¿Cuántos eran, en qué condiciones, hay más desaparecidos? Las dudas de la textilera colapsada
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Francisco Sandoval

¿Cuántos eran, en qué condiciones, hay más desaparecidos? Las dudas de la textilera colapsada

Autoridades y rescatistas pararon este viernes 22 de septiembre las labores de rescate en el edificio de Chimalpopoca; se presume que entre las víctimas se encontraban obreras indocumentadas
Francisco Sandoval
Por Francisco Sandoval Alarcón y Nayeli Roldán
23 de septiembre, 2017
Comparte

Justo a las 2:30 horas de la tarde del viernes 22 de septiembre, autoridades y brigadistas voluntarios pararon las labores de rescate en el edificio que se derrumbó en las calles de Bolívar, esquina con Chimalpopoca, en la colonia Obrera, delegación Cuauhtémoc.

Las labores se detuvieron sin que hasta el momento las autoridades de la Ciudad de México tengan la certeza de cuantas personas y empresas trabajaban en el edificio, y si todos los empleados extranjeros que allí laboraban contaban con los papeles en regla para trabajar legalmente.

El embajador de Guatemala en México, Arturo Duarte Ortiz, reconoció que las autoridades consulares de su país tuvieron conocimiento de versiones, no confirmadas, de que entre las víctimas del derrumbe se encontraban obreras textileras provenientes de Centroamérica, contratadas de manera ilegal.

Ante las versiones que circularon en las redes sociales, el embajador ordenó a su personal corroborar la información con las autoridades, rescatistas y representantes de las empresas que cohabitaban el edificio, por lo que una comitiva encabezada por diplomáticos de Guatemala, Honduras y El Salvador acudió hasta el lugar del siniestro.

De acuerdo con el embajador, la comitiva fue recibida por los representantes de las empresas y autoridades quienes respondieron a las preguntas planteadas, entre éstas las relacionadas con la identidad y nacionalidad de las víctimas.

La información que les proporcionó el Forense es que entre las víctimas se encontraban los cadáveres de mujeres de nacionalidad taiwanesa y el de un hombre de nacionalidad surcoreana. Ninguna de las victimas era centroamericana.

Además, en la reunión las autoridades les informaron que existía la firme sospecha de que en estas empresas laboraban obreras asiáticas de manera ilegal.

Hasta el viernes 22, sin embargo, las autoridades encargadas del operativo de rescate desconocían el número total de empleadas, esto porque los representantes de las compañías no habían entregado la relación de sus trabajadoras.

La información forense

En un comunicado, el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México informó que hasta la tarde del viernes se habían entregado ocho cadáveres de personas extranjeras que perdieron la vida a consecuencia de los derrumbes provocados por el sismo del pasado martes.

“Se trata de cuatro cuerpos femeninos de personas de nacionalidad taiwanesa; otro femenino panameña. Asimismo, tres masculinos: uno de nacionalidad coreana (del Sur), otro de española, y uno más de argentina”, sin especificar el lugar de los fallecimientos. No sólo eso, la institución dijo que el número de cuerpos plenamente identificados entregados a familiares pasó de 60 a 64.

“A este corte, solo permanece en el Incifo un cadáver (femenino) en calidad de desconocido, el cual fue trasladado desde un inmueble colapsado en la calle de Huichapan, colonia Condesa”.

“Todo fue muy rápido”

Ricardo Contreras Santana fue uno de los trabajadores del edificio de Bolivar 168, esquina con  Chimalpopoca, que se salvó de quedar atrapado en los escombros del inmueble.

Era chofer de la empresa SEO Young Internacional, dedicada a fabricar bisutería para vestidos. Entrevistado por Animal Político, reconoció que la empresa se encontraba en el tercer piso del edificio.

De acuerdo con la versión de Ricardo, la empresa estaba compuesta por 9 trabajadores, 4 hombres y 5 mujeres. Su jefe era el ciudadano coreano (del sur), Esteban Choo. El martes 19 sólo laboraban 7 personas, entre ellos él y su jefe.

Ricardo fue el único sobreviviente. Todos sus compañeros y su jefe (cuyos cuerpos fueron rescatados), quedaron atrapados entre los escombros. Un video que circula en redes sociales, tomado por una persona que se encontraba en el estacionamiento público contiguo al edificio, muestra como en 2 segundos la estructura del inmueble se derrumbó.

“Minutos antes del sismo yo estaba en el tercer piso con mis compañeros, cuando mi patrón me mandó a recoger su comida. Diariamente él mandaba por su comida. Éramos 3 choferes y cada día uno iba por la comida y ese día me tocó a mí. Al salir de la puerta del edificio, a los 5 metros, comenzó a temblar y yo vi cómo se cayó. Todo fue muy rápido”.

De acuerdo con Ricardo, en las cuatro plantas del edificio de Bolívar, cuya fachada no contaba con letreros o aparadores, sino que tenía ventanales que no permitían ver nada en su interior, cohabitaban diferentes empresas.

El cuarto piso estaba dividido en dos partes. En una mitad operaba “una compañía de refacciones para autos” y en la otra una empresa dedicada a la venta de vestidos; en el tercero piso estaba SEO Young; en el segundo, una importadora de juguetes y en el primer piso una maquiladora de vestidos para mujer.

Los cálculos de Ricardo refieren que había alrededor de 50 personas en el edificio el día del sismo, versión que contrasta con la declaración de una obrera (Beatriz Ballinas) que sobrevivió al derrumbe y que en entrevista con la BBC habló de 100 obreras.

De las 50 personas que calculó Ricardo, 21 murieron, 2 más fueron rescatadas y el resto alcanzó a salir del inmueble. El primer piso, dijo, era el más numeroso. Alrededor de 30 obreras; el resto de los trabajadores se encontraban distribuidos en el resto de los pisos.

El giro de las empresas

Aunque oficialmente no se han dado a conocer los nombres de las empresas que laboraban en el colapsado edificio de Bolívar 168, una búsqueda de Animal Político a bases de datos como el Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM), Registro Público del Comercio (RPC) de la Secretaría de Economía, diferentes páginas de negocios en internet, y la información de sobrevivientes, amigos y familiares de víctimas, arrojó que por lo menos cuatro empresas cohabitaban este inmueble.

En el cuarto piso se encontraba la empresa Dashcam System México S.A. de C.V, cuya página de internet refiere que es una “empresa joven y dinámica que se compromete a dar el mejor servicio a nuestros clientes, siempre enfocándonos en satisfacer las necesidades de todas aquellas personas que busquen productos de seguridad vial… especializados en productos de video cámaras para vehículos”.

En el tercer piso se encontraba la empresa SEO Young Internacional, dedicada a fabricar bisutería para vestidos.

La compañía Asia Jenny Importaciones, dedicada a la importación de juguetes chinos, es otra de las empresas que según los testimonios recabados operaba en este inmueble. Esta empresa aparece en el Padrón de Importadores del SAT. Se presume que es la empresa perteneciente a la familia de la joven de 23 años, Amy Yu Huang, cuyo cuerpo sin vida fue rescatado de entre los escombros el jueves 21 de septiembre.

Una cuarta empresa es New Fashion, dedicada a la fabricación de ropa para mujeres. El dueño era Jaime Azquenazi, integrante de la comunidad judía en la CDMX, quien de acuerdo con su yerno, abordado por la BBC el día del sismo, quedó atrapado entre los escombros (oficialmente no se ha dado a conocer si se encuentra entre las víctimas rescatadas con vida o fallecidas).

Sin ofrecer mayores detalles, dijo que la empresa de su suegro compartía el edificio con otras dos compañías, una de ellas de origen chino.

La historia de Amy

Cuando Amy Huang llegó a México tenía 10 años. Su familia abandonó Taiwán, su país de origen, para probar suerte y les fue tan bien que en los 13 años siguientes éste ha sido su único hogar.

Junto a sus dos hermanos menores aprendieron a hablar español rápidamente, gracias a que sus compañeros del Instituto Mexicano de Primaria y Secundaria les ensañaban hasta dichos populares. “Al principio se oían muy graciosos, porque tenían acento”, cuenta Armando Hernández, amigo de la familia quien era considerado como otro integrante más.

Amy estudió finanzas en la Escuela Bancaria y Comercial en la Ciudad de México, pero al mismo tiempo se encargaba de la administración contable de la empresa familiar: una importadora de productos chinos que comercializaba juguetes, tazas y vasos.

El martes 19 de septiembre fue a trabajar a la empresa que estaba en el segundo piso del edificio de Bolívar número 168, casi esquina con Chimalpopoca, en la colonia Obrera. A la 1:14 comenzó el sismo de 7.1 grados que hizo trizas el edificio. Ella no logró salir.

Este viernes 22, su familia identificó su cuerpo en el servicio forense. Fue encontrada entre los escombros del edificio en donde se encontraban las escaleras. Los compañeros de escuela de Amy participaron en las labores de rescate, hablaron a hospitales, con la esperanza de rescatarla con vida, pero la noticia los quebró a todos.

“He visto el video (en el que se registra el derrumbe), pero nunca me pasó por la cabeza que esa fuera la fábrica, hasta que me lo confirmaron. Desde ahí no pude volver a ver el video”, narra Armando.

Apenas tenía 23 años y su primera meta de vida adulta era poner una empresa de organización de eventos. Ya estaba planeándolo y esperaba comenzar pronto, dice Armando, quien abraza un oso polar de peluche, que era de la joven. También lleva una flor de peluche que Armando le regaló hace años. Dice que la representa porque está sonriendo, igual que Amy lo hacía siempre.

La última imagen que Armando conserva de Amy  fue verla bajar de su carro. Junto a los hermanos de Amy solían divertirse aunque “no éramos parranderos, sino conservadores. Jugábamos cartas, salíamos a Cuernavaca, por un café”, recuerda el joven.

Amy y otra mujer de origen asiático fueron las dos últimas víctimas rescatadas de entre los escombros del edificio de Chimalpopoca, cuyas labores de rescate se detuvieron este viernes. Tras el cese de los trabajos, ahora sólo queda esperar el informe de las autoridades en donde expliquen las interrogantes que han salido a relucir por el sismo, como las condiciones de seguridad en que operaba el inmueble que se colapsó literalmente en 2 segundos, el número real de empleadas, y la situación legal y laboral en las que se encontraban trabajando en el edificio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Los medicamentos falsos contra la COVID que se promueven en América Latina

La demanda de "curas milagrosas" y remedios "caseros" simples ha aumentado en América Latina sin que las autoridades puedan frenarla. En algunos países, como Brasil, son los empleados públicos quienes promueven su uso.
Reuters
14 de julio, 2020
Comparte

América Latina está luchando contra algunos de los brotes de coronavirus más devastadores del mundo, al tiempo que sufre el azote de las curas falsas y los tratamientos no probados que promueven las redes sociales en toda la región.

En la semana en que el presidente de Brasil Jair Bolsonaro dio positivo por Covid-19, BBC desmintió algunas de estas engañosas afirmaciones.

Un video del mandatario brasileño tomando hidroxicloroquina como tratamiento para el nuevo coronavirus ha registrado seis millones de visitas en Facebook.

Ya antes la BBC indagó en los riesgos de este fármaco contra la malaria y el lupus que algunos usan contra la covid-19 y la falta de pruebas de su efectividad en el tratamiento de pacientes.

Aunque en el video Bolsonaro admitía que la droga no había sido probada científicamente, dijo que “con toda certeza” le estaba funcionando y que se sentía mejor.

Este medicamento recibió atención mundial cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lo tomó por un tiempo.

Su administración además le dio visto bueno como medida preventiva y tratamiento para la enfermedad.

President Bolsonaro sostiene una pastilla de hidroxicloroquina.

Facebook
Un video del presidente Bolsonaro tomando hidroxicloroquina tras dar positivo por coronavirus ha registrado seis millones de visitas en Facebook.

Cuentas de Facebook falsas de Brasil

Esta semana, Facebook eliminó lo que describió como una red de cuentas falsas vinculadas a empleados del gobierno del presidente Bolsonaro, así como a los hijos del presidente, Eduardo y Flávio.

Estas cuentas habían promovido noticias engañosas y falsas sobre el coronavirus.

También afirmaban la efectividad de la hidroxicloroquina como tratamiento y que la pandemia de Covid-19 estaba siendo exagerada, entre otras cosas.

Flávio Bolsonaro, que es senador brasileño, dijo que era posible encontrar miles de perfiles que apoyaban al gobierno de Bolsonaro y que él sabía “todos eran libres e independientes”.

Una de las cuentas de Instagram eliminadas, llamada @bolsonaronewsss, actuaba de forma anónima.

Sin embargo, los investigadores del grupo internacional de expertos Atlantic Council encontraron información de registro en la página que confirmaba que estaba vinculada al asesor especial de Bolsonaro, Tercio Arnaud.

Sanitaria con el equipo de protección contra el covid-19

Getty Images
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recalcó que no ha aprobado ningún tratamiento farmacológico para el covid-19.

BBC ha intentado ponerse en contacto con Tercio Arnaud para conocer su versión, pero hasta ahora no ha obtenido ninguna respuesta.

“La polarización política en Brasil ha llegado hasta el debate sobre la pandemia”, dice Sérgio Lüdtke, editor de Comprova, un proyecto brasileño de verificación de noticias.

Explica que los partidarios del presidente Bolsonaro defienden ciegamente algunos temas en internet entre los que se incluye la defensa de la efectividad de medicamentos no probados, como la hidroxicloroquina.

Comprova ha estado verificando noticias sobre la pandemia que han sido ampliamente compartidas en las redes sociales y aplicaciones de mensajería en los últimos tiempos.

Desde finales de marzo, cuatro de cada diez de estos controles estaban relacionados de alguna manera con tratamientos farmacológicos no probados.

Bote de MMS

FDA
La efectividad del MMS contra el virus del covid-19 “es nula”, dicen los expertos.

La MMS, una ‘cura milagrosa’ falsa

A fines de junio, una publicación de Facebook afirmó que “el Ministerio de Salud de Bolivia aprobó el uso de dióxido de cloro”.

La publicación se ha compartido miles de veces no solo en Bolivia sino en toda América Latina.

Pero el mensaje es falso y el gobierno boliviano ha tenido que negarlo oficialmente.

El dióxido de cloro es un agente blanqueador que se encuentra en una sustancia conocida como “Suplemento Mineral Milagroso”(MMS por sus siglas en inglés).

El MMS lleva años publicitándose como un remedio para muchas afecciones y enfermedades que van desde malaria, a la diabetes y asma, el autismo o incluso el cáncer.

Sin embargo, no hay pruebas de su eficacia y las autoridades sanitarias en varios países dicen que su uso es potencialmente dañino para la salud de las personas.

Noticia falsa

BBC
Esta es la noticia falsa que apareció en las redes y que el gobierno tuvo que desmentir.

Casos en toda América Latina

No hay que buscar demasiado en internet para encontrar decenas de sitios que lo promocionan.

La BBC encontró grupos de Facebook creados en los últimos dos o tres meses en Perú, Bolivia, Colombia y Argentina, con miles de seguidores que promocionan o incluso afirman vender MMS.

Las autoridades regionales han visto un número cada vez mayor de intoxicaciones debido al uso indebido de productos químicos utilizados como desinfectantes, dice la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La institución dice que incluso hay profesionales de la salud que promueven el uso de la solución de dióxido de cloro.

Un médico toma la temperatura a dos mujeres en un área rural de Perú.

AFP
Un médico toma la temperatura a dos mujeres en un área rural de Perú.

En junio, un médico en Perú que luchaba contra la pandemia de covid-19 en primera línea fue despedido luego de pedir que se distribuyera dióxido de cloro a todas las personas con síntomas de coronavirus.

También la ivermectina

En América Latina ha aumentado el interés por un medicamento llamado ivermectina.

Pese a que está aprobado para el uso contra gusanos parásitos, se oye cada vez más como medicina para tratar o prevenir el coronavirus, y de nuevo, no hay evidencias de su efectividad.

Un video publicado por una cuenta boliviana con la etiqueta “Ivermectina puede salvarlo de Covid-19” en el que aparece un pastor mexicano, se ha compartido 285.000 veces y continúa circulando en Facebook.

Junto con muchos otros medicamentos, varios ensayos clínicos analizan si la ivermectina podría servir para luchar contra el covid-19.

Pero la OPS ha dicho que hasta el momento los estudios “tenían un alto riesgo de sesgo, muy poca certeza de la evidencia y que las pruebas existentes son insuficientes para llegar a una conclusión sobre los beneficios y los daños”.

La cuenta del pastor mexicano.

BBC
No hay pruebas científicas de que la ivermectina pueda frenar o curar el coronavirus.

La ivermectina “se está utilizando incorrectamente para el tratamiento del nuevo coronavirus”, dice la OPS, “sin que haya ninguna evidencia científica de su eficacia y seguridad para el tratamiento de esta enfermedad”.

A pesar de esto, las autoridades sanitarias en Perú, Bolivia y partes de Brasil han respaldado y administrado el medicamento, y se ha vendido ampliamente.

También el mercado negro

“El caso de la ivermectina ha sido un desastre”, dice el Dr. Carlos Chaccour, profesor asistente de investigación en el Instituto de Salud Global de Barcelona.

“Los médicos y los gobiernos legítimamente desesperados por ayudar junto con la abundancia de ivermectina en América Latina explican por qué la droga ha sido tan popular”.

También se han emitido advertencias sobre los riesgos de una versión del medicamento diseñada para animales, no para los humanos.

Esta versión podría causar daños graves en la salud de las personas y que se vende en el mercado negro.

Una cola de personas en Medellín, Colombia.

AFP
Una asociación de médicos en Colombia ha expresado su preocupación por la automedicación de personas en sus propios hogares.

Automedicación

Por Luis Fajardo, BBC Monitoring

Para las autoridades de América Latina, la automedicación es una fuente constante de preocupación.

Las redes sociales, pero también los canales tradicionales de comunicación están plagados de malos consejos al público al que animan a automedicarse con tratamientos no probados.

Poblaciones de toda la región también se enfrentan a mensajes aparentemente contradictorios de fuentes oficiales.

A medida que los países latinoamericanos se enfrentan a una creciente amenaza de la pandemia y con la desesperación cada vez mayor por el creciente número de muertos, tal vez no sea sorprendente que la demanda de “curas milagrosas” y remedios “caseros” simples haya sido tan alta.

Estas afirmaciones aparecen no solo en grupos marginales de redes sociales sino también, en algunos casos, en los principales medios de comunicación nacionales.

Juliana Gragnani, Olga Robinson y Shayan Sardarizadeh ayudaron en la investigación para este artículo.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ

https://www.youtube.com/watch?v=BVgNytA9FNs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.