Por qué en 2019 un kilo ya no pesará un kilo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
GETTY IMAGES

Por qué en 2019 un kilo ya no pesará un kilo

El nuevo sistema, que entrará en vigencia en mayo de 2019, le permitirá a investigadores realizar varios experimentos para relacionar las unidades de medida con constantes.
GETTY IMAGES
Por BBC Mundo
27 de octubre, 2017
Comparte

A partir del año que viene, un kilo dejará de ser lo que era.

Y es que el kilo es una de las cuatro unidades de medición básicas -junto con el amperio, el kelvin y el mol– que serán redefinidas por la Conferencia General Sobre Pesos y Medidas (CGPM) en noviembre de 2018, en lo que constituye la mayor revisión del Sistema Internacional de Unidades (SI, por sus siglas en inglés) desde su instauración en 1960.

El objetivo de este cambio es definir a estas unidades en relación a constantes fundamentales y no arbitrarias como ha sido hasta ahora.

Esta decisión fue alcanzada la semana pasada en una reunión en París, Francia.

Aunque estos cambios no afectarán a la gente de a pie (lamentablemente nos nos hará adelgazar ni un gramo), son de gran importancia para las investigaciones científicas que requieren un elevado nivel de precisión en sus cálculos.

El nuevo kilogramo

El nuevo sistema, que entrará en vigencia en mayo de 2019, le permitirá a investigadores realizar varios experimentos para relacionar las unidades de medida con constantes.

Tomemos por ejemplo el caso del kilogramo.

Mujer pesándoseDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionNo importa lo que cambie, tu seguirás pesando lo mismo.

Actualmente esta unidad de medida está definida en función de un objeto: un kilogramo equivale a la masa que tiene un cilindro de 4 centímetros de platino iridio fabricado en Londres que se conserva en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (BIPM según sus siglas en inglés), guardado desde 1889 en una caja de seguridad en Francia.

Pero este kilo original ha perdido en un siglo 50 microgramos.

Esto se debe a que los objetos pueden fácilmente perder átomos o absorber moléculas del aire, por eso usar uno para definir una unidad del SI es complicado.

Como todas las balanzas del mundo se gradúan en función de este kilo original, cuando calculan el peso lo hace de forma incorrecta.

En la vida cotidiana estas diferencias mínimas no tienen ninguna importancia, pero en cálculos científicos que requieren precisión extrema sí.

La nueva unidad, en cambio, se medirá con la llamada “balanza de Watt”, un instrumento que permite comparar la energía mecánica con la electromagnética utilizando dos experimentos separados.

Esta forma de medir el kilo no cambia, y tampoco puede dañarse o perderse, como puede ocurrir en el caso de un objeto físico.

Además, una definición basada en una constante -y no en un objeto- haría que la medida exacta del kilo, al menos en teoría, esté disponible para cualquier persona en cualquier parte del planeta y no solo para aquellos que tengan acceso al kilo original de Francia.

El resto

La forma de definir el amperio (unidad de corriente eléctrica) también cambiará.

Se medirá con una bomba de electrones que genera una corriente medible, en la que se pueden contar los electrones individuales.

Prototipo para medir el kilo. Foto: Wikipedia
Image captionEsta imagen creada por computadora muestra un prototipo utilizado para calcular un kilo. Foto: Wikipedia.

El kelvin (unidad de temperatura) se definirá a partir del nuevo sistema con termometría acústica. Esta técnica permite determinar la velocidad del sonido en una esfera llena de gas a una temperatura fija.

El mol, la unidad utilizada para medir la cantidad de sustancia, actualmente se define como la cantidad de sustancia que hay en un sistema con tantas entidades elementales como átomos hay en 0,012 kilogramos de carbono-12.

En el futuro se redefinirá con un instrumento que determina la cantidad precisa de átomos que hay en una esfera perfecta de silicio puro-28.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Ley en CDMX protege el Secreto Profesional de periodistas: no tendrán que revelar sus fuentes

Con la nueva ley, los periodistas quedan protegidos y no tendrán que revelar sus fuentes ni aunque sean citados a comparecer por autoridades.
Cuartoscuro
9 de junio, 2020
Comparte

El gobierno capitalino promulgó la Ley del Secreto Profesional y Cláusula de Conciencia para el Ejercicio Periodístico de la Ciudad de México, que protege a los periodistas para que no tenga que revelar sus fuentes.

La nueva ley, que abroga la Ley del Secreto Profesional del Periodista en el Distrito Federal, también permite a los comunicadores romper relación con su medio si éste viola “su dignidad personal, profesional e independencia”.

El artículo 4 de la ley define al secreto profesional del periodista como “el derecho inalienable que tienen las personas periodistas y personas colaboradoras periodísticas de mantener el secreto de la identidad de las fuentes que hayan facilitado información, con independencia de que ésta se haya o no publicado. Este derecho podrá ser ejercido frente a terceros o autoridad”.

Lee: 2019 registró el mayor número de ataques contra periodistas de la última década: Artículo 19

La ley señala que los periodistas o colaboradores periodísticos no tendrán que revelar sus fuentes si son citados a comparecer como testigos, indiciados u otra calidad, ante autoridades ministeriales o jurisdiccionales.

“(…) podrán reservarse la revelación de sus fuentes de información, identificar a sus fuentes, así como excusar las respuestas que pudieran revelar la identidad de las mismas, salvo que la persona interesada de manera expresa lo libere de esa obligación”.

Los comunicadores tampoco podrán ser requeridos por las autoridades judiciales o administrativas, “para informar sobre los datos y hechos de contexto que por cualquier razón no hayan sido publicados o difundidos, pero que sean parte de la investigación periodística”.

Las autoridades no podrán revisar grabaciones, llamabas o archivos de información del periodista; ni tampoco se inspeccionará los datos personales del comunicador para llevar a la identificación de las fuentes.

Sobre la cláusula de conciencia, el artículo 6 de la ley señala que los periodistas y colaboradores pueden pedir a su medio la rescisión o terminación de la relación profesional “cuando éste manifieste un cambio sustancial, objetivo y reiterado de orientación informativa, criterios o principios editoriales o, ideológicos”

“Las personas periodistas y personas colaboradoras periodísticas podrán negarse, de manera motivada a realizar una instrucción de sus superiores en el medio para el que labora, a participar en la elaboración de informaciones contrarias a sus principios ideológicos, éticos o de conciencia, o a firmar informaciones elaboradas por éstos que hayan sido alteradas de manera tal que resulte afectado el sentido de la información, sin que esto lleve aparejada cualquier tipo de sanción, exclusión, discriminación o perjuicio”, agrega el artículo.

Entérate: Segob anuncia rediseño del Mecanismo de Protección para Periodistas y Defensores de Derechos

El periodista también podrá pedir rescindir su contrato si es trasladado, dentro del mismo medio, “a otro del mismo grupo editorial, que, por su género, orientación ideológica o profesional suponga una ruptura patente y objetiva con la orientación profesional de la persona periodista o colaboradora periodística”.

El quinto artículo transitorio del decreto señala que los medios de comunicación ubicados en la Ciudad de México tendrán un plazo de 180 días naturales, a partir de la entrada en vigor del presente Decreto, para hacer públicos sus respectivos Códigos de Ética y sus Estatutos de Redacción. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.