Cómo es Karne Garibaldi, el restaurante de México con la cocina más rápida del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

Cómo es Karne Garibaldi, el restaurante de México con la cocina más rápida del mundo

Presume de servir la comida más tradicional y elaborada de Guadalajara en cuestión de segundos. ¿Realidad o puro marketing? BBC Mundo visitó este restaurante de récord Guinness para comprobarlo.
BBC
Por Marcos González Díaz/BBC Mundo
28 de noviembre, 2017
Comparte

Servir un plato tradicional a la misma velocidad que en un establecimiento de comida rápida no parece tarea fácil.

Para ser honestos, se antoja ciertamente imposible.

Pero el restaurante Karne Garibaldi de Guadalajara, México, presume de lograr esa meta contrarreloj a diario.

Y no es una fanfarronería sin base alguna. Desde 1996, está reconocido con el récord Guinness al servicio de comida más rápido del mundo.

El 31 de agosto de aquel año, un cliente solo tuvo que esperar 13,5 segundos desde que hizo el pedido hasta que recibió el plato en su mesa.

Desde entonces, mantiene el título gracias a servicios tan rápidos que a sus visitantes no les daría tiempo ni a acercarse al baño para lavarse las manos.

Pero ¿cuál es el secreto para lograr servir a decenas de clientes en cuestión de segundos un plato que en otros lugares demoraría minutos y minutos de espera?

Carne en su jugo tapatía

Para comprobar si el récord sigue siendo merecido o todo es una cuestión de marketing, decidí visitar su restaurante en la esquina de la calle Garibaldi de Guadalajara.

Hoy, Karne Garibaldi tiene otros cinco restaurantes. Pero fue en este, localizado en el barrio de Santa Tere, en el que comenzó la historia cuando su fundador Néstor Flores Michel comenzó a servir comidas a cuatro mesas en 1970.

Llegué al lugar pasadas las 4 de la tarde, pensando que a esa hora -en la que es imposible definir si es de almuerzo tardío o de cena anticipada- no habría apenas clientes.

Gran error.

El comedor de 125 mesas estaba completamente lleno y varias personas hacían fila en la puerta.

Clientes en restaurante Karne Garibaldi.

BBC
El lleno en Karne Garibaldi es casi absoluto durante todo el día.

Pero pareciera que su récord de rapidez se inicia desde la misma entrada, y en poco más de dos minutos, ya estaba dentro. El entrar y salir de personas del local es una constante.

Es decir, que si piensa aprovechar para realizar una llamada o fumar un cigarro mientras espera a ser atendido, definitivamente este no es el momento.

Ya en la mesa, elegir del menú no resulta difícil. Al margen de las entradas, el único plato fuerte es la carne en su jugo, una receta tradicional tapatía -como se conoce a los nacidos en Guadalajara- consistente en pequeños trozos de carne en un caldo condimentado con distintas especias.

El mesero tomó nota de mi pedido: una orden “chica” (85 gramos) de carne y una limonada -que tampoco es plan de abusar-. Y poco después de sacar mi teléfono para mandar algunos mensajes con los que matar el tiempo, un desfile de platos comenzó a ser rápidamente dispuesto en mi mes sin derramar una gota.

Tiempo transcurrido desde que el mesero se fue con mi pedido: 18 segundos.

Cierto, no fueron los 13,5 del récord Guinness. Pero sigue impresionando la velocidad con la que lograron traer la carne junto a una orden de tortillas y un plato de cebollas asadas, y que se sumaron a los totopos con frijoles y elote y salsas que ya había en la mesa cuando llegué.

La coordinación como clave

Llega el mejor momento: probar la comida. Y considerando el tiempo de espera mínimo que obliga a que la comida ya estuviera preparada antes de mi pedido, me hace pensar que la calidad no puede ser demasiado buenaO que, por lo menos, debe estar casi fría.

Segundo gran error del día.

La comida está caliente e increíblemente sabrosa -cierto es que no tengo experiencia previa con otros platos de carne en su jugo para comparar- pero, sin lugar a dudas, es una comida de esas que uno repetiría o recomendaría a un amigo.

Récord Guinness al servicio más rápido del mundo que el Karne Garibaldi expone en su local de Santa Tere.

BBC
Desde 1996, ningún restaurante en el mundo logró bajar de 13,5 segundos para arrebatarle al Karne Garibaldi su récord de servicio más rápido del mundo.

Mientras continúo comiendo con toda la calma del mundo (porque yo no tengo ninguna intención de batir un récord de rapidez), observo el comedor repleto para entender su secreto.

Los 15 meseros que trabajan aquí parecen una de las claves. Se mueven rápidamente de un lugar a otro pero sin llegar a correr, y en algunos casos llevan hasta ocho y nueve plato al mismo tiempo. Usan unas mangas especiales por si llegara a chorrear alguno de los platos, lo que no acierto a ver durante toda mi visita.

Su conexión permanente con la cocina también parece ayudar: todos van equipados con audífonos y micrófono
para alertar desde que el cliente se sienta en la mesa, y con tabletas que les ayudan a enviar las órdenes al momento.

Al margen de este uso de las tecnologías, conocer más sobre la fórmula de su éxito -como la organización en la cocina o la disposición de los platos ya preparados- parece todo un secreto profesional.

“No estamos autorizados a dar más datos sobre el proceso, también por la competencia existente. Pero sin duda, la clave es la coordinación desde que el comensal entra hasta que sale”, reconoce el responsable de comunicación de Karne Garibaldi, Leon Baz.

Restaurante Karne Garibaldi en Santa Tere, Guadalajara, México.

BBC
Desde sus cuatro mesas en 1970, el restaurante en la esquina de la calle Garibaldi de Guadalajara creció hasta las 125 actuales.

Que en la carta solo haya un plato estrella ayuda a reducir tiempo entre fogones. Y la distancia a la que se encuentra nuestra mesa de la cocina, obviamente, también puede marcar esos segundos de diferencia.

Mientras sigo observando (y comiendo), decido pedir una segunda bebida. Y curiosamente, esta vez el servicio se demora cerca de diez minutos. El récord Guinness parece reducirse solo al primer pedido en la visita del cliente.

Con el estómago lleno y 96 pesos (unos US$4,3) menos en el bolsillo sin contar las bebidas, me dirijo a la salida. Antes, paso junto al certificado Guinness que Karne Garibaldi luce orgulloso en un marco y que nadie ha logrado superar.

Si otro restaurante consigue afinar al detalle su coordinación para disminuir los 13,5 segundos de servicio sin perjuicio de la calidad, está invitado a competir con el Karne Garibaldi.

El desafío está abierto desde hace 21 años.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Francisco Sandoval

#SalvemosInternet, la campaña que busca evitar que el IFT pueda bloquearte contenido en la red

La campaña #SalvemosInternet facilita un sitio en donde los usuarios pueden manifestarse contra la iniciativa del IFT.
Francisco Sandoval
6 de febrero, 2020
Comparte

Más de 20 organizaciones de la sociedad civil están haciendo un frente para defender al internet y la neutralidad de la red ante una iniciativa del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que permitiría bloqueos a contenidos de internet, censura, invasión a la privacidad y pondría en riesgo la libertad de expresión.

La coalición Salvemos Internet, integrada por organizaciones, colectivos, empresas y personas por la defensa de la neutralidad de la red, presentó este jueves una campaña que busca frenar el anteproyecto del IFT que faculta a los Proveedores de Acceso a Internet (PAI) a realizar prácticas de priorización pagadas: es decir, les permite suscribir acuerdos comerciales (incluso con aplicaciones, servicios y contenidos de su grupo económico) para dar un trato preferencial al tráfico de sus socios.

De esta manera, los PAI se sitúan como “cadeneros” de internet, favoreciendo o perjudicando a otros de acuerdo a sus intereses privados, dijo en conferencia de prensa Luis Fernando García, director de la organización Red en Defensa de los Derechos Digitales.

De acuerdo con García, con este anteproyecto del IFT, además, se pretende generar barreras de entrada de nuevas aplicaciones, contenidos y servicios. “Este trato discriminatorio tendría un impacto nocivo en el ecosistema de internet, su diversidad y su pluralidad”.

El director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales explicó que estos lineamientos del IFT permiten que “las autoridades ordenen el bloqueo temporal de aplicaciones, contenidos o servicios por situaciones de emergencia y seguridad nacional a solicitud de la autoridad competente, lo que abre la puerta a medidas de censura gubernamental, violatorias del derecho a la libertad de expresión y contrarias a la Constitución”.

Además, los lineamientos no contemplan medidas suficientes de transparencia y monitoreo para evitar y sancionar que las empresas violen la neutralidad de la red.

La campaña #SalvemosInternet facilita un sitio en donde los usuarios pueden manifestarse contra la iniciativa. Solo se necesita ingresar a salvemosinternet.mx, y enviar un comentario en defensa de la neutralidad de la red dirigido al IFT.

¿Qué es la neutralidad de la red?

La neutralidad de la red es el principio por el cual los proveedores de acceso a Internet (PAI) como Telmex, AT&T, Movistar, deben transportar el tráfico de internet sin discriminación por el origen, destino, aplicación, contenido o tipo de datos.

Esto implica que los PAI no pueden bloquear, degradar, perjudicar o favorecer ciertas aplicaciones, contenidos o servicios, por ejemplo, cuando sean parte de su mismo grupo económico, tengan acuerdos comerciales con ellos o sean sus competidores.

¿Por qué es importante?

Con la neutralidad de la red, las y los usuarios eligen libremente qué aplicaciones, contenidos y servicios quieren utilizar, no los PAI y sus socios comerciales.

También permite que las nuevas aplicaciones, contenidos y servicios en internet puedan competir en condiciones de mayor igualdad, sin necesidad de negociar acuerdos con los PAI. De esta manera, se garantiza que internet se mantenga como un espacio que fomenta la innovación sin permiso y la pluralidad.

¿Qué es el anteproyecto y por qué surgen esos lineamientos?

Al reformarse la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el 11 de junio de 2013 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto donde tuvo como propósito, “ beneficiar a todos los mexicanos […] el permitir el acceso de la población a las tecnologías de la información y la comunicación, incluida la banda ancha, así como establecer condiciones de competencia y libre concurrencias en los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, para que de esta manera un mayor número de usuarios accediera a dichos servicios en mejores términos de calidad y precio”.

Es así que el 14 de julio de 2014 se publicó la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), que establece en el artículo 145 emitir lineamientos para la gestión de tráfico y de esta manera crear un instrumento regulatorio que favorezca el funcionamiento continuo del ecosistema de internet.

Sin embargo, el IFT lleva más de cinco años sin emitir los lineamientos, dejando la neutralidad de la red desprotegida en la práctica.

Finalmente, en diciembre de 2019, el IFT publicó el Anteproyecto de Lineamientos sobre Gestión de Tráfico, que busca cumplir con la obligación que establece la Ley, y lo sometió a una consulta pública, abierta hasta el 6 de marzo de 2020.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.