Los sismos de septiembre son los desastres con más víctimas en lo que va del siglo en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Los sismos de septiembre son los desastres con más víctimas en lo que va del siglo en México

El 19S triplicó el saldo de muertos de la epidemia del virus AH1N1, el desastre más letal que hubo hasta septiembre. Le siguen los saldos por lluvias, inundaciones y huracanes.
Foto: Cuartoscuro
Por Arturo Angel
8 de noviembre, 2017
Comparte

El sismo del pasado 19 de septiembre que dejó 360 muertos es el desastre más mortífero de lo que va del siglo en México, mientras que el ocurrido casi dos semanas antes, el 7 de septiembre, es el cuarto más letal en este periodo con 102 víctimas.

Hasta antes de septiembre pasado el peor desastre en cuanto a vidas perdidas según los reportes oficiales era la epidemia del virus A(H1N1) que dejó 116 muertos en todo el país, y de ahí seguían varios huracanes, inundaciones u explosiones. Ningún sismo destacaba como un evento de alta letalidad hasta la llegada de estos dos.

El temblor ocurrido a las 13:14 horas del 19 de septiembre fue de 7.1 grados. Aunque no fue el de mayor intensidad registrado en el país, su epicentro en Axochiapan, Morelos, provocó que golpeara con intensidad zonas densamente pobladas. El resultado oficial: 360 personas que perdieron la vida. Es una cantidad que triplica a la cifra más alta de muertos de un desastre en ese siglo, que era la de la epidemia del virus H1N1.

El sismo se sintió en seis estados; en todos hubo víctimas mortales. Tan solo en la Ciudad de México, las 228 personas que fallecieron serían suficiente para convertir a este sismo en el más mortífero. Pero a eso hay que agregarle 74 muertos en Morelos, 45 personas que perdieron la vida en Puebla, 15 en el Estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca.

Casi dos semanas antes de este temblor, a las 11 de la noche con 49 minutos del 7 de septiembre de 2017 se registró un terremoto de 8.1 grados de magnitud con epicentro en Pijijiapan, Chiapas. En cuanto a magnitud se trata del movimiento telúrico más fuerte registrado en el país desde el terremoto de 1985 que también fue de 8.1 grados.

Este temblor dejó un saldo letal de 102 víctimas mortales. De ellas 82 fueron en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco. Su saldo lo coloca como el cuarto evento más mortífero de lo que va del siglo en el país, detrás del sismo del 19 de septiembre, de la epidemia del virus AH1N1, y del desastre que provocó el efecto combinado de los huracanes Ingrid y Manuel en Guerrero que dejaron un balance de 105 personas fallecidas. En el quinto puesto quedaron las afectaciones que dejaron lluvias torrenciales en cuatro estados en 2001 con un total de 95 fallecidos.


Los dos sismos de septiembre también concentran el mayor número de víctimas desde el registrado en 1985, cuyo balance oficial se estima por encima de los 8 mil muertos. Los más letales después de aquel terremoto habían sido dos en Colima en 1995 y 2003, con 49 muertos y 29 muertos respectivamente, así como el de Oaxaca de 1999 con saldo de 50 fallecidos.

Epidemias, huracanes, frío extremo, explosiones: Los 25 desastres más mortíferos en México

Septiembre letal

Lo de septiembre de este año fue inédito. En menos de un mes, México padeció el primer y el cuarto desastre más mortífero de lo que va del siglo.

Lo que no es inédito es que septiembre es fatídico en materia de desastres naturales letales. Por ejemplo, en septiembre de 2013 se registró el golpe combinado de los huracanes Ingrid y Manuel en Guerrero que dejó 105 muertos. En septiembre de 2001 también se registró una jornada de lluvias torrenciales en cuatro estados que provocó 95 muertos.

También en un mes de septiembre pero de 2006 ocurrió la explosión en la mina Pasta de Conchos en Coahuila. Es otro de los desastres más letales del siglo con un saldo de 66 trabajadores que perdieron la vida.

En septiembre de 2002 ocurrió el golpe del huracán Isidore que dejó un millón 380 mil personas damnificadas. También en los meses de septiembre de 2010, 2013, y 2014 se registraron tormentas y huracanes que provocaron pérdidas económicas superiores a los 23 millones de pesos.

Altos costos

Aunque aún no hay cifras definitivas, los sismos registrados el mes pasado se perfilan para ubicarse entre los de mayor impacto tanto por el número de damnificados así como por los daños materiales.

De acuerdo con el documento Plan de Acción ante Sismos del gobierno federal, los terremotos registrados el 7 y 19 de septiembre dejaron un saldo de doce millones de personas afectadas, entre tres millones de personas que se quedaron sin agua por el primer temblor y seis millones en el segundo.

A lo anterior se suman in millón 856 mil personas afectadas por el corte de energía eléctrica en sus hogares tras el terremoto del 7 de septiembre, así como cuatro millones 885 mil personas más con el mismo daño por el temblor del 19 de septiembre.

Hasta antes de septiembre de 2017, el desastre con el mayor número de damnificados en este siglo, casi 3.5 millones de personas, fue el que provocaron las lluvias torrenciales de junio del 2002 en Nuevo León. Le siguen las precipitaciones que generaron desbordamientos de ríos en Tabasco, con un millón 500 mil damnificados, y el huracán Isidore que golpeó en septiembre de 2002 a Yucatán dejando a un millón 380 mil afectados.

Los daños materiales por los sismos de setiembre aún no se contabilizan, sin embargo, algunos datos preliminares dan idea de su magnitud.

Por ejemplo, ambos eventos provocaron la destrucción total de 50 mil 610 viviendas y daños parciales a otras 127 mil 479; generaron daños terminales en 276 planteles escolares, daños parciales a 5 mil 63 escuelas y afectaciones menores para 10 mil 797 planteles educativos. También ocasionaron que mil 821 monumentos artísticos, arqueológicos e históricos resultaran afectados, entre ellos 242 con daños severos.

Hasta ahora el gobierno no ha precisado un monto exacto del impacto económico que dejaron las pérdidas materiales del sismo pero el pasado 27 de septiembre. La última estimación que dio el presidente Enrique Peña Nieto fue que la reconstrucción total costaría 48 mil millones de pesos.

El desastre natural que más se acerca a este impacto económico en el siglo fueron las lluvias que provocaron el desbordamiento de ríos en Tabasco en octubre de 2007, con pérdidas que ascendieron a los 31 mil 781 millones de pesos.

En pérdidas económicas le siguen las tormentas tropicales Karl y Matthew cuy efecto combinado en septiembre de 2010 ocasionó pérdidas del orden de los 24 mil 579 millones de pesos. Después el huracán Odile, en septiembre de 2014, causó en Baja California Sur un impacto económico de 24 mil 133 millones de pesos; mientras que los huracanes Ingrid y Manuel que también coincidieron pero en septiembre de 2013, dejaron pérdidas por 23 millones 441 mil pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna de AstraZeneca: por qué Reino Unido dejará de ofrecerla a los menores de 30 años

El contexto actual de la pandemia en Reino Unido y la amplia disponibilidad de vacunas permitirá ofrecer a los más jóvenes la vacuna más adecuada posible.
8 de abril, 2021
Comparte

Reino Unido ofrecerá una alternativa a la vacuna de AstraZeneca a los menores de 30 años tras consolidarse su vínculo con la aparición muy poco frecuente de trombos.

A fines de marzo, de 20 millones de personas vacunadas con AstraZeneca en Reino Unido, 79 pacientes sufrieron coágulos y 19 de ellos murieron, según la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Casi dos tercios de los casos fueron mujeres y los fallecidos tenían entre 18 y 79 años, tres de ellos menores de 30.

El regulador británico insiste en que los números no prueban que la vacuna sea la causante de los coágulos, aunque admitió que el vínculo se estaba consolidando.

Mientras, la Agencia Europea de Medicamentos comunicó este miércoles que estos inusuales trombos debían ser incluidos como posibles “muy raros efectos secundarios” de la vacuna de AstraZeneca, y que sus beneficios superaban los riesgos.

Entonces, si el riesgo es tan bajo y las autoridades insisten en que la vacuna está salvando miles de vidas, ¿por qué Reino Unido recomienda no ofrecerla a los menores de 30?

Riesgo y beneficio

Logo de AstraZeneca con jeringuillas.

Getty Images
La vacuna de AstraZeneca ha estado en el punto de mira varias semanas por vincularse casos de trombos como posibles muy raros efectos secundarios.

Primero hay que reiterar que ninguna vacuna o medicamento está libre de riesgos. La pregunta clave es determinar si beneficia más de lo que perjudica.

La propia píldora anticonceptiva, en general, aumenta seis veces la probablidad de desarrollar un trombo.

Los últimos datos siguen demostrando que la vacuna de AstraZeneca es muy beneficiosa, incluso asumiendo que estos trombos son causados por la misma, lo cual no está confirmado todavía.

El riesgo de morir por un trombo tras vacunarse es increíblemente pequeño, de uno entre un millón, según estimaciones de los datos disponibles en Reino Unido.

Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1.000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Sin embargo, el balance entre riesgo y beneficio en los menores de 30 años no es tan amplio, dado que los pacientes en este rango de edad son mucho menos propensos a morir o enfermar de gravedad por covid.

Pero incluso en este grupo de población el compuesto de AstraZeneca sigue aportando muchos más beneficios que riesgos.

Personal sanitario en Reino Unido con una inyección de la vacuna de AstraZeneca.

PA Media
La vacuna de AstraZeneca sigue aportando mayores beneficios que riesgos a cualquier grupo de edad y está salvando miles de vidas.

Solo que otras vacunas, en este caso, pueden ser una mejor apuesta.

“Mientras más te acercas a una persona de 20 años, sin culpar su estado de salud, más debes pensar sobre estos efectos secundarios muy raros. Los riesgos y beneficios quizás se aproximen a la paridad”, explicó el doctor Chris Witty, jefe médico de Inglaterra.

Puede que los titulares de los últimos días y el torrente de información sobre los efectos secundarios de las vacunas preocupen, pero hay que pensar que son una probabilidad extremadamente baja.

Normalmente, el ser humano no piensa en lo que hace o deja de hacer solamente en función de los riesgos.

Por ejemplo, hacer 400 kilómetros en auto implica una entre un millón de probabilidades de morir en un accidente. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros pensamos esto antes de ponernos a manejar?

Otros riesgos de la covid-19 en los menores de 30

Analizar los riesgos y beneficios, en este caso con AstraZeneca, no solo debe limitarse a la probabilidad de morir o no por coronavirus, según explica el jefe de estadísticas de la BBC Robert Cuffe.

“Alrededor de un cuarto de personas en cuidado intensivo con covid-19 también acaban desarrollando algún trombo producto de la infección”, señala Cuffe.

Paciente hospitalizado en Londres, Reino Unido.

Getty Images
Muchos pacientes ingresados con coronavirus también desarrollan trombos como consecuencia de la infección.

A eso se le suma la probabilidad de sufrir lo que se conoce como “covid de larga duración” o “covid crónica”, en que algunos de los síntomas de la enfermedad persisten durante varias semanas o meses.

“Y la covid persistente es más probable que afecte a treintañeros que a pacientes con 70 años”, explica Cuffe.

Un balance “complejo”

Frente a la posibilidad de sufrir uno de estos muy poco frecuentes efectos secundarios, autoridades médicas e individuos deberán tomar la decisión de equilibrar pros y contras.

“Analizar el balance de riesgos y beneficios puede ser muy complejo”, explicó al programa de radio Today de la BBC David Spiegelhalter, del Centro Winton de Comunicación de Riesgos y Evidencia de la Universidad de Cambridge.

“Para los jóvenes, el beneficio directo de la vacuna es menor. Entonces es inevitable que este balance se incline en algún contexto determinado”, añadió el experto.

En el caso de Reino Unido, al actualmente haber tan poco virus circulando, se optó por inclinar la balanza y ofrecer una vacuna alternativa a los menores de 30.

“Pero en otro contexto, con más virus circulando y sin otras vacunas disponibles, la recomendación sería distinta“, asegura Spiegelhalter.

El experto también insiste en que los jóvenes, aunque ellos mismos no sufran las peores consecuencias del virus, estando inoculados ayudan a evitar más muertes de pacientes con mayor riesgo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.