Invierten millones en Centro contra adicciones en Juárez, pero no opera ni rehabilita enfermos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Secretaría de Salud

Invierten millones en Centro contra adicciones en Juárez, pero no opera ni rehabilita enfermos

Hace cinco años se inició la construcción del Centro de Formación Integral para la Prevención y Atención a las Adicciones. La obra tuvo una inversión millonaria pero no ha atendido un solo paciente.
Secretaría de Salud
Por Samuel Palacios y Jonathan Álvarez
9 de octubre, 2017
Comparte

En abril de 2016, autoridades federales y estatales inauguraron el Centro de Formación Integral para la Prevención y Atención a las Adicciones (CEFIPAA), del que presumían era “único en su tipo en América Latina”, pues combinaba a médicos especializados con internamiento.

Hasta el momento el centro no funciona y no ha rehabilitado a ningún enfermo, pese a que en su construcción y equipamiento los gobiernos federal y estatal invirtieron 35 millones 700 mil pesos, como parte de la estrategia “Todos somos Juárez” del expresidente Felipe Calderón, una respuesta a la violencia que vivía en 2010 la ciudad.

Las instalaciones están ahí, pero los psicólogos solo van a platicar, señala Rosa, una trabajadora de la maquila, que acudió al Centro buscando ayuda para su hijo, Luis quien empezó a consumir marihuana a los 15 años.

La primera vez que fue el Centro estaba cerrado. Un guardia le dijo que las personas que atendían sólo se encontraban hasta las tres de la tarde.

“Están ahí las psicólogas solamente. Va uno por informes, echar la plática. Pero una atención que haya, pues no, no la hay. Para lo que realmente es el Centro, no hay”, cuenta.

Centro

Las autoridades presumieron que habría especialistas para atender a los pacientes. El personal solo va a platicar, señalan usuarios.

Rosa tuvo que llevar a su hijo a otro centro de rehabilitación, a más de 20 kilómetros de distancia de su casa, donde terminó un tratamiento de tres meses.

De acuerdo con datos del Centro de Integración Juvenil (CIJ), en Chihuahua, la mariguana es la sustancia de mayor consumo, por encima del tabaco y el alcohol. 

Durante el primer semestre de 2016, el consumo de mariguana fue de 86%, le siguen el tabaco y el alcohol con 84.5 y 79.7% respectivamente.

Entre 2008 y 2016, el consumo de mariguana se incrementó más de seis puntos porcentuales. A partir de 2013, esta droga se ha mantenido como la sustancia más consumida entre pacientes de primer ingreso a tratamiento en el estado de Chihuahua.

En la entidad, el consumo de cocaína supera por 10.3 puntos porcentuales a la media nacional; mientras que la metanfetamina supera el promedio por cuatro puntos y el consumo de la heroína es 15.2 puntos porcentuales, mayor que la media nacional.

El Centro, un “elefante blanco” caro y con fallas

El CEFIPAA se ubica en Riveras del Bravo una de las zonas más conflictivas de Ciudad Juárez. Fue construído en un terreno baldío utilizado como tiradero clandestino, a unos metros del Río Bravo y a un costado del canal de aguas negras que rodea el fraccionamiento.

Su ubicación al nororiente de la ciudad dificulta el acceso a los servicios básicos.

La construcción del centro en ese lugar “fue un capricho” del exgobernador César Duarte, pues ni el lugar, ni el diseño del edificio eran los adecuados para la seguridad de los enfermos, explica Evangelina Mercado Aguirre, quien fue Coordinadora de la Comisión de Salud Pública durante las obras del centro.

El proyecto contemplaba la atención de 150 niños y adolescentes de entre 7 y 17 años, que serían rehabilitados a través de un programa intensivo de nueve meses que cubría tres aspectos: rehabilitación física, terapia ocupacional y educación. 

Centro

Los dormitorios del Centro.

En una minuta de reunión de la Comisión de Salud Pública, se detalla que se construyó una alberca en el patio del inmueble, pero se tapó porque se consideró peligrosa para los internos, además se derribaron dormitorios individuales y se optó por un espacio abierto.

La coordinadora de la Comisión Estatal de Atención a las Adicciones reveló que la infraestructura del centro no es óptima de acuerdo con las normatividades, por ejemplo, las bardas que circundan el centro no tienen la altura adecuada y el centro no debería de ser de dos plantas.

Pero las fallas no fueron por falta de inversión, pues dinero no faltó. De acuerdo con la Secretaría de Salud, para la construcción del centro se destinaron 25 millones de pesos provenientes del gobierno federal; el equipamiento costó 6 millones 700 mil pesos, los cuales corrieron a cargo del Programa Nacional para la Prevención del Delito (PRONAPRED) y del convenio CRESCA.

El CRESCA un acuerdo que se firma entre el gobierno federal y estatal para la transferencia de recursos, los cuales deben usarse para generar acciones para la prevención y atención de las adicciones. 

En ese convenio intervino Pedro Genaro Hernández Flores, exsecretario de Salud del Estado de Chihuahua, acusado enriquecimiento ilícito con recursos del Seguro Popular. Para el Centro, CRESCA aportó 5 millones de pesos. 

En 2015, la Dirección de Desarrollo Social, informó que el presupuesto original del PRONAPRED era de casi 6 millones de pesos, de los cuales sólo un millón 700 mil se utilizaron para adquirir materiales de oficina, así como utensilios de cocina, colchas y literas, mientras que el resto del dinero se perdió, de acuerdo con una nota del El Diario de Juárez.

centroEl gobierno federal entregó la obra a autoridades municipales, pero éstas no pudieron con su administración por lo que pasó a manos estatales.

De acuerdo con Magdalena Ramos, administradora del Centro, actualmente se está haciendo un inventario del equipo que tiene el inmueble, pero no quiso informar más al respecto.

Un segundo intento: la reinauguración

La coordinadora de la Comisión Estatal de Atención a las Adicciones, Adriana Bouchot Beltrán, informó que pedirá presupuesto para reinaugurar el Centro en los próximos meses, aunque no especificó cuándo.

Hasta que eso suceda, Ciudad Juárez está carente de espacios integrales para la atención de personas con adicciones, pues los centros de atención y organizaciones civiles que ofrecen apoyo a las personas con adicción, no cuentan con personal especializado, afirmó la directora local de la asociación civil Centro de Integración Juvenil (CIJ), Rosario Caraveo Villalobos.

Añade que únicamente el Centro de Integración Juvenil y la organización civil Ave Fénix, cuentan con personal especializado en adicciones.

La directora local del CIJ, señaló que la inoperatividad del Centro se debe a que requiere de una gran inversión para mantener en funcionamiento, además de que se requieren médicos y psicólogos especializados en atender a niños y adolescentes con adicciones.

“Si no cuentan con el recurso económico y humano, ¿de qué manera te vas a hacer responsable de un espacio y de una población con una adicción?”, cuestionó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el documento sobre la investigación del 11-S recién desclasificado por el FBI

El memorando enumera algunos contactos entre varios ciudadanos sauditas y los secuestradores de los aviones, pero no implica directamente al gobierno de Riad.
EPA
12 de septiembre, 2021
Comparte

En el vigésimo aniversario del atentado más mortífero en suelo estadounidense, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) publicó un documento que analiza las posibles conexiones entre varios ciudadanos sauditas en Estados Unidos y dos de los atacantes del 11 de septiembre de 2001.

Los familiares de las víctimas de los ataques de las Torres Gemelas llevaban años solicitando la divulgación de estos archivos clasificados, argumentando que los funcionarios sauditas habrían tenido conocimiento previo del atentado pero que no intentaron detenerlo.

15 de los 19 secuestradores de los aviones eran ciudadanos sauditas.

Sin embargo, el documento —el primero de varios que se espera que sean hechos públicos— no proporciona ninguna evidencia de que el gobierno saudita hubiera estado vinculado o tuviera conocimiento del complot contra las Torres Gemelas.

Antes de la desclasificación, la embajada saudita en Washington se mostró a favor de que los archivos se sacaran a la luz, y una vez más negó cualquier vínculo entre su país y los secuestradores, señalando que tales afirmaciones son “falsas y maliciosas”.

¿Qué dice el documento?

El documento del FBI de 16 páginas se basa en entrevistas con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y describe los contactos entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

Ambos se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000.

El memorando del FBI dice que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles a pesar de que su estatus oficial en ese momento era el de estudiante.

Según la fuente del FBI, Bayoumi tenía “un estatus muy alto” en el consulado.

“La asistencia de Bayoumi a Hamzi y Midhar incluyó traducción, viajes, alojamiento y financiación”, dice el documento.

Ataque torres gemelas

Getty Images

Por otra parte, el archivo del FBI también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles, a quien las fuentes citadas describen como “de creencias extremistas”.

Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques del 11 de septiembre, según la agencia de noticias AP.

La agencia también citó a Jim Kreindler, un abogado de los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, diciendo que el documento publicado “valida los argumentos que presentados en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre”.

El mes pasado, una demanda iniciada por familiares llevó a que varios altos exfuncionarios sauditas fueran interrogados bajo juramento.

Joe Biden en el Pentágono

EPA
Las familias de algunas víctimas llevaban tiempo presionando al presidente Joe Biden para que desclasificara los documentos.

Las administraciones precedentes, las de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump,se negaron a desclasificar los documentos, citando como argumento la seguridad nacional.

Pero el actual presidente Joe Biden ordenó la semana pasada una revisión de los documentos y les pidió a los funcionarios que publicaran lo que pudieran durante los próximos seis meses.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre vínculos oficiales sauditas con el atentado, dado el número de ciudadanos de ese país involucrados y los antecedentes del líder de al Qaeda, Osama bin Laden.

El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Getty Images
El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Estados Unidos y Arabia Saudita han sido aliados durante mucho tiempo, aunque a veces la relación ha sido compleja.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, fortaleció los lazos entre su país y la monarquía absoluta.

Pero Biden calificó a Arabia Saudita de “paria” después de que en febrero de este año un informe de inteligencia de Estados Unidos implica al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. Bin Salman niega haber ordenado el asesinato, que tuvo lugar en el consulado saudita en Estambul.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, afirma que desde entonces Biden ha suavizado su postura hacia el que es el hombre más poderoso de Arabia Saudita, reflejando la importancia de la alianza entre ambos países.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LOgy5j2Z8vw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.