En Alpanocan, Puebla, ciudadanos reconstruyen sus viviendas, del gobierno no han recibido nada
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ernesto Aroche Aguilar (@earoche)

En Alpanocan, Puebla, ciudadanos reconstruyen sus viviendas, del gobierno no han recibido nada

Ciudadanos han donado material para construir casas, la Unicef montó aulas móviles para los niños que perdieron su primaria, mientras el gobierno solo ha realizado el censo de afectados en Alpanocan.
Ernesto Aroche Aguilar (@earoche)
Por Ernesto Aroche Aguilar
26 de octubre, 2017
Comparte

El gobierno federal llegó un mes después del sismo a Alpanocan, una comunidad con un alto grado de marginación, ubicado en el municipio de Tochimilco Puebla. Hasta entonces comenzaron la demolición de la escuela primaria Rural Ignacio Zaragoza, que atiende a cerca de 500 alumnos.

Lo que no ha empezado aún, dicen los vecinos y se mira en las calles, es la reconstrucción de las viviendas. 

Apenas el jueves 19 de octubre la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el gobierno de Puebla terminaron el censo: son 28,371 las viviendas afectadas; de esas 5,744 están catalogadas como daño total. Una de cada cinco.

De lo que no se habla ni por parte de la Sedatu ni del gobierno poblano es de los damnificados, nadie tiene información sobre el total de personas que resultaron afectadas y que ahora duermen en tiendas de campaña, en casas a medio derruir cubiertas con alguna lona, o en las viviendas provisionales que levantaron los ciudadanos.

En los albergues que instaló el gobierno, encabezado por Antonio Gali Fayad, sólo se atienden a 65 personas.

El escombro lo movieron los voluntarios

Este domingo 22 de octubre varias cuadrillas de padres de familia y vecinos de la localidad, una de las más afectadas porcentualmente en el estado de Puebla pues se estima que el 80% de las viviendas tuvieron algún tipo de daño, transportaron el mobiliario educativo que se logró rescatar para llevarlo al terreno en donde se levantaron las 16 aulas móviles que donó la UNICEF.

Ernesto Aroche Aguilar (@earoche)

Uno de los que encabeza las cuadrillas es Tulio Gallardo, quien reprocha que la maquinaria para demoler la escuela, tardó mucho en llegar. “Acá no ha empezado la reconstrucción aún, llevamos un mes y apenas vinieron a demoler la escuela”.
Leer más: San Antonio Alpanocan, comunidad llena de ayuda ciudadana y sin apoyo del gobierno tras el sismo.

Además del gobierno federal, el local y el estatal también han estado ausentes, dice el padre de familia que al igual que el resto de los padres carga las butacas en las que solían recibir clases sus hijos.

alpanocan

Ernesto Aroche Aguilar (@earoche)

“Acá quién ha tendido la mano es gente de las comunidades y pueblos de Morelos, y diferentes asociaciones civiles nos han ayudado con tela, maquinaria incluso y las aulas que vienen que parte UNICEF”, señala.

“Las casas temporales que se ven ya en algunos lugares y las casas de campaña son donaciones que han hecho algunos particulares, son acciones civiles, el escombro fue sacado por voluntarios que llegaron hasta Alpanocan por sus propios medios. Hubo bastante respuesta de voluntarios que empezaron a llegar dos días después del sismo”.

En la comunidad solo se ve la maquinaria que está en la escuela primaria de Alpanocan, en sus calles no se ve nadie con la apariencia de ser funcionario gubernamental.

Construyendo casas temporales

Uno de esos voluntarios es Carlos García Juallek, que a unos pasos de la escuela primaria, en la calle Hidalgo levanta casas temporales de lámina de cartón y galvanizada. Casas que, espera, duren 18 meses y sirvan para atender las necesidades de vivienda de este invierno y el próximo si es necesario.

Carlos y su familia llegaron de Cuernavaca a Alpanocan dos días después del sismo orientados por gente de un centro de acopio ubicado en Tetela del Volcán, municipio morelense también ubicado en las faldas del Popo.

Leer más: Puebla: albergues improvisados y miedo a rapiña mantienen a damnificados durmiendo en las calles.

Además de víveres lo que la gente les pedía eran cobijas, pues la población en Alpanocan estaba durmiendo en las calles o en los patios de lo que fueron sus viviendas. Una semana después del sismo, a través de redes se enteró que el ingeniero Erick Vázquez, de Teotihuacán, estaba donando lonas y vigas, pero hacían falta manos para armar con eso vivienda temporal, entonces regresaron a Alpanocan a levantar la primera vivienda.

Carlos tiene una empresa, Seprosel, que se dedica a las instalaciones eléctricas y de seguridad, tiene herramienta y equipo de trabajo, por ello, luego de levantar la vivienda decidieron planear el siguiente paso.

alpanocan

Ernesto Aroche Aguilar (@earoche)

“Nos dimos cuenta que los recursos eran escasos y sin planeación y sin orden no se iban a aprovechar al máximo. De ahí surgió la idea. Desarrollamos el proyecto en planos, medidas, cotizamos materiales e hicimos la invitación en Facebook a conocidos y amigos, y ellos nos hicieron un aporte económico para poder comprar material, la mano de obra, el transporte del material es donación propia, de mi familia”.

Cada casa que han levantado les cuesta 5 mil pesos, y han obtenido apoyos y descuentos de otras empresas proveedoras en la compra del material, y pronto, dicen, lanzarán una convocatoria en redes para juntar más recursos y seguir apoyando a la comunidad, dando prioridad a la gente más necesitada como adultos mayores o madres solteras.

Para apoyar la construcción de casas temporales se puede contactar a Carlos en el correo [email protected].

La organización TECHO también está Alpanocan, y tienen como meta la reconstrucción de 50 de las 400 viviendas con afectaciones graves que han detectado. Desde hace varias semanas levantan un censo de viviendas afectadas para analizar a cuáles ayudarán, pero ya tienen fecha, entre el 10 y el 12 de noviembre tendrá su jornada de reconstrucción para levantar viviendas.

alpanocan

Ernesto Aroche Aguilar (@earoche)

Antorcha ofrece apoyos

Unos metros adelante del terreno en donde se levantan las carpas blancas de loneta gruesa que por los próximos meses será la sede alterna de la escuela primaria de Alpanocan, en una casa ubicada en la calle Ignacio Zaragoza militantes de Antorcha Campesina empadronan a vecinos de la localidad.

Domingo, uno de los antorchistas que está al frente de la comisión explica que a los registrados en sus listas se les dará material para la reconstrucción, arena, grava, cemento, lo necesario, sostiene, para construirse un cuartito de cinco metros cuadrados.

Insiste en que ese recurso, estimado entre 12 mil y 15 pesos, “no viene del gobierno, es de una organización, es de Antorcha. Es un programa que ya venía trabajando, pero ahora con la necesidad del sismo pues crecerá. Antes entregábamos 40, 50 apoyos, ahora son 350 los que se darán”.

Pero con Antorcha nada es gratis, tras acabar su registro las personas entregan entre 50 y 100 pesos a la gente que acompaña a Domingo. Y entonces los apuntan en una segunda lista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.