close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Procesados califican bien nuevo sistema penal; audiencias son efectivas y jueces sí ponen atención

Un estudio muestra que los procesados bajo el nuevo sistema califican mejor la actuación de los jueces, aunque aún hay puntos débiles que urge mejorar.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
5 de diciembre, 2017
Comparte

La calidad en los procesos penales ha mejorado gracias al nuevo sistema penal: los jueces están atentos a los procesos y asisten a las audiencias, señalan personas procesadas bajo este esquema.

La percepción de que ahora los jueces sí están presentes y ponen atención a la audiencia, es tres veces superior respecto a las personas enjuiciadas con el sistema antiguo.

Se trata de los resultados preliminares de un estudio que la organización internacional especializada, “World Justice Project”, lleva a cabo sobre el funcionamiento del sistema penal acusatorio en México, y cuyo informe completo se dará a conocer el próximo mes de enero. Se trata del primer diagnóstico independiente basado en datos duros sobre el funcionamiento del nuevo sistema penal.

Para obtener estos resultados preliminares la organización analizó la experiencia de más de 60 mil personas procesadas bajo el sistema antiguo y bajo el sistema nuevo. Sus opiniones fueron recabadas por INEGI como parte de la Encuesta Nacional de Personas Privadas de la Libertad. Los resultados se distribuyeron en tres variables.

Se preguntó a los internos si los jueces estaban atentos a sus audiencias. Entre 20 y 25% de los reos procesados bajo el viejo sistema respondieron que el juez estuvo atento siempre o la mayoría de las veces a su audiencia. En cambio cerca del 70% de los procesados bajo el nuevo sistema penal acusatorio señaló que los jueces sí estaban atentos a las audiencias. En comparación la diferencia es de más del triple.

También se cuestionó a los internos si sus audiencias eran grabadas en audio o video para dejar constancia de los hechos. En el viejo sistema apenas un 10% de los procesados dijo que esto sí ocurría;  en el nuevo sistema penal número subió al 60%.

Un tercer cuestionamiento es si el juez estaba presente en la audiencia, una situación que en teoría debería ocurrir siempre pero que en la práctica no era así, con casos de jueces delegando en sus secretarios su presencia en una audiencia.

Solo entre el 25 y 30% de los procesados con el viejo sistema respondió que el juez estaba siempre o casi siempre presente en su audiencia. En cambio, arriba del 70% de los procesados con el nuevo sistema penal acusatorio respondieron que, en efecto, el juez del caso siempre está presente.

Si se toman en cuenta las tres variables, en promedio, la percepción de los procesados es tres veces más positiva que con el viejo sistema de justicia.

Evaluación debe ser con datos, no con quejas

Layda Negrete, abogada experta en temas de justicia penal e integrante del “World Justice Project”, se pronunció a favor de que se haga una revisión al funcionamiento del nuevo sistema penal acusatorio en el país, pero sostuvo que este debe partir de datos duros y estudios, y no solo de opiniones de funcionarios que se escudan en él para justificar malos resultados en temas de seguridad.

Negrete dijo que evaluaciones como las que presentará el “World Justice Project” en 2018 permitirán conocer las experiencias positivas que el nuevo sistema penal ya está dejando y son una realidad, además de los aspectos que no funcionan y urgen mejorar.

“Pero decir que el sistema no funciona, que es responsable del incremento de la violencia como lo ha hecho el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera es hablar al aire. Mejor vamos a entrarle y a buscar los datos que nos muestren cómo está funcionado. Pero no se vale opinar sin sustento” señaló.

Mancera ha insistido en que el recrudecimiento de la violencia en la Ciudad de México y en otras partes del país se debe a que el nuevo sistema penal permite que, por ejemplo, personas detenidas con armas no vayan a prisión automática y puedan quedar en libertad. Esto, según el Jefe de Gobierno, ha ocasionado que estén en las calles persona que deberían estar en prisión. Por ello él y otros gobernadores y funcionarios han pedido modificaciones legales.

El Sabueso de Animal Político verificó en dos ocasiones que era falso que hubiera una relación entre el incremento de homicidios con la liberación de detenidos por portación de armas bajo el nuevo sistema.

Negrete consideró que hablar de reformas legales sin una evaluación integral de lo que puede o no estar funcionando es peligroso, sobre todo cuando hay resultados positivos, como el de la calidad de los procesos.

“No podemos vender que vamos a estar mejor con medidas que nos lleven al pasado. El pasado no funcionaba, ahí están los resultados que nos llevaron a reformar el sistema penal. Un paso que era indispensable y a que no se le puede dar marcha atrás” dijo Negrete.

Amparos, víctimas desatendidas y otros obstáculos

Expertos y funcionarios que participaron en el IX Foro Nacional sobre Seguridad y Justicia, realizado el 29 de noviembre en la Universidad Panamericana, identificaron una serie de problemas que enfrenta el nuevo sistema de justicia penal tras su implementación, y plantearon algunas medidas para resolverlos.

De acuerdo con las conclusiones del foro, los puntos de mayor relevancia son los siguientes:

Problemas en el trámite de denuncias. La mayoría de las procuradurías tiene problemas en levantar con celeridad las denuncias. Urge mayor capacitación y mejorar procedimientos en este punto. Además se propone que los policías puedan recibir denuncias y presenten a detenidos en flagrancia directamente ante un juez, no al Ministerio Público.

Víctimas desatendidas. Falta mucho trabajo para brindar una atención de calidad a las víctimas y ofrecerles mecanismos de auxilio y de soluciones alternas de conflictos. Es importante desarrollar nuevos modelos de gestión.

Sistema penal desconocido. La sociedad en general sigue sin conocer el nuevo sistema penal y al contrario, solo recibe las malas opiniones de gobernadores y otras personas. En ese sentido se propuso impulsar mayores campañas de socialización del nuevo modelo.

Investigación rebasada. Un vicio del viejo sistema que continúa en el actual, es que las fiscalías del país están rebasadas en sus capacidades de investigación. Urge analizar nuevas metodologías que permitan despresurizar el sistema.

Pobre comunicación interinstitucional. Los expertos alertaron que las distintas dependencias encargadas de operar el nuevo sistema en el país tienen problemas de comunicación y en consecuencia de coordinación. Por ello se sugiere fomentar el uso de tecnología informática que posibilite estrategias de coordinación interinstitucional en el Sistema de Justicia Penal.

Verdadera política de persecución criminal. En el Foro se concluyó que el país carece, en los hechos, de una política clara que defina cuales son los delitos prioritarios hacia los que deben concentrarse los esfuerzos de prevención y combate. Por ello se propone una política de persecución que defina ello y que además esté sometida a mecanismos de control ciudadano.

-Amparos incompatibles. En muchas ocasiones el uso inadecuado del amparo se está convirtiendo en un obstáculo para el funcionamiento del nuevo sistema de justicia en el país. Por ello los expertos proponen revisar la Ley de Amparo y en su caso modificarla para que no vaya contra los principios del Sistema Acusatorio, definiendo los límites y alcances que debe tener dentro de un proceso penal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 efectos en México del T-MEC, el tratado que remplaza al TLCAN

El tema que queda pendiente es el conflicto por los aranceles que impuso EU a las importaciones de acero y aluminio.
23 de junio, 2019
Comparte

Después de tensas negociaciones que se extendieron por más de un año, Canadá, Estados Unidos y México firmaron el T-MEC, el acuerdo de libre comercio que reemplaza al TLCAN.

Tras la firma por los líderes, el siguiente paso antes de su entrada en vigor es la ratificación por parte del poder legislativo de los tres países.

El de México ya hizo su parte. El acuerdo queda pendiente de los de Canadá y Estados Unidos.

El siguiente paso es que el tratado sea aprobado por los congresos de México, Estados Unidos y Canadá.

BBC Mundo te cuenta cuáles son algunos de los posibles efectos en México de este nuevo tratado.

1. Industria automotriz

El acuerdo incluye cambios en las reglas de origen de la industria automotriz.

Con el TLCAN, se exigía que un 62,5% de la producción de un automóvil ligero fuera hecha en alguno de los tres países para tener acceso a aranceles preferenciales. Pero con el T-MEC se elevó al 75%.

Fábrica de automóviles en Estados Unidos.

Getty Images
El nuevo acuerdo exige que el 75% de un vehículo debe ser fabricado en uno de los tres países para no pagar aranceles.

“El golpe no es para México”, le dice a BBC Mundo sobre este punto Pablo Ruiz Nápoles, profesor de la Facultad de Economía de la La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las empresas estadounidenses establecidas en México compran actualmente autopartes a fabricantes de China y Corea. Bajo los nuevos términos, tendrían que comprar mayor cantidad de insumos a alguno de los tres países que integran el acuerdo.

Por otro lado, EE.UU. logró que entre un 40% y 45% del automóvil fabricado dentro de los tres países deba ser producido por trabajadores que ganen al menos US$16 por hora.

Esta cláusula pretende incentivar a las empresas estadounidenses para que se instalen en EE.UU.

Si eso ocurre, podría afectar a la creación de empleo en México en este sector. Sin embargo, es un factor aún incierto.

2. Farmacéuticas

En el sector farmacéutico se aumentaron las barreras de acceso a los medicamentos genéricos y biocomparables.

En la práctica, las farmacéuticas mexicanas quedan más protegidas en relación a la competencia que supone el ingreso de medicamentos genéricos.

De este modo, se mantiene (o incluso podría encarecerse) el precio final para los consumidores, puesto que los genéricos suelen ser más baratos que los medicamentos de marca.

3. Derechos laborales

El nuevo tratado contempla un anexo en el que los tres países se comprometen a adoptar y cumplir normas y prácticas laborales conforme a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo.

Sin embargo, no está claro cómo ese compromiso se va a traducir en acciones concretas.

Hay ciertas disposiciones que México deberá cumplir antes del 1 de enero de 2019, como establecer en sus leyes laborales el derecho de los trabajadores a participar en actividades de negociación colectiva y crear organismos independientes para el registro de elecciones sindicales.

Trabajadores en México

Getty Images
El pacto incluye algunas modificaciones a la legislación laboral en México.

¿Novedades?

Mientras el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto expresó su satisfacción con las condiciones acordadas entre los tres países, voces críticas aseguran que en realidad el nuevo pacto no contiene muchas novedades.

“No veo aspectos nuevos que sean beneficiosos para los mexicanos. Algo positivo es que salvamos cosas que en el TLCAN nos beneficiaban y que Trump quería eliminar”, afirma el economista Ruiz Nápoles.

En el sector energético, “no hay mayores cambios en telecomunicaciones o la industria petrolera”, afirma.

Lo mismo ocurre con la agricultura, explica, dado que “Estados Unidos podrá seguir vendiendo el maíz a un precio más bajo porque está subsidiado”.

Plantación de maíz

Getty Images
El maíz ha sido históricamente fuente de controversia entre México y Estados Unidos.

En otra área, el tratado incorpora una cláusula que establece que los integrantes del pacto deben informar a los otros miembros sobre sus intenciones de iniciar un tratado de libre comercio con algún país que no opere bajo condiciones de libre mercado.

El acuerdo contempla que cualquiera de las tres partes implicadas puederescindir el tratado en caso de que uno de los integrantes no cumpla con esta cláusula.

Analistas apuntan a que esta condición podría haber sido impulsada por EE.UU. para restringir acuerdos con países como China, si bien no fue reconocido oficialmente por ninguno de los países firmantes.

*Esta nota fue publicada inicialmente en noviembre de 2018 y actualizada con motivo de la ratificación del tratado por parte del Senado de México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0&t=62s

https://www.youtube.com/watch?v=0purUYIfql8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.