No detengan el rescate: familia peleó por hallar el cuerpo de Enrique tras colapso de obra en Mérida
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

No detengan el rescate: familia peleó por hallar el cuerpo de Enrique tras colapso de obra en Mérida

El rescate ocurrió a pesar de que el gobierno de Yucatán concluyó el rescate de personas el mismo día del incidente, apenas tres horas después del colapso.
Foto: Cuartoscuro
Por Paul Antoine Matos
13 de diciembre, 2017
Comparte

La exigencia de la familia de Enrique Javier Torres Hernández, trabajador fallecido en el derrumbe de la construcción del Paseo 60, un complejo de hoteles y centro comercial en Mérida, Yucatán, logró que se encontrara su cuerpo, el quinto, entre los escombros.

Ocurrió a pesar de que el gobierno de Yucatán concluyó el rescate de personas el mismo día del incidente, el pasado lunes 4 de diciembre, apenas tres horas después del colapso, con el saldo de cuatro obreros fallecidos.

Minutos antes de las 18 horas de ese día, según la versión oficial, una grúa golpeó con una viga parte de la estructura de una de las construcciones, por lo que los siete pisos ya construidos colapsaron parcialmente.

Cerca de las 10 de la noche, las labores de rescate cesaron con cuatro cuerpos rescatados. Al día siguiente, el director de Protección Civil, Aarón Palomo Euán, dijo que “se levantaron los escombros, pero ya no hubo más personas”.

Tras la declaración del funcionario, la familia de Torres Hernández exigió, frente a la construcción, que se reiniciaran las labores de rescate para dar con el hombre de 47 años que acudió a trabajar al lugar de la obra. Fue entonces que los servicios de rescate retornaron al lugar para la localización del cuerpo.

Solicitaron a la empresa y las autoridades estatales la lista de registro de entrada y salida de los trabajadores de obra, pero no se les otorgó. Afirmaron que Torres Fernández estaba desaparecido y podría haber quedado sepultado entre los escombros, luego de que reconocieran la bicicleta azul de Enrique a través de una malla de protección que daba al interior de Paseo 60.

Su último día fue trabajando

El día del derrumbe en la construcción, Enrique Javier se despidió de su esposa para ir a trabajar. Vivía en el fraccionamiento Juan Pablo II, al poniente de Mérida; por la tarde acudió a una lonchería cercana en donde compró tres tortas para llevar, porque tenía mucho trabajo, le dijo a la encargada del negocio.

Cerca de las 5 de la tarde, cuando la mayoría de los 200 trabajadores terminaron labores, él y un número aún desconocido de compañeros, decidieron quedarse a trabajar horas extra, de acuerdo con su hermana, Vilma Torres Fernández.

17:45 horas: una grúa habría golpeado con una viga la estructura de concreto, lo que provocó la caída parcial de la obra, según el reporte de la Fiscalía estatal.

En su búsqueda, la familia recorrió hospitales y la morgue del Servicio Médico Forense sin encontrarlo.

Vilma Torres señaló que, tras enterarse de que las labores de búsqueda concluyeron ese mismo día por la noche, decidieron exigir el reinicio del rescate.

“Queremos el cuerpo de mi hermano, vivo o muerto, pero queremos saber dónde está. ¿Por qué lo esconden? ¿Por qué no dicen la verdad?”, expresó su hermana un día después del derrumbe.

derrumbe Mérida

La bici de Enrique fue lo que permitió confirmar a su familia que estaba en el lugar del derrumbe.

Horas vitales desperdiciadas

18 horas: una ambulancia y un  médico forense entran a la zona del derrumbe. Desde afuera, el olor a metano del cadáver se sintió.

La Fiscalía confirmó un muerto más –minutos más tarde se confirmaría que se trataba de Torres Fernández– a quien los familiares fueron a reconocer tras esperar más de un día.

La dependencia presumió que se trabajaba “sin descanso desde el día de los hechos”, con elementos del cuerpo de Bomberos y paramédicos, pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública y el escuadrón K9 de la Fiscalía.

Esto, pese a que la Fiscalía había declarado que a las tres horas del operativo de rescate se habían concluido las acciones.

Al solicitar la razón de por qué se retiraron los servicios de rescate tres horas después del derrumbe, la dirección de Comunicación Social del gobierno yucateco respondió que dichas labores de rescate no finalizaron el lunes.

“El comunicado se refiere a las declaraciones de Aarón Palomo, coordinador de Protección Civil con relación al personal a su mando”, respondió la dependencia, quien sostuvo que militares, policías y bomberos continuaron la búsqueda de vida bajo los escombros.

Conductor de grúa comparece ante Fiscalía

Los obreros reconocieron que algunos de sus compañeros son de otros municipios de Yucatán o incluso de otros estados, por lo que sus familiares podrían desconocer del accidente.

Eusebio Moo Tec, secretario general de Terraceros y Trabajadores de la Construcción, de la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM), dijo que “ni una familia más se ha presentado a reclamar a un desaparecido”.

Mencionó que no se han encontrado heridos en hospitales. El operador de la grúa, así como las empresas involucradas en la construcción, acudieron a declarar el viernes  8 de diciembre a la Fiscalía. El expediente no se libera al conocimiento público por ley, y será desahogado durante las audiencias ante un juez.

La Fiscalía reconoció que los trabajos de rescate continúan en el lugar y que hasta que no quede nada más que indagar en los escombros, se removerán.

Los hoteles que se construyen en Paseo 60 son el NH y el City Express Plus, además de 25 espacios comerciales. Se establece ahí por la cercanía del Centro Internacional de Congresos, Powered by Samsung, el proyecto principal de la administración del gobernador Rolando Zapata Bello.

El predio dónde se construye es propiedad de Inmobiliaria La Brea, según el Registro Público de la Propiedad de Yucatán. Para la obra se utiliza concreto prefabricado por la empresa Predecón.

La dirección en la que aparecen la Inmboliaria La Brea y Edifictun coinciden con la empresa AEI, que comercializa artículos eléctricos e industriales. En el Registro Público de la Propiedad aparece el empresario Víctor Manuel Abraham Palomo.

Entre los inversionistas del proyecto se encuentra José Chapur Zahoul, vicepresidente del Consejo Nacional Turístico.

Familiares esperan justicia

Una representante de las empresas La Brea y Edifictun, quien pidió el anonimato, declaró que tienen contacto con los familiares de los fallecidos, y que están en la disposición total de proveer el apoyo que necesiten.

Expresó que no pueden dar más información, porque hacerlo podría provocar que se tergiversaran las investigaciones de las autoridades estatales.

Hasta ahora, la familia asegura que no han sido atendidos por la empresa para los gastos funerarios y el seguro de vida, y están a la espera de que terminen los trabajos de rescate para que las autoridades definan la responsabilidad, entonces decidirán a quien pedir la indemnización.

De acuerdo con la empresa, será la propia Fiscalía, por medio del seguro, quien se hará cargo de los afectados y sus trabajadores.

“Me consta que los trabajadores sí tenían seguro porque la orden para el jefe de seguridad era que el que no tuviera seguro no pasa a la obra”, aseguró el líder sindical Moo Tec.

Las otras cuatro víctimas del derrumbe son Eder Maury Vázquez Moo y Audomaro Ek Ac, yucatecos de 22 y 42 años respectivamente; Casimiro Bustos Hernández, veracruzano de 26 años y José Raymundo Guillén González, de 56 años y originario de la Ciudad de México. Todos murieron por politraumatismo secundario a aplastamiento, según los servicios forenses, y en ningún caso se logró contactar a sus familiares.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué las noches se están calentando más rápido que los días

Los científicos están entendiendo cómo la variación de las temperaturas nocturnas y diurnas puede afectar no sólo al ambiente, sino también nuestro entendimiento sobre el clima.
31 de julio, 2021
Comparte

Las temperaturas nocturnas están aumentando de forma más acelerada que las diurnas, con impactos significativos en el clima y el medio ambiente.

Es un patrón que científicos y expertos del clima han observado en los últimos años en todo el planeta, con una posible relación con eventos climáticos extremos, como la ola de calor que está afectando al noroeste de Estados Unidos y parte de Canadá.

Esto ocurre porque el incremento de las temperaturas mínimas, normalmente las que ocurren durante las horas en las que no hay sol, se están acelerando en comparación con las temperaturas máximas, usualmente diurnas.

Es decir, noches más cálidas. Lo que contrasta con la idea de que las noches son generalmente más frescas.

Es lo que algunos científicos llaman “asimetría de calentamiento”, y pasa porque el efecto del incremento de las temperaturas no es uniforme en todo el planeta todo el tiempo.

Con temperaturas máximas récord, el foco de atención se ha centrado este año en el domo de calor en Norteamérica, un evento del tipo “solo uno en 1.000 años” y “virtualmente imposible” si no fuese por el efecto de la acción humana sobre el ambiente, según dijo la red World Weather Attribution.

Pero no todo se trata de medir cuánto suben las temperaturas máximas. Los científicos le están poniendo un ojo a las variaciones en las temperaturas mínimas, un detalle que sería crucial para entender el cambio climático.

Un hombre se refresca en Vancouver durante la ola de calor en Canadá

Reuters
En Norteamérica, la gente aprovechaba cualquier opción con tal de refrescarse de las extremadamente altas temperaturas

Máximas y mínimas

El pasado junio ha sido, desde que se llevan registros, el junio más caluroso en EE.UU. y Canadá, con cientos de muertos y afectados por el calor extremo.

El calor se intensificó entre finales de junio y principios de julio en forma de domo de calor, el cual elevó las temperaturas en ambos países como nunca antes.

En Columbia Británica, Canadá, se registró una máxima histórica de 49,6ºC, más de cuatro puntos por encima del récord nacional de 45ºC.

En Portland, Oregón, un estado conocido por su clima lluvioso, también se registraron máximos históricos durante tres días seguidos: 46,1ºC, 44,4ºC y 42ºC respectivamente. Los incendios forestales en este estado han quemado casi 150 mil hectáreas, provocando miles de evacuaciones.

Pero aunque las temperaturas máximas sorprendieron (y preocuparon) a los expertos, en el rango de las temperaturas mínimas también hubo cambios.

Según los datos de la Oficina Nacional de Administración Oceanográfica y Atmosférica, solo en la última semana de junio se rompieron los récords de temperatura máxima unas 1.328 veces en todo EE.UU.

Esta cifra obedece a las medidas diarias que registra cada una de las estaciones de medición desplegadas a lo largo y ancho de ese país.

Pero en contraste, en lo que respecta a las temperaturas mínimas, se rompieron los récords máximos unas 1.602 veces.

Gráfico de cambios en temperaturas máximas

BBC
Gráfico de cambios en temperaturas mínimas

BBC

“Hay una tendencia global a que las temperaturas nocturnas aumenten a un ritmo más rápido que las diurnas”, dicen científicos del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente de la Universidad de Exeter en Inglaterra.

Era lo mismo que había advertido el Informe Especial de Ciencia del Clima en 2018 al asegurar que las temperaturas mínimas promedio estaban aumentando “a un ritmo ligeramente más alto que las temperaturas máximas promedio”, un patrón que estaba siendo observado en distintos puntos del planeta.

De hecho, las temperaturas mínimas inusualmente más cálidas se están volviendo cada vez más comunes en EE.UU., según más datos de la NOAA.

¿Por qué aumentan las temperaturas por las noches?

Daniel Cox, del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente, explica por qué las temperaturas nocturnas cambian a un ritmo distinto que las diurnas.

Él y un equipo de científicos estudiaron las temperaturas máximas y mínimas por día y hora entre 1983 y 2017 a partir de los datos otorgados por la NOAA.

“La exploración de la variación en las temperaturas se ha centrado principalmente en las medias diarias, mensuales o anuales. Sorprendentemente se le ha prestado poca atención a la variación en las tasas a lo largo del ciclo diario”, reza el estudio, publicado en la revista Global Change Biology.

Después de analizar los datos, los científicos encontraron que 54% de la superficie terrestre había experimentado una asimetría de calentamiento mayor a 0,25ºC entre el día y la noche.

“Los aumentos de CO2 en la atmósfera y otros gases de efecto invernadero están aumentando las temperaturas máximas y mínimas con mayor tendencia por las noches. Pero las direcciones en las que se producen estos cambios varía dependiendo del lugar y el momento del día”.

Gráfico emisión de CO2 en toneladas

BBC

No solo eso. También hallaron que un mayor aumento en las temperaturas nocturnas estaba relacionado con la humedad y la generación de nubes.

“Encontramos que en aquellas regiones donde había un incremento de nubes, la temperatura nocturna aumentaba más rápido que la diurna. Mientras que un aumento de las temperaturas diurna estaba relacionado con regiones más secas”, explica Cox.

Esto ocurre porque las nubes actúan como “una manta”, empujando el calor hacia abajo y atrapándolo en la superficie terrestre. A más calor en la superficie, más vapor de agua en el aire, que a su vez atrapa más calor.

En zonas sin nubes, en cambio, el clima se vuelve más seco y caliente durante los días, pero la temperatura disminuye por las noches al “liberarse” el calor.

¿Se relaciona esto con eventos climáticos extremos como las olas de calor?

Para Cox, olas de calor tan extremas como las vistas en Norteamérica son eventos muy específicos que hay que estudiar con mayor detalle, mientras que él y su equipo analizaron los datos correspondientes a 35 años.

Sin embargo, Cox dice que su estudio es una primera aproximación y que quedan muchas preguntas por responder para entender cómo incluso los pequeños cambios que ocurren en el planeta tienen grandes implicaciones.

“A medida que aumenten los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera, los eventos extremos serán cada vez más comunes. Pero las temperaturas no aumentan de forma lineal”.

Que las temperaturas sean más altas por las noches puede tener implicaciones directas sobre el medio ambiente como, por ejemplo, la fotosíntesis y la respiración de las plantas, según Cox.

Pero también tendrá efectos negativos entre las personas. Mayores temperaturas nocturnas significa que la tierra no tiene suficiente tiempo para enfriarse. Esto significa también que nuestros cuerpos no pueden refrescarse, especialmente durante picos de calor extremo.

Si el cuerpo no se aclimata a la temperatura, pueden producirse mareos, náuseas, desmayos y sudoración. Y en casos extremos puede producirse un golpe de calor, lo que requiere ayuda médica.

Gráfico variación temperaturas anuales

BBC

Entender el cambio climático

El planeta se ha calentado aproximadamente unos 1,2ºC desde que comenzó la era industrial. Y 2020 ha sido el segundo año más caluroso de la historia desde que se tienen registros, superado solo por 2016.

De continuar con las proyecciones de calentamiento, tal como aumentan las temperaturas, el planeta podría superar el umbral de 1,5ºCentre 2030 y 2052, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

Los científicos han estado tratando de predecir cómo el cambio climático puede afectar al planeta.

Inundaciones en Europa, 2021

EPA
La ciencia no ha podido predecir las inundaciones en Alemania y Bélgica

Pero eventos tan extremos como el domo de calor y las inesperadas inundaciones en Alemania y Bélgica están haciendo pensar a los expertos que las proyecciones se están quedando cortas y que las consecuencias del cambio climático estén haciéndose sentir antes de lo esperado.

Sin embargo, Cox cree que hay un lado positivo en todo esto y que analizar las variaciones de temperaturas por horas puede ser de utilidad.

“Al considerar el cambio climático de forma temporal durante el ciclo diario, podemos evaluar con mayor precisión el cambio climático y la amenaza que representa”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gkjLnmiDu20

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.