Quién es Lana Lokteff, la abeja reina de la supremacía blanca en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Quién es Lana Lokteff, la abeja reina de la supremacía blanca en EU

Lokteff es miembro de la Alt-right, el movimiento que se opone a la inmigración y el multiculturalismo, que apoya la supremacía blanca en EU.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
13 de noviembre, 2017
Comparte

Cuando los supremacistas se reúnen en protestas o marchas, todos se ven sorprendentemente similares: suelen ser hombres jóvenes, agresivos y, por supuesto, blancos.

Rara vez se ve a mujeres en las congregaciones de grupos como el Ku Klux Klan, los neonazis o la llamada Alt-right (derecha alternativa). Pero es un hecho que cada vez hay más en estas organizaciones.

Y tal como asegura una de ellas, “fueron las mujeres de la extrema derecha las que eligieron a Donald Trump”.

Ella es Lana Lokteff, la llamada “abeja reina” de las mujeres de extrema derecha en Estados Unidos, la mujer más prominente del movimiento en ese país.

Y es una de las pocas mujeres en ese país que muestran sin reservas su apoyo a las ideologías supremacistas. “No tengo miedo de hablar, ni tengo miedo de usar mi verdadero nombre y por lo tanto mucha gente se está fijando en mí, le dice Lokteff a BBC Mundo.

Lokteff es miembro de la Alt-right, el movimiento que se opone a la inmigración y el multiculturalismo, que apoya la supremacía blanca y que cobró visibilidad al apoyar la campaña de Donald Trump a la presidencia.

Donald TrumpGETTY IMAGES
Los miembros del “alt-right” apoyan muchas propuestas que los simpatizantes de Donald Trump aplauden, como la restricción a los musulmanes o la expulsión de inmigrantes.

“Somos el equivalente en Estados Unidos de los nacionalistas europeos, estamos tratando de recuperar nuestra identidad y nuestras raíces europeas”, expresa.

Queremos tener países blancos para gente blanca, en los que nosotros los blancos seamos la mayoría”.

“Apoyamos los valores tradicionales y estamos en contra de la globalización, en contra de las fronteras abiertas y de los valores liberales”, agrega.

Sus críticos aseguran que es un movimiento racista y misógino.

Polémica e inusual

Lokteff, de piel blanca, cabello rubio y ojos azules, es el prototipo del ideal que promueve.

Lana Lokteff
Lokteff presenta un programa de radio en Red Ice, el conglomerado de comunicaciones que dirige su esposo. Foto cortesía Lana Lokteff.

Para propagar sus ideas nacionalistas presenta un programa de radio en una de las estaciones de Red Ice, un conglomerado de medios de comunicación que dirige su esposo, el sueco Henrik Palmgren.

Ciertamente Lokteff es una figura inusual: las mujeres de los movimientos nacionalistas en Estados Unidos tienden a pasar desapercibidas o son totalmente desestimadas y sus discursos ocurren principalmente en las redes sociales y de forma anónima.

“Ya sabes lo que pasa… si dices abiertamente que eres nacionalista y defiendes los valores de tu identidad automáticamente te llaman nazi, racista, del KKK, y muchas mujeres no pueden manejar estas críticas”, le dice Lokteff a BBC Mundo.

“Muchas mujeres sólo quieren tener una vida plácida y no quieren sentirse excluidas por sus puntos de vista. Yo no soy así”.

ProtestaREUTERS
A menudo se asocia a los grupos supremacistas blancos con hombres jóvenes y agresivos.

Lokteff afirma que cada vez más mujeres apoyan sus ideas, pero no son visibles porque “operan tras bambalinas”.

No se involucran en política, no resisten las presiones, no quieren que las llamen racistas”.

“Pero están allí, son las esposas, madres, hermanas y están apoyando al movimiento. Muchas de ellas escuchan mis programas y lo sé porque recibo muchos mensajes de muchas mujeres nacionalistas en este país”.

“No olvidemos que Trump ganó la presidencia gracias al voto de las mujeres blancas nacionalistas”.

Esta “pasividad”, dice Lokteff “se debe a que la política siempre ha sido el dominio de los hombres”.

SpencerGETTY IMAGES
Richard Spencer, uno de los líderes del alt right indicó que no debe permitirse a las mujeres involucrarse en puestos del gobierno porque “su sed de venganza no tiene límites”.

Pero hay otro problema. Igual que muchos otros movimientos de extrema derecha en Estados Unidos, el Alt right está arraigado tanto en las ideas de la superioridad blanca como de la superioridad masculina.

Y las mujeres, tanto las de raza blanca que simpatizan con la ideología como las mujeres en general, suelen ser blanco de ataques misóginos y son consideradas seres inferiores y “una amenaza al poder de los hombres”.

Richard Spencer, el supremacista que dice haber inventado el término Alt-right y quien es uno de los principales promotores del movimiento, escribió en Twitter en 2008 que “no debe permitirse a las mujeres participar en asuntos de política exterior” porque “su ansia de venganza no tiene límites”.

Y Andrew Anglin, fundador del sitio web supremacista Daily Stormer, declaró en una ocasión que los úteros de las mujeres blancas “nos pertenecen a los hombres de la sociedad”.

Contra el feminismo

En un reportaje sobre las mujeres de extrema derecha en la revista Harper’s, Seyward Darby, afirma que “Lokteff es una guerrera apasionada por el Alt-right, lo más cercano que tiene el movimiento a una abeja reina”.

Protesta
Los grupos de extrema derecha suelen ser condenados por racistas y misóginos.

Según Darby, muchas mujeres se han unido al movimiento porque están en contra del feminismo.

“Sienten que la agenda progresista del feminismo no cumple sus propósitos“, afirma Darby. “Y en algunos casos sienten que (el feminismo) está activamente ignorándolas porque lo que ellas desean son las cosas más tradicionales: el hogar, la familia, etc.”.

La misma Lokteff asegura que “las mujeres modernas son muy infelices debido al feminismo y a la igualdad que han alcanzado en ciertos aspectos con los hombres”.

“Lo que ha ocurrido es que con el llamado feminismo y la llamada liberación lo que se ha logrado es que las mujeres tengan que trabajar y perseguir carreras”, afirma.

“Y llegan a los 40 años y se dan cuenta de ‘¡qué horror! no tengo una familia, no tengo hijos, no tengo un hombre y me siento muy muy sola'”.

“Lo oigo todo el tiempo de mujeres que me escriben y me dicen que se arrepienten de no haber tenido hijos y de haberse dejado llevar por la idea de que no necesitaban a un hombre y de que querían competir con los hombres en la fuerza laboral”.

Red Ice
Lokteff asegura que el mensaje de los valores tradicionales está atrayendo a muchas mujeres al movimiento nacionalista blanco. Foto Red Ice.

“Esto no ha hecho felices a las mujeres. Porque no priorizaron sus objetivos, porque se olvidaron de la prioridad, que es tener una familia “.

“El feminismo ha considerado esta idea como si fuera diabólica y miran a las madres y amas de casa con desprecio“.

“Tres deseos”

La capacidad de elección para las mujeres, cree Lokteff, no es importante. Lo principal, según su ideología, “debe ser el futuro de la sociedad blanca”.

“Y además agrega las mujeres realmente solo queremos tres cosas: ser bellas, atraer a un hombre exitoso que nos proteja y tener una familia”.

¿Qué mujer no quiere eso? Esa es la verdad… aunque muchas mujeres lo nieguen, todas queremos ser bellas y que te proteja tu hombre”.

Estos son los valores que, según Lokteff, están atrayendo a muchas mujeres al movimiento nacionalista blanco.

Y ella, con su programa de radio y sus conferencias está propagando el mensaje “con mucho éxito” entre las mujeres blancas estadounidenses, dice.

“Las mujeres atraemos a otras mujeres y yo estoy atrayendo a muchas seguidoras”, le dice a BBC Mundo.

Por lo difuso del movimiento, es difícil saber cuántos miembros tiene el Alt-right y cuántos de ellos son mujeres.

Pero tal como señalan los expertos, es un hecho que la supremacía blanca en Estados Unidos está en aumento y las mujeres están jugando un papel clave en la organización.

Porque como afirma la periodista Sayward Darby, “son ellas las encargadas de perpetrar la raza blanca, nutrir a la familia e inculcar en esas familias sus creencias en favor de los blancos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Caso Atenco: en 14 años nadie ha pisado la cárcel por los abusos policiales

Víctimas denunciaron que la Fiscalía mexiquense obstaculiza la investigación y presentaron un amparo para que FGR atraiga el expediente.
Cuartoscuro Archivo
14 de septiembre, 2020
Comparte

Transcurridos más de 14 años desde el operativo policíaco en Atenco, Estado de México, que dejó dos muertos, más de 200 detenidos y diversas denuncias por abuso y torturas no hay condenados por aquellas actuaciones policiales. La Fiscalía General de Justicia de Edomex (FGJEM) informó a las víctimas que existe un proceso penal en contra de policías estatales que está en proceso de instrucción, que se han dictado once sentencias absolutorias, que hay pendiente un recurso de apelación contra una negativa para otorgar una orden de aprehensión y que existen ordenes de aprehensión pendientes de cumplir.

Así que no hay un solo condenado ni nadie ha pisado la cárcel por uno de los casos más emblemáticos de represión policial en los últimos años, según afirma la representación legal de once mujeres que aquel día sufrieron violencia sexual a manos de los uniformados. Ni los agentes que participaron (en el despliegue hubo más de 2 mil entre municipales, estatales y federales), ni la cadena de mando ni los cargos públicos que ordenaron aquellas actuaciones. En los momentos en los que tuvo lugar el operativo el gobernador del Edomex era Enrique Peña Nieto, que entre 2012 y 2018 fungiría como presidente de la República.

Entérate: El Estado mexicano es responsable por la tortura sexual de mujeres en Atenco, determina CoIDH

“No se ha investigado quién lo ordenó, quién lo planeó. Creemos que el actuar de la Fiscalía busca mantener la impunidad del caso”, dice Melissa Zamora, abogada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, que representa a las once mujeres que llevaron el caso ante la CIDH y que fueron reconocidas como víctimas de violencia sexual. Ante la inacción por parte de la Fiscalía del Edomex, las víctimas ponen su esperanza en la Fiscalía General de la República, para que atraiga el caso y de un impulso a las pesquisas.

Desde que sucedieron los hechos la FGE instruye las averiguaciones previas OL/DR/I/466/2006 con los resultados antes mencionados: once absueltos y ni un solo condenado. En septiembre de 2019, la Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA) pidió atraer el caso. Según Zamora, esta iniciativa seguía la línea de lo sentenciado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en diciembre de 2018 condenó a México por la violencia sexual, las violaciones y la tortura sufrida por once mujeres. El fallo, a su vez, pedía la apertura de investigaciones tendentes a sancionar a autoridades del fuero federal y del fuero común por su participación en la planeación, ejecución y supervisión del operativo.

Según relató Zamora, la Fiscalía del Edomex permaneció ocho meses sin contestar a la FGR ni a los requerimientos de los abogados del Centro Pro. Cuando finalmente respondio, lo hizo negándose a entregar el caso, argumentando que no concurren los supuestos legales para que FEVIMTRA se haga cargo de la carpeta de investigación. En opinión de la fiscalía de Edomex no está probado que hubiese un trabajo conjunto entre autoridades estatales y federales, el caso ya está avanzando en su jurisdicción y el fallo de la CIDH no dice que tengan que ser las autoridades federales las que investiguen. caso.

Ante esta negativa, la representación legal de las once mujeres presentó un amparo indirecto ante el juzgado 7 de distrito en materia de amparo y juicios federales en Toluca. El pasado 3 de septiembre se desarrolló la audiencia y a partir de ahora podría llegar la resolución en cualquier momento sobre el juicio amparo 391/2020

“La negativa afecta a los derechos de las mujeres víctimas, que no pueden acceder a justicia y verdad”, consideró Zamora, que mostró su esperanza en que el tribunal resuelva tomando en cuenta “estándares de apego a los derechos humanos”.

Aunque el amparo se dirime en términos legales sobre competencia o no de la FGR para atraer el caso, lo que las víctimas consideran es que todo tiene que ver con la voluntad política. Creen que en los últimos 14 años ha sido tiempo suficiente para realizar una investigación a fondo y que, en realidad, lo que la Fiscalía de Edomex hace es obstaculizar el proceso.

Animal Político consultó a la FGE, que indicó que “seremos respetuosos con lo que dicte la autoridad judicial”.

Para Zamora, la CIDH delimitó la forma en la que debería haberse investigado el caso. Y esto pasa por analizar el papel que tuvieron figuras como Peña Nieto, que entonces ejercía como gobernador y que el 4 de mayo de 2006 aseguró que el conflicto se había generado por un grupo de “macheteros”.

Recuerda la abogada en la investigación de la Suprema Corte de Justicia quedó probado la existencia de una reunión el 3 de mayo que será un parteaguas del operativo. “Hablamos desde estas autoridades de mayor rango hasta de menor rango pero superiores jerárquicos. No solo es el hecho de que existe información de que participaron en la planeación. Tenían facultades para poder frenar”, explica.

Italia Méndez fue una de las mujeres que sufrió la violencia sexual por parte de los policías. Asegura sentir “rabia, desasosiego y frustración” por tener que seguir litigando para obtener justicia.

Sobre la FGE de Edomex, dice que “ellos son los que han tenido la responsabilidad de investigar, pero no lo hicieron”, lo que les llevó a recurrir a la CIDH, que intervino porque se habían agotado las vías en México.

“Esta respuesta de negativa de atracción del caso nos lleva a plantearnos que lo que quiere la fiscalía es procurar impunidad para estas autoridades y funcionarios de ambos fueros, pero sobre todo el local”, dice la afectada. Recuerda figuras que “tienen responsabilidad, siguen impunes y han ejercido puestos públicos del más alto nivel”, como Peña Nieto.

Ahora la decisión la tiene el juzgado de apelación de Toluca. Las víctimas y sus representantes no contemplan otro escenario que no sea que se acepte su petición y el caso pase a la FGR.

“Estamos cerca de cumplir 15 años. Pero no renunciamos a aclarar, esclarecer estos hechos y que los responsables sean sancionados”, dice Méndez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.