CNDH advierte sobre riesgos de transgresiones a derechos con Ley de Seguridad Interior
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

CNDH advierte sobre riesgos de transgresiones a derechos con Ley de Seguridad Interior

Una ley no puede hacer explícita la violación a los derechos humanos, o promover la ilegalidad, advirtió la Comisión Nacional.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
29 de noviembre, 2017
Comparte

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) advirtió sobre los “potenciales riesgos” de la iniciativa de Ley de Seguridad Interior, para regular la actuación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, de cara a su discusión en el Congreso.

La emisión de una ley de seguridad interior, en los términos que se plantea, señaló la Comisión en un comunicado, “contribuiría a mantener el estado actual de cosas, al favorecer el uso discrecional de las Fuerzas Armadas como base de una estrategia para abatir la violencia e inseguridad que se enfrenta, dejando de lado la necesidad de emprender acciones coordinadas y efectivas, desde los distintos niveles y órdenes de gobierno, para fortalecer los recursos y capacidades de las policías civiles, instancias a las que corresponde de manera exclusiva llevar a cabo las tareas de Seguridad Pública en términos del artículo 21 Constitucional”.

En otro punto de su mensaje, la CNDH acusó que las fuerzas armadas han tenido que ejercer tareas de seguridad pública, por “la omisión, la indiferencia y la falta de resultados contundentes en la capacitación y desarrollo de las policías”.

En el ámbito del reconocimiento, respeto y protección de los derechos humanos, continuó, los potenciales riesgos del dictamen que será objeto de discusión son múltiples y de diversa gravedad:

“Tan sólo por mencionar algunos, se podrían referir desde las imprecisiones conceptuales al mezclar el ámbito de la Seguridad Nacional con la Seguridad Interior; una definición sumamente amplia y ambigua de Seguridad Interior que permitiría configurar, prácticamente, cualquier conducta como un riesgo a la misma, para lo cual no habría criterios objetivos sino una facultad discrecional genérica”, indicó.

Otro de los puntos de riesgo, según la Comisión, es “la falta de mecanismos reales y efectivos de rendición de cuentas; la posibilidad de que las Fuerzas Armadas realicen tareas de investigación y prevención de delitos; así como la trasgresión a los derechos de reserva y secrecía en favor de las víctimas al obligarse a todas las autoridades a entregar cualquier información que sea requerida en este ámbito”.

La propuesta de ley, agregó la CNDH, “no establece en forma expresa la forma como se conciliará la prevención, investigación y persecución de delitos con el amplio espectro de conductas que se pretenden encuadrar como materia o riesgos a la Seguridad Interior, siendo en consecuencia previsible que su aplicación trasgreda, desde el origen, garantías procedimentales básicas y derechos humanos reconocidos en la Constitución, lo cual propiciará que los responsables de una conducta ilícita tengan una puerta abierta para eludir la acción de la justicia por la indebida actuación de las autoridades, una vez que sus acciones fueran puestas a consideración de un tribunal de derecho.

Mucho de lo que el dictamen refiere como materia de Seguridad Interior serían cuestiones que, bajo otra óptica se podrían considerar, como propias del ámbito de la Seguridad Pública”.

La discusión sobre la ley de seguridad interior, concluyó la Comisión, no puede ser producto de decisiones coyunturales o políticas.

“Tal y como este Organismo Nacional lo ha expresado de manera reiterada, sus contenidos deben ser respetuosos de la dignidad humana, del marco jurídico vigente en el país y encuadrarse dentro de una política integral que incida positivamente en los problemas de seguridad y justicia que enfrentamos desde hace más de diez años. Una ley no puede hacer explícita la violación a los derechos humanos, promover la ilegalidad o contravenir la Constitución”, apuntó.

La Ley de Seguridad Interior “dejó de ser solamente una valiosa propuesta, para convertirse en una imperiosa necesidad”, dijo este miércoles el presidente Enrique Peña Nieto a un día de que la inciativa priista para regular la actuación de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública sea discutida por el Congreso mexicano.

Por otro lado, once organizaciones internacionales de defensa de derechos humanos, entre ellas Amnistía Internacional, expresaron su “preocupación ante el avance de la Ley de Seguridad Interior o de las reformas legales que tendrían un efecto de militarización similar al que plantea”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Qasem Soleimani: 3 consecuencias internacionales tras la muerte del poderoso general iraní

Washington y Teherán ya estaban enfrentados desde hace meses en un conflicto de bajo nivel, pero los expertos creen que la muerte del poderoso general iraní Qasem Soleimani podría tener consecuencias graves en la región.
AFP
4 de enero, 2020
Comparte

La muerte del general Qasem Soleimani, comandante de las Guardias Revolucionarias de Irán y uno de los hombres más poderosos de ese país, sin duda incrementará las tensiones que ya existían entre Washington y Teherán.

Irán ya prometió “una venganza severa” en respuesta al ataque aéreo de Estados Unidos que provocó la muerte del militar cuando viajaba en un auto en el aeropuerto de la capital iraquí, Bagdad. Junto al general iraní también murió Abu Mahdi al-Muhandis, líder de las Fuerzas de Movilización Popular.

Soleimani era una importante figura militar y política, no sólo en su país sino en toda la región de Medio Oriente donde mantenía estrechos vínculos con grupos paramilitares y milicias chiitas.

Los expertos afirman que las consecuencias de su muerte serán considerables y algunas se sintieron de inmediato tras el ataque de este viernes.

1. El aumento en los precios del petróleo y el oro

El mercado de materias primas reflejó con intensidad el aumento de la tensión en Medio Oriente tras la muerte del general Soleimani.

Los hechos impactaron de forma directa el precio del petróleo: el barril del “brent” subió cerca del 3%, superando el nivel de los US$68 y alcanzando los niveles más altos desde septiembre.

ataque en Bagdad

EPA
El general Soleimani murió en un ataque aéreo de Estados Unidos en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad.

El crudo West Texas, de referencia en Estados Unidos, elevó su previo sobre los US$63 por barril, los niveles más altos desde mayo pasado.

Asimismo, el oro -considerado uno de los activos más reclamados en tiempos de turbulencia- también vio incrementado su valor en más de 1%, por encima de los US$1.540 por onza.

Esta es la mayor subida diaria desde el pasado 31 de octubre.

Los expertos no descartan más incrementos en el precio del crudo y el oro si continúan las tensiones en Medio Oriente. Pero también apuntan que, en situaciones previas de tensión geopolítica, los mercados se han recuperado rápidamente.

En septiembre, los precios del petróleo se dispararon tras un ataque con dron en instalaciones de petróleo de Arabia Saudita, pero los mercados se estabilizaron rápidamente.

Aramco

Getty Images
La planta de la estatal Aramco en Abqaiq fue una de las principales afectadas por los ataques sobre instalaciones petroleras en Arabia Saudita en septiembre.

“Ya hemos visto esta historia antes”, le dijo al diarioThe Wall Street Journal Fahan Kamal, jefe de estrategia de mercado del banco privado Kleinwort Hambros, refiriéndose a las tensiones de Medio Oriente.

“El mayor riesgo es que un evento se salga de control y veamos un contagio y una enorme represalia. Pero no esperamos que esto suceda”, dijo el experto.

2. Más ataques y represalias en la región

La muerte del general Soleimani representa una drástica escalada en el conflicto de bajo nivel que han sostenido durante años Estados Unidos e Irán.

Al explicar su decisión de llevar a cabo el ataque contra Soleimani, el Pentágono dijo que tenía el objetivo de ser un disuasivo, ya que el general “estaba activamente desarrollando planes para atacar a diplomáticos y personal militar estadounidenses en Irak y en toda la región”.

Abu Mahdi al-Muhandis

Reuters
El Pentágono dijo que la muerte de Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis (en la foto) tenía el objetivo de ser disuasorio.

Los expertos afirman, sin embargo, que es poco probable que la muerte del general no provoque una robusta respuesta de Irán tanto contra Estados Unidos como contra sus aliados en la región como Israel y Arabia Saudita.

Los líderes iraníes convocaron a una reunión de seguridad de alto nivel para para discutir las acciones que se tomarán y el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, emitió una declaración llamando a tres días de duelo público y posteriores represalias.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javid Zarif, dijo que el ataque era una “ingenua y peligrosa escalada” de tensiones y calificó la muerte del general como “un acto de terrorismo internacional”.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo sin embargo que el ataque fue realizado para “detener una guerra. No actuamos para iniciar una”.

Tal y como señala Lyse Doucet, corresponsal de Asuntos Internacionales de la BBC, la muerte de Soleimani “es algo enormemente significativo y cruza una línea roja para Irán”.

“Qasem Soleimani era una figura con estatus de culto entre sus hombres, tanto de la Guardia Revolucionaria Islámica como de los muchos grupos milicias que ayudó a crear en toda la región”.

“En Irán era considerado una celebridad y, ya sea que lo hayan adorado u odiado, (su muerte) unirá a Irán y creo que el primer acto de represalia en el país será organizar un funeral público masivo para enviar un mensaje muy claro de que para Irán su muerte es un acto que tendrá consecuencias masivas”, señala Doucet.

soldados estadounidenses

Reuters
Entre las posibles represalias de Irán están potenciales ataques al personal militar estadounidense en Irán.

Entre las posibles represalias que teme Estados Unidos están potenciales ciberataques y actos de terrorismo contra sus intereses y sus aliados tanto en el país como en la región.

Expertos en la región han advertido sobre la posibilidad de ataques contra intereses estadounidenses en Irak, Irán, Siria y Líbano a través de milicias aliadas como Hezbolá, así como sobre la posible detención o el secuestro de extranjeros en estos países y en el Medio Oriente en general.

Israel también se está preparando para ataques iraníes y algunos de los sitios turísticos más populares de ese país, incluida la estación de esquí de Mount Hermon, fueron clausurados, informaron funcionarios de ese país.

3. ¿Una guerra entre Estados Unidos e Irán?

La muerte de Qasem Soleimani tuvo lugar después de que, a pesar de las tensiones, todas las partes en la región aseguraran que querían evitar una guerra.

En meses pasados, una serie de ataques con cohetes de Irán dirigidos a la presencia militar de Estados Unidos en Irak fueron recibidos por Washington como una molestia, más que una amenaza.

Pero después de un ataque el domingo pasado en el que murió un contratista estadounidense en una base militar cerca de Kirkuk, Irak, Trump ordenó cinco ataques aéreos contra los aliados militares iraquíes de Irán.

Los iraquíes a su vez respondieron con el asedio la embajada estadounidense en Bagdad, y se cree que este hecho provocó el ataque contra Soleimani.

La pregunta que muchos se plantean ahora es ¿está Irán preparado para enfrentar una guerra contra Estados Unidos y sus aliados en la región?

Tal como apunta David Garner, editor de asuntos internacionales del diario The Financial Times, “Irán y sus apoderados en la región han absorbido varios ataques aéreos contra sus combatientes y sus bienes: llevados a cabo por Israel en Siria, por Estados Unidos en Irak o Arabia Saudita en Yemen”.

Khamenei y Soleimani

EPA
El ayatolá Ali Khamenei, emitió una declaración llamando a tres días de duelo público y posteriormente represalias.

Irán, por su parte, llevó a cabo el año pasado una serie de ataques contra barcos petroleros en el Golfo y el asalto con drones y misiles contra instalaciones petroleras de Arabia Saudita en septiembre, el cual temporalmente eliminó la mitad de la producción del reino.

“Esto fue una demostración deliberada de las capacidades iraníes. Los sauditas no respondieron a ella y tampoco respondió la Casa Blanca de Trump, para el horror extendido de sus aliados regionales”, dice Garner.

“La operación de Estados Unidos en el aeropuerto de Bagdad, sin embargo, que liquidó a un comandante que el régimen iraní había convertido en una leyenda popular y estaba preparando para el más alto cargo en el país, es algo a lo que casi ciertamente responderá la república islámica con furia de armas de cañón múltiple“.

Por su parte Lyse Dooucet, de la BBC, afirma que la muerte del general Soleimani “intensificará lo que ya es una situación extremadamente tensa y volátil” en una región ya marcada por las guerras y la convulsión política.

“Los funcionarios iraníes son categóricos: este es un acto de guerra que debe ser respondido con una ‘dura represalia’. Irán tiene muchas formas y medios de contraatacar a medida que esta crisis de larga ebullición súbitamente se convierte en un nuevo y peligroso capítulo”.

Protestas en Irán

Getty Images
La muerte de Soleimani provocará represalias significativas por parte de Irán, según analistas.

“Se espera una represalia significativa por parte de Irán, y esto podría conducir a un ciclo de acción y reacción que podría acercar a EE.UU. e Irán a un totalconflicto“, según el corresponsal de Defensa y Asuntos Diplomáticos de la BBC, Jonathan Marcus.

En declaraciones al diario The New York Times, Robert Malley, director de International Crisis Group y quien trabajó en el gobierno de Barack Obama como coordinador para Medio Oriente y África del Norte, aseguro que “sea que el presidente Trump tuviera esa intención no, (lo ocurrido) es para todos los propósitos prácticos una declaración de guerra”.

Pese a esta declaración, Marcus cree que es importante “no exagerar ni tampoco subestimar” la importancia del momento.

Esto no provocará una Tercera Guerra Mundial. Países clave que podrían estar involucrados en tal guerra, como Rusia y China, no son actores importantes en este conflicto (…). Pero esto podría ser un momento decisivo para Oriente Medio y para el papel que juega Washington en él”, asegura.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.