6 de las más extrañas teorías científicas olvidadas de la historia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

6 de las más extrañas teorías científicas olvidadas de la historia

A lo largo de la historia estas teorías no superaron los criterios establecidos por el rigor científico, pese a la convicción de quienes las defendían.
BBC Mundo
Por Redacción BBC History Magazine
5 de noviembre, 2017
Comparte

Hipótesis acerca de experimentos terroríficos para determinar la mejor manera de sobrevivir a climas helados, creencias erróneas, como la predicción del tiempo con animales muertos, telepatía, morfina para manzanas y otras extravagancias se han tratado de comprobar a lo largo de los últimos 500 años.

Probablemente no sorprenda saber que esas teorías no superaron los criterios establecidos por el rigor científico, pese a la convicción y los argumentos de quienes las defendían.

BBC Mundo te presenta algunas de las hipótesis “científicas” más extrañas de la historia.

1. Hadas darwinistas

En 1913, el clérigo inglés Charles Webster Leadbeater (1854 y 1934) publicó un libro llamado “El lado secreto de las cosas”, con el que trató de crear un nuevo árbol evolutivo… para hadas.

“Cuando eran parte del mundo vegetal, estos seres fantásticos dependían de grama, avena y trigo para vivir. Posteriormente, en el mundo animal, se alimentaban con hormigas y abejas. Actualmente están en el estadio de minúsculos espíritus de la naturaleza”, afirmaba Leadbeater.

Y una vez que llegaban a ese punto, observarlas era muy agradable. Según el clérigo, las razas tenían distintos colores, lo que diferenciaba las tribus, así como las plumas de las especies de pájaros no eran iguales.

Pero como las hadas no existen, Leadbeater no pudo probar su teoría.

Marcha de soldados naziGETTY IMAGES
Los médicos nazis realizaron experimentos terribles.

2. Medicina nazi

El doctor Sigmund Rascher realizó algunos de los experimentos más horribles durante la era nazi en el campo de concentración de Dachau, en el sur de Alemania.

Uno de los que realizaba con más frecuencia tenía que ver con el frío extremo. Quería saber cuál era la mejor manera de tratar a los pilotos que habían tenido que escapar de su avión en paracaídas en el mar del Norte. Estas pruebas también le servían para simular las condiciones climáticas con las que tenían que lidiar los soldados alemanes en el frente de guerra.

Así que en invierno obligaba a los prisioneros a pararse en el exterior durante 14 horas o los forzaba a meterse en un tanque de agua helada. Cuando perdían la conciencia trataba de revivirlos con baños de agua caliente.

Sin embargo, Heinrich Himmler, uno de los oficiales nazi de más alto rango, tenía una teoría distinta. Aseguraba que las esposas de los pescadores del mar del Norte revivían a sus maridos, cuando en un accidente terminaban en el mar, con el calor corporal.

Para comprobar la hipótesis de Himmler, mujeres gitanas fueron enviadas a Dachau a solicitud de Rascher. El médico las obligó a desnudarse y a acostarse con las víctimas de hipotermia.

Concluyeron que lo más efectivo eran los baños de agua caliente.

SalarGETTY IMAGES
Un homeópata estadounidense estaba convencido de que la sal era el secreto de la vida.

3. La sal milagrosa

El homeópata estadounidense Charles Wentworth Littlefield aseguraba haber descubierto el secreto de la vida.

Cuando atendía a pacientes que habían sufrido alguna cortadura, oraba para curarlos.

Un día tomo una muestra de sales orgánicas que ayudan a que la sangre se coagule y empezó a rezar pensando en un pollo.

Cuando analizó la muestra bajo un microscopio, se sorprendió al ver que la formación de los cristales de la sal era igualita al pollo en el que había estado pensando.

Asumiendo que tenía poderes telepáticos, Littlefield publicó un libro en el que aseguraba que al fijar sus pensamientos en pequeños montones de sal había logrado reproducir con los cristales la silueta del Tío Sam (la característica ilustración de un hombre vestido con los colores de la bandera de Estados Unidos que se usaba para reclutar soldados).

Según el homeópata, las sales también se transformaban en animales minúsculos como cangrejos y peces. Incluso en humanos de tamaño miniatura.

La mayoría de las especies no estaban vivas, a excepción de una raza microscópica de pulpos que, según Littlefield, eran el origen de la vida en la Tierra.

August StrindbergHULTON ARCHIVE / GETTY
El novelista sueco August Strindberg se creía científico.

4. Las manzanas también tienen sentimientos

Contrario a lo que él creía, el novelista sueco August Strindberg, quien vivió entre 1849 y 1912, no era un científico.

Según una de sus teorías, las plantas tenían un sistema nervioso. Para comprobarlo se llevaba jeringas a sus caminatas matutinas y le inyectaba morfina a las plantas con las que se tropezaba para determinar si exhibían los efectos del consumo de drogas.

Un día, un policía lo descubrió introduciéndole la aguja a una manzana y lo arrestó. Fue puesto en libertad cuando explicó el experimento que estaba realizando. El funcionario se dio cuenta de que Strindberg era un excéntrico inofensivo y no un siniestro envenenador de frutas.

ManzanasGETTY IMAGES
¿Manzanas con morfina?

5. ¡Hola homúnculo!

El homúnculo era una especie de humano artificial minúsculo que los alquimistas “cultivaban” en laboratorios.

Sin duda, la historia más famosa de esta creación es la de Paracelsus, un médico suizo-alemán que vivió entre 1493 y 1541.

También era químico, astrólogo, místico, alcohólico y alquimista. En su libro, “De Rerum Natura”, el autor se refiere al tema de la siguiente manera:

“Hay que dejar que el esperma de un hombre se pudra en un vaso sellado por 40 días. Cuando haya transcurrido este período de tiempo, será algo así como un hombre, pero transparente y sin cuerpo. Si se le cuida y alimenta con sangre humana durante 40 semanas… se convertirá en un infante”.

Paracelsus, de hecho, afirmaba haber creado un homúnculo de 30 centímetros siguiendo las indicaciones descritas con anterioridad.

VeletaGETTY IMAGES
A falta de una veleta… un pájaro muerto.

6. La vida de los pájaros

La obra maestra del filósofo inglés Thomas Browne, quien vivió en el siglo XVII, fue “Pseudodoxia Epidemica”, un libro publicado en 1646.

Era un catálogo inmenso de creencias erróneas que tenía la población y que incluía los extraños experimentos que Browne había realizado para probarlas o refutarlas.

Uno de los “errores vulgares” que el filósofo investigó fue la idea de que guindar de una cuerda a un pájaro martín pescador muerto lo convertía en una precisa veleta para determinar la dirección del viento.

Así que Browne consiguió uno de esos ejemplares y lo guindó, comprobando que se movía de manera aleatoria. Hizo lo mismo con otro pájaro que puso al lado del primero. Ambos animales empezaron a moverse en distintas direcciones.

Fue así como el inglés verificó que los martín pescador no tienen habilidades para predecir la dirección del viento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Así fue el presunto desvío de 3 mil mdp en Segob a empresas fantasma ligadas a Álvarez Puga e Inés Gómez Mont

Una investigación federal señala que Álvarez Puga y Gómez Mont habrían sido los beneficiarios finales de un presunto desvío millonario operado con la Segob mediante 1 mil 446 operaciones bancarias para triangular y lavar los recursos.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste, Arturo Ángel y Zedryk Raziel
11 de septiembre, 2021
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) investiga el presunto desvío de 2 mil 950 millones de pesos desde la Secretaría de Gobernación (Segob) durante la gestión de Miguel Ángel Osorio Chong, hoy senador del PRI, mediante la adjudicación de contratos a empresas fantasma.

La FGR obtuvo ayer una orden de aprehensión en contra del abogado y empresario Víctor Manuel Álvarez Puga y su esposa, la actriz y presentadora de televisión Inés Gómez Mont, por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y peculado.

Una investigación federal a la que tuvo acceso Animal Político señala que Álvarez Puga y Gómez Mont habrían sido los beneficiarios finales del presunto desvío millonario operado con la Segob mediante 1 mil 446 operaciones bancarias para triangular y lavar los recursos. La indagatoria señala que también habría participado un hermano del empresario, Alejandro Álvarez Puga.

Lee: Giran orden de aprehensión a Álvarez Puga e Inés Gómez-Mont por desvío de casi 3 mil mdp

Este medio buscó contacto con el exsecretario Osorio Chong para solicitarle un posicionamiento respecto de los señalamientos a su gestión.

“No tengo mayor información en este momento, pero, a presupuesto asignado, deben siempre encontrarse entregables. Esperaremos a que la autoridad haga lo que corresponde en esta investigación”, comentó.

La indagatoria, conocida como “Caso Querubines”, indica que los recursos públicos habrían sido desviados mediante dos contratos adjudicados por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), que dependía de la Segob en el sexenio pasado, a la razón social Seguridad Privada Inteligencia Cibernética S.A. de C.V. Esta empresa fue calificada por la Secretaría de Hacienda como una Empresa que Factura Operaciones Simuladas (EFOS), es decir, se trata de una compañía “facturera”.

Los contratos, que suman 2 mil 950 millones de pesos, fueron adjudicados en agosto y octubre de 2016, supuestamente para comprar un programa de interconexión de siete penales federales al C4 del OADPRS, y fueron declarados reservados por el Comité de Transparencia de dicha institución durante 5 años alegando motivos de seguridad nacional.

Ambos contratos son considerados fraudulentos por la autoridad hacendaria, al detectar que hubo simulación de competencia entre varios proveedores en el proceso de licitación, manipulación de entregables y hasta la presunta falsificación de firmas de funcionarios del órgano que administra las cárceles federales.

Empresas ‘millonarias’ en lotes baldíos y en obra negra

Entre las primeras irregularidades, la autoridad fiscal detectó que los contratos eran idénticos y que la compañía Seguridad Privada Inteligencia Cibernética S.A. de C.V., que ganó casi 3 mil millones de pesos, no tiene activos, infraestructura, ni personal trabajando, y que su dirección lleva a una modesta vivienda particular en Morelia, Michoacán, la cual no concuerda con su supuesto perfil de empresa millonaria.

Además, tal y como consta en ambos contratos a los que este medio tuvo acceso, la propia compañía manifestó ser “una pequeña empresa”.

Por otra parte, para adjudicar uno de los dos contratos por 1 mil 950 millones, la Segob hizo un supuesto estudio de mercado para ver qué empresa ofrecía las mejores condiciones económicas.

En dicho estudio participaron tres sociedades: Seguridad Privada de Inteligencia Cibernética, Sistemas Integrales Computarizados S.A. de C.V., y Grupo Profesional Shalom S.A. de C.V. La que supuestamente ofreció las mejores condiciones fue Seguridad Privada. Pero las autoridades detectaron que en el estudio las tres compañías se pusieron de acuerdo para presentar propuestas idénticas, que, incluso, presentaron el mismo día: el 8 de agosto de 2016.

Las autoridades hacendarias también detectaron que la empresa fantasma, para comprobar supuestamente la realización de los servicios y la entrega de bienes en ambos contratos, un Sistema de Monitoreo Centralizado, aportó fotografías idénticas, tal y como pudo constatar este medio. Por lo que las autoridades sospechan que, en realidad, se trata de entregables simulados.

Esta empresa, para justificar la entrega de decenas de cámaras fotográficas y de video, también aportó la misma información en ambos contratos, por lo que las autoridades también sospechan que son entregables simulados.

Una vez ganados los dos contratos por casi 3 mil millones de pesos, la empresa fachada Seguridad Privada Inteligencia Cibernética SA de CV distribuyó el dinero entre otras cuatro empresas, también calificadas como ‘factureras’ por la autoridad fiscal. Y éstas, a su vez, triangularon el dinero público a otras tres factureras.

Las compañías son: Modemo S.A. de C.V.; Tecnología e Innovación Arromlop S.A. de C.V.; Ingeniería y Arquitectura Tangamanga S.A. de C.V.; Creación y Modificaciones Gardel S.A. de C.V.; Comcelint S.A. de C.V.; Rangel S.A. de C.V. y Gupea Construcciones S.A. de C.V.

Estas empresas fueron creadas con apenas semanas de diferencia, entre el 18 de febrero de 2016 y el 12 de mayo de 2016, el mismo año de la firma de los contratos millonarios con el órgano desconcentrado de la Segob. Y también tienen sus sedes en viviendas particulares e, incluso, en lugares que conducen a obras en estado de abandono y a lotes baldíos.

Las autoridades fiscales detectaron que este grupo de empresas fantasma hicieron más de mil 400 operaciones de lavado de dinero y emitieron cientos de facturas falsas. Y sospechan que detrás de ellas estaría el matrimonio de Inés Gómez-Mont y el abogado Víctor Manuel Álvarez Puga, quienes habrían cobrado una comisión para lavar el dinero público.

Tan solo entre el 31 de octubre y el 1 de diciembre de 2016, la empresa Grupea Construcciones Sa de CV transfirió al matrimonio casi 3 millones de pesos que habrían salido de las arcas públicas de Segob.

Entérate: “Nos estamos preparando para enfrentar este proceso”, dice Inés Gómez Mont

Incluso, la autoridad fiscal detectó que una persona física, que también está incluida en la lista negra del SAT de factureros, tenía supuestamente en su ‘nómina’ al abogado Víctor Manuel Álvarez Puga, al que le pagó 1 millón 376 mil pesos como si fuera un supuesto ‘empleado’.

Víctor Manuel Álvarez Puga es un abogado mexicano que, junto con su hermano, dirige el despacho Alvarez Puga & Asociados. Según la revista Caras, participó apoyando la Cruzada Nacional contra el Hambre, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y a la Asociación Mexicana de Banco de Alimentos. Se casó con Inés Gómez-Mont en 2015.

Gómez-Mont es una conocida conductora de televisión. Ha trabajado en diversos programas de TV Azteca, el más conocido, Ventaneando. El matrimonio tiene dos hijos en común, que se suman a los tres de ella, de su matrimonio previo, y uno de Álvarez Puga.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.