Hubo politización de ayuda y fallas en respuesta ante la crisis tras los sismos en México: Oxfam

La falta de coordinación entre los gobiernos provocó que el levantamiento de datos de los afectados estuvieran incompletos y que se politizara la entrega de ayuda.

oxfam
Damnificados por los sismo aún duermen en casas de campaña en espera de la reconstrucción de sus viviendas. Cuartoscuro

El gobierno mexicano no supo cómo reaccionar ante la emergencia por los sismo del 7 y 19 de septiembre que afectaron cinco estados del país, además la entrega de ayuda fue politizada, señaló Oxfam México.

Tras los sismos, la organización envió equipos de evaluación a Oaxaca, Morelos y Puebla. En los tres estados  se detectaron problemas de coordinación entre el gobierno, la sociedad civil y las personas afectadas, señaló Alejandra d’Hyver, coordinadora del programa de Acción Humanitaria de Oxfam México.

“Encontramos desconocimiento por parte de las autoridades de los mecanismos y normas de respuesta a una crisis humanitaria, tanto las establecidas por el país como los estándares mínimos internacionales”, señaló d’Hyver en un comunicado.

Oxfam señaló la falta de coordinación entre los gobiernos para levantar el censo de afectados como otra falla, que no permite contar con información oficial confiable.

“Las autoridades no han hecho un censo adecuado de los daños ni de las personas afectadas; y la poca información disponible no está desagregada por sexo o grupo etario lo que dificulta la atención de necesidades específicas de niñas y niños, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad”, detalla d’Hyver.

La organización también identificó que la respuesta de la sociedad civil sobrepasó la capacidad del gobierno para canalizar lo donado y en algunos casos se detectó politización de la ayuda.

Sobre los albergues, Oxfam señala que las personas acuden a recibir ayuda como agua, alimentos, saneamiento e higiene pero no se quedan porque las instalaciones no cuentan con condiciones físicas adecuadas o por miedo a que roben las pertenencias que han dejado en sus casas.

Según la evaluación de Oxfam, la población más afectada son las personas de bajos ingresos y especialmente las mujeres, pues deben quedarse en casa a cuidar a los hijos, y han perdido fuentes de ingreso y empleos.

“Debemos combatir las vulnerabilidades estructurales evidenciadas con los sismos recientes y evitar que se reproduzcan en las etapas de recuperación, rehabilitación y reconstrucción, para así prevenir pérdida de vidas y del sustento de las personas en futuros sismos”, señaló d’Hyver.

Close
Comentarios