¿Sientas a tu perro a comer en la mesa? ¿Le pones vestido? Volverlo tu perriijo tiene consecuencias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Sientas a tu perro a comer en la mesa? ¿Le pones vestido? Volverlo tu perriijo tiene consecuencias

"Tratar como humano a un perro o gato, desdeñando sus propias formas de comunicación, organización social y reglas de convivencia, limita su bienestar", indicó un académico de la UNAM.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
3 de diciembre, 2017
Comparte

¿Le hiciste un fiesta de cumpleaños a tu gato? ¿Has visto cómo pasean a perros en una carriola?

No está mal darle cariño a tu mascota, pero de acuerdo con un especialista de la UNAM, las personas que tienden a humanizar a sus animales de compañía terminan causándoles daño.

Tratar como humano a un perro o gato, “desdeñando sus propias formas de comunicación, organización social y reglas de convivencia, limita su bienestar al generarles un alto grado de ansiedad”, dijo Moisés Heiblum, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ).

Esa situación, agregó, se ha vuelto común, “debido a que cada vez hay más personas sin hijos o familias que tienden a mitigar su soledad con animales, a los que proveen del afecto que no pueden brindar a sus posibles descendientes”.

Lo que ocurre es que los animales son convertidos “en miembros fundamentales de la familia y se les integra a actividades propias de los humanos; esto es perjudicial para ambas partes, pues al pretender que se comporten como personas se deposita en ellos expectativas fuera de contexto, que coartan su adecuado desarrollo”.

Un ejemplo, apuntó, es el de un perro que está todo el tiempo con su dueño

“Se crea apego excesivo, y cuando no está, el animal puede sufrir de ansiedad por separación, que se manifiesta con ataques de pánico que lo motivan a destruir objetos, vocalizar, orinar y defecar dentro de la casa”, comentó Heiblum.

“Al regresar y ver el desorden, el dueño piensa que el animal lo hizo en venganza por haberlo dejado solo, lo regaña y lo trata como si entendiera las circunstancias, cuando en realidad el perro está expresando ansiedad porque la figura que le aporta seguridad no está disponible”, agregó.

Los animales, dijo el especialista, aprenden de las consecuencias de sus acciones, los perros son verdaderos analistas del costo-beneficio de su conducta, así que si les reditúa, tratarán de repetirla.

“Por ejemplo, si se suben al sillón es porque el dueño se los ha permitido sin establecer límites o reglas, pero si un día quiere bajarlo por la fuerza, el perro gruñe y muestra los dientes, amedrentando a la persona; entonces, el animal aprendió que de esa manera puede quedarse en ese espacio”, explicó.

“Muchos dueños los integran a rituales o costumbres como celebrar su cumpleaños, o hacerlos partícipes de bodas y eventos que no necesitan ni comprenden. No tiene caso sentarlos a la mesa con un pastel o ponerles un vestido de princesa, porque son situaciones incómodas e incomprensibles para ellos”, agregó.

Para que las mascotas tengan un estado de bienestar, apuntó, “es necesario cubrir ciertas necesidades básicas: no tener hambre ni sed; contar con un lugar para resguardarse del ambiente; estar libres de dolor, enfermedades y miedo; tener la libertad de expresar su comportamiento normal y realizar actividades apropiadas a su especie”.

Además, se les debe enseñar a ganarse las cosas buenas de la vida. “Sin ningún tipo de violencia o sometimiento, se les debe instruir con tres o cuatro comandos a través de refuerzo positivo, para que cada vez que quieran algo ‘paguen’ para conseguirlo”, señaló Heiblum.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

En qué etapa está el resto de vacunas contra el coronavirus, además de la de Pfizer

Hay 47 vacunas que están en etapa clínica —es decir, siendo probadas en humanos—, y 155 en etapa preclínica —siendo probadas en laboratorios—, según la información más actualizada de la Organización Mundial de la Salud.
9 de noviembre, 2020
Comparte

Se ha dado un paso importante en la lucha contra el coronavirus, según un anuncio que hizo Pfizer este lunes sobre la vacuna que está desarrollando contra la covid-19.

La farmacéutica dijo que la vacuna que está probando junto con BioNTech es eficaz en más de un 90% y evita que las personas contraigan la enfermedad, según un análisis preliminar.

La vacuna ha sido probada en 43.500 personas en seis países y hasta el momento no ha ocasionado ningún problema grave de salud.

Los pacientes necesitan dos dosis de la inyección, con tres semanas de intervalo.

Los ensayos —efectuados en Estados Unidos, Alemania, Brasil, Argentina, Sudáfrica y Turquía— muestran que la protección del 90% se logra siete días después de la segunda dosis.

Aunque hasta la mañana de este lunes la compañía no había publicado los datos de su estudio, ni tampoco este nhabía sido revisado por pares (científicos independientes), Pfizer y BioNTech planean solicitar una aprobación de emergencia para usar la vacuna antes de fines de noviembre.

Mientras esto sucede y entre los llamados a la cautela de muchos expertos, ¿qué otras vacunas contra el coronavirus se están desarrollando en el mundo?

Etapa final

La vacuna de Pfizer y BioNTech es la primera en arrojar resultados tan avanzados.

Pero decenas de vacunas contra la covid-19 están siendo desarrolladas en todo el mundo.

Foto referencial de vacunas contra el covid-19, según la OMS.

Reuters
Se están desarrollando alrededor de 200 vacunas contra el covid-19, según la OMS.

En total, hay 47 vacunas que están en etapa clínica —es decir, siendo probadas en humanos—, y 155 en etapa preclínica —siendo probadas en laboratorios—, según la información más actualizada de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 3 de noviembre.

De las que se encuentran en etapa clínica, hay otras 9 vacunas, además de la de Pfizer y BioNtech, en la fase tres o en la etapa final de prueba.

Se esperan anuncios de los resultados de estas vacunas en las próximas semanas y meses.

Los siguientes laboratorios o grupos son los que ya están en la tercera fase de pruebas de sus vacunas y ya están reclutando voluntarios para esta etapa o monitoreando sus efectos en humanos:

  • Sinovac y el Instituto Butantan de Brasil: vacuna basada en una versión inactivada del virus que está siendo probada o se probará en Indonesia, Brasil y Turquía.
  • Instituto Wuhan de Productos Biológicos y Sinopharm de China: vacuna basada en una versión inactivada del virus que está siendo probada en Emiratos Árabes Unidos y Marruecos.
  • Instituto de Productos Biológicos de Pekín y Sinopharm de China: vacuna basada en una versión inactivada del virus, en pruebas en Emiratos Árabes Unidos y Argentina.
  • Universidad de Oxford y AstraZeneca en Reino Unido: vacuna basada en una versión no replicante de un adenovirus, el virus que causa el resfriado común, en Brasil, Estados Unidos, India y Rusia.
  • CanSino con el Instituto de Biotecnología de Pekín, China: vacuna basada en una versión no replicante de un adenovirus, en Rusia y Paquistán.
  • Instituto de Investigación Gamaleya de Rusia: vacuna basada en una versión no replicante de dos adenovirus, en Rusia y Bielorrusia.
  • Janssen (de Johnson & Johnson: basada en una versión no replicante de un adenovirus, en EE.UU., Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Sudáfrica.
  • Novavax. de EE.UU.: vacuna basada en proteínas del SARS-CoV-2 que está siendo probada en EE.UU. México y Puerto Rico.
  • Moderna de EE.UU.: basada en el ARN del coronavirus, que está en pruebas en EE.UU.

Ensayos interrumpidos

La Universidad de Oxford y AstraZeneca tuvieron que suspender los ensayos en octubre después de que un voluntario muriera en Brasil.

Gráfico de cuántas vacunas están siendo evaluadas en el mundo

BBC

Días después, la Universidad de Oxford afirmó que “una cuidadosa evaluación” no había encontrado problemas de seguridad en la vacuna experimental.

La BBC entiende que eso se debió a que probablemente la persona fallecida no había recibido la vacuna.

Los ensayos se habían interrumpido también en septiembre después de que se reportara un efecto secundario en uno de los voluntarios en Reino Unido. Las pruebas se se reanudaron días después, tras concluirse que era seguro hacerlo.

La empresa Johnson & Johnson también interrumpió temporalmente los ensayos clínicos de su vacuna, Janssen, en octubre “por la enfermedad inexplicable” de un participante del estudio que se realiza en EE.UU. Días después anunció que reanudaría las pruebas.

Aproximadamente la mitad de los voluntarios en los ensayos reciben la vacuna real, mientras que la otra mitad recibe una vacuna autorizada contra la meningitis.

Ni los participantes ni sus familiares saben cuál es en realidad la que reciben.

Normalmente pueden pasar 10 años desde el desarrollo inicial de una vacuna hasta su distribución masiva. Pero para la covid-19 hay un esfuerzo global para reducir ese periodo a solo 18 meses sin renunciar a los estándares de seguridad.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.