close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zenaido Sánchez

Previo a su desaparición, el periodista Agustín Silva se negó a declarar a favor de presuntos criminales

De acuerdo con el padre del reportero desaparecido, la defensa de los detenidos por un operativo militar se puso en contacto con Agustín, quien ocasionalmente colaboraba en temas policiacos.
Zenaido Sánchez
Por Redacción Animal Político
25 de enero, 2018
Comparte

Agustín Silva, periodista desaparecido en Oaxaca, fue contactado por la defensa de presuntos delincuentes, detenidos tras un operativo militar, para que declarara a su favor, de acuerdo con información revelada por el padre del reportero.

“El 16 de enero, mi hijo estuvo presente trabajando durante un operativo de personal militar que aseguró armas y detuvo a tres personas en Matías Romero. Unos días después una persona que se identificó como parte de la defensa de los detenidos le pidió declarar a favor de los detenidos. Agustín se negó y dijo que sólo se atendría a lo que había escrito y que no colaboraría”, dijo Lucio Silva, padre del periodista a la organización Artículo 19.

De acuerdo con su padre, este operativo confiscó más de un kilo de droga, un arma R-15 y vehículos ligados a presuntas actividades ilícitas, por lo cual considera que está relacionado a la desaparición de Agustín, quien ocasionalmente colaboraba en temas policiacos con El Sol de Istmo.

“Eso (la relación del operativo con la desaparición) es lo más probable, por el contacto que tuvo un licenciado (de la defensa de los detenidos) con mi hijo, que lo hizo firmar un documento, fuera de todo cuadrante de ley”, relató en entrevista con Animal Político.

Lucio, también es periodista y cuenta que desde que Agustín siempre lo acompañó a coberturas desde que era pequeño, motivo por el cual también lo conocen en la ciudad de Matías Romero, ubicada en la región del istmo.

Lucio asegura que la tarde del domingo 21 de enero, aproximadamente a las 18:30 horas, fue la última vez que vieron a Agustín, quien antes de salir, dijo que visitaría a una fuente que le revelaría información sobre una investigación, pero nunca regresó.

De acuerdo con información recabada por Artículo 19, amigos de Lucio Silva reportaron haber visto a Agustín en un bar. Cerca de las 21:30 horas, el reportero respondió a su padre que estaba por dejar el lugar para regresar.

La desaparición de Silva fue reportada desde el pasado 22 de enero por sus familiares y Artículo 19. Mientras que las autoridades encontraron su auto abandonado en el poblado de Morrito, en el municipio de Asunción Ixtaltepec, en los límites con Veracruz.

La Fiscalía de Oaxaca dijo este martes 23 de enero que ya abrió una carpeta de investigación y que se puso en contacto con la familia del periodista.

“Ya tenemos varios líneas de investigación. Desde temprano estamos trabajando con la familia en la búsqueda de Agustín”, dijo el fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconselos Méndez.

El caso de Agustín es el más reciente de 24 desapariciones de periodistas en México desde 2003, de acuerdo con un informe de Artículo 19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

5 claves para conseguir tus ambiciones en el trabajo (y cómo evitar que se vuelvan tóxicas)

En las empresas ser ambicioso suele ser una característica positiva que te permite escalar posiciones y conseguir tus metas. Pero la ambición también tiene una lado oscuro que puede transformarla en un arma de doble filo.
Getty Images
16 de septiembre, 2019
Comparte

La ambición en el mundo corporativo es una de las cualidades más requeridas para el éxito profesional.

Muchos de los ejecutivos que ocupan un cargo de alta jerarquía han sido motivados por la ambición de conseguir lo que se han propuesto.

Pero cuidado: también puede ser un arma de doble filo.

Entre quienes promueven las actitudes ambiciosas está Rachel Bridge, autora del libro “Ambición: por qué es bueno querer más y cómo conseguirlo”.

“Es como poner una bandera en la tierra, dejar una marca”, le dice a la BBC.

“Todas las grandes cosas que han ocurrido en el mundo han sido motivadas por la ambición de alguna persona”, apunta.

Muchas investigaciones en psicología motivacional arrojan luces sobre cómo conseguir tus ambiciones en el trabajo y también en la vida.

Peter Gollwitzer, psicólogo de la Universidad de Nueva York, de Estados Unidos, ve la ambición como una forma de comprometerse con lo que se quiere conseguir y, para eso, dice que es importante focalizarse en objetivos específicos y no tratar de abarcar demasiado.

Hombre mirando por la ventana

Getty Images
Algunos expertos recomiendan afinar el foco y evitar tener demasiadas metas.

“Si tienes demasiadas metas en distintas áreas, no te vas a sentir feliz. Estarás molesto la mayor parte del tiempo”.

Mientras que para Neel Burton, profesor de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, una manera de evitar que te consuma la ambición es reconocer que hay una vida más allá de lo que te has propuesto como objetivo.

Luego de entrevistar a varios expertos, estos son 5 pasos que puedes seguir para conseguir tus ambiciones en el trabajo (sin morir en el intento).

Paso 1: Gratitud

“La ambición es menos tóxica cuando, incluso sin ella, la vida aún merece ser vivida”, dice Burton.

Básicamente, se refiere a apreciar las cosas buenas del pasado y del presente, sin que la ambición te destruya internamente.

“Vivir con ambición puede ser vivir con miedo y ansiedad, salvo que esa ambición sea aliviada con gratitud”, agrega.

Paso 2: Compromiso

“Si tienes ambición es clave que te comprometas”, explica Peter Gollwitzer.

“No puedes plantearte un objetivo y sentarte a esperar que ocurra”.

Mujer saltando entre dos rocas

Getty Images
“Si tienes una ambición es clave que te comprometas”, dice Peter Gollwitzer, psicólogo de la Universidad de Nueva York.

“Tienes que actuar y para eso lo mejor es diseñar un plan”, explica.

Otro aspecto importante, agrega, es evitar la dispersión.

“Si te comprometes con demasiadas metas en distintas áreas, no te vas a sentir feliz. Estarás molesto la mayor parte del tiempo”.

Paso 3: Discreción

“Ten cuidado con decirle a la gente sobre tus ambiciones”, argumenta Gollwitzer.

Puede ser que cuentes la historia de la nueva meta que te has propuesto y que la gente reconozca tu intención.

El problema con eso, explica, es que varios estudios en psicología motivacional han demostrado que algunas personas se sienten satisfechas con ese reconocimiento y dilatan la puesta en práctica de los pasos para conseguirla.

Hombre con traje en la calle

Getty Images
En algunos casos vivir con ambición puede llevarte a vivir con miedo y ansiedad.

“Si la gente te reconoce, puedes llegar a creer que lo lograste y darte un descanso”.

En definitiva, es mejor evitar los elogios mientras estás tratando de alcanzar el objetivo.

“Incluso el solo hecho de hablar de tu intención de lograr algo reduce tu energía para lograr el objetivo”, sostiene el experto.

“Haz las cosas, no hables”.

Paso 4: Elige bien a tu pareja

A primera vista elegir bien a tu pareja podría parecer algo que no está directamente relacionado con la ambición laboral.

Nada más alejado de la realidad. Algunos estudios muestran que la decisión de tener o no tener hijos y las características de la persona que tienes a tu lado, influyen en el desarrollo de tu carrera.

El punto es que muchas personas, cuando se convierten en padres, redefinen las prioridades de su vida y le dan menos importancia a la progresión de su carrera.

Eso no quiere decir que las personas con hijos son menos ambiciosas, pero lo que se ha demostrado es que muchas veces cambian o adaptan su enfoque.

Familia

Getty Images
La familia influye directamente en tus ambiciones laborales.

Por otro lado, es común que los hombres y las mujeres con altos cargos directivos tengan una pareja que no está empeñada en escalar lo más alto posible dentro de una empresa.

Aunque no es imposible, es difícil encontrar dos directores ejecutivos de grandes firmas viviendo juntos.

En ese sentido, es más fácil que prospere una relación entre un ambicioso o una ambiciosa, con alguien cuyas metas laborales no son el centro de su vida.

Paso 5: Disfruta de tu ambición o cámbiala

“Si no disfrutas tratando de conseguir una meta, no lo hagas”, dice la autora Rachel Bridge.

“Puedes terminar sintiéndote como esos ratones que corren y corren en el mismo lugar”.

La sociedad donde vivimos nos impulsa a conseguir un mejor salario, una mejor posición, un mejor trabajo, explica.

“Pero las cosas se pueden complicar si se te olvida por qué estás tratando de conseguir lo que quieres”.

¿Es malo ser ambicioso?

Depende. Puede ser positiva cuando te impulsa a conseguir tus metas, pero negativa si te domina.

Neel Burton dice que la ambición se relaciona con el reconocimiento, con el deseo de distinguirse por sobre los demás.

Trabajadores en oficina

Getty Images
Hay personas ambiciosas que viven constantemente frustrados.

Pero, “si fuéramos la última persona que queda en la Tierra, ser ambicioso tendría poco sentido o ninguno”.

El investigado de Oxford sostiene que las personas muy ambiciosas suelen ser sensibles al fracaso y por eso experimentan “una constante insatisfacción o frustración”.

“La gente ambiciosa siempre quiere más. Y nunca consiguen su objetivo, porque cuando lo logran, inmediatamente crean otro más alto”.

¿Qué pasa cuando lo que ambicionas no está en el trabajo?

No toda la ambición es laboral. También existe la ambición por otro tipo de vida fuera de los muros de una oficina.

Joe Udo, ingeniero, dejó su carrera a los 38 años para convertirse en un padre que está en la casa y un bloguero.

“Estaba estresado. El trabajo estaba afectando mi salud física y mental”, dice.

“La cultura corporativa esta hecha para promover la ambición y creo que la ambición es buena para mucha gente, pero no para mí”.

*Este artículo es una adaptación de un episodio del programa de radio de la BBC Business Daily.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.