Una facultad de la UNAM tendrá por primera vez baños mixtos

La FES Iztacala de la UNAM informó que los baños mixtos tienen como objetivo evitar la discriminación por género en las instalaciones universitarias.

Las y los alumnos de la FES Iztacala de la UNAM podrán hacer uso de un módulo de baños mixtos.
Las y los alumnos de la FES Iztacala de la UNAM podrán hacer uso de un módulo de baños mixtos. Especial

A partir de este miércoles 10 de enero, las y los alumnos de la FES Iztacala podrán hacer uso de un módulo de baños mixtos dentro de las instalaciones universitarias, lo que, de acuerdo con la UNAM, evitará la discriminación por identidad de género.

En un comunicado, la FES Iztacala informó que el nuevo módulo, ubicado a espaldas del edificio A1 operará de manera regular a partir de hoy, “esperando que su uso suceda de manera responsable y respetuosa, para que cumpla con el objetivo principal”.


Baños incluyentes

En septiembre pasado, la Universidad Iberoamericana Campus Ciudad de México anunció la puesta en funcionamiento de “baños incluyentes”, a los que, de acuerdo con un letrero ubicado en los mismos, “toda persona, sin importar identidad y expresión de género” pueden entrar.

De acuerdo con la maestra Elvia Gonzáles del Pliego, coordinadora del Programa de Asuntos de Género de la Universidad, estos baños sanitarios, ubicados en los edificios A, B, C, D y E del campus en la Ciudad de México se implementaron “con el objetivo de que la comunidad universitaria evite los prejuicios y observe a las personas desde sus propias necesidades, tanto físicas como afectivas, y todos sean tratados de manera justa”.

En un comunicado, la Universidad Iberoamericana explicó que la iniciativa surgió luego de observar la forma en la que se convive en otros países y otros ámbitos, como la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, que cuenta con este tipo de baños e implementa acciones para “reconstruir espacios en los que se pueda dar cabida a más personas”.

En el caso de la Universidad Iberoamericana, señaló la Maestra González, “se trata de un primer paso, pero no lo es todo”.

Para la especialista, “en un mundo ideal los baños serían generales, con puertas individuales, de acceso a toda la gente y en los que se comparta el lavamanos, pero se tiene que ir paso a paso para no generar cosas adversas; primero hay que cambiar la forma de pensar y entender lo que implica ser incluyente”.

“Si logramos ponernos del otro lado, escuchar a los compañeros y entender todas las problemáticas a las que se enfrentan en cosas tan básicas como ir al baño, podemos pensar en otras necesidades y en otras problemáticas que también son importantes”, concluyó.

Close
Comentarios
  1. Francisco

    Me parece que la UNAM aparte de estar preocupada por estas cosas, también debe de ver hacia adelante en otros términos. Me pregunto por qué no ponen fotoceldas o energía eólica para generar energía eléctrica que usan sus instalaciones y poner un monorriel interno o un sistema de transporte eléctrico más amable con el medio ambiente.
    Se tiene el conocimiento para ello y sólo falta la decisión. El presupuesto es enorme y en el largo plazo hay un ahorro enorme.