Trabajar para ser más fuerte: la historia de Lupita González, de los golpes hasta el éxito mundial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Trabajar para ser más fuerte: la historia de Lupita González, de los golpes hasta el éxito mundial

La mexicana Lupita González superó lesiones y otros momentos difíciles para ubicarse como una de los mejores atletas a nivel internacional.
AFP
Por AFP
13 de agosto, 2017
Comparte

Lupita González empezó en el deporte en el ring, como boxeadora de peso paja, pero se ha hecho grande en una disciplina muy diferente, la marcha, donde tras la plata olímpica de Rio-2016 ha logrado el mismo metal este domingo, en el Mundial de Londres-2017.

En 2015, en los Juegos Panamericanos en Toronto, su imagen dio la vuelta al mundo cuando, deshidratada y agotada, sufrió un colapso al cruzar la meta.

Antes había ido sufriendo en el último kilómetro. Se desplomó y permaneció un tiempo inmóvil, con sus constantes detenidas, lo que hizo dispararse todas las alarmas, aunque pudo ir recuperándose, para alivio de los que empezaban a temerse lo peor.

Como aquella tarde canadiense, la marchista de Ciudad de México siempre ha sabido ponerse en pie después de cada golpe que le ha ido dando el destino, hasta poder colgarse las platas de Rio el año pasado y la del Mundial londinense en esta ocasión.

Como boxeadora pintaba bien y llegó a una final del torneo Guantes de Oro, pero tuvo problemas para subir de peso y seguir su evolución en el ring. Fue su gran desengaño con el boxeo el motivo principal por el que se decidió a cambiar de deporte.

En el atletismo, todavía con los ecos de los éxitos de Ana Gabriela Guevara, Lupita empezó en los 400 metros, como su ídolo. También corrió 800 metros y 5,000 metros.

Cuando intentaba encontrar su lugar en el atletismo, se lesionó los meniscos y tuvo que guardar reposo. Los médicos le dijeron entonces que no podría volver a practicar deporte de competición.

Se hundió anímicamente, pero otro experto le dijo que podría ir probando poco a poco.

Su descubridor, José Luis Peralta, se dio cuenta entonces de que podía tener cualidades para la marcha, algo a lo que ella se negó de entrada porque no quería “mover las caderas de esa forma”.

Lo que viene después es una historia de buenos resultados.

(L-R) China’s Yang Jiayu, Mexico’s Maria Guadalupe Gonzalez and China’s Lyu Xiuzhi compete during the women’s 20km race walk athletics event at the 2017 IAAF World Championships on The Mall in central London on August 13, 2017. / AFP PHOTO / Daniel LEAL-OLIVAS

Campeona de 10 kilómetros en el campeonato centroamericano y del Caribe en Morelia en 2013, poco después participó en la Copa Mundial de marcha en China, una competición para la que tomó un avión por primera vez.

A la victoria y colapso de los Juegos Panamericanos siguió un año 2016 prometedor, en el que fue segunda en la Copa Mundial de marcha por equipos, en mayo en Roma, antes de pasar al primer lugar tras la descalificación de la ganadora.

Llegó con el segundo mejor tiempo del año a los Juegos de Rio y salió de ellos como una de las triunfadoras.

En este 2017 batalló con dos pequeñas lesiones y la temporada no fue fácil, pero volvió a sobreponerse y se colgó la plata.

Su espíritu ganador, sin embargo, le dejó con un sabor amargo tanto el año pasado en Rio como ahora en Londres.

Las dos platas de estos años se deben sobre todo al combate continuo de esta mujer, que siempre ha aspirado a mejorar.

“Otra vez lo mismo. Desafortunadamente esta vez pensé que podía responder al final. Me falta trabajar más. Todavía me falta algo para el oro”, dijo Lupita González a pregunta de AFP, al término de la prueba de este domingo, tras quedar detrás de la china  Jiayu Yang.

“Una vez más se repite el papel. En Rio fue una plata que me dolió, por dos segundos. Nuevamente no se ha podido al final. Me queda trabajar para ser más fuerte”, señaló.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las espectaculares imágenes que deja el Perseverance en sus primeros 100 días en Marte

Imágenes asombrosas del robot Perseverance, de la NASA, mientras continúa su misión de buscar signos de vida microbiana pasada en el planeta rojo.
1 de junio, 2021
Comparte

El robot Perseverance de la NASA celebra 100 días marcianos. En Marte busca signos de vida microbiana pasada y trata de investigar la geología y el clima del planeta.

Desde que aterrizó el 18 de febrero, el robot ha captado algunas imágenes sorprendentes de los alrededores de su lugar de aterrizaje, el cráter Jezero, una depresión de 49 km de ancho al norte del ecuador del planeta rojo.

Un pequeño helicóptero, el Ingenuity, también ha devuelto imágenes aéreas y ha hecho historia con los primeros vuelos controlados en otro planeta.

A continuación, BBC Mundo te ofrece una selección de las imágenes enviadas por la misión hasta el momento.

Perseverance

NASA/JPL-Caltech/MSSS
El 6 de abril, el Perseverance utilizó la cámara Watson (sensor topográfico gran angular para operaciones e ingeniería) para tomar este selfie junto al helicóptero Ingenuity. Esta foto se compone de 62 imágenes individuales que se unieron una vez enviadas a la Tierra.

Ingenuity

NASA/JPL-Caltech/MSSS
Días antes, el Ingenuity había sido desplegado por debajo del Perseverance. Se pueden ver sus cuatro patas desplegadas.

El helicóptero de 1,8 kg se considera una buena muestra del potencial de la tecnología aérea en la ligera atmósfera marciana.

NASA/JPL-Caltech/ASU
El helicóptero de 1,8 kg se considera una buena muestra del potencial de la tecnología aérea en la ligera atmósfera marciana.

Helicoptero Ingenuity

NASA/JPL-Caltech
El 19 de abril, Ingenuity hizo historia con el primer vuelo controlado en otro planeta. El helicóptero, que se ve próximo al centro de esta imagen, se elevó a unos 3 metros de altura y se mantuvo en el aire durante varios segundos, antes de volver a aterrizar.

imagen de Perseverance.

NASA/JPL-Caltech
Ingenuity captó su primera imagen aérea en color durante su segundo vuelo. El dron se situó a unos 5 metros del suelo, se inclinó y se desplazó lateralmente 2 metros antes de volver al lugar del que despegó. Las huellas de Perseverance y la sombra de Ingenuity son visibles en la superficie de Marte.

Vista de Marte

NASA/JPL-CALTECH
El aparato fotografió al Perseverance durante su tercer vuelo. En ese momento, el minihelicóptero se encontraba a unos 85 metros del róver y volaba lateralmente a una altura de 5 metros. Una de las patas del Ingenuity también es visible en el borde de la imagen.

El 7 de mayo, el Ingenuity alcanzó una altura de 10 metros, antes de volar 129 metros hasta un nuevo punto de aterrizaje.

NASA/JPL-Caltech
El 7 de mayo, el Ingenuity alcanzó una altura de 10 metros, antes de volar 129 metros hasta un nuevo punto de aterrizaje.

Una imagen de parte del rover y sus huellas en el suelo, tomada durante el primer viaje de Perseverance el 4 de marzo de 2021

NASA/JPL-Caltech
Dos meses antes, Perseverance realizó su primer viaje desde que aterrizó en el cráter Jezero. El róver, de una tonelada de peso, transporta una serie de avanzados instrumentos para recabar información sobre la geología, la atmósfera y las condiciones ambientales de Marte.

Una roca fotografiada por la cámara Mastcam-Z el 28 de marzo de 2021

NASA/JPL-Caltech/ASU
El Perseverance está equipado con un láser que está diseñado para ayudarle a recoger datos geológicos del planeta. Mientras investigaba esta roca de 15 cm, el instrumento dejó la tenue hilera de puntos que es visible cerca de su centro.

Rocas de Marte.

NASA/JPL-Caltech/ASU
El dispositivo también está equipado con diferentes cámaras. Esta imagen fue tomada por el “ojo derecho” del Perserverance, la cámara Mastcam-Z, una de las dos cámaras que le proporcionan una visión estereoscópica parecida a la que verían los ojos humanos.

Paisaje de Marte.

NASA/JPL-Caltech/ASU
Esta fotografía fue tomada con la cámara Mastcam-Z izquierda y fue seleccionada por votación pública para ser presentada como “Imagen de la Semana” de la sexta semana de la misión.

Colina de Santa Cruz, en Marte.

NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS
Esta imagen muestra Santa Cruz, una colina situada a unos 2,5 km del róver. Toda la escena está dentro del cráter Jezero de Marte; el borde del cráter puede verse en la línea del horizonte más allá de la colina.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE

.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.