Helipuerto ilegal deja a familias de 2 edificios sin hogar; los desalojan por riesgo de colapso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Paris Martínez

Helipuerto ilegal deja a familias de 2 edificios sin hogar; los desalojan por riesgo de colapso

Los vecinos habían denunciando meses atrás la construcción irregular, aunque la delegación Cuauhtémoc puso sellos de clausura, la obra continuó. Ahora el edificio pone en peligro a dos inmuebles de departamentos.
Paris Martínez
Por Paris Martínez @paris_martinez
27 de septiembre, 2017
Comparte

Vecinos de la calle Nuevo León, en la colonia Condesa, detectaron desde noviembre de 2016 que por las noches, y en fines de semana, se realizaba una obra en la azotea del edificio marcado con el número 238. Semanas después pudieron distinguir de lo que se trataba: un helipuerto que, tal como documentaron, no contaba con ningún permiso de construcción ni operación.

A raíz del sismo del pasado 19 de septiembre, el inmueble sobre el que fue construido este helipuerto golpeó los edificios aledaños –marcados con los números 230 y 240, ambos de departamentos–, causándoles daños por los cuales sus habitantes tuvieron que ser desalojados.

“La razón por la que estamos evacuados de los edificios de Nuevo León 230 y 240 no es porque estén dañados en su estructura luego del sismo, sino por el riesgo de que se caiga el edificio sobre el que construyeron el helipuerto –explica el propietario de uno de los departamentos–. Nuestro edificio (el 230) es del año 1954, había sobrevivido los sismos del 57 y del 85 sin una sola cuarteadura, y ahora está destrozado, con muros derrumbados o a punto de caerse, porque en el sismo de este 19 de septiembre, el edificio con el helipuerto se comenzó a balancear y básicamente agarró a madrazos a los edificios contiguos”.

Según los cálculos de este vecino, alrededor de 50 familias tuvieron que abandonar sus viviendas, ya que, aún cuando sus edificios no resultaron con daños estructurales, sí sufrieron afectaciones que “requieren algún tipo de reforzamiento importante, a raíz de los golpes que recibió del edificio con el helipuerto, y obviamente, esto es responsabilidad de los empresarios dueños del edificio, que nunca han dado la cara, y de los funcionarios que han sido omisos o corruptos”.

Consultada al respecto, Zuleyma Huidobro, directora jurídica de la delegación Cuauhtémoc, aseguró que este organismo clausuró la construcción del helipuerto, tan pronto como se percataron de ésta, en enero de 2017.

“Se hizo la verificación –aseguró la funcionaria–, se clausuró, y desde ese momento está suspendida la obra”.

Sin embargo, explicó el vecino consultado, “esa fue una clausura al estilo Monreal: pusieron sellos en los vidrios, y dejaron los accesos abiertos, entonces, aún con los sellos de clausura, la obra continuó”, hasta que el helipuerto quedó prácticamente concluido.

El 15 de julio, de hecho, vecinos de la zona pudieron grabar en video cómo, a pesar de los sellos que prohibían cualquier obra, obreros continuaban soldando la estructura metálica del helipuerto.

Al respecto, la directora jurídica de la delegación Cuauhtémoc descartó tal hecho y afirmó que la obra no sólo fue clausurada por las autoridades delegacionales desde enero, sino que “además, el gobierno de la Ciudad de México, a través del Instituto de Verificación Administrativa, inició también otro procedimiento, sobre la verificación del uso de suelo y ellos también pusieron sellos de clausura. Pero en julio, el INVEA hizo un levantamiento temporal (de la clausura) para darle mantenimiento a este edificio.”

En agosto de 2017, detalló, los sellos de clausura volvieron a ser colocados.

Pero, para ese momento, aclaró el vecino consultado, ya era demasiado tarde: el helipuerto estaba prácticamente concluido. “Le hemos mostrado fotografías a expertos, y nos comentan que al helipuerto sólo le falta el sistema de iluminación, todo lo demás ya está… y estos mismos expertos nos han dicho que esa estructura está hecha con las patas, y que es impensable que pretendieran ahí aterrizar helicópteros”.

Cuando se consultó a la directora jurídica de la delegación Cuauhtémoc por qué se permitió que la obra avanzara hasta quedar prácticamente terminada, poniendo en riesgo la seguridad de los vecinos, y por qué no fue demolida, tan pronto como fue detectada, la funcionaria aseguró que “en primera, la obra no está concluida, y nosotros iniciamos los procesos de verificación cuando empezó a verse que ya estaban construyendo”.

Además, remató, “el helipuerto se construyó sin ningún tipo de permiso de la delegación, aquí nunca vinieron a solicitar ningún trámite, y nunca obtuvieron ningún permiso para hacer esta obra, por eso clausuramos”.

Sin embargo, vecinos advirtieron que lo que ellos solicitaron desde noviembre de 2016 no fue la clausura de la obra, sino su demolición, algo que ahora es inevitable ya que, el edificio con el helipuerto no sólo dañó a los inmuebles aledaños, sino que éste mismo sufrió daños estructurales graves, debido a la presión ejercida por la estructura metálica que fue adosada a su azotea.

En enero, cuando los vecinos de Nuevo León realizaron cierres viales para denunciar esta obra, “aquí llegaron los diputados de siempre a tomarse la foto, y a decir que jamás permitirían que ese helipuerto permaneciera, diputados como Margarita Martínez Fischer y Raúl Flores, que luego no hicieron nada; y vino también Patricia Mercado (secretaria de Gobierno de la administración capitalina) que se comprometió a demoler esa estructura, y qué pasó: se hizo tonta durante los siguientes nueve meses. Ahora, esa obra nos dejó sin casa”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Twitter: cómo el primer tuit de la red social generó una subasta millonaria

El cofundador de Twitter decidió poner a subasta su primer tuit y su iniciativa se convirtió rápidamente en una puja millonaria.
Por BBC
7 de marzo, 2021
Comparte

La subasta online por el primer tuit de la historia llegó a tener pujas de hasta 2,5 millones de dólares  este sábado.

Todo se debe al cofundador de Twitter, Jack Dorsey, que decidió poner a subasta su primer tuit y su iniciativa se convirtió rápidamente en una puja millonaria.

“Just setting up my twttr”, se lee en inglés en el post publicado en marzo de 2006 ( “Sencillamente configurando mi twttr”, en español).

La publicación será vendida en forma de NFT (token criptográfico), un certificado digital exclusivo que establece quién posee una fotografía, un video u otra forma de contenido online.

No obstante, el comentario de Dorsey seguirá estando disponible para el público en Twitter incluso después de que acabe en manos de un nuevo propietario.

El comprador recibirá un certificado, firmado digitalmente y verificado por el propio Dorsey, junto a los metadatos del tuit original, que incluirá información como el momento en que se publicó el tuit y su contenido.

Gran parte de esa información, no obstante, ýa está públicamente disponible.

¿Como un “souvenir”?

La subasta se lleva a cabo a través de la web Valuables, lanzada hace tres meses para vender tuits usando estos mecanismos.

En una publicación en esta plataforma, sus fundadores comparan la compra de un tuit como la de un autógrafo más tradicional o un souvenir.

“Tener cualquier contenido digital puede ser una inversión financiera“, señalan. “ valor sentimental. Tal y como un autógrafo en una tarjeta de béisbol, el NFT en sí mismo es la firma de su creador en el contenido, convirtiéndolo en algo único, limitado y valioso”.

https://twitter.com/jack/status/20

Ofertas anteriores al tuit de Dorsey sugieren que fue sacado a la venta en diciembre, pero la subasta atrajo mayor atención después de que el propio cofundador tuiteara un vínculo a ésta el viernes. Ese comentario ha sido compartido miles de veces desde entonces.

En cuestión de minutos, la puja por el tuit llegó a los más de US$88.000 y se disparó este sábado, con una oferta de US$1,5 millones siendo usurpada por otra de US$2 millones alrededor de las 15:30 GMT.

Según las condiciones de Valuables, el 95% de las ventas del tuit irán destinadas al creador original y el restante a la página web.

línea

BBC

Análisis de Rory Cellan-Jones, periodista de la BBC especializado en Tecnología

Los tuits son el último activo digital en ser monetizado a través de los llamados NFT.

Los NFT utilizan la tecnología de contratos blockchain, popular por ser usada en criptomonedas como el bitcoin, para crear certificados exclusivos de adquisición de cualquier contenido digital.

Pese a que la idea de que artistas digitales pueden obtener ingresos al ofrecer a los compradores cierto sentido de propiedad tiene sus alicientes, la “venta” de tuits dejará a más de uno perplejo.

Valuables, la plataforma que comercializa el tuit de Dorsey, parece reconocer que el concepto provocará cierto desconcierto. En el apartado de preguntas frecuentes de su página web, explica que “poseer cualquier tipo de contenido digital puede… tener valor sentimental y forjar una relación entre el coleccionista y el creador”.

La mayoría de nosotros pensaría que este es un precio muy alto a pagar por una relación con el jefe de Twitter, pero dado el estado frenético y a menudo irracional de cualquier tipo de mercado relacionado con las criptomonedas, quizá el comprador confía en que pronto habrá alguien que le quitará el tuit de las manos a un precio incluso superior.

Por mi parte, basado en el dicho de que “si no puedes con ellos, mejor únete”, he puesto uno de mis tuits a la venta.

Es un tuit sobre este artículo y acabo de aceptar una puja por él de US$1. Puede sonar algo modesto, pero teniendo en cuenta que tengo otros 72.466 tuits disponibles puede ser el comienzo de algo grande…

línea

BBC

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.