Policías dicen que liberaron a Marco Antonio; tras declarar, 2 agentes quedaron arrestados

Autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública indicaron que fueron entregadas a la Procuraduría pruebas como el GPS de la patrulla involucrada en la desaparición, bitácoras y grabaciones del momento en que fue detenido el menor.

marco antonio protesta
Manu Ureste

Autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México identificaron a los cuatro policías involucrados en la desaparición el 23 de enero del estudiante de 17 años Marco Antonio Sánchez, y detallaron este domingo que dos de los elementos “permanecen con medida de arresto, a disposición superior por la inobservancia de algunos protocolos”.

Se trata de un arresto interno, de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México. Los agentes no han sido presentados ante el ministerio público, y no hay cargos formales en su contra.

Agustín González Guerrero, director general de Asuntos Internos, dio los nombres de los policías involucrados, detallando en conferencia de prensa que los elementos pertenecen al sector Hormiga Azcapotzalco.

“Los elementos policiacos rindieron su declaración ante la Dirección General de Asuntos Internos que inició procedimiento de investigación al respecto, con número DGAI/III/944/01-18 para aclarar su debida actuación”, apuntó.

En tanto, José Gil García, subsecretario de Información e Inteligencia Policial, dijo que fueron entregados a la Procuraduría de la Ciudad de México elementos de prueba, como el GPS de la patrulla involucrada en el caso, bitácoras y grabaciones del momento en que policías detuvieron al estudiante de preparatoria de la UNAM.

“Se entregaron a la Procuraduría de la Ciudad de México como elementos probatorios, y a fin de coadyuvar en el esclarecimiento de los hechos, las siguientes pruebas: los sistemas GPS de la patrulla involucrada, material audiovisual, grabaciones de radio que corresponden a la radiofrecuencia del sector hormiga, en el lapso de tiempo en que ocurrieron los hechos”, dijo Gil García.

El subsecretario mencionó que en los videos se corrobora la participación de los policías, quienes detuvieron al menor.

“En sus declaraciones, (los policías) manifestaron haberlo dejado en libertad de manera posterior a la detención, la cual, señalan, fue por motivo de petición de un ciudadano”, mencionó el funcionario. No se detalló si los agentes mencionaron en qué punto supuestamente liberaron a Marco Antonio, ni si hay grabaciones que demuestren su dicho o que contradigan a los agentes.

La Secretaría de Seguridad Pública no aceptó preguntas de la prensa, en la conferencia de este domingo.

En la versión de los hechos que dio Roberto, amigo de Marco Antonio, se señala que el estudiante pidió ayuda a una persona cerca del Metrobús Rosario para sacar una fotografía, la tarde del pasado 23 de enero.

Los agentes se acercaron y acusaron a Marco Antonio de asaltar a la persona a la que había pedido ayuda, pero esta última lo negó. Aún así los policías comenzaron a revisar a Marco Antonio, y a la postre lo detuvieron, lo golpearon y lo subieron a una patrulla. Hasta la fecha no se sabe dónde está.

Ciudadanos se manifestaron este domingo, en la zona del Ángel de la Independencia, para exigir la aparición de Marco Antonio. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió que se indague el caso como una desaparición forzada.

Close
Comentarios
  1. Carlos Suayfeta

    Este caso es de una turbiedad pasmosa. Hay detalles que no cuadran o que no son creíbles, como el que recibieron una petición de auxilio de una persona a pie que estaba a 700 metros de la estación del Metrobús Rosario. La distancia y el tiempo que hizo el supuesto denunciante hasta el lugar en donde se encontraba no es viable como para que se sepa exactamente quién fue el referido asaltante. Es una zona muy complicada. No creo que hayan observado el protocolo que dicen haber seguido. El protocolo usual con personas vulnerables, es decir, menores de edad, gente de fueras y personas de cualquier edad o apariencia en lugares solos y/o oscuros, es golpearlo, levantarlo, seguirlo golpeando dentro de la patrulla, quitarle todas sus pertenencias, pasearlo y tirarlo en una zona deshabitada. A un menor de edad que se va a presentar al MP no se le golpea o, por lo menos, no salvajemente. A Marco Antonio lo tundieron a la vista de todos antes de subirlo a la patrulla. El haber tratado de defenderse fue su perdición. La forma en que se comportaron los cuicos tras el incidente es muy sospechosa. Dos de ellos huyeron y de estos uno se amparó. Yo creo que en algún momento cuando lo paseaban se dieron cuenta de que se les había pasado la mano y por esto, no por la petición de un ciudadano para que lo liberaran, lo bajaron de la unidad a considerable distancia de donde lo levantaron. Lo peor de todo, o lo que nos enoja, es la reacción de las autoridades. Ponen a los cuicos a llorar en las redes, diciendo que siguieron los protocolos de rigor, lo cual, todos sabemos por experiencia, no lo hacen o no saben hacerlo.