Arte tzotzil de exportación: comercio ético impulsa a artesanas indígenas en Chiapas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Proyecto Impacto Consultores, AC

Arte tzotzil de exportación: comercio ético impulsa a artesanas indígenas en Chiapas

Una iniciativa destaca las habilidades de las artesanas chiapanecas e inserta su trabajo en un cadena comercial justa, sin perder sus tradiciones.
Proyecto Impacto Consultores, AC
Por Nayeli Roldán
28 de enero, 2018
Comparte

Rosa Gómez Ruiz tiene 25 años, es delgada y carga a su bebé de un año de edad en un rebozo amarrado a la espalda; sus hijos mayores, de cuatro y dos años, estarán con la abuela por unas horas. Porta un suéter negro que desentona con los bordados morados y azules de la vestimenta tradicional de la comunidad —este le sirve para aguantar los 6 grados de temperatura que alcanzan las mañanas de enero en Aldama, un municipio en Los Altos de Chiapas—. Aunque dice estar acostumbrada al frío extremo o al sol recalcitrante, su piel guarda estragos del clima que la hacen ver mayor a su edad.

En el municipio de Aldama hay 5,072 habitantes y 97.3 por ciento de ellos están en situación de pobreza, es decir, 4,899 personas ni siquiera tienen lo indispensable para vivir, como alimentación o vivienda con drenaje y luz eléctrica. Si alguien enferma, solo puede ir a una de las dos unidades médicas disponibles; pero si el padecimiento es más grave, deben trasladarse hasta Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado, a más de dos horas de distancia.

Rosa es uno de los 2,100 adultos que solo estudió la primaria y no pudo avanzar a la secundaria para completar la educación básica. Aun así, tuvo más suerte que el 28 por ciento de la población del lugar, unos 689 habitantes, que no saben leer ni escribir. Ella es de las pocas que sabe español y lo habla bien, aunque con menos fluidez que el tzotzil, su lengua materna.

Con otra decena de mujeres, Rosa acudió a una reunión con una diseñadora de modas y una pequeña empresaria de San Cristóbal de las Casas que vende ropa para niños con bordados tradicionales en la zona turística. Desde hace cinco años, las mujeres tzotziles hacen artesanías que se comercializan en otras regiones del país a través de un modelo de trabajo llamado “comercio ético”.

Se trata de un esfuerzo impulsado por Proyecto Impacto Consultores, AC, una organización que funciona como puente entre las artesanas y los interesados en comprar y vender los productos artesanales, con la condición de respetar los conocimientos de las mujeres e involucrarlas en el proceso de diseño de cada pieza y de pagar su trabajo por hora.

Así, por ejemplo, mientras las artesanas vendían un cojín de 50 centímetros con brocados hechos en telar de cintura por 150 pesos en la zona turística de San Cristóbal de las Casas, ahora lo cotizan en 600 pesos. Es un modelo laboral que, refieren, valora y respeta su trabajo.

Bordado con sello propio

Rosa aprendió a tejer desde los siete años, cuando su madre le hizo un telar de cintura a su tamaño. En su comunidad el conocimiento del tejido se pasa de generación en generación entre las mujeres: primero, porque cada una confecciona la ropa que usa y, segundo, porque el tipo de brocado y los materiales utilizados en sus prendas sirve para distinguir a una comunidad de otra.

El brocado en Aldama es de formas geométricas diminutas que forman animales o paisajes en faldas color azul marino de lana y huipiles y blusas negras o rojas. A diferencia del bordado, donde se forman los diseños sobre una prenda terminada, en el telar de cintura se crean las formas durante el tejido. Los hilos se acomodan de forma vertical y en ellos se entrelazan otros más para formar mariposas, ranas o flores.

Si bien el estilo de bordado es característico de las comunidades, cada mujer imprime su propio sello en las prendas que comercializa. Por eso es que cada pieza es una creación distinta a los diseños tradicionales que utilizan a diario las mujeres de la comunidad.

La organización Impacto se propuso crear un modelo laboral en el que se preserve el conocimiento ancestral en las comunidades y donde, al mismo tiempo, las mujeres aprovechen sus habilidades para obtener ingresos y su trabajo sea valorado en la cadena comercial. Así se constituyó en 2013 con un objetivo principal: combatir la brecha de la desigualdad en regiones de Chiapas, estado donde ocho de cada 10 personas viven en pobreza.

El proyecto se aboca a crear una plataforma en la que existe un intercambio de conocimientos, estrategias y vinculación entre las comunidades y el sector comercial para crear una cadena de valor. La organización imparte talleres en tres aspectos: técnico-productiva, con capacitaciones en color y tendencias, desarrollo de producto o diseño participativo; capacitación para el desarrollo humano con cursos de empoderamiento, liderazgo o equidad de género y capacitación de negocios, con talleres sobre comercialización o cadena de valor.

Adriana Aguerrebere, directora de Impacto, explica que la apuesta es por el “desarrollo y empoderamiento de mujeres”. Esta estrategia busca “ayudar a las mujeres a generar otras capacidades y herramientas para crear estos sistemas de emprendimiento social sanos así como generar una cadena de valor”.

En el sector comercial, Impacto busca dar herramientas para que las artesanas reconozcan el valor de su trabajo y tomen decisiones de mercado que las beneficien. “Ellas tienen un patrimonio, tienen un conocimiento profundo sobre el telar de cintura o pedal, y nosotras nada más les damos estas herramientas para explotar este conocimiento y crear un producto que puede ser mucho más vendible desde un punto de vista más occidental”.

Al tiempo de que las artesanas preservan el patrimonio, aprenden otras herramientas de producción e innovación de producto y logran el acercamiento a vínculos comerciales que sean directos en su mayoría con el “consumidor ético”, es decir, aquel que valora el trabajo de las artesanas, reconoce la riqueza histórica de cada brocado y está dispuesto a pagar por ello.

Para determinar el precio de los productos, Impacto “contextualiza el mercado local regional”, tomando en cuenta los salarios para otros oficios y con el ingreso familiar; además, se toma como base el salario mínimo. “Sabemos perfectamente que eso no alcanza ni para la canasta básica, pero (el pago) no puede estar por debajo de eso”. Por ello el pago determinado por hora es de 15 pesos mínimo, dice Aguerrebere.

Sin embargo, la organización vincula a las artesanas con diseñadores y pequeños empresarios que comercializan los productos y, dependiendo del mercado al que van dirigidas y las exigencias en el terminado de los productos, el pago puede ascender hasta 35 pesos por hora, sobre todo con marcas internacionales.

La directora de Impacto explica que ellos validan que las artesanas reciban un pago mínimo por hora, Y justo por su trabajo.

En Aldama formaron un grupo de una docena de mujeres que trabaja con Impacto. Ellas han hecho productos para la marca Carmen Rion, con sede en la colonia Condesa, en la Ciudad de México. La diseñadora elige el tipo de bordado y solicita el tipo de productos: ropa, manteles o cojines. Cada artesana tiene su propio estilo y si alguno de sus diseños es elegido obtiene el pago, porque cada una trabaja a su tiempo y, según determinó la asamblea, lo justo es que quien trabaje más, gane más, afirma Micaela Ruiz.

A veces las diseñadoras proveen los hilos y las mujeres solo tejen. Así, por ejemplo, una artesana tarda 15 horas en hacer una blusa talla 1 para niña en telar de cintura y le pagan 250 pesos. En San Cristóbal de las Casas los turistas regatean tanto que el mismo producto lo vendían en 80 pesos.

Además de acordar el precio por el tiempo laboral, Impacto creó una metodología para unir a las artesanas con las diseñadoras y complementar ambos conocimientos. Las artesanas que deciden participar en alguno de los pedidos primero dibujan algo que les gusta, sin importar que no sean los brocados tradicionales. Hacen animales o paisajes, combinación de colores, figuras geométricas.

Con ellas, las diseñadoras eligen aquellas que funcionen para alguna colección, como el caso de la marca Andrea Velazco para hacer un número de piezas específicas que se venden en alguna tienda. Ana Pérez, de la comunidad de San Juan Cancuc, por ejemplo, dibujó un conejo y su diseño quedó plasmado en un huipil color salmón por el que ganó 700 pesos y la prenda se comercializa en 3,000 pesos, aproximadamente.

El esposo de Ana trabaja en el campo y por cada cosecha de café gana 10,000 pesos, pero es todo su ingreso en 365 días; es decir, unos 27 pesos al día, porque el maíz y frijol que cosechan es solo para autoconsumo. Lo que ella gana alcanza para comprar leche o carne, que no forma parte de su dieta diaria.

Proyecto Impacto Consultores, AC

Los diseños que hacen las artesanas se comercializan en una tienda de Guadalajara y en la Ciudad de México especializadas en diseño mexicano y las artesanas ganan 18 pesos por hora. “El corazón de la colección es su inspiración. Su mundo, en medio de la naturaleza, está trasladado en las prendas y eso solo ellas lo pueden hacer”; después cada prenda se adecua a diseños más occidentales como chalecos o blusas, dice la diseñadora Andrea Velazco.

Roxana Cuello creó la marca Lek-Lek especializada en ropa para bebés y niños con la idea de hacerse de un negocio familiar y fomentar el trabajo de las artesanas. Desde 2014 abrió una tienda en San Cristóbal de las Casas y las prendas son diseños de artesanas de Aguacatenango, San Juan Chamula, Amatenango, Aldama y San Juan Cancuc.

En estos cuatro años, dice Roxana, el negocio ha crecido y beneficiado a todos. “La clave del éxito es hacer una buena conexión para las mujeres artesanas y tomarlas en cuenta en todo el tema de diseño, que se sientan parte del equipo”.

Plagios y protección

La forma de trabajo de Impacto es una buena práctica que intenta, sobre todo, respetar y empoderar a las mujeres artesanas. Sin embargo, existen ejemplos de abuso y plagios de los diseños de las comunidades. Impacto ha detectado al menos nueve casos de plagio de brocados tradicionales por marcas reconocidas como Isabel Marant con las blusas de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca y Pahuatlán, Puebla. Rapsodia con el diseño de las blusas de San Antonino Castillo Velasco, en Oaxaca, y Madewell copió el huipil de San Andrés Larráinzar, Chiapas.

La marca Pineda Covalín plagió los tenangos de Doria, Hidalgo, igual que Mara Hoffman y Mango. La firma Zara también usó los bordados de Aguacatenango, Chiapas, e Intropia copió los diseños de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, Oaxaca.

Sin embargo, en México no existe ningún instrumento jurídico que pudiera defender a las comunidades indígenas por el plagio de los brocados y bordados tradicionales porque ninguno de ellos está registrado bajo el derecho de autor. Es decir, no pueden demandar la propiedad porque en la ley no es de nadie.

Esto abre un debate que contrapone ambos mundos porque mientras uno protege al individuo, en los pueblos originarios la convivencia busca el bien comunitario, advierte la profesora de Oakland University Technology, de Nueva Zelanda, Diana Albarrán González.

“Hay un encuentro de mundos en donde las ideologías de Occidente, la propiedad, la creación pertenece a una sola persona, pero los pueblos originarios de todo el mundo hablan de colectividad (por lo tanto), no pueden registrar algo que no les pertenece como persona sino como comunidad”, explica la especialista que realiza un doctorado sobre la descolonización del diseño con artesanos indígenas en México para el consumo ético.

Proyecto Impacto Consultores, AC

No existe ningún instrumento en el mundo que proteja a los pueblos indígenas de estas prácticas “depredadoras”, pero en Guatemala, por ejemplo, el Movimiento Nacional de Tejedoras Mayas propuso un proyecto de ley que busca reconocer “la propiedad intelectual colectiva” de los pueblos indígenas, en un intento por protegerse de otro despojo, como consideran a los plagios de sus diseños; pero hasta el momento no se ha concretado. En Colombia funciona “la denominación de origen”, igual que en México con el tequila, por ejemplo, pero no se ha avanzado en los textiles.

“Jurídicamente es poco probable en protección al derecho patrimonial”, asegura el especialista en derecho del Tecnológico de Monterrey, Carlos Blanco, porque no podría determinarse quién es el primer autor de una obra como los textiles tradicionales. “Para determinar la titularidad del derecho de autor habría que ver el origen. Una opción podría ser propiedad colectiva, pero al no encontrar el origen, ahí es donde se rompe el derecho y (complica) a quién le damos la titularidad del derecho”, dice Blanco.

Sin embargo, existe una posibilidad de defensa a través de tratados internacionales del patrimonio cultural, que apela al derecho moral de los autores. Es decir, si una marca utiliza algún diseño tradicional la marca no tendría que pagarle, pero sí hacer un reconocimiento público sobre la comunidad de origen.

El debate también pasa por una discusión ideológica porque la propiedad intelectual podría considerarse como otra forma de “colonizar”, explica la experta Albarrán González. Por eso “lo que quiere hacer Guatemala empieza a explorar una vía para protegerse de externos que depredan”, porque no es lo mismo que entre comunidades se “copien” a que una transnacional produzca en masa.

La protección, además, no solo se trata de instrumentos jurídicos, sino también de defensa social. Los casos de plagio ocurridos el año pasado, por ejemplo, se visibilizaron en redes sociales y eso también es una manera de “educar al consumidor” porque si se denuncia que alguna marca internacional vende productos plagiados, los consumidores tienen la opción de elegir comprar o no.

Educar al consumidor es acercarlo a estos significados, el valor de los brocados tradicionales, a saber cuántas horas cuesta hacer una prenda y así “visibilizar a los artesanos y que sus procesos para que valoren”, dice Diana Albarrán.

Las paisanas

En San Juan Cancuc se vive en “alta marginalidad”, según las mediciones de pobreza. En 2015 ocupó el lugar 116 de 118 municipios en la escala estatal de rezago social porque la mitad de las viviendas tienen piso de tierra y pocas tienen drenaje o poseen refrigerador.

Aquí está la cooperativa X-Chilul Pak, el grupo de trabajo Las Paisanas, que se autollaman así porque las 16 mujeres que participan son de la misma comunidad. Ellas comenzaron a recibir capacitaciones desde 2016 y consiguieron un pequeño financiamiento a través de un programa de proyectos sustentables.

En asamblea decidieron abrir una tienda donde se ofertan los productos de todas. El espacio está construido con madera y muestra en maniquíes las blusas o vestidos con el tipo de brocado de la comunidad, pero más ceñidas o con colores distintos a los rosas tradicionales.

Con la organización Huellas que trascienden consiguen crédito de hilos, no en efectivo, pero les es muy útil y con la venta de las prendas “vamos ahorrando para comprar material y así vamos cada año haciendo más piezas para la tienda”, explica Juana Hernández, líder de la organización.

“Tenemos que checar cuál color se vende más o qué brocado”, así, cada artesana va adecuando sus diseños a las demandas del mercado. Cada una también gana de acuerdo con lo que trabaja y vende en la tienda o en los pedidos con los diseñadores y tiendas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

10 eventos que marcaron la década de 2010 en el mundo

Los años 2010 estuvieron llenos de memorables acontecimientos complejos de resumir.
29 de diciembre, 2019
Comparte

Guerras, tensiones, avances (y retrocesos) en los campos de la ciencia, la tecnología y la salud, preocupación por el clima, crisis políticas y una nueva forma de movernos por el mundo.

La década que llega a su fin (aunque en este punto hay diferencia de opiniones) ha sido intensa: a ratos frenética, a ratos descorazonadora, sin duda llena de momentos sorprendentes e inolvidables.

En BBC Mundo recogemos 10 de los eventos internacionales que acapararon más atención.

¿Cuál añadirías tú? Cuéntanos en nuestra página de Facebook.


1. Primavera Árabe

La década arrancó con el foco en el mundo árabe.

A finales de 2010, un vendedor ambulante se inmoló en la ciudad de Sidi Bouzid, en Túnez, y miles de tunecinos salieron a las calles para protestar por las malas condiciones de vida en el país.

Tras la muerte del vendedor, las protestas se agudizaron y forzaron la renuncia del presidente Zine El Abidine Ben Ali, después de más de 20 años de gobierno autoritario.

Choques en Trípoli, Libia

AFP
La llegada de la Primavera Árabe a Libia desembocó en un conflicto entre tropas leales al líder Muamar Gadafi y grupos de rebeldes libios.

Las revueltas prendieron una mecha que se extendió por varios países árabes: en Egipto cayó el gobierno de Hosni Mubarak, que llevaba 30 años en el poder; en Libia cayó Muamar Gadafi, y en Siria las protestas contra el gobierno de Bashar al Asad derivaron en un conflicto civil que aún perdura y del que hablaremos con detalle más adelante.

En conjunto, esta oleada de manifestaciones -especialmente intensas entre 2010-2013- se conoció como Primavera Árabe y se interpretó como un clamor de los ciudadanos por mayores garantías democráticas y derechos sociales.

Sin embargo, casi 10 años después de su inicio, no hay muestras palpables de mejoras políticas y sociales en los países protagonistas y hay quien dice que estamos a las puertas de una nueva Primavera Árabe.

2. Guerra en Siria y el califato de Estado Islámico

Aunque se originaron en el marco de la Primavera Árabe, las movilizaciones contra el presidente de Siria, Bashar al Asad, pronto cobraron otro cariz y se convirtieron en una guerra civil que todavía golpea al país.

La guerra comenzó oficialmente el 15 de marzo de 2011 tras la violenta represión policial de las grandes protestas que pedían la renuncia de Al Asad en las principales ciudades del país: Damasco y Alepo.

Explosión en un pueblo de Siria

Getty Images
La guerra de Siria comenzó como una revuelta más dentro de la Primavera Árabe y se convirtió en un sangriento conflicto civil que aún perdura.

El conflicto sirio es difícil de abarcar por la variedad de facciones que combaten entre sí, a lo que se añade la participación directa o indirecta de países externos que tienen distintos intereses, como Irán, Rusia, Turquía y Estados Unidos, entre otros.

El presidente Al Asad se mantiene fuerte en el cargo y es difícil anticipar cuándo o cómo llegará la paz a un país que ha visto la salida de millones de desplazados en estos casi 9 años de guerra sangrienta.

Mención aparte merece una de las facciones opuestas al gobierno sirio, el grupo autodenominado Estado Islámico (EI), que adquirió gran notoriedad al reclamar la autoría de los peores ataques terroristas de la década, que acabaron con la vida de miles de personas en el mundo árabe, en África y en atentados que causaron gran conmoción en Occidente.

Aunque el origen de EI se remonta a poco después de la invasión aliada de Irak en 2003, el grupo fundado por Abu Bakr al Baghdadi cobró protagonismo mundial en junio de 2014 al autoproclamar su califato en un extenso territorio de Siria e Irak.

El califato declaró su autoridad sobre todo el mundo musulmán en materia religiosa, política y militar.

El grupo fue designado organización terrorista por Naciones Unidas y sembró el horror con sus videos de decapitaciones y otros tipos de ejecuciones, tanto de soldados como de civiles, incluyendo periodistas y trabajadores de ayuda humanitaria.

Los años de mayor actividad internacional de EI fueron de 2014 a 2017, momento en que su zona de influencia tanto en Irak como en Siria comenzó a disminuir hasta concluir con la declaración de derrota del califato que hizo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en 2018.

A finales del pasado octubre, Trump anunció además la muerte de Al Baghdadi en un operativo de su país en el noroeste de Siria.

3. La guerra en el Donbás y el resurgir del poderío ruso

Desde 2014, Ucrania y separatistas prorrusos se enfrentan en la llamada guerra en el Donbás, conocida también como guerra en el este (de Ucrania).

El conflicto comenzó con una serie de enfrentamientos en las regiones del este ucraniano tras las protestas prorrusas en esa zona del país y la declaración de independencia de Donetsk y Lugansk, territorios llamados en su conjunto Donbás.

Estas manifestaciones se intensificaron tras la anexión de Crimea y Sebastopol a la Federación rusa en marzo de 2014.

La esposa de una de las víctimas del vuelo MH17 llora en una ceremonia

Getty Images
El conflicto en el este de Ucrania golpeó a otros países con el derribo, el 17 de julio de 2014, de un avión de Malaysia Airlines que sobrevolaba el espacio aéreo ucraniano mientras cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur. Murieron 283 pasajeros y 15 tripulantes.

La escalada de la tensión desembocó en un enfrentamiento armado entre las fuerzas independentistas de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y el gobierno de Ucrania.

Entre el 22 y el 25 de agosto de ese año, Rusia envió un convoy humanitario a la zona y cruzó la frontera hacia territorio ucraniano sin permiso del gobierno del país, lo que recrudeció todavía más el conflicto.

El 14 de febrero de 2015 se acordó una frágil tregua en negociaciones en la ciudad bielorrusa de Minsk.

Vladimir Putin en su conferencia de prensa anual

Reuters
El presidente Vladimir Putin habló durante cuatro horas en su conferencia de prensa anual en Moscú el pasado 19 de diciembre.

El pasado 19 de diciembre, Putin defendió a los rebeldes prorrusos durante su conferencia de prensa anual e instó al diálogo entre ellos y el gobierno ucraniano para recuperar la paz.

Según Putin, Kiev reconoció a los rebeldes desde el momento que aceptó su firma en el cese al fuego de 2015.

Más allá del choque directo con Ucrania, analistas consideran la anexión de Crimea y Sebastopol por parte de Rusia como un claro desafío y un golpe del presidente Vladimir Putin en el tablero de la geopolítica regional.

4. Accidente nuclear de Fukushima

El incidente nuclear más grave de la década ocurrió en Fukushima, Japón, el 11 de marzo de 2011.

El accidente se produjo después de un terremoto de magnitud 9 que causó un tsunami en la costa noroeste del país asiático.

La planta nuclear de Fukushima, operada por la Tokyo Electric Power Company (Tepco), contenía seis reactores de agua en ebullición construidos entre 1971 y 1979.

Un hombre mide el nivel de radiación de una mujer cerca de Fukushima, Japón

Getty Images
La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón marcó el nivel de gravedad del incidente de Fukushima a 7.

Un mes después del accidente, la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón elevó el nivel de gravedad del incidente a 7 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares para los reactores 1, 2 y 3, el mismo nivel que alcanzó el accidente de Chernóbil de 1986.

En los días posteriores al accidente, la radiación emitida a la atmósfera obligó al gobierno japonés a declarar una zona de evacuación cada vez más grande y más de 150.000 residentes fueron desalojados de las comunidades aledañas por los crecientes niveles de radiación ionizante ambiental.

5. Inestabilidad y tensiones en la Unión Europea

No fue una década fácil para la Unión Europea.

El bloque inició los 2010 todavía bajo los efectos de la grave crisis financiera que estalló en Estados Unidos en 2008 y que terminó por convertirse en una depresión económica global.

Los países europeos más azotados fueron los del sur, que en mayor o menor medida necesitaron ser rescatados por las instituciones financieras para no colapsar y que, a cambio, tuvieron que someterse a estrictos paquetes de austeridad.

Alexis Tsipras y Angela Merkel

Getty Images
En 2015, Grecia estuvo cerca de abandonar la moneda común europea, el euro.

Fue el caso de Portugal, Irlanda, Chipre, España (pese a que su gobierno no reconoció la palabra rescate) y Grecia, que fue el más sonado.

Las condiciones impuestas por Bruselas, Berlín y el Fondo Monetario Internacional llevaron a protestas generalizadas en estos países, incluido España, que en mayo de 2011 vio nacer el movimiento de los indignados o 15-M.

En 2015, la falta de acuerdo entre Grecia y sus acreedores para prolongar el rescate financiero estuvo cerca de desencadenar la salida de los griegos de la moneda común, el euro.

En este contexto, en algunos países fue creciendo el sentimiento antieuropeo o euroescéptico, que tuvo su máxima expresión en lo que sucedió en Reino Unido.

Comprometido por una promesa electoral anterior, el gobierno de David Cameron convocó un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en el bloque europeo.

Banderas a favor y en contra del Brexit

Getty Images

El 23 de junio de 2016, una mayoría de votantes optó por el sí y aquello fue el comienzo del Brexit, un complejo proceso aún sin resolver que sumió a Reino Unido en una etapa de inestabilidad política que se llevó por delante primero a Cameron y tres años después a su sucesora, Theresa May.

El pasado 20 de diciembre, la Cámara Baja del Parlamento británico aprobó este viernes el plan del primer ministro Boris Johnson para que Reino Unido abandone la Unión Europea el próximo 31 de enero.

6. Kim Jong-un: el joven heredero del poder en Corea del Norte

A finales de 2011, llegó al poder uno de los tres líderes que han protagonizado gran parte de la política internacional en los últimos años.

La muerte inesperada de Kim Jong-il, líder de Corea del Norte, el 17 de diciembre de 2011 hizo que su hijo Kim Jong-un accediera al poder pocos días después, antes de cumplir 29 años.

Nombrado el “Gran Sucesor”, Kim Jong-un pronto llamó la atención no solo por su juventud, sino por su actitud desafiante y su peculiar comportamiento.

Kim Jong-un

Reuters
Con menos de 30 años, Kim Jong-un se convirtió en líder supremo de Corea del Norte el 30 de diciembre de 2011

Educado en Berna, Suiza, domina el inglés y el alemán y tiene el rango de general de cuatro estrellas.

Es el tercer gobernante de la República Popular Democrática de Corea y desde el 11 de abril de 2012 ocupa el puesto de presidente del Partido del Trabajo de Corea.

En el mapa de la política internacional, Kim es observado con recelo y preocupación.

El secretismo de su gobierno y las noticias sobre supuestas ejecuciones ordenadas por él -incluso de familiares directos- ayudaron a forjar esa imagen de un Kim intrigante e impulsivo.

Además, los ensayos con misiles de medio y largo alcance generaron tensiones con su vecino del sur y con Estados Unidos, especialmente marcadas en los primeros meses de 2017.

Pero no todo han sido enfrentamientos.

Los hermanos Ahn Gap Su y Ahn Gap-soon

Getty Images
Los hermanos Ahn Gap Su y Ahn Gap-soon participaron en un emotivo reencuentro entre familiares de las dos Coreas en agosto de 2018.

Durante su gobierno, ha habido varios momentos de acercamiento con Corea del Sur, como los Juegos Olímpicos de Invierno de Pieonchang 2018, el encuentro entre los líderes de las dos Coreas en abril de ese mismo año y los reencuentros entre familias que quedaron divididas a ambos lados de la frontera tras el conflicto civil (1950-1953).

7. El líder que sostiene un pulso con Washington

Fortalecer la nación, elevar el nivel de vida de la población y acabar con la corrupción en los distintos niveles de gobierno.

Estos fueron los objetivos principales que se planteó Xi Jinping al llegar a la Secretaría General del Comité Central del Partido Comunista de China a finales de 2012.

Meses después, el 14 de marzo de 2013, Xi asumió la presidencia de la gran potencia asiática.

Su ideología política está incluida en la Constitución del Partido Comunista de China con el nombre de “pensamiento de Xi Jinping”, un hecho que sus detractores señalan como ejemplo de su excesivo culto a la personalidad.

Xi Jinping, presidente de China

Getty Images
El 11 de marzo de 2018, el Comité Central del PCCh aprobó la reforma de la Constitución que permitirá a Xi presentarse indefinidamente a la reelección.

A mediados de la década, el país tuvo que emprender una guerra contra la contaminación, un serio problema que causa cientos de miles de muertes al año.

Así, China se ha comprometido a plantar el bosque artificial más grande del mundo, llamado la Gran Muralla Verde, para el año 2050.

En línea con lo que se propuso al llegar al poder, Xi ha llevado a cabo una amplia campaña anticorrupción que es considerada como la mayor “purga” de oponentes desde los tiempos de Mao.

Una de sus decisiones más celebradas fue la eliminación de la política de hijo único que estaba en vigor en China desde 1979 como medida de control de la natalidad para aliviar los problemas sociales y medioambientales del país.

El gobierno de Xi abandonó definitivamente esa política en 2015, aunque se mantuvo un límite de dos hijos por pareja.

Desde julio de 2018, Pekín y Washington mantienen un pulso comercial con mutuas subidas de aranceles al tiempo que se disputan el liderazgo en dos áreas destacadas: la inteligencia artificial y las telecomunicaciones (sobre todo las de redes 5G).

8. Un magnate en la Casa Blanca

Con el neoyorquino Donald Trump como presidente de EE.UU. se cierra el triángulo de líderes que han acaparado titulares en la prensa internacional durante esta década.

La elección del republicano en 2016 fue una sorpresa para muchos, que veían en la demócrata Hillary Clinton a la lógica sucesora de Barack Obama en la Casa Blanca.

Donald Trump

Getty Images
El magnate de bienes raíces Donald Trump se impuso a HIllary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2016.

Con un discurso proteccionista (su lema de campaña fue “Hagamos a Estados Unidos grandioso de nuevo”), con duros ataques contra la inmigración irregular, especialmente la que procede de México y Centroamérica, y un lenguaje directo y a menudo ofensivo, Trump logró conectar con un electorado aparentemente cansado del sistema establecido.

El mandatario estadounidense ha revuelto la política de su país, y en el plano internacional se ha distinguido por sus desafíos comerciales, sus críticas a los aliados y su acercamiento a quienes en el pasado fueron vistos como enemigos de EE.UU.

En cuanto a América Latina, el roce más estrecho lo ha tenido con México, país al que ha amenazado en distintas ocasiones con aranceles si no controla la migración y en cuya frontera prometió construir un hermoso y enorme muro.

Migrantes

Getty Images
Donald Trump llegó a declarar estado de emergencia en la frontera con México por la afluencia de migrantes.

El pasado 18 de diciembre, una mayoría de congresistas demócratas votó a favor de someter a Trump a un impeachment por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Trump se convirtió así en el tercer presidente en toda la historia de EE.UU. en enfrentar un juicio político, aunque lo más probable es que sea absuelto en el Senado, de mayoría republicana.

9. El movimiento #MeToo y sus ramificaciones

“Yo también”.

Esas dos palabras, en su versión inglesa, comenzaron a dar la vuelta al mundo en octubre de 2017, a raíz de un tuit de la actriz estadounidense Alyssa Milano.

https://twitter.com/alyssa_milano/status/919659438700670976?lang=es

La protagonista de la serie Charmed (“Hechiceras”) conminó a las mujeres de todo el mundo a relatar sus experiencias de abuso y acoso sexual con la etiqueta #MeToo.

Lo hizo después de que estallara el escándalo de Harvey Weinstein, quien fuera eltodopoderoso productor de Hollywood, y que fue acusado de abuso por múltiples mujeres e incluso de violación en algunos de los casos.

La oleada de testimonios que inundó las redes sociales se extendió mucho más allá de Hollywood y Estados Unidos, y pronto surgieron numerosas movilizaciones de mujeres de todo el mundo que entonaban el #MeToo como grito de guerra.

Marcha de mujeres

Getty Images
Lo que nació como reportajes de The New York Times y The New Yorker en los que varias actrices denunciaron haber sido víctimas de acoso por parte del productor de cine Harvey Weinstein se convirtió en un movimiento internacional en el que participaron cientos de miles de mujeres.

La iniciativa creció de tal manera y permeó tantos niveles que dio lugar a un debate en el que algunas voces opinaron que el movimiento estaba perdiendo sentido.

Eso ocurrió en México, donde a comienzos de este año empezaron a circular en Twitter denuncias anónimas de acoso y violación en las que se agrupó a los señalados por disciplinas: escritores, músicos, profesores, periodistas,…

El eco más reciente del movimiento viene de Chile, desde donde se ha expandido la coreografía “Un violador en tu camino”, de LasTesis, un grupo feminista de Valparaíso que no podía anticipar que su performance fuera a llegar hasta el Parlamento de Turquía, por ejemplo.

10. Cómo la tecnología nos cambió la vida

Puede ser que estés leyendo esta nota en tu dispositivo móvil o incluso que te lo esté contando una voz en formato audio.

La tecnología ya estaba muy presente antes del año 2010, pero no cabe duda de que en estos últimos 10 años, nos ha cambiado la forma de hacer muchas de las actividades más cotidianas.

Pantalla de celular con distintas apps

Reuters
Nuestra forma de transportarnos, ver series o comunicarnos ha cambiado en estos últimos 10 años.

Ya no esperamos una semana para ver el siguiente capítulo de nuestra serie favorita.

Tampoco tenemos que esperar un taxi con la luz verde o el cartel de “Libre” en medio de la calle.

Ni nos da miedo meternos en casa de extraños, de hecho los buscamos con especial dedicación en plataformas de oferta de alojamiento.

Las redes sociales se han multiplicado y han pasado de ser una herramienta para contactar con amigos o escribir microblogs, a todo un abanico de sitios en los que compartir fotografías, hacer contactos profesionales, mandar videos que se autodestruyen en unos segundos o hacer todo tipo de compras con solo presionar un icono.


Y tú, ¿qué recuerdas de estos 10 años que dejamos atrás? ¡Comparte tu respuesta en nuestra página de Facebook!


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eO-GmMQvP_o&t=45s

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g&list=PLLhUyPZ7578fM4Kk57tNx01dvsvmI-9TD&index=15&t=3s

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks&t=22s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.