EPN promulga la Ley de Seguridad Interior; SCJN decidirá su constitucionalidad, dice
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Presidencia

EPN promulga la Ley de Seguridad Interior; SCJN decidirá su constitucionalidad, dice

Ante el rechazo de organizaciones ciudadanas, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que no hará uso de las facultades previstas en la Ley de Seguridad Interior, hasta que se pronuncie sobre ella la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Presidencia
Por Redacción Animal Político
21 de diciembre, 2017
Comparte

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, promulgó este jueves la Ley de Seguridad Interior, aunque no emitirá la declaratoria de protección para alguna zona, prevista en esa legislación, hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronuncie sobre su constitucionalidad.

“Soy consciente de que este ordenamiento, que habré de promulgar esta tarde, es especialmente sensible, para la vida pública del país. Por eso no emitiré declaratoria de protección de seguridad interior en los términos de esta ley, hasta que el máximo tribunal decida sobre su constitucionalidad”, mencionó el mandatario mexicano durante la 43 Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación será el árbitro legitimado constitucionalmente para tomar una resolución definitiva”, agregó sobre la Ley que ha sido rechazada por organizaciones de defensa de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, al acusar que militariza el país y abre la puerta a violaciones de las garantías de los ciudadanos, además de delegar en el Ejército la tarea de seguridad pública, relegando a las fuerzas civiles.

Peña Nieto mencionó que, aunque no emitirá alguna declaratoria de protección prevista en la ley, “ello no significa que dejará de haber intervención de la Federación en materia de seguridad pública, en auxilio de los estados que hoy lo necesitan”.

El espíritu de la Ley, defendió Peña Nieto, da certeza jurídica a la actuación de las fuerzas armadas en la preservación de la Seguridad Interior, y al mismo tiempo establece límites al uso discrecional de las mismas.

“La ley deja claro, y esto es muy importante, que en ningún momento se exime a las autoridades locales del cumplimiento de sus responsabilidades, además las obliga a llevar a cabo un programa de fortalecimiento de las capacidades institucionales que permita finalizar con el apoyo subsidiario de las autoridades federales”, dijo el presidente.

No obstante, continuó Peña Nieto, durante la discusión en el Congreso “distintas organizaciones de la sociedad civil, colectivos de derechos humanos y académicos han expresado, que a su criterio, el contenido de la ley es inconstitucional”, de ahí que haya decidido esperar a que la SCJN se pronuncie, antes de usar las atribuciones previstas en la Ley de Seguridad Interior.

En un comunicado, el Colectivo #SeguridadSinGuerra, conformado por más de 250 organizaciones de la Sociedad Civil y más de 100 personas, acusó que con la promulgación de la ley el presidente Peña Nieto cerró “un lamentable ciclo de imposición, opacidad, simulación y alejamiento con la sociedad civil”, desdeñando el diálogo que él mismo solicitó.

“Si el Presidente tiene dudas acerca de constitucionalidad de la ley, lo responsable habría sido hacer las observaciones pertinentes al Poder Legislativo, como lo marca la Constitución, y no promulgar una ley peligrosa y que considera de dudosa  constitucionalidad”, señaló el colectivo #SeguridadSinGuerra. 

“Hoy es un día muy triste para la nación, pero sus ciudadanos estaremos a la altura del reto que implica construir un Estado de derecho a pesar de un gobierno que desprecia a la Constitución y socava a sus instituciones”, agregaron.

 

Este jueves, el director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, entregó a Peña Nieto una carta, en la que le pidió escuchar a la sociedad civil y vetar la Ley de Seguridad Interior, aunque minutos después el mandatario anunció que la promulgaría.

“Se está optando por un modelo ajeno a la seguridad ciudadana al tratar de implementar la Ley de Seguridad Interior en lugar de fortalecer a las instituciones policiales”, señaló el documento del Observatorio.

En tanto, Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, lamentó la promulgación de la Ley de Seguridad Interior.

“Es lamentable que el Presidente haya decidido promulgar la Ley de Seguridad Interior a pesar de las múltiples evidencias en su contra y negándose a escuchar a organismos internacionales de derechos humanos que han advertido de las graves consecuencias de la presencia de las fuerzas armadas en las calles”, dijo.

Añadió que es un grave retroceso para los derechos humanos en el país, que cambiará el término de relación entre el Estado y la ciudadanía y advirtió que se ha puesto en evidencia que el ejercicio democrático de debate y escucha de las voces ciudadanas y expertas no existe.

“Enrique Peña Nieto ha perdido la oportunidad de mostrar su respeto por los derechos humanos de millones de mexicanas y mexicanos, emitiendo una ley que los pone en grave peligro.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El puente entre México y EU bajo el que duermen más de 10 mil migrantes

Miles de personas esperan en un campamento improvisado bajo el puente internacional que conecta a Ciudad Acuña (México) con Del Río (Texas) a que procesen sus solicitudes de asilo.
18 de septiembre, 2021
Comparte

El puente que conecta Del Río (Texas) con Ciudad Acuña (México) se ha convertido en un campamento improvisado con más de 10,000 personas que han cruzado masivamente la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes duermen bajo el puente en penosas condiciones, tras haber cruzado las aguas heladas del río Bravo, a la espera de que las autoridades procesen sus solicitudes de asilo.

El campamento improvisado tiene pocos servicios básicos y algunos migrantes, que soportan temperaturas de hasta 37°C, están regresando a México a por suministros.

Los migrantes son en su mayoría haitianos, pero también hay algunos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, dicen los informes de las autoridades.

Muchos de ellos forman parte de una ola más grande de migrantes que se dirigen al norte, gran parte de los cuales llegaron a Brasil y otras partes de Sudamérica tras el terremoto de 2010, informa el Washington Post.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. Se bañan en el río Grande cerca del Puente Internacional entre México y EE. UU., Donde esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Migrantes que buscan asilo en EE.UU. se bañan en el río Bravo (río Grande), en la frontera con México.

“Un caos”

Según dijo a Reuters el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, más de 10,500 migrantes se encontraban bajo el Puente Internacional de Del Rio el jueves por la noche.

Ramsés Colón, un solicitante de asilo afrocubano de 41 años que trabajó en Perú para ahorrar dinero para el viaje, dijo que el campamento de Del Río es un “caos”.

“Te quedas ahí entre miles con tu boleto, esperando tu turno”, le dijo al Washington Post. Se refiere a los boletos con números que las autoridades entregan a los migrantes mientras esperan a ser procesados.

“Parada temporal”

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que estaba aumentando la dotación de personal en Del Río para facilitar un “proceso seguro, humano y ordenado”.

MAPA

BBC

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, agregó.

Se les proporcionó agua potable, toallas y baños portátiles, agrega el comunicado.

Afluencia récord

Desde que asumió la presidencia en enero, Joe Biden, quien prometió reformar la inmigración estadounidense, ha creado un grupo de trabajo para reunificar a los niños migrantes con sus familias, ha detenido la construcción del muro fronterizo de Donald Trump y ha pedido revisiones de los programas de inmigración legal cancelados por su predecesor.

Pero también está experimentando una afluencia récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, incluidos cientos de niños no acompañados, que están detenidos en centros estadounidenses.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. descansan cerca del Puente Internacional entre México y EE.UU. mientras esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Los migrantes deben esperar su turno para que su solicitud de asilo sea procesada.

La llegada de migrantes ha crecido significativamente en las últimas semanas.

El mes pasado, las autoridades estadounidenses arrestaron a más de 195.000 migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del gobierno publicados el miércoles.

Y en julio el número de personas detenidas en la frontera superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según muestran las cifras de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.