Los polémicos experimentos con humanos y monos de la industria automovilística alemana

El gobierno alemán denunció que algunas empresas automovilísticas financiaron estudios en los que humanos y monos inhalaron gases emitidos por vehículos.

Los polémicos experimentos con humanos y monos de la industria automovilística alemana
BBC Mundo
EPA
BBC Mundo

 

Activista en Alemania con una pancarta contra los motores diésel.
EPA
La contaminación de los motores diésel sigue causando polémica en Alemania.

La industria del automóvil de Alemania están bajo sospecha.

El gobierno alemán denunció que algunas empresas automovilísticas financiaron estudios en los que humanos y monos inhalaron gases emitidos por vehículos con motores diésel.

El objetivo, apunta la prensa alemana, era conocer los efectos que pueden tener en la circulación sanguínea y en el sistema respiratorio.

Según medios alemanes, el estudio lo realizó la Asociación Europea de Estudios sobre la Salud y el Medio Ambiente en el Transporte (EUGT, por sus siglas en alemán), una institución financiada por los fabricantes de Volkswagen, Mercedes y BMW, y que fue disuelta el año pasado.

La BBC no ha tenido acceso al estudio en sí mismo pero, de acuerdo con la información que aparece en la prensa de Alemania, fue publicado en 2016.

Oficinas de Volkswagen
Getty Images
Volkswagen se ha visto envuelta en varios escándalos.

Ya en 2015, Volkswagen se vio en un escándalo por haber manipulado las pruebas para las emisiones contaminantes de sus autos diésel en Estados Unidos.

El escándalo provocó la salida jefe de la compañía, Martin Winterkorn.

“Abominables”

El gobierno alemán aseguró que este tipo de prácticas no pueden justificarse y pidió más detalles.

“Estos tests en humanos y en monos no se pueden justificar de ninguna manera”, dijo el portavoz de la canciller Angela Merkel, Steffen Seibert.

La ministra de Medio Ambiente alemana, Barbara Hendricks, los calificó de “abominables” y se mostró sorprendida con que algún científico haya accedido a llevarlos a cabo.

La empresa Daimler, fabricante de Mercedes-Benz, también condenó los experimentos mientras que VW sigue envuelta en el escándalo del software que daba datos falsos sobre las emisiones de gases diésel.

Símbolo de Mercedes-Benz.
Getty Images
Daimler, la empresa fabricante de Mercedes-Benz financiaba junto a otras dos grandes marcas la EUGT, disuelta en 2017.

Stephan Weil, del Partido Socialdemócrata alemán y miembro del consejo de supervisión de VW, dijo que estos estudios eran “absurdos y horrendos”.

La organización EUGT se disolvió el año pasado por decisión de los fabricantes.

¿Cómo eran los tests?

El fin de semana, la emisora del diario Stuttgarter Zeitung de Alemania y la estación de radio de SWR dijeron que 19 hombres y seis mujeres fueron sometidos a la inhalación de gases de diésel en un experimento de EUGT.

Durante un mes, los ensayos se llevaron a cabo en Aachen, al oeste de Alemania.

En ellos se sometía a los participantes a varios niveles de concentración de gases con un alto contenido óxidos de nitrógeno tóxico.

Ya el pasado jueves, The New York Times informó de que EUGT había llevado a cabo unos experimentos para contrarrestar una decisión de la Organización Mundial de la Salud, que en 2012 que clasificó a los gases de diésel como cancerígenos.

Según el periódico estadounidense, en 2014 EUGT encerró a 10 monos en una cámara hermética para someterlos a este tipo de gases emitidos por varios modelos de automóviles, incluido el VW Beetle diésel.

Modelo Volkswagen Beetle en un concesinario de Estados Unidos.
Getty Images
El anterior escándalo en la manipulación de las pruebas del nivel de gases contaminantes afectó a 11 millones de vehículos de la marca.

Las pruebas, según esta información, se llevaron a cabo en un laboratorio en Albuquerque, Nuevo México (Estados Unidos).

Investigación

El sociademócrata Weil dijo que “debe hacerse una investigación, no valen excusas”.

Daimler condenó el domingo los experimentos y aseguraron sentirse “consternados por el alcance de los estudios y su implementación”.

Como reacción a la nota del The New York Times sobre los experimentos con monos, VW dijo en su cuenta de Twitter que la compañía “se distancia de forma clara y explícita de todas las formas de abuso de animales“.

“Sabemos que los métodos científicos que usó EUGT estaban equivocados y pedimos disculpas por ello”.

Reducir la contaminación de sus vehículos se ha convertido en un desafío para la industria automovilística en Alemania.

Un nuevo estudio del especialista alemán Ferdinand Dudenhöffer asegura que los niveles de contaminación por carros diésel siguen siendo muy altos en 10 ciudades alemanas así que es probable que se prohíba la circulación de estos vehículos si no realizan cambios en su motor.

Mano de hombre limpia símbolo de BMW
Getty Images
Las marcas de coches están intentando limpiar su mala imagen por las emisiones de gases diésel.

De acuerdo con esta investigación, las mejoras en el sistema de software que controla los niveles de contaminación del automóvil no serán suficientes para resolver el problema.

Múnich, Colonia, Stuttgart, Hamburgo y Düsseldorf están entre las ciudades alemanas con los niveles más altos de contaminación en el aire.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC Mundo
Close
Comentarios