A 3 años de Ayotzinapa: entrenador de Avispones huye de Guerrero por extorsiones y ataques
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro / Archivo

A 3 años de Ayotzinapa: entrenador de Avispones huye de Guerrero por extorsiones y ataques

Facundo Serrano, el entrenador de los Avispones, vive con miedo desde la noche en que su autobús fue atacado y 43 normalistas desaparecieron. Ahora vive escondido esperando dejar México pronto.
Cuartoscuro / Archivo
Por Mónica Romero
26 de septiembre, 2017
Comparte

Facundo Serrano es entrenador deportivo, tiene 44 años y es sobreviviente de los hechos del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, en los que murieron 9 personas y desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Tres años después de ese ataque, se encuentra escondido en un lugar del país, lejos de Guerrero, su tierra natal, con la esperanza de poder salir de México con su familia antes de que, ahora sí, la muerte lo alcance a él o a alguno de los suyos.

“Yo fungía como director del equipo Avispones de Chilpancingo y ese 26 de septiembre veníamos del partido de inicio de temporada en Iguala, que fue a las ocho de la noche. Un grupo de hombres armados nos atacó, nos dispararon por casi quince minutos y resulté con heridas en el hombro y parte de la espalda. Sobreviví, pero hoy estoy otra vez en peligro, tengo miedo de lo que nos pueda pasar a mí y a mi familia”.

Y cómo no sentir miedo, si la historia de horror de esa noche aún no termina. Una prueba son los 10 impactos de bala R15 y 9 mm que recibió su hijo Axel, un joven de tan sólo 21 años de edad, apenas el pasado 21 de mayo.

“Hace tres años vi cómo mataron a uno de mis jugadores, a un niño de quince años, además de cómo mataron al chofer del autobús. Vi a otros chicos heridos y yo también, y hoy me toca ver cómo casi matan a mi hijo por querernos quitar el dinero de la indemnización que supuestamente nos dieron por la noche de Ayotzinapa”.

El ataque contra su hijo tiene su origen en la visita que una comisión especial de diputados federales hizo al Congreso de Guerrero para una conferencia de prensa con las víctimas y padres de familia, el 25 de febrero de 2016.

Ante los medios de comunicación, los diputados hicieron público que todo el equipo de fútbol había sido indemnizado con 8 millones 700 mil pesos, repartidos entre 21 víctimas.

Pero el dato era falso.

“El diputado Ricardo Mejía Berdeja fue el que dijo la información de las cantidades de dinero, cosa que no era cierto, porque aún no habíamos sido la mayoría indemnizados. Hoy en día es la fecha que la mitad no ha recibido nada”.

Sin embargo, el diputado Ricardo Mejía Berdeja dijo a Animal Político que el no hizo público el monto de la indemnización que recibió el equipo. Señaló que en la versión estenográfica de la reunión de febrero de 2016 se comprueba que fue el diputado priísta Víctor Silva quien reveló la suma.

Apenas a finales del año pasado la Comisión de Atención a Víctimas aprobó por unanimidad el Plan Integral de Reparación que por ley les corresponde a 14 jugadores de “Los Avispones”, que fueron agredidos y lesionados durante los ataques en Iguala del 26 y 27 de septiembre de 2014.

“Después de que se hizo público, el día 29 de febrero de 2016 yo sufro un intento extorsión de manera física. Llegaron a mi casa, antes de bajarme del vehículo me encañonaron, me dijeron que tenía que entregar la cantidad de 300 mil pesos en dos días porque ellos sabían que yo la tenía”

Le dijeron: “Sabemos que te dieron. Queremos (el dinero) en dos días, si no voy a venir a balacear tu casa, a tus hijos y a tu esposa embarazada”.

Su esposa estaba embarazada de una bebé que hoy tiene 1 año.

Facundo y su familia tuvieron que salir de Guerrero y estuvieron refugiados 22 días en un hotel de la Ciudad de México con el apoyo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. Pero cuando la ayuda se terminó, debieron regresar a su estado.

Las extorsiones no pararon y las amenazas se cumplieron. El 21 de mayo de 2017, Facundo Serrano recibió una llamada en la que le informaron que su hijo Axel había sido baleado. Habían intentado secuestrarlo y, al escapar, recibió los disparos.  

Facundo acudió de inmediato a su casa y su hijo fue trasladado a un hospital particular.

“Fue lesionado de las dos piernas, los dos brazos y el abdomen porque tuvo fracturas de 2 costillas, perforación de hígado, riñón, colon, e intestino delgado. Tiene una colostomía ahorita. Tuvo fractura múltiple en la pierna izquierda, en el femoral.

“Tuvo fractura en los dos cúbitos y tuvieron que hacerle injertos, colgajos, reconstrucciones de músculo, tendones, microcirugías. Ahorita lleva ya 7 cirugías de las cuales ha ido en recuperación poco a poco, pero ha sido muy difícil porque nosotros hemos costeado la mayoría de los gastos”.

Como lo hizo cuando la primera extorsión, Facundo Serrano acudió a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y a la Procuraduría General de la República para presentar la denuncia, pero las autoridades federales le respondieron que el caso no era de su competencia, sino del fuero local.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas le respondió textualmente que “atiende a las víctimas de delitos en asuntos del fuero federal y que se encuentra imposibilitada para designar un asesor jurídico que represente los intereses de la víctima en comento, ya que invadiríamos su esfera de su competencia, esto es así ya que los estados de la República y la Ciudad de México deben atender a las víctimas de delitos del fuero común, así ante y que le causen agravio a la víctima”.

Facundo acudió a la Fiscalía del Estado de Guerrero donde tampoco le aceptaron la denuncia y le dijeron que como se usaron armas de grueso calibre, el caso era del fuero federal.

– ¿Ahorita qué autoridad tiene el caso?

-Nadie. Nosotros no hemos podido ir a poner ninguna denuncia. De hecho allá es muy difícil que tú vayas al Ministerio Público o que vayas a la PGR porque les van a tirar los muertos a la puerta de la Fiscalía. Entonces todo mundo pues tiene miedo de investigar y todo porque saben que pueden ser agredidos.

Durante estos últimos meses, el entrenador de los Avispones y su familia han vendido su casa, su auto y pertenencias como estufa y aparatos electrónicos para poder pagar las operaciones médicas que requiere su hijo.

A esto se suma que tuvieron que huir de Guerrero, están escondidos, han pedido solicitud a organizaciones no gubernamentales y a algunos gobiernos extranjeros para poder salir del país en calidad de refugiados.

Serrano no es el único que ha sufrido extorsiones, otros familiares de los integrantes del equipo que fueron víctimas también han sido amenazados, pero prefirieron no denunciar ante el miedo a un posible ataque por parte de quienes luego de que se hicieron públicos los montos de indemnización se han dedicado a extorsionarlos.

Nota del Editor: Esta nota fue actualizada el 28 de septiembre con la postura del diputado Ricardo Mejía Berdeja.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los 'hijos de Chernóbil': qué revela el primer estudio genético de los descendientes afectados por el accidente nuclear

Una de las grandes interrogantes del mayor accidente nuclear de la historia se ha resuelto, 35 años después.
23 de abril, 2021
Comparte

Una de las grandes interrogantes del mayor accidente nuclear de la historia parece haber encontrado una respuesta, 35 años después.

Cuando el reactor número cuatro de la central de Chernóbil explotó en la madrugada del 26 de abril de 1986, la ciudad del norte de Ucrania se volvió un pueblo fantasma y la vida de decenas de miles de personas quedó marcada por el desastre atómico.

Desde entonces, muchos de los sobrevivientes han tenido que lidiar con enfermedades vinculadas a la radiación a la que se vieron expuestos y con la incertidumbre de qué podría pasar con sus descendientes, los llamados “hijos de Chernóbil“.

Y es que una de las preguntas que ha inquietado por décadas tanto a científicos como a sobrevivientes es si los efectos de la radiación nuclear podría pasar a los descendientes.

Ahora, por primera vez, un estudio genético ofrece luces sobre el asunto y sus resultados acaban de ser publicados en la revista Science.

La investigación, dirigido por la profesora Meredith Yeager, del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE.UU., se centró en los hijos de los trabajadores que se alistaron para ayudar a limpiar la zona altamente contaminada alrededor de la planta de energía nuclear (los llamados liquidadores).

También fueron estudiados los descendientes de los evacuados de la ciudad abandonada de Pripyat y otros asentamientos en un radio de 70 km alrededor del reactor.

A los participantes, todos concebidos después del desastre y nacidos entre 1987 y 2002, se les examinó el genoma completo.

Y el resultado fue una sorpresa para muchos de los implicados.

Los resultados

El estudio no halló un “daño adicional al ADN” en los niños nacidos de padres que estuvieron expuestos a la radiación de la explosión de Chernóbil antes de ser concebidos.

“Incluso cuando las personas estuvieron expuestas a dosis relativamente altas de radiación, en comparación con la radiación de fondo, no tuvo ningún efecto en sus futuros hijos”, le explicó la profesora Gerry Thomas, del Imperial College de Londres, a la periodista de la BBC Victoria Gill.

Thomas, que ha pasado décadas estudiando la biología del cáncer, en particular los tumores que están relacionados con el daño de la radiación, explicó que este estudio fue el primero en demostrar que no existe un daño genético heredado tras la exposición a la radiación.

“Hay muchas personas que tenían miedo de tener hijos después de las bombas atómicas . Y también personas que tenían miedo de tener hijos después del accidente en Fukushima, porque pensaban que su hijo se vería afectado por la radiación a la que estaban expuestos”, recuerda.

"Liquidadores"

Getty Images
Los “liquidadores” eran personal llamado para ayudar con las operaciones de limpieza después del desastre.

“Es muy triste. Y si podemos demostrar que no hay ningún efecto, con suerte podemos aliviar ese miedo”, agrega.

Thomas no participó en el estudio, aunque ella y sus colegas han llevado a cabo otra investigación sobre los casos de cáncer relacionados con Chernóbil.

Su equipo ha estudiado el cáncer de tiroides, porque se sabe que el accidente nuclear causó unos 5.000 casos, la gran mayoría de los cuales fueron tratados y curados.

El estudio

Uno de los investigadores principales de la investigación, Stephen Chanock, también del NCI, le explicó a la BBC que el equipo de investigación reclutó familias enteras para que los científicos pudieran comparar el ADN de la madre, el padre y el niño o la niña.

“Aquí no estamos viendo lo que les sucedió a esos niños que estaban en el momento del accidente; estamos viendo algo llamado mutaciones de novo“.

Estas son nuevas mutaciones en el ADN: ocurren al azar en un óvulo o espermatozoide. Dependiendo de en qué parte del mapa genético de un bebé surja una mutación, podría no tener ningún impacto o podría ser la causa de una enfermedad genética.

“Hay entre 50 y 100 de estas mutaciones en cada generación y son aleatorias. De alguna manera, son los componentes básicos de la evolución. Así es como se introducen nuevos cambios en una población”, explica Chanock.

Escena de la serie

SKY UK LTD/HBO
En la ciudad de Pripyat vivían más de 50.000 personas.

“Observamos los genomas de las madres y los padres y luego al niño. Y pasamos nueve meses más buscando cualquier señal en el número de estas mutaciones que estuviera asociada con la exposición de los padres a la radiación. No encontramos nada”.

Esto significa, dicen los científicos, que el efecto de la radiación en el cuerpo de los padres no tiene ningún impacto en los hijos que conciban en el futuro.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.