoras por unos supuestos problemas técnicos tampoco ayudó.

Y 2017 no pintaba mucho mejor.

La polémica

En enero, Lee se enfrentó a un interrogatorio con la Fiscalía, que terminó emitiendo una orden de arresto contra él.

Las autoridades le consideraban sospechoso de un delito de soborno en el caso de corrupción que apartó del poder a Park y que se ha convertido en el mayor escándalo político de las últimas décadas en el país.

Acusaban a la firma de dar donaciones a dos fundaciones operadas por Choi Soon-sil, una amiga íntima de la mandataria, conocida como la “Rasputina surcoreana”.

Samsung logoDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLas autoridades del país acusan al jefe de Samsung de un delito de soborno.

Las donaciones fueron supuestamente efectuadas a cambio de apoyo político para una controversial fusión entre la rama electrónica de la firma tecnológica, Samsung C&T, y una empresa afiliada, Cheil Industries.

La Fiscalía observó especialmente donaciones por US$36 millones a las fundaciones operadas por Choi Soon-il.

Park Geun-hyeDerechos de autor de la imagenREUTERS/YONHAP
Image captionEl escándalo le costó su puesto a la presidente coreana Park Geun-hye.

Otros dos directivos de Samsung fueron entrevistados en enero, aunque en calidad de testigos, y no de sospechosos.

En su momento la BBC se puso en contacto con Samsung, pero la compañía no quiso hacer declaraciones al respecto.

Disculpas y negaciones

La posición de Park sobre el asunto comenzó a quedar clara en octubre del año pasado, cuando salieron a la luz algunos detalles que revelaban que la presidenta había permitido a su vieja amiga -quien no ostenta ningún puesto en el gobierno- redactar discursos políticos.

Inmediatamente, miles de personas empezaron a reunirse cada fin de semana para pedirle que abandonara el cargo.

Park negó haber actuado mal, pero se disculpó por la manera en que había gestionado su relación con Choi.

Choi Soon-silDerechos de autor de la imagenEPA
Image caption“Merezco morir”, dijo Choi tras comparecer ante la Fiscalía.

En diciembre, sin embargo, el parlamento le abrió un juicio político.

Y en marzo de 2017 Park fue destituida, convirtiéndose así en el primer presidente democráticamente electo en ser expulsado del cargo en la historia de Corea del Sur.

Luego de ser despojada de su inmunidad presidencial, fue acusada de soborno, abuso de poder y filtración de secretos estatales. Su juicio empezará en mayo.

En cuanto al dirigente de Samsung, sus abogados han dicho que apelará la condena.

“Estamos confiados en que el fallo será anulado”, declaró el abogado Song Wu-cheol a los periodistas.

Desde que se conoció el fallo del tribunal, las acciones de Samsung han caído un 1%,

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Plataforma México en riesgo de colapsar: equipos obsoletos, falta de mantenimiento y problemas de seguridad

Una auditoría especializada revela graves deficiencias y descuidos del centro donde opera este sistema, desde falta de actualizaciones, hasta instalaciones deterioradas.
Cuartoscuro
2 de noviembre, 2021
Comparte

Plataforma México, la base de datos contra el crimen más importante del país, fundamental para la coordinación e intercambio de información delictiva entre más de 2 mil 400 corporaciones policiales de todos los niveles está al borde del colapso.

Equipos obsoletos que datan de más de una década y no han sido renovados, trabajos de supervisión y mantenimiento insuficientes, controles de los accesos y contraseñas inadecuados, falta de almacenamiento para guardar los nuevos datos y alarmas inservibles son algunos de varios factores que ponen en serio riesgo la seguridad y operatividad de este sistema de información anticrimen.

Incluso sistemas tan elementales como los detectores de humo para prevenir posibles incendios en el sitio donde están instalados los servidores o los dispositivos para extinguir fuego no funcionan desde hace años. Son equipos obsoletos que no se han renovado.

“Existe el riesgo de interrupción de la infraestructura que podría afectar la continuidad operativa de la Plataforma México, para prestar sus servicios a los tres niveles de gobierno en las actividades de seguridad pública del país”, concluye una auditoría especializada practicada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) como parte de su análisis de la cuenta pública 2020.

A esto se suman, además, irregularidades en la contratación y pagos de servicios relacionados con estos equipos tecnológicos que representan un posible desvío superior a los 42 millones de pesos.

Leer más | Seis años de desvíos quebraron a Policía Federal; fraude supera los 2 mil 650 millones de pesos

La responsabilidad de todo esto, señala la ASF, recae en la actual administración de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) encabezada por Rosa Icela Rodríguez y previamente por el hoy gobernador de Sonora, Alfonso Durazo. Su gestiones, señalan los informes, “no ha cumplido con las disposiciones legales y normativas aplicables”.

En el informe de resultados de la auditoría número 89-B los especialistas identificaron como uno de los mayores riesgos las condiciones en las que opera el sistema encargado de capturar y procesar decenas de miles de registros biométricos que son ingresados dentro de Plataforma México. Se trata del llamado “Servicio Administrado del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS)”.

Dicho sistema, cuyo funcionamiento es crítico y vital, opera —de acuerdo con la revisión— con equipos cuya tecnología data de 2010 y que para este punto ya se consideran obsoletos, una situación que de inicio “podría afectar la integridad y disponibilidad de la información relacionada con la captura y consulta biométrica del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares”.

Para operar y supuestamente actualizar este sistema la SSP firmó un contrato con una empresa denominada Idemia Identity & Security France S.A.S a través de una adjudicación directa. La contratación, señalaron los auditores, es irregular porque según la dependencia esta era la única compañía que podía cumplir con ese servicio lo cual es falso. Sin embargo, se identificaron al menos tres proveedores más que podrían haber brindado dicho servicio, pero ni siquiera hubo un estudio real de ese mercado.

Se trató de una adquisición desventajosa ya que, pese a tratarse de los mismos servicios que se habían dado antes, la SSPC pagó mas por menos. El contrato se fijó en una tarifa de 799 mil pesos mensuales por el mantenimiento de solo 43 estaciones de servicio, mientras que el contrato del sexenio pasado (firmado por la Secretaría de Gobernación) era de 361 mil pesos para el mantenimiento de 121 estaciones.

Pero mas allá de eso, los auditores confirmaron que la nueva empresa siguió trabajando sobre los mismos equipos y tecnología de hace mas de una década sin que hubiera sustitución o actualización de estos. Son equipos que, como se pudo verificar en la revisión, evidencian riesgos de fallas o interrupciones en toda la plataforma.

Uno de los componentes del sistema, denominado Sistema de Información Criminal, ni siquiera pudo ser verificado debido a que no estaba en funcionamiento por “fallas en el sistema eléctrico”.

Sumado a todo lo anterior la ASF identificó que la empresa contratada presentaba irregularidades en su situación fiscal por lo que procedió a denunciarla ante el SAT debido al posible riesgo de que se estén cometiendo delitos de evasión o defraudación.

Servicios incompletos o fantasma

Al continuar con la revisión los auditores revisaron otro contrato relacionado con el mantenimiento y servicio de los equipos informáticos el cual fue firmado en 2020 y cuya vigencia se fue extendiendo hasta julio de este año. El monto de dicho contrato alcanza los 130 millones de pesos.

Entre los hallazgos destaca que no hay pruebas de que realmente se hayan llevado a cabo diversos servicios relacionados con las bases de datos ni tampoco se encuentran las memorias técnicas, por lo que los auditores presumen que dichos servicios no se llevaron a cabo realmente

Y la contratación fue irregular ya que se identificaron aumentos de precios injustificables por más de 43 millones de pesos respecto a exactamente los mismos servicios que se habían pactado con Gobernación, cuando Plataforma México estaba a cargo de su administración.

La ASF también identificó serias anomalías en torno al supuesto desarrollo de una versión actualizada de los sistemas de procesamiento biométrico de Plataforma México que son indispensables para el análisis y cruce de más de 9.5 millones de registros de huellas dactilares, 2.8 millones de datos biométricos faciales, y 780 mil registros de voz.

Predominan las irregularidades: No hay evidencias de servicios realizados o estos están incompletos, las licencias que tendrían que haberse trabajado están por debajo de las prometidas, los motores de procesamiento de información no se han acabado de desarrollar y, por lo tanto, tampoco funcionan. Faltan hasta las licencias de uso de varias de las soluciones tecnológicas implementadas.

Se trata de un conjunto de fallas que, de nueva cuenta, representan un riesgo para la estabilidad operativa de Plataforma México.

“Se identificaron deficiencias en el análisis costo-beneficio, planeación, construcción, implementación y operación del desarrollo del motor biométrico, las cuales se deben solventar para evitar la degradación de la plataforma que presta servicios a la seguridad pública nacional de los tres niveles de gobierno”, señala el informe de la ASF.

Una plataforma insegura: fallas en todos los niveles

Además de las deficiencias en temas de actualización de equipos y servicios de mantenimiento, la ASF identificó anomalías en temas relacionados con la seguridad con la que trabaja el Centro Nacional de Información Plataforma México, tanto en aspectos informáticos como en lo relacionado con la integridad física de los equipos, situación que también contribuye a que haya riesgo en la continuidad de sus operaciones

Por ejemplo, el informe los auditores destaca que la Red Nacional de Telecomunicaciones y de Radio difusión sobre las que opera la plataforma no están soportadas en ningún sitio alterno, situación que genera un riesgo para la continuidad del servicio en caso de que se presente alguna contingencia.

En 2019 el centro de datos alterno de Plataforma México presentó una falla importante en el sistema de almacenamiento de información y en sus servidores virtuales. Como consecuencia es necesario instalar actualizaciones y nuevos programas en dicha plataforma alterna para garantizar su operación segura, lo que hasta ahora no ha ocurrido.

Los auditores también advirtieron que la Secretaría de Seguridad no proporcionó planes de prueba y de restauración de respaldos que son vitales para garantiza la continuidad de operaciones del Centro Nacional de Información Plataforma México, sobretodo ante el riesgo de alguna contingencia.

En cuanto al resguardo físico del complejo donde se ubica la plataforma, la ASF señaló que tanto al SSPC como la Guardia Nacional son corresponsables de la seguridad del complejo, de su administración, de los accesos a las instalaciones y de sus equipos. No obstante, no se cuenta con ninguna certificación nacional o internacional que avale que la seguridad implementada es la adecuada.

Pero además se detectaron múltiples anomalías: equipos magnéticos almacenados en sitios inadecuados, pisos y pasillos con notable deterioro que evidencian un descuido en el mantenimiento, alarmas visuales y audibles en las puertas que no están operando, sistema de videovigilancia que no ha recibido mantenimiento en más de un año.

Y se pone peor: “Los sistemas de detección de humo por aspiración de alta sensibilidad, así como los detectores de humo y calor se encuentran fuera de operación desde el ejercicio de 2016; el sistema para la detección automática de extinción de incendios se encuentra fuera de operación desde el año de 2016, por obsolescencia de sus componentes y falta de mantenimiento”.

Tampoco funcionan los sensores para la detección de líquidos, mientras que los sistemas de enfriamiento no cuentan con contratos de soporte ni de mantenimiento vigentes. De manera similar, no se han realizado las revisiones ni mantenimiento preventivo a los sistemas eléctricos de los cuales depende el funcionamiento de todo el centro.

Finalmente, en cuanto a los soportes de almacenamiento para la preservación y respaldo de los millones de datos los auditores encontraron que se trata de soluciones que datan del 2012 pero que no han recibido el mantenimiento adecuado. Dicha situación ya ha ocasionado “intermitencia en la operación de los servidores virtualizados, inestabilidad en los registros nacionales y aplicativos auxiliares, y falta de espacio para soportar el crecimiento de los datos”.

Limbo de resultados

Mas allá de lo relacionado con la integridad de sus operaciones, la ASF también practicó una auditoría de desempeño respecto a la utilización de Plataforma México por todas las corporaciones y dependencias que tienen acceso a ella. La conclusión es que si bien se utiliza, no está claro cuales son los resultados obtenidos en el combate al crimen.

De acuerdo con el informe de resultados de esta auditoria hacen falta indicadores que permitan evaluar objetivamente la forma en como el uso Plataforma México contribuye a mejorar las condiciones de seguridad en distintos territorios del país. No hay un programa anual de trabajo que permita dar seguimiento s dichos resultados.

Los auditores también destacaron la necesidad de que haya una mayor coordinación de la SSPC con las autoridades locales para garantizar que haya un uso adecuado de los datos de la plataforma, y que estas cuenten con la tecnología y las capacidades necesarias para dar un buen aprovechamiento de ello. Esto ya que se han detectado errores o subutilización de las herramientas.

“La SSPC debe mejorar la coordinación con las 2,448 instituciones de seguridad pública y procuración de justicia de los tres ámbitos de gobierno, a fin de fortalecer su contribución a la mejora de las capacidades tecnológicas en las instituciones de seguridad pública para la generación de inteligencia estratégica, mediante el uso de la infraestructura tecnológica en materia de seguridad pública”, concluye la ASF.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.