close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Reclasifican el asesinato de Lesvy Rivera Osorio; investigarán su muerte como feminicidio

De acuerdo con un comunicado emitido por el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, la familia de Lesvy presentó en una audiencia de apelación elementos suficientes para que se reclasificara el delito y que se investigue el caso con perspectiva de género.
Foto: Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
18 de octubre, 2017
Comparte

A más de cinco meses de la muerte de Lesvy Berlín Rivera Osorio, cuyo cuerpo fue encontrado en una caseta telefónica de Ciudad Universitaria, familiares de la joven y su defensa lograron que magistrados de 5ta sala penal reclasificara su caso como feminicidio agravado.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, el pasado 13 de octubre, la familia de Lesvy presentó en una audiencia de apelación elementos suficientes para que se reclasificara el delito y que los hechos se investiguen con perspectiva de género.

Esto, a raíz de que el peritaje de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México indicara que la joven se había suicidado con el cable telefónico de la caseta.

Sin embargo, otro peritaje presentado por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y realizado por un maestro en criminalística del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), determinó que la joven no podría suicidarse en un espacio tan reducido, porque su cuerpo no lograría suspenderse y causar la fuerza necesaria para la asfixia.


“La 5ta sala penal, integrada por la Magistrada Celia Marín Sasaki y los Magistrados Salvador Ávalos Sandoval y Arturo Eduardo García Salcedo, hoy ha resuelto que se reclasifique el delito imputado como feminicidio agravado, lo que implica que las autoridades están obligadas a revisar todas las pruebas con perspectiva de género y debida diligencia, bajo la hipótesis de feminicidio, de manera inmediata, seria e imparcial, acciones que hasta el momento no han sido realizadas”, explicó la organización.


El pasado 10 de julio José Luis, quien fuera el novio de la joven, fue vinculado a proceso bajo el cargo de homicidio simple doloso por omisión, según la hipótesis de la procuraduría capitalina él estuvo presente cuando Lesvy se suicidó, por lo que es considerado responsable de no impedir su muerte.

El código penal de la Ciudad de México establece que la máxima sanción que José Luis podría tener por un homicidio simple (de 8 a 20 años), no representa ni la pena mínima que alcanzaría de ser juzgado por feminicidio (de 30 a 60 años, por haber sido pareja sentimental de la víctima).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo el rostro de los perros evolucionó para enternecer a los seres humanos

Un músculo facial permite que los perros tengan expresiones similares a las de un niño y despierten en los humanos un deseo de proteger, de acuerdo a un nuevo estudio. Ese músculo fue fundamental para la domesticación de los perros a partir de los lobos a lo largo de miles de años.
Getty Images
18 de junio, 2019
Comparte

Los perros tienen un rostro tan expresivo que parecen implorar a sus dueños.

Pero esa gran capacidad de comunicación es un mecanismo evolutivo y su fin es manipular los sentimientos de los seres humanos, según un nuevo estudio.

Un pequeño músculo en torno a los ojos de los perros evolucionó para permitirles expresarse en formas que impactan en los seres humanos, de acuerdo a investigadores en Reino Unido y Estados Unidos.

Ese músculo facial permite que los perros tengan expresiones similares a las de un niño y despierten en los humanos un deseo de proteger.

Esa expresividad canina fue clave en el proceso de domesticación que separó a los perros de los lobos a lo largo de miles de años.

“Demostramos que, en apenas 33,000 años, la domesticación transformó la anatomía muscular facial de los perros específicamente para su comunicación con los humanos”, señala el estudio.

Investigaciones anteriores ya habían mostrado que las expresiones faciales de los perros afectan a las emociones humanas.

Pero este trabajo es el primero que constata la existencia de cambios anatómicos detrás de ese proceso.

“Cejas expresivas”

El músculo identificado en el estudio permite que los perros tengan “cejas expresivas”, que crean una ilusión de comunicación similar a la humana.

“Cuando los perros hacen ese movimiento con sus cejas, parecen despertar en los seres humanos un fuerte deseo de cuidarlos“, afirmó Juliane Kaminski, investigadora de la Universidad de Portsmouthe, Inglaterra, y una de las autoras del estudio.

El músculo facial hace que los ojos caninos “aparezcan más grandes, más similares a los que un bebé, o a la expresión de los seres humanos cuando están tristes”.

Perro con expresión triste

Getty Images
El músculo facial hace que los ojos caninos “aparezcan más grandes, más similares a los que un bebé, o a la expresión de los seres humanos cuando están tristes”.

Kaminski asegura que las personas tienen una preferencia inconsciente de proteger más a las razas caninas con ojos más expresivos, lo que les concede una ventaja evolutiva que se refuerza en las generaciones siguientes.

En otras palabras, las preferencias humanas influyeron el proceso de selección de razas más expresivas.

“Hay pruebas convincentes de que los perros desarrollaron un músculo para levantar sus cejas luego de que fueron domesticados y se separaron de los lobos”, señaló Kaminski en el estudio publicado en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Proceedings of the National Academy of Sciences, o PNAS.

En términos evolutivos, los cambios faciales de los perros fueron “increíblemente rápidos”, según Anne Burrows, experta en anatomía de la Universidad Duquesne en Estados Unidos y coautora del estudio.

Un chihuahua y un labrador

Los investigadores no solo filmaron expresiones faciales de perros y lobos para su estudio.

También hicieron disecciones de animales adquiridos de taxidermistas, cuatro lobos y seis perros (un chihuahua, un pastor alemán, un labrador, un perro de San Huberto, un husky siberiano y un perro mestizo). No se realizó ninguna disección de animales vivos.

Madre y niña con un golden retriever

Getty Images
Las preferencias humanas por razas más expresivas influyeron el proceso de selección evolutiva.

El músculo que permite elevar las cejas no estaba presente ni en los lobos ni en la raza más antigua, el husky siberiano. Y eso indica que se desarrolló a lo largo de miles de años de convivencia entre perros y humanos.

Investigaciones anteriores constataron además que los perros tienden a usar sus cejas expresivas cuando una persona los mira, y ello significa que se trata de un comportamiento dirigido especialmente hacia los seres humanos.

La investigación demuestra “cuán importantes son las expresiones faciales para captar nuestra atención y para las interacciones sociales”, afirmó Bridget Waller, profesora del departamento de psicología evolutiva de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, y otra de las autoras del estudio.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.