Javier Duarte desapareció 1,400 mdp que retuvo a trabajadores por ISR y Afores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Javier Duarte desapareció 1,400 mdp que retuvo a trabajadores por ISR y Afores

La auditoría descubrió también irregularidades en la asignación de recursos federales y el retraso de pagos a municipios. Hay más de 60 denuncias pero ninguna se ha consignado.
AFP
Por Arturo Angel
2 de noviembre, 2017
Comparte

En su último año, el gobierno de Javier Duarte retuvo a los trabajadores 1,400 millones de pesos que correspondían al Impuesto Sobre la Renta y al Sistema de Ahorro para el Retiro. Los recursos nunca fueron transferidos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), ni al Instituto Mexicano del Seguro Social y su paradero es desconocido, concluyó la Auditoría Superior de la Federación.

Este año se realizaron nuevas auditorías a la administración de Duarte, con motivo del análisis de la Cuenta Pública de 2016.

Los auditores calcularon el Impuesto Sobre la Renta (ISR) retenido en 2016, a partir de la nómina de trabajadores en 16 dependencias del gobierno de Veracruz. Así se estableció que la administración de Duarte retuvo por lo menos mil 260 millones de pesos de los salarios pagados.

Las retenciones son legales, pero los gobiernos están comprometidos a canalizar dichos recursos al Servicio de Administración Tributaria, esto fue lo que nunca ocurrió en Veracruz.

La administración estatal si recortó a los trabajadores el dinero correspondiente al ISR pero este nunca fue ingresado a las arcas del SAT o a las de la Tesorería del estado, o por lo menos no hay documentos que así lo comprueben. El dinero literalmente no aparece.

Ante esta situación la ASF emitió una solicitud de ejercicio de comprobación fiscal para que el SAT instruya a quien corresponda y se realice una auditoría con el objetivo de averiguar qué pasó con todos esos recursos de ISR retenidos pero no entregados.

La misma anomalía ocurrió con impuestos locales. Los auditores identificaron que el gobierno estatal retuvo 137 millones 369 mil pesos a los trabajadores en 2016 con motivo del impuesto por remuneraciones al trabajo personal y fomento a la educación. El dinero sin embargo, nunca fue reintegrado a las arcas de la tesorería local. Por este motivo los auditores solicitaron también a la hacienda local que realice un verificación fiscal.

El fraude se extendió a las afores. La ASF reportó que a lo largo de 2016 el gobierno de Veracruz retuvo 17 millones 341 mil pesos destinados al Sistema de Ahorro para el Retiro, sin embargo, el gobierno no comprobó que haya transferido las retenciones correspondientes al cuarto y quinto bimestre de ese año. Esto significa que hay cinco millones 795 mil pesos desaparecidos.

Derivado de esta anomalía la ASF emitió una promoción del ejercicio de facultad de comprobación fiscal y solicitó al IMSS que instruya a quien corresponda para que se audite al gobierno estatal y se descubra el destino de los recursos retenidos ilegalmente.

En caso de que el gobierno de Veracruz, actualmente ya bajo la administración de Miguel Ángel Yunes, no acredite el destino de los recursos y los devuelva, estas anomalías darían paso a nuevas denuncias penales ante la PGR en contra de la administración de Duarte.

Y las anomalías de siempre

Además del presunto fraude con los impuestos y el dinero de las afores, los auditores detectaron otros desvíos y conductas irregulares que han sido el común denominador en la administración de Javier Duarte.

De una muestra de más de 20 mil millones de pesos de recursos provenientes de partidas federales entregados en 2016 al gobierno de Duarte, se descubrió hay 6 mil 543 millones de pesos que fueron ejercidos pero de los cuales no hay documentación comprobatoria de su destino. Esto significa que hay irregularidades en 1 de cada 3 pesos revisados de recursos federales.

Por otro lado, una auditoría practicada por la ASF al manejo que hizo el gobierno de Javier Duarte de los “Recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUN)” arrojó de nueva cuenta una anomalía característica de ese gobierno: el retraso en la entrega del dinero a los municipios.

Cabe señalar que por ley los recursos que la federación destina a los municipios son canalizados a las tesorerías de las secretarías de finanzas de los estados para que éstas, a su vez, las distribuyan de forma inmediata a los ayuntamientos.

En 2016, los recursos del FORTAMUN entregados al gobierno estatal ascendieron a 4 mil 92 millones de pesos que debían ser entregados a los 212 municipios del estado. El dinero llegó a los municipios pero con retrasos. Si sumamos lo que cada municipio tuvo que esperar, fueron  7 mil 531 días de retraso en la canalización de los recursos, de acuerdo con el informe de resultados.

La ASF dijo que el haber retenido los recursos de los municipios en las cuentas bancarias generó al menos 23 mil pesos de intereses que no fueron entregados a las entidades ni devueltos a la federación.

Desvíos en la impunidad

La administración de Javier Duarte tiene el récord de desvíos registrados por la Auditoría Superior de la Federación. Aunque aún faltan los resultados finales de la cuenta pública 2016 que se darán a conocer en febrero del próximo año, los auditores ya estiman que el probable fraude al erario, solo de recursos federales en dicho gobierno, se ubicará entre los 45 y 50 mil millones de pesos.

Desde 2013, la ASF ha presentado más de 60 denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de la administración de Javier Duarte. En dichas denuncias se establece que agotados todos los plazos y fases de verificación el dinero no apareció. Cada una de esas denuncias se acompañó no solo por el expediente de la auditoría sino por dictámenes técnicos donde lo auditores señalan responsables.

Pero hasta ahora ninguna de las denuncias presentadas ante la PGR por los auditores ha derivado en una consignación ante un juez. Incluso, ya se presentó el caso de 13 denuncias que de forma completamente irregular la PGR cerró y las mandó al archivo. Por estos hechos existe una investigación interna y un fiscal fue cesado del cargo.

Autoridades consultadas por este medio señalaron que algunas de las carpetas de investigación abiertas ya tienen un grado de avance importante, sin embargo, en los hechos siguen sin haber casos consignados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas contra el coronavirus: por qué en Austria es obligatorio el uso del tapabocas FFP2

A partir del 25 de enero, en Austria será obligatorio el uso de la efectiva mascarilla FFP2 en tiendas y transporte público. Una medida que otros países están considerando.
23 de enero, 2021
Comparte

A partir del lunes 25 de enero, en Austria será obligatorio el uso de las cubrebocas FFP2 en tiendas, supermercados y transporte público.

La medida forma parte de una estrategia más estricta en ese país europeo, que incluye la extensión del confinamiento hasta el 17 de febrero.

El canciller de Austria, Sebastián Kurz, declaró haber tomado la decisión en vista de la variante más contagiosa descubierta en Reino Unido a finales de 2020 y de la necesidad de frenar el aumento de casos de covid-19 en el país.

Hasta ahora Austria es el único país que aplica a nivel nacional el uso obligatorio de las FFP2 -en lugar de las mascarillas de tela o algodón- aunque en la región de Baviera, Alemania, también se exige a nivel local mientras que el gobierno en Berlín considera adoptarlo en todo el territorio.

Se informa además que en Francia las autoridades discuten si imponer el uso obligatorio de las FFP2 o las menos protectoras FFP1.

Las FFP2 se consideran más efectivas en la reducción de la propagación del coronavirus que los tapabocas de algodón o las mascarillas quirúrgicas desechables que son de uso común.

“Cualquier protección de boca y nariz es buena, pero la mascarilla FFP2 es tremendamente superior”, declaró el ministro de Salud de Austria, Rudolf Anschober, del Partido Verde.

¿Cuánto protegen las FFP2?

Los tapabocas comunes de algodón o tela actúan más como dispositivos para evitar la propagación de partículas de aerosol por exhalación, pero no protegen al usuario de inhalar aire contaminado.

Una boticaria en Austria sostiene una FFP2 en su mano derecha y otra mascarilla de algodón en su mano izquierda

Getty Images
La FFP2 (izq.) es mucho más efectiva que las mascarilla común y corriente que muchos usamos.

Por su parte, las FFP -o mascarillas filtrantes parciales- están hechas de varias capas de tejido y papel con filtros incorporados y se ajustan mejor, creando un sello alrededor de la cara que protegen al usuario del entorno.

Se dividen en categorías dependiendo del diámetro de partículas que dejan pasar. Las FFP2 filtran partículas hasta de 0,4 micrómetros de diámetro, o sea el 94% de las partículas en el aire.

No ofrecen una protección de 100%, de manera que los usuarios todavía deben observar el distanciamiento social y reglas de higiene.

Las FFP2 se pueden usar varias veces, pero no se deben lavar para no destruir la función del filtro.

Costo

Las mascarillas FFP2 son más costosas. Su precio unitario varía entre unos 2 euros (US$2,5) y 5 euros (US$6) dependiendo del distribuidor y de si se compran por unidad o decenas.

Una vitrina en Alemania que ofrece 10 mascarillas FFP2 a 10 euros

Getty Images
El precio depende de si se compran por unidad o por decenas.

El ministro de Salud, Rudolf Anschober, declaró en una rueda de prensa este jueves que grandes cantidades de las mascarillas obligatorias se estarían repartiendo gratis la próxima semana a personas de bajos ingresos.

No obstante, Anschober reconoció que el programa de distribución de mascarillas gratis a ciudadanos mayores de 65 iniciado en diciembre ha enfrentado graves retrasos.

Pero el ministro aseguró que la entrega de las FFP2 a esta población se resolverá la semana que viene.

El gobierno también instó a los vendedores a ofrecer la mascarilla a costo de producción.

El medio austríaco Vienna On Line informó que los supermercados tendrán las mascarillas en oferta a más tardar el próximo lunes a un precio de 0,59 euros (US$0,72).

Una noticia que el ministro Anschober recibió con beneplácito, diciendo que el precio está “bastante por debajo de lo que estimamos”.

Los distribuidores de ese dispositivo protector afirman que, a pesar de la alta demanda generada por la nueva ley, no habrá problemas con el suministro por lo que exhortan a los consumidores a no entrar en pánico.

Según medios locales, los supermercados tienen “millones” en inventario. El diario Kurier informó que la firma Hygiene Austria puede producir hasta diez millones de mascarillas FFP2 al mes.

Reacciones

Manifestantes con máscaras de corderos protestan la nueva ley del uso obligatorio de FFP2

Getty Images
Una protesta simbólica en Viena contra la orden del uso obligatorio de mascarillas FFP2.

En Viena, un grupo de manifestantes montó una protesta simbólica el miércoles contra lo que consideraron una imposición exagerada del gobierno.

El domingo anterior, unas 10.000 personas se movilizaron por la capital asutríaca protestando contra el confinamiento.

Aunque el cambio a una mascarilla más “profesional” es bienvenido, algunos virólogos en Alemania -donde la región de Baviera ya ordena el uso obligatorio de FFP2 y el gobierno considera hacer la medida efectiva en todo el país- advierten cautela.

Uno señalan que las mascarillas FFP2 no son efectivas si no se llevan ajustadas, siguiendo las guías de un profesional.

“La gente terminará respirando a través del espacio entre la cara y la mascarilla en lugar de a través del filtro”, declaró Jonas Schmidt-Chanasit, profesor de arbovirología de la Universidad de Hamburgo, al diario The Guardian.

Otros virólogos también indicaron que las barbas evitan que la mascarilla logre sellarse efectivamente alrededor de la cara.

Schmidt-Chanasit reconoció que la FFP2 podría ser útil en casos urgentes donde no hay suficiente garantía de ventilación pero manifestó su escepticismo para el uso en el transporte público donde hay otras maneras de evitar el riesgo de aerosoles y los pasajeros estarían obligados a usar la mascarilla más de los 75 minutos recomendados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.