Siéntanse en casa; así recibieron en la prisión a candidatos presidenciales que fueron a debatir
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Siéntanse en casa; así recibieron en la prisión a candidatos presidenciales que fueron a debatir

Siete de los 13 candidatos a la presidencia de Costa Rica acudieron a un debate y a responder preguntas de los internos en una prisión.
AFP
Por Redacción Animal Político
3 de noviembre, 2017
Comparte

“Espero que se sientan en su casa”. Con esta expresión, un preso de la cárcel La Reforma, de Costa Rica, recibió a siete de los 13 candidatos a la presidencia del país centroamericano que acudieron a dicha prisión a debatir y responder las preguntas de los internos.

En un inédito encuentro, los siete aspirantes a la presidencia de Costa Rica se situaron en una mesa en el centro del reciento, mientras los presos de distintas cárceles llenaron las gradas que se instalaron en el penal más grande de aquella nación, ubicado a 15 kilómetros al oeste de la capital San José.

Antes de debatir, los aspirantes pudieron interactuar brevemente con los internos de la unidad carcelaria, que alberga a presos con sentencias leves o que han tenido buena conducta durante su detención.

Costa Rica celebrará elecciones presidenciales el 4 de febrero con 13 candidatos, seis de los cuales no acudieron al debate.

Entre los ausentes estaba el abogado y exministro de Seguridad Juan Diego Castro, segundo lugar en las encuestas de opinión, quien defiende mano dura contra el crimen y critica duramente las políticas para reducir el hacinamiento carcelario.

En el debate organizado por la Universidad de Costa Rica estuvieron presentes el exdiputado Antonio Álvarez Desanti, del opositor Partido Liberación Nacional, favorito en las encuestas, así como el oficialista Carlos Alvarado, exministro de Trabajo.

Gran parte de las preguntas de los presos tenían que ver con sus opiniones sobre la política carcelaria, combate al crimen y mejorar las condiciones de vida de la población general.

El preso Jordan Solano puso en aprietos al candidato conservador Rodolfo Hernández, del Partido Republicano Social Cristiano, al preguntarle qué opinión tiene sobre las relaciones entre personas del mismo sexo y si debían tener los mismos derechos que las parejas heterosexuales.

La interna Shirley Sánchez preguntó a todos los aspirantes qué pensaban de la población privada de libertad. En Costa Rica los presos pueden ejercer el voto.

El aspirante Oscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión, arrancó aplausos de los presos al responder que muchos de los que están detenidos no pertenecen atrás de las rejas, mientras que muchos grandes evasores de impuestos deberían estar presos.

Datos del Ministerio de Justicia indican que Costa Rica, un país de cinco millones de habitantes, tiene una población penal de poco más de 36 mil presos en diferentes grados de detención.

La mayoría de las cárceles del país presentan condiciones inadecuadas y el hacinamiento históricamente ha sido de más de 50%, aunque el actual gobierno ha dicho que lo redujo a 28% con la construcción de nuevas prisiones y la política de penas alternativas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Odebrecht en Panamá: condenan en EU a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli por ayudar con los sobornos de la constructora

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron sentenciados a tres años de prisión tras haber abierto cuentas y creado empresas ficticias para recibir sobornos de la constructora Odebrecht que, según dijeron, tenían como destino a su padre.
21 de mayo, 2022
Comparte

Dos hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli fueron condenados este viernes en un tribunal de Estados Unidos por conspirar para recibir sobornos, supuestamente para su padre, por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares ya se habían declarado culpables del lavado de 28 millones de dólares que, según el abogado de Luis Enrique Martinelli, James Mac Govern, cometieron “por órdenes del padre”.

El juez Raymond Dearie emitió una condena de tres años de cárcel y dos más de libertad vigilada, una pena inferior a la que buscaba la fiscalía de entre nueve y 11 años.

Ya que habían estado detenidos en Guatemala y Estados Unidos desde hace casi dos años, los hermanos Martinelli solo tendrán que pasar 13 meses más en prisión.

El caso inició en 2016, cuando la compañía Odebrecht reconoció haber sobornado con más de 700 millones de dólares a funcionarios de varios países de América Latina para ganar contratos.

El expresidente Ricardo Martinelli no ha sido condenado por ningún delito, pero sigue bajo investigación en Panamá en un caso separado por presunta corrupción relacionada con Odebrecht.

El exmandatario ha rechazado las acusaciones en su contra.

“Para complacerlo”

Tras ser detenidos y acusados, los hermanos Martinelli Linares reconocieron haber creado cuentas bancarias y compañías ficticias para recibir los sobornos durante el mandato de su padre en Panamá (2009-2014).

En 2021, se declararon culpables de un cargo de conspiración de lavado de dinero.

Los hermanos Martinelli Linares en un tribunal de Nueva York

Reuters

“Realmente quería complacerlo, mantenerlo feliz, mantenerlo orgulloso (…) Eso no quiere decir que no soy responsable de mis acciones”, declaró en alusión a su padre Luis Martinelli, en la audiencia de sentencia en el tribunal de Nueva York.

Ricardo Alberto Martinelli también dijo que lamentaba sus acciones y esperaba que su declaración de culpabilidad ayudara a “establecer la rendición de cuentas” en Panamá.

Para los acusados fue “un resultado favorable, muy alejado de las excesivas pretensiones de los fiscales”, dijo el vocero del expresidente Martinelli, Luis Camacho.

La defensa había argumentado que los hermanos Martinelli no deberían pasar más tiempo detenidos porque habían actuado “por órdenes de su padre”, y ya habían pasado casi dos años detenidos en Guatemala y seis meses en Brooklyn.

Ricardo Martinelli

Reuters
El expresidente estuvo un tiempo prófugo, hasta que fue detenido en Miami y extraditado a Panamá.

El juez Dearie dijo que los dos hijos del expresidente habían mostrado durante el tiempo en que delinquieron una actitud “arrogante”.

No obstante, desestimó la petición de hasta 11 años de cárcel que había solicitado la fiscalía, la cual espera que haya un pago de 19 millones de dólares de los 28 millones implicados en el juicio por sobornos de los Martinelli.

Los casos por corrupción protagonizados por la firma Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de procesos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia y México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lJVnwcK0GNM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.