Por qué los sentimientos de odio y rabia pueden hacer que seamos más felices
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Por qué los sentimientos de odio y rabia pueden hacer que seamos más felices

Un estudio revela que el secreto de la felicidad puede recaer en sentir emociones menos agradables como la rabia y el odio.
BBC Mundo
Por Katie Silver Salud, BBC
24 de agosto, 2017
Comparte

Algunas personas son más felices si son capaces de sentir las emociones que desean, incluso si incluyen sentimientos como el odio o la rabia.

Esa es la conclusión de un estudio liderado por científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Los resultados, recogidos por un equipo internacional de investigadores, revelaron que la felicidad es mucho más que simplemente “experimentar placer evitando el dolor”.

Los científicos le preguntaron a los sujetos sometidos a estudio qué emociones sentían y cuáles querrían sentir.

Después, compararon las respuestas con la manera en la que valoraban su felicidad total o su nivel general de satisfacción en la vida.

Los investigadores descubrieron que aunque por lo general las personas querían experimentar más momentos placenteros, el mayor nivel de satisfacción se alcanzaba si las emociones que experimentaban eran las mimas que deseaban sentir.

Por ejemplo, si alguien se enoja por determinada situación y acepta ese sentimiento, su felicidad total es mayor que aquel que no se molesta pero le gustaría hacerlo.

El estudio se realizó entre personas de distintas culturas e incluyó a más de 2.300 estudiantes universitarios de Estados Unidos, Brasil, China, Alemania, Ghana, Israel, Polonia y Singapur.

Emociones negativas

Una mujer salta en el aire de felicidad

“Si sientes las emociones que quieres sentir, incluso si no son placenteras, entonces te sientes mejor”, le dijo a la BBC la directora del estudio, la doctora Maya Tamir, de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Sorprendentemente, el estudio también concluyó que el 11% de las personas quieren tener sentimientos menos positivos como el amor y la empatía, mientras que un 10% quiere sentir odio o rabia.

Tamir explicó: “Alguien que no se enfada al leer algo sobre abusos a menores puede pensar que debería sentir rabia por la situación de esos niños, así que quieren sentir más rabia de la que realmente sienten en ese momento”.

La investigadora dijo además que una mujer que quiera dejar al compañero que la maltrata pero no es capaz de hacerlo sería más feliz si pudiera amarlo menos, por ejemplo.

Sentirse mal puede ser bueno

Dos mujeres jóvenes abrazadas

La doctora Anna Alexandrova, del Instituto de Bienestar de la la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, dijo que los expertos cuestionaron cómo la gente percibe la felicidad.

“Este estudio ahonda la forma en la que se viene midiendo la felicidad de manera tradicional que básicamente la define como la diferencia entre las emociones negativas y positivas”, señala la experta.

Sin embargo, en lo que se refiere a emociones negativas este estudio sólo analiza la rabia y el odio, y esto es una limitación según la doctora Alexandrova.

“La rabia y el odio pueden ser compatibles con la felicidad, pero esa no es una indicación de que otros sentimientos negativos como el miedo, la culpa, la tristeza y la ansiedad lo sean“, señaló la experta.

La profesora Tamir dijo que la investigación no se aplica en aquellas personas con depresión. “Las personas diagnosticadas clínicamente con depresión quieren estar más tristes y menos felices que el resto de la gentes”.

Dos amigas sonriendo

“Eso sólo agrava el problema”.

La académica dice que este estudio trata sobre las cosas malas que tiene fijarse expectativas de felicidad plena.

“En las culturas occidentales, la gente quiere estar feliz siempre. Incluso si son felices la mayor parte del tiempo, continúan sintiendo que podrían sentirse todavía más contentos y eso acaba por restarles felicidad”.

El estudio viene a demostrar que cuando estamos enojados también podemos sentirnos felices, siempre que aceptemos ese sentimiento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

IFT aprueba adquisición del negocio de contenidos de Televisa por parte de Univisión; se fusionarán

El acuerdo de fusión fue anunciado desde el pasado mes de abril, cuando ambas empresas informaron sobre la creación de Televisa-Univision, que "contaría con la biblioteca de contenidos y propiedad intelectual más grande del mundo de habla hispana".
Cuartoscuro
14 de septiembre, 2021
Comparte

El pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió aprobar la adquisición del negocio de contenido de Grupo Televisa por parte de Univisión Holdings II.

En su XVII Sesión Ordinaria, el Instituto validó la concentración por medio de la cual se adquirirá indirectamente el capital social de Televisa S.A. de C.V., agente que participa en el negocio de producción, distribución y licenciamiento de contenidos audiovisuales de la empresa mexicana.

Lo anterior también involucra una fusión entre Univisión Holdings II con las demás subsidiarias de Grupo Televisa que participan en el negocio.

Según un comunicado emitido por el IFT, para la validación de este acuerdo se tomaron en cuenta las coincidencias entre el grupo estadounidense y el mexicano, en actividades pertenecientes a los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

Algunas de estas similitudes radican en la producción, provisión y licenciamiento de programas, canales de programación y paquetes de canales; así como el servicio de distribución de servicio de contenidos por Internet (también conocidos como Over The Top, OTT).

El Instituto aseguró que no prevé efectos contrarios a la competencia derivados de la adquisición y fusión de ambas empresas de telecomunicaciones, esto debido “a la participación marginal de Univision Holdings en México”.

Según el IFT: “la autorización otorgada no prejuzga sobre las autorizaciones que las partes deban obtener de otras instancias”.

Grupo Televisa mantendrá la titularidad de las concesiones de telecomunicaciones y radiodifusión en su país de origen, México. A través de estas opera sus negocios de televisión, así como distribución de cable y satélite de contenidos, incluyendo los canales de “Sky” e “Izzi”, se informó en el comunicado.

También mantendrá: sus negocios de publicaciones impresas; telefonía, internet, y servicios de telecomunicaciones relacionados; la operación de equipos de fútbol y estadios de fútbol, y juegos de azar.

Fusión Televisa-Univision

El acuerdo de fusión fue anunciado desde el pasado mes de abril, cuando ambas empresas informaron sobre la creación de Televisa-Univision, que “contaría con la biblioteca de contenidos y propiedad intelectual más grande del mundo de habla hispana”, informó Televisa a través de un boletín.  

Televisa se mantendría como accionista mayoritario con una participación del 45% y recibiría un valor de 4.8 miles de millones de dólares.

“Se estima que Televisa-Univision será una empresa que alcance ventas conjuntas estimadas en el orden de $4,000 millones de dólares”, se lee en el documento.

El 13 de septiembre, Televisa también anunció el acuerdo con Live Nation Entertainment Inc. (“Live Nation”) para la adquisición de su posición accionaria del 40% que tenía en Ocesa Entretenimiento S.A. de C.V.

La empresa afirmó que derivado de la transacción realizada, espera recibir cinco mil 206 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.