close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Mercurio, Venus, Plutón o las lunas de Saturno: 16 planetas que puedes explorar con Google Maps

Google Maps lanzó una página web para ver desde la pantalla de tu computadora la superficie de quince planetas y satélites.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
18 de octubre, 2017
Comparte

Los viajes tripulados a lugares como Plutón o Venus siguen siendo ciencia ficción.

Hasta que sean una realidad, queda una opción para “explorar” el universo.

Google Maps lanzó esta semana lunes una página web para ver desde la pantalla de tu computadora la superficie de 15 planetas y satélites, además de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Google ya permitía explorar la Tierra, a través de Google Earth; la EEI, a través de Google Street View; y ofrecía servicios como Google Mars y Google Moon.

Ahora se pueden “recorrer” 12 planetas y satélites adicionales en una sola página: www.google.com/maps/space/

También se puede “salir al espacio” al cambiar Google Maps a modo satélite y alejarse de la imagen con zoom.

GanímedesGOOGLE MAPS
Ganímedes, una de las mayores lunas de Júpiter, planeta que está siendo estudiado por la sonda Juno.

El artista astronómico Björn Jónsson armó algunos de los mapas a partir de imágenes de la Nasa y la Agencia Espacial Europea, según un comunicado de Google.

Entre los cuerpos celestes que pueden explorarse se encuentran seis lunas de Saturno.

Google Maps permite “verlas” gracias a casi medio millón de fotografías enviadas durante 20 años por la sonda Cassini.

Esta nave fue lanzada en 1997 para estudiar el sistema de Saturno y sus lunas de forma detallada.

Cassini pasó 13 años alrededor de Saturno. En septiembre terminó su misión y se destruyó al estrellarse en la atmósfera del planeta.

EncéladoGOOGLE MAPS
La página permite ver los cuerpos de agua en el polo sur de Encélado.
Línea

Los cuerpos celestes que pueden explorarse son:

  • Mercurio
  • Venus
  • Tierra
  • Estación Espacial Internacional
  • Luna
  • Marte
  • Ceres, el más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter
  • Lunas de Júpiter: Io, Europa y Ganímedes
  • Lunas de Saturno: Mimas, Encélado, Dione, Rea, Titán y Jápeto
  • Pluto
Línea
TitánGOOGLE MAPS
Google Maps permite ver los mares de metano de Titán, la luna más grande de Saturno.

El usuario puede acercarse y alejarse a las superficies de los planetas y satélites y ver los cráteres, cuerpos de agua, de metano, etc. que hay en ellos.

Por ejemplo, al acercarse a Encélado, una de las lunas de Saturno, se pueden apreciar los cuerpos de agua que corren por el polo sur y que podrían ser propicios para la vida microbiótica.

PlutónGOOGLE MAPS
El usuario de Google Maps puede “viajar” hasta Plutón, degradado en 2006 a planeta enano.

En el polo norte de Titán, el satélite más grande del sexto planeta del Sistema Solar, se pueden observar mares de metano y etano de color oscuro, que probablemente estén rodeados de pequeños cuerpos de agua, mezclada con amoníaco.

Si quieres saber más, ya puedes empezar a “viajar”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Reforma que castiga prostitución en CDMX es regresiva y discriminatoria, dicen trabajadoras y académicas

Trabajadoras sexuales y académicas consideran que es necesario regular el comercio sexual; sin embargo, coinciden en que es necesario que las leyes y políticas públicas tengan como objetivo mejorar las condiciones de seguridad en las que se llevan a cabo estas actividades.
Cuartoscuro
Comparte

El pasado 16 de mayo, el Congreso de la Ciudad de México aprobó una nueva Ley de Cultura Cívica que sanciona administrativamente la “prostitución”, lo que para trabajadoras sexuales y académicas es una medida regresiva, que discrimina a quienes ejercen dicho oficio y las coloca en situaciones de riesgo.

Ante los señalamientos de la regresión en el reconocimiento de derechos a las trabajadoras sexuales, realizados por distintas organizaciones como el Centro de Apoyo a Identidades Trans y la Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales (AMETS), quienes desde 2014 tienen el reconocimiento de “trabajadoras no asalariadas” en la Ciudad de México, el gobierno capitalino decidió dar marcha atrás a esta legislación.

Prostitución, hacinamiento y maltratos físicos; violaciones presentes en penales femeniles de México

Trabajadoras sexuales y académicas, como Marta Lamas y la investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) Claudia Torres, consideran que es necesario regular el comercio sexual; sin embargo, coinciden en que es necesario que las leyes y políticas públicas que se generen en esta materia tengan como objetivo mejorar las condiciones de seguridad en las que se llevan a cabo estas actividades, y no con su criminalización.

Mujeres pobres, las más vulnerables

La académica feminista Marta Lamas explica que la regulación del trabajo sexual en la Ciudad de México tiene su origen durante el gobierno de Ernesto P. Uruchurtu, en la década de los años 50, cuando se dio el cierre de diversas casas de citas, y continuó en los 80, cuando el regente Enrique Jackson propuso el reconocimiento de puntos en los que las mujeres tenían permitido ejercer la prostitución.

Fue a partir del 2000, cuando se aprobó el Protocolo de Palermo contra el tráfico de personas, de drogas y de armas, que la narrativa en la legislación del trabajo sexual cambió, pues, de acuerdo con Lamas, “se mezcló de manera indiferenciada la trata con el comercio sexual, lo que generó preocupación por que este diera pie a la explotación, aunque hay investigaciones salidas que demuestran que hay una barrera muy clara entre una y otra práctica”.

En opinión de la académica, lo que la Ciudad de México necesita es que se formulen leyes que distingan la trata de personas del trabajo sexual, porque con la prohibición a quienes se vulnera son a las mujeres más pobres, quienes no cuentan con un lugar privado desde el cual prestar sus servicios y tienen que ofrecerlos en la calle y pueden convertirse en víctimas de extorsiones por parte de autoridades que regulan el espacio público.

Además, recordó que, desde 2014 una jueza concedió un amparo a un grupo de trabajadoras sexuales, y determinó que estas tenían que ser reconocidas como “trabajadoras no asalariadas” por el gobierno capitalino, con lo que se les reconocen derechos como el de acceso a servicios médicos y a recibir capacitaciones en actividades técnicas para “elevar su nivel de cultura y propiciar su mejoramiento integral”.

Prostitución trans y las normas de trasfondo

Por ello, la académica considera que la aprobación de la nueva Ley de Cultura Cívica por parte del Congreso de Ciudad de México “va contra una disposición judicial”.

Castigar el trabajo sexual, un acto de discriminación

La investigadora Claudia Torres, integrante del Área de Derechos Sexuales y Reproductivos del CIDE, señala que lo que sugirió el Congreso “no es hacer de la prostitución un delito, pero al tipificarla como una falta administrativa se regula desde un contexto de discriminación, porque se suspenden derechos que ellas trabajadoras sexuales habían ganado desde 2014”.

Desde entonces, recordó Torres, el gobierno capitalino está obligado a reconocerlas como trabajadoras y a credencializarlas, lo que implica también la protección de sus derechos a beneficios sociales, mismos que no pueden ser “suspendidos sin explicación”, debido a que la decisión del Congreso se hizo sin la participación de las mismas.

“Esta es una reforma regresiva, por lo menos en lo que tiene que ver con derechos económicos y sociales asociados con el régimen de trabajo no asalariado”, explica.

Para la académica, este tipo de regulaciones son discriminatorias, porque “perpetúan la idea de que las trabajadoras sexuales son objetos de regulación y no sujetos de derecho, lo que las coloca en una situación desigual, sin mecanismos de defensa”.

Además, incentiva que las trabajadoras sexuales se escondan, al igual que los clientes, llevando esta actividad a una clandestinidad que resulta peligrosa para ellas.

La prostitución, ¿debe regularse o prohibirse?

Regulación y despenalización, la propuesta de trabajadoras

Midori, integrante de la Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales, explica que para la AMETS es importante que, de darse una regulación de esta actividad, esta se realice con un enfoque de derechos humanos, y no con la finalidad de recaudar impuestos o de criminalizar.

Como trabajadora sexual independiente, Midori explica que es necesario que se haga una distinción entre su profesión y la trata de personas, por lo que es necesaria la despenalización de la prostitución.

Natalia, mujer integrante del Centro de Apoyo a Identidades Trans, coincide en que es necesario regular la actividad, aunque el grupo al que pertenece aboga porque se les dé un reconocimiento de trabajadoras que incluya seguridad social desde un modelo integral que no estigmatice a esta población y las ayude a conseguir un nivel de vida digna.

El grupo al que pertenece señala que la criminalización de la prostitución “abre la puerta a prácticas delictivas como las detenciones arbitrarias, el cobro de piso, el abuso, la persecución y extorsión por parte de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y las instituciones de impartición de justicia en la Ciudad de México”.

Ambas organizaciones de trabajadoras sexuales anunciaron que buscarán participar en la reformulación de la Ley de Cultura Cívica y de otras regulaciones que se discutan acerca de su oficio, mientras tanto, sus integrantes continuarán laborando en condiciones en las que la única medida de seguridad que pueden tener es el apoyo entre compañeras, con redes de información sobre dónde y con quién se encuentran y la autodefensa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.