Con Robles y Meade hubo desvíos al estilo Estafa Maestra por 540 mdp en Sedesol, revela Auditoría
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con Robles y Meade hubo desvíos al estilo Estafa Maestra por 540 mdp en Sedesol, revela Auditoría

La Sedesol entregó a tres universidades casi 540 millones de pesos en convenios que luego negó o en cuyo cumplimiento se desentendió. Casi la mitad del dinero de plano desapareció, según la ASF.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
10 de enero, 2018
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó formalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR) tres nuevas denuncias penales por malos manejos de casi 540 millones de pesos que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) entregó mediante convenios a tres universidades en 2015, año en que esa dependencia estuvo encabezada por Rosario Robles y el hoy precandidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade.

Los presuntos desvíos se cometieron con el mismo esquema revelado por Animal Político en la investigación periodística “La Estafa Maestra”, es decir, a través de convenios que dependencias del gobierno federal firmaron con universidades  por servicios que, a su vez, estas terminan subcontratando con otras empresas para eludir los controles de licitación y transparencia. Los bienes y servicios que se contrataron terminaron siendo de dudosa calidad o inexistentes.

Los nuevos casos denunciados por la ASF ante la PGR contemplan convenios de Sedesol firmados en 2015 con la Universidad Intercultural del Estado de México, la Universidad Politécnica de Chiapas y la Universidad Tecnológica Nezahualcóyotl, quienes recibieron en conjunto casi 540 millones de pesos que estaban destinados, entre otras cosas, a identificar a personas en condiciones de pobreza extrema alimentaria.

Lo que los auditores descubrieron es, entre otras cosas, que buena parte del dinero simplemente desapareció, que la existencia de algunos convenios fueron negados por la propia SEDESOL, pese a que los firmó y hay copias de los mismos. Además, la comprobación de los servicios realizados es, en el mejor de los casos, sospechosa.

Con estas tres nuevas carpetas de investigación abiertas por PGR en diciembre pasado, ya suman 19 las averiguaciones que la Procuraduría tiene en curso por fraudes y desvíos con el esquema de la “Estafa Maestra”, sin que al momento alguna haya sido resuelta.

Cabe recordar que Rosario Robles fue la secretaria de Desarrollo Social, desde diciembre de 2012 hasta el 28 de agosto de 2015, llegando en su relevo José Antonio Meade, que se mantuvo en el cargo hasta el 6 de septiembre de 2016.

A continuación se mencionan las conclusiones a las que llegaron los auditores al verificar los convenios mencionados y que dieron pie a las denuncias interpuestas. Todo ello forma parte del informe de resultados de la auditoría financiera y de cumplimiento 277-DS.

Sedesol: ¿Dónde quedó el dinero  para los más pobres?

Universidad Intercultural del Estado de México

La Secretaría de Desarrollo Social adjudicó, de forma directa, un monto de 124 millones de pesos a la Universidad Intercultural del estado de México para la aplicación de Cuestionarios Únicos de Información Socioeconómica (CUIS) en zonas rurales y semiurbanas, con el objetivo de localizar e identificar a personas que pudieran estar en condiciones de pobreza extrema alimentaria en los 32 estados del país.

La adjudicación se dio mediante la firma del convenio UCD/33901/010/2015 cuya vigencia fue del 5 de marzo de 2015 al 31 de julio de 2015. En este caso el periodo corresponde únicamente a la gestión de Rosario Robles al frente.

Lo que la Auditoría encontró al revisar este convenio fue que Sedesol no proporcionó prueba de las supuestas cotizaciones que hizo con distintas universidades para aplicar los cuestionarios, y elegir a la Universidad Intercultural del Estado de México por ser la mejor opción.

Luego, cuando se solicitó la información, se descubrió que la referida universidad subcontrató la totalidad de los servicios por los que recibió el dinero con dos empresas externas incumpliendo con lo pactado en el convenio: que la Universidad pudiera realizar a los servicios.

La institución pagó a las dos empresas subcontratadas 61.2 millones de pesos para la aplicación de los cuestionarios, sin que exista prueba alguna de donde quedaron los otros 62.8 millones de pesos que la Secretaría de Desarrollo Social le entregó a la Universidad a través del convenio firmado. El dinero simplemente desapareció por lo que los auditores presumen que se cometió un fraude a la Hacienda Pública.

Cuando los auditores solicitaron la comprobación de los servicios pactados, tanto las empresas contratadas como la Universidad entregaron exactamente los mismos documentos, incluso con los logotipos de la Universidad y la Sedesol, lo que permite presumir que se trataba solo de copias para solventar el trámite.

La ASF cuestionó a la Secretaría de Desarrollo Social sobre este cúmulo de irregularidades pero la dependencia literalmente respondió que no era de su incumbencia.

“En respuesta de los resultados, la dependencia fiscalizada informó que no es posible pronunciarse respecto de la subcontratación realizada por la UIEM, debido a que corresponde a hechos ajenos a su control.

Universidad Politécnica de Chiapas

En este caso la Secretaría de Desarrollo Social entregó a la Universidad Politécnica de Chiapas 400 millones de pesos para llevar a cabo la supervisión, control, mejora y monitoreo de los comedores comunitarios en el Estado de México.

Para ello, la dependencia federal firmó dos convenios con la universidad, cada uno por 200 millones de pesos. El primer convenio, número 710.33901.13/2015 tuvo una vigencia del 14 de abril al 31 de diciembre de 2015, mientras que el segundo, 710.33901.14/2015, fue con una vigencia del 6 de mayo al 31 de diciembre de 2015.

La vigencia en ambos contratos abarcó tanto el periodo de Rosario Robles como el de José Antonio Meade en la Sedesol.

El informe de la Auditoría destaca que, como es el modus operandi en esto casos, la dependencia se excusó de haber entregado el dinero sin ningún tipo de competencia con el argumento de que la Universidad es una institución pública y solo se necesitaba acreditar que tuviera la capacidad técnica de realizar el servicio. ¿Cómo se acredita esa capacidad técnica? Con una promesa escrita sin que se realice ninguna verificación al respecto.

Lo grave es que cuando se pidió a la dependencia los comprobantes del servicio por el cual se pagaron los 400 millones, la SEDESOL de plano no proporcionó evidencia alguna que acreditara que recibió en tiempo y forma los servicios de la Universidad. Posteriormente desconoció por completo haber firmado los referidos convenios.

“En respuesta de los resultados, la dependencia fiscalizada informó que la Dirección General de Desarrollo Comunitario desconoce la existencia del Primer Convenio Específico número 710.33901.13/2015, y Segundo Convenio Específico número 710.33901.14/2015 formalizados con la Universidad Politécnica de Chiapas debido a que no fueron incluidos en el acta de entrega – recepción del titular de esa dirección”, señala el informe de los auditores.

Esta negativa es incongruente con la realidad, agregan los auditores, ya que la documentación de dichos convenios fue entregada a la Auditoría Superior de la Federación en la visita domiciliaria que se efectuó a la Universidad Politécnica de Chiapas.

“La respuesta de la SEDESOL respecto del desconocimiento de las operaciones con la UPCH, no es congruente con la evidencia documental existente en sus archivos como son los convenios formalizados con la UPCH y el pago de 400,000.0 miles de pesos que se realizó a dicha universidad”, detalla el reporte que dio pie a la denuncia contra Sedesol.

Y como es costumbre en estos casos, la Universidad no realizó el servicio sino que para ello subcontrató a un tercero sin ningún tipo de licitación o competencia. Además pagó por el servicio 278.4 millones de pesos sin que exista justificación sobre dónde quedó el resto de dinero transferido por la dependencia. Los auditores presumen un fraude al erario de, por lo menos, 121.6 millones de pesos.

Universidad Tecnológica Nezahualcóyotl del Estado de México

Esta universidad logró que la Sedesol le transfiriera directamente poco más de 15 millones de pesos, con el objetivo de operar la coordinación de diversos proyectos vinculados con la Cruzada Nacional contra el Hambre, programa con el cual se busca abatir la pobreza alimentaria.

El convenio firmado (que no tiene número) tuvo una vigencia del 16 de febrero al 31 de diciembre de 2015. Abarcó tanto la gestión de Robles como de Meade en Desarrollo Social.

Lo que los auditores encontraron en este caso fue que la Sedesol no tenía documento alguno que acreditara que se cumplió con el objetivo del contrato.

Sobre el cumplimiento de dicho convenio, la SEDESOL informó : “En cuanto a la acreditación en tiempo y forma de los entregables derivados de dichos convenios no existe un documento como tal; sin embargo eso queda plasmado en el Acta de cierre de la Comisión Técnica…” indica el repofrrte de los auditores. El problema es que no se proporcionó tampoco ninguna evidencia documental de que lo anterior fuera cierto.

Cabe señalar que algunos de los conceptos que tendrían que haberse cubierto por parte de la universidad era realizar trabajos como la conformación y consolidación de comités comunitarios, autodiagnósticos comunitarios, planes de desarrollo comunitario, la gestión e implementación de acciones y proyectos específicos y asambleas implementadas para el fomento al desarrollo comunitario.

Pero cuando se pidió a la universidad la comprobación, lo único que entregó fueron documentos donde se asegura que se realizaron 5,001 asambleas de seguimiento. Los auditores revisaron la documentación y encontraron múltiples incongruencias como fechas de 2014 o promotores que no tenían el perfil para serlo. En resumen, ninguna evidencia concreta que acreditara que esas asambleas ocurrieron.

Por ello la Auditoria concluyó que existe un quebranto a erario público que asciende a los 15 millones 658 mil pesos. La denuncia penal se interpuso en contra de los funcionarios de la Sedesol que resulten probables responsables.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Uber: el informe que saca a la luz miles de agresiones sexuales en Estados Unidos

Uber presentó su primer informe sobre casos de violencia sexual en su servicio en Estados Unidos. El documento revela que hubo un promedio de 8 casos por día registrados entre 2017 y 2018.
7 de diciembre, 2019
Comparte

El primer informe de Uber sobre reportes de agresión sexual en su servicio sacó a la luz que unas 6.000 personas denunciaron ser víctimas de agresiones sexuales en sus viajes durante 2017 y 2018 en Estados Unidos.

Los miles de casos -un promedio de 8 por día- se dieron en 2.300 millones de servicios que contabilizó la compañía en ese periodo, lo cual significa que 99,9% de los viajes no tuvieron ese problema.

Sin embargo, la cifra se da a conocer en momentos en que Uber está bajo un creciente escrutinio por problemas de seguridad, incluidos otros sucedidos en alguno de los 70 países en los que opera.

El número de casos en EE.UU. aumentó en 2018, con 3.045 reportes ante 2.936 del año previo, pero la tasa de incidentes disminuyó en un 16%, ya que el número de viajes fue mayor, indicó la compañía.

El año pasado se completaron unos 1.300 millones de viajes en EE.UU., frente a los cerca de 1.000 millones en 2017.

Contrario a la presunción general, los pasajeros fueron señalados como los agresores de carácter sexual en casi la mitad de los reportes.

Una mujer aborda un auto del servicio Uber

Reuters
Uber dice que genera 45 viajes por segundo en Estados Unidos.

Uber dijo que el informe fue la primera revisión integral de seguridad de su negocio de transporte.

“Publicar voluntariamente un informe que discute estos difíciles problemas de seguridad no es fácil”, señaló Tony West, director legal de Uber en un comunicado.

“La mayoría de las compañías no hablan sobre temas como la violencia sexual porque hacerlo conlleva el riesgo de atraer titulares negativos y críticas públicas. Pero creemos que es hora de un nuevo enfoque”, añadió.

Con 45 viajes por segundo en EE.UU., West considera que Uber no es “inmune a los desafíos de seguridad más graves de la sociedad, incluida la agresión sexual”.

El informe puso en perspectiva los reportes de la policía de Nueva York, la cual recibió 1.125 quejas de delitos sexuales en el sistema de transporte durante 2017 y 2018.

Uber bajo la lupa

La firma nacida en California le dijo a la BBC que actualmente no hay planes concretos para publicar informes de seguridad de otros países.

Pero fuera de Estados Unidos, la seguridad de pasajeros y conductores también ha estado en la agenda pública.

Un celular con la app de Uber en Londres

Getty Images
Las autoridades en Londres cancelaron la licencia de Uber por sus problemas de inseguridad, pero continúa operando mientras se apela la decisión.

Incidentes de discriminación e inseguridad han llevado a la compañía a perder su licencia para operar en Londres, una decisión que está siendo apelada en tribunales.

En México, la semana pasada el caso de una joven que se vio obligada a bajar de un Uber por temor a una posible agresión de un conductor atrajo la atención nacional sobre este servicio.

Además, en octubre, Uber y su competidor Lyft se negaron a comparecer ante un comité del Congreso de EE.UU. en una audiencia relacionada con la industria de transporte.

Peter DeFazio, el presidente del Comité de Infraestructura y Transporte, dijo entonces que era “una señal reveladora de que preferirían sufrir un ataque público antes que responder preguntas en el registro sobre sus operaciones”.

Lyft dijo el jueves que está comprometido a publicar su propio informe de seguridad y a compartir información sobre conductores con denuncias, pero no indicó una fecha de publicación estimada.

Un auto con logos de Uber y Lyft

Reuters
Muchos conductores en EE.UU. ofrecen el servicio en Uber y Lyft por igual.

Por su parte, la directora del Centro Nacional de Recursos contra la Violencia Sexual de EE.UU., Karen Baker, acogió con beneplácito el informe de Uber.

Dijo que “brinda la oportunidad de arrojar luz sobre cómo este intercambio de información anima nuestro trabajo para un futuro más seguro”.


Un gesto significativo

Análisis de Dave Lee, corresponsal de Tecnología de la BBC, Estados Unidos

Este es un documento enormemente significativo que por primera vez detalla en qué medida la economía colaborativa (llamada economía gig) pone a las personas en peligro.

Uber lo describió como un proyecto complejo que tardó dos años en realizarse, con gran parte de ese tiempo dedicado a auditar los datos para garantizar la precisión.

Cabe señalar que, sabiendo que desencadenaría titulares sombríos, la empresa optó por divulgar estos datos voluntariamente.

La firma se ha comprometido a publicar el informe cada dos años.

Ahora que Uber ha demostrado que puede producir estos datos en una forma digerible, debe seguir haciéndolo a intervalos regulares y, gradualmente, para todos sus mercados en todo el mundo.

Esa no es una tarea fácil, pero la empresa puede lograrlo.

La publicación periódica del informe traería atención y urgencia: ¿está mejorando o empeorando el historial de seguridad de Uber? ¿Por qué podría ser así? ¿Son ciertas regiones más seguras que otras? ¿Qué podemos aprender de eso?

La atención también debe dirigirse a las otras empresas de economía gig que existen.

Lyft, que enfrenta una demanda por agresión sexual presentada esta semana, no tiene excusas ahora que su mayor rival ha actuado.


Una protesta contra Uber en Buenos Aires

EPA
En América Latina, Uber también enfrenta la oposición de taxistas tradicionales.

¿Qué herramientas hay y cuáles habrá?

Tras la publicación del informe, Uber prometió trabajar en “nuevos enfoques que elevarán el listón de la seguridad”, por lo que dice que ha implementado algunas medidas:

  • Triplicado el equipo de seguridad desde 2017, con 300 empleados dedicados a esto en EE.UU.
  • Un botón de emergencia para reportar incidentes directamente a las autoridades.
  • Verificaciones de antecedentes de conductores.
  • Seguimiento de movimientos inusuales para detectar paradas prolongadas o posibles choques.

Y también dijo que trabaja en:

  • Una función (en algunos países) para que pasajeros o conductores puedan grabar audio durante su viaje como medida de seguridad.
  • Compartir con sus competidores los nombres de los conductores expulsados por incidentes graves.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.