Engañan a paciente en el IMSS, dijeron que le habían extirpado un tumor, sólo hicieron una biopsia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Engañan a paciente en el IMSS, dijeron que le habían extirpado un tumor, sólo hicieron una biopsia

Carlos fue intervenido el 11 de diciembre en la clínica 98 del IMSS en Coacalco por problemas de cálculos renales; el médico informó a la familia que se le había extirpado un riñón y un tumor; a las dos semanas recayó y descubrieron que la operación no se realizó. Hoy falleció.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
5 de enero, 2018
Comparte

El pasado 11 de diciembre, Carlos Olvera González de 69 años, fue operado en el Hospital General de Zona número 98 del IMSS de Coacalco, Estado de México, para extirparle un riñón debido a cálculos renales. Tras la intervención los médicos informaron a la familia que además de retirar el órgano habían extraído un tumor adherido a éste. El procedimiento fue descrito en la hoja del alta médica.

Dos semanas después Carlos empeoró y fue llevado de urgencia el pasado 3 de enero al Centro Médico de La Raza. Los médicos se negaron en un principio a atenderlo argumentando que no le correspondía ese centro médico, fue hasta que la familia interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que finalmente fue atendido en el área de urgencias, relata a Animal Político, Adriana Olvera Juárez, hija de Carlos.

Una vez dentro le realizaron una tomografía tridimensional con la que confirmaron que la recaída se debió a que el riñón y el tumor seguían dentro, pues en Coacalco no hicieron más que una biopsia, los médicos no dijeron la verdad sobre la intervención.

El hijo de Carlos regresó a la clínica 98 para solicitar los resultados del procedimiento y conocer la gravedad del problema, pero argumentaron que el personal de patología está de vacaciones.

Carlos murió este viernes 5 de enero. “Un mal diagnóstico para mi padre ha causado daños irreversibles en su salud, ahora presenta una insuficiencia renal grave y los médicos de La Raza nos dicen que no pueden hacer nada hasta no tener los resultados de la biopsia hecha en Coacalco”, relató Adriana poco antes del fallecimiento.

Los médicos dijeron a la familia que el único lugar donde podrían atender el tipo de tumor que presentaba Carlos era en el Centro Médico Siglo XXI, o el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), pues ellos no cuentan con el personal ni los materiales requeridos.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, dando seguimiento a la queja interpuesta por Adriana ya solicitó al IMSS el expediente de Carlos para analizar el caso.

 

La familia cuenta con la orden de la cirugía emitida en la clínica 98 del IMSS en Coacalco, donde el diagnóstico era sólo una Nefroctomia, por lo que retirarían un riñón. No se hace mención de un tumor.

Este es el diagnóstico previo a la operación del pasado 11 de diciembre.

En tanto, el IMSS emitió una nota informativa donde dijo que Carlos era atendido en el quinto piso del Centro Médico Nacional La Raza, presentando un tumor aproximado de tres kilos en la zona renal. Establecen que el director general del hospital, el doctor José Arturo Velázquez García, “solicitó el expediente del caso al Hospital General de Zona No. 98 en Coacalco”.

Sobre si se indagará al médico que realizó el procedimiento, Eugenio Huissan Chi Cherrito o cómo actuará el IMSS sobre el caso aún no hay postura o pronunciamiento.

 “Nos engañaron con mi padre, el doctor responsable de la cirugía Eugenio Huissan Chi Cherrito, fue quien supuestamente encontró el tumor y lo extirpó, pero no hizo nada”, sostuvo Adriana.

De acuerdo con documentos de ingreso a La Raza, Carlos permaneció sus últimos días en condición grave; su diagnóstico fue cáncer de retroperitoneo.

“Lo único que pedimos es que le proporcionen atención digna a mi padre. Y que lo canalicen al hospital de especialidades acorde al diagnóstico, en este caso podría ser, según explican, el INCAN”, fue el último intento de Adriana, su hermano y su madre Gloria, para ser escuchados y auxiliados por las autoridades correspondientes, previo a la muerte de Carlos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El mercado clandestino donde los bebés robados se venden por unos cientos de dólares

Una periodista de la BBC logró infiltrarse en la próspera red clandestina de bebés activa en Kenia, que vende niños robados al mejor postor.
19 de noviembre, 2020
Comparte

Si no puedes ver el video haz clic.

Cada vez que ve a un niño, a Susan Wanjiku se le caen las lágrimas.

El suyo se le robaron en 2016 en las calles de Nairobi, la capital de Kenia, cuando su hijo tenía tan solo 3 años y pocos meses.

Ahora, dice: “preferiría enterrarlo sabiendo que está muerto, antes de saber que se lo robaron”.

A Rebecca Wanjiru, una mujer sin hogar, le robaron su bebé mientras dormía con sus hijos por la calle.

Nunca más volvió a saber de él.

Se estima que solo en Nairobi viven en la calle unos 60,000 niños, que en los últimos años se han convertido en los principales objetivos de los traficantes de niños.

Después de un año de investigación, la periodista Njeri Mwangi y el equipo Africa Eye de la BBC descubrieron pruebas irrefutables de una próspera red clandestina de bebés activa en el país africano.

Los implicados en este tráfico arrebatan los bebés a sus madres y los venden incluso por pocos centenares de dólares.

A raíz de esta investigación, la policía de Kenia arrestó a tres médicos que presuntamente dirigían una parte de este tráfico.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.